El mensajero
El mensajero
Absorto en mis pensamientos
cautivó mi atención
en el papel el cartero,
cuando me disponía
a escribir un cuento.
Se encaramó a mi pluma
y me decía: abuelo,
olvida tus quehaceres
y escribe a tu nieto Óscar
un poema lindo y bello.
Pero si está muy lejos,
en Rue de la Montat.
Tú escribe el poema,
que yo lo llevaré a tiempo.
La vida es carrusel loco
con caballitos que suben
y caballitos que bajan
y personas cambiando
de rostro en cada momento.
Mas nunca olvides, nieto,
que eres tú quien das vueltas
y vas a su encuentro.
Feliz cumpleaños, Óscar.
Besos y abrazos.
César
Murcia, 19 de abril de 2011
Descargar

Diapositiva 1