Triquinosis
CIE-9 124; CIE-10 B75
Descripción
• Enfermedad causada por un verme intestinal redondo cuyas
larvas (triquinas) emigran a los músculos y quedan
encapsuladas en ellos. La enfermedad clínica en el hombre es
muy variable y puede fluctuar desde una infección asintomática
hasta una enfermedad grave, según el número de larvas
ingeridas.
Agente infeccioso
• Trichinella spiralis, un nematodo intestinal.
•
• Se han aceptado designaciones taxonómicas
por separado para las especies encontradas
en el Ártico (T. nativa), en el Paleártico (T.
britovi, presente en mamíferos carnívoros y, a
veces, en jabalíes y cerdos domésticos de
Europa y Asia), en África (T. nelsoni) y en
varias zonas del mundo (T. pseudospiralis).
Distribución
• Mundial, pero la incidencia es variable y depende en
parte de las prácticas relacionadas con la ingestión y
preparación de la carne de cerdo o de animales
salvajes, y de la medida en que se reconoce y
notifica la enfermedad. Los casos suelen ser
esporádicos y los brotes localizados, a menudo
debidos al consumo de embutidos y de otros
productos elaborados con carne de cerdo o de
mamíferos árticos. En Francia e Italia se han
notificado algunos brotes por el consumo de carne
de caballo infectada.
Reservorio
Cerdos, ratas, perros, gatos, zorros, lobos, oso,
mamíferos marinos del ártico, hienas, chacales
leones y leopardos en los trópicos
Modo de transmisión
• Por ingestión de carne cruda o mal cocida de
animales, que contienen larvas enquistadas viables,
en especial el cerdo y productos porcinos. En el
epitelio de la mucosa del intestino delgado las larvas
se transforman en vermes adultos. La hembra
grávida expulsa larvas que penetran en los vasos
linfáticos o las venillas y se diseminan por la
corriente sanguínea hacia todo el cuerpo.
Posteriormente las larvas se encapsulan en los
músculos estriados.
Periodo de incubación
• Los síntomas sistémicos suelen aparecer de 8 a 15
días después de la ingestión de la carne infectada;
esto varía desde 5 hasta 45 días, según el número
de parásitos infectantes.
• Los síntomas del tubo digestivo pueden presentarse
en el término de pocos días.
Periodo de
transmisibilidad
• No hay transmisión directa de persona a persona.
Los huéspedes animales son infectantes durante
meses, y su carne se mantiene infectante por
periodos considerables, salvo que se cocine, se
congele o se irradie para destruir las larvas
Susceptibilidad
• Todos los animales, incluido el hombre,
susceptibles de contraer la infección
son hospederos definitivos e
intermediarios a la vez
Resistencia
• La resistencia de la triquina enquistada en los
músculos es indiscutible, pues puede permanecer
viva durante varios años. Resiste largo tiempo a la
putrefacción.
•
• Una ebullición durante media hora por kilogramo de
carne, mata solamente, a las larvas de las fibras
superficiales, y se ha llegado a la conclusión de que
este método noes eficaz para las masas musculares
de grueso espesor.
Métodos de control
• Medidas preventivas
• Educación de la población insistiendo sobre
la necesidad de cocer toda la carne fresca y
sus derivados, también la de los animales
salvajes, a una temperatura y tiempo
suficiente para que todas las partes de la
pieza lleguen a 71º C.
• Estas medidas deben de practicarse siempre
que no se haya demostrado que los
productos cárnicos se encuentran libres de
triquina (inspección por servicios veterinarios)
o que hayan sido preparados por calor,
salado o congelación adecuada
• Es conveniente no mezclar la alimentación
de los animales fundamentalmente cerdos,
con restos de carne cruda que pudieran estar
infectada por triquina y mantener los establos
libre de ratas.
Control de pacientes
• El tiabendazol puede ser eficaz en la fase
intestinal; en la fase muscular se usa
mebendazol.
• Se recomienda que aquellas personas que
hayan ingerido carne infectada hagan
tratamiento con tiabenzadol
• por vía oral con dosis de 25 mg/Kg/día
durante 1 semana.
Control de contactos
• En esta enfermedad solo podemos hablar de
personas expuestas que han ingerido el alimento y o
bien no han desarrollado todavía síntomas y se
encuentran dentro del período de incubación de la
enfermedad, o han ingerido poca cantidad de larvas
con baja infectividad y presentan síntomas leves o
que únicamente desarrollan eosinofilia. Por ello es
necesario investigar a las posibles personas
relacionadas con el consumo de alimentos y
descartar la enfermedad.
Control del medio
• Una vez identificado el alimento responsable
del caso o del brote se identificarán los
lugares de su distribución y se procederá a
su inmovilización, una vez recogidas
muestras para análisis. Confirmado por
laboratorio dicho alimento se procederá a su
destrucción.
• 1.
Notificación a la autoridad local de salud: en la mayoría de
los países se exige la notificación obligatoria de los casos.
• 2.
Aislamiento: ninguno.
• 3.
Desinfección concurrente: ninguna.
• 4.
Cuarentena: ninguna.
• 5.
Inmunización de contactos: ninguna.
• 6.
Investigación de los contactos y de la fuente de infección:
debe investigarse a otros miembros de la familia y personas
que hayan ingerido carne sospechosa de ser fuente de la
infección. Hay que confiscar todo el sobrante del alimento
sospechoso.
• 7.
Tratamiento específico: el mebendazol es eficaz en las
fases intestinal y muscular. Los corticoesteroides están
indicados solo en los casos graves, para aliviar síntomas de la
reacción inflamatoria en casos de afección del sistema nervioso
central o del corazón, pero retrasan la eliminación de los
vermes adultos del intestino.
Medidas en caso de
epidemia
• Realizar estudios epidemiológicos para
reconocer los alimentos compartidos que
intervinieron en la infección. Confiscar los
sobrantes de los alimentos sospechosos y
corregir las prácticas deficientes. Hay que
eliminar las piaras de cerdos infectados.
Trichinella spiralis
morfología
• adultos
– macho
• 1mm por 60 micras de
ancho, extremo anterior
delgado, extremo
posterior papilas
– hembra
• 2 mms por 150 micras
de grosor, vulva en cara
ventral.
• larvas:
– 100 micras * 6 micras
– libres : circulando
– enquistadas en la
musculatura : cápsula
epíptica 200 * 250
micras, larva enroscada
de 1 mm de longitud en
un quiste puede haber
más de una larva
Ciclo biológico
• ingestión de carnes con larvas infectadas
• las larvas se liberan en el intestino crecen llegando
a adultos machos y hembras
• se produce la fecundación de las hembras
• las hembras fecundadas se introducen en la
submucosa intestinal
• desde la submucosas las hembras ponen sus
larvas directamente en vasos sanguíneos
• se produce una parasitemia, y las larvas circulantes
ingresan a músculos de gran irrigación
• se localizan intracelularmente y se enquistan
Patogenia
• fase intestinal:
– traumatismo de la pared intestinal
– fenómenos inflamatorios
• fase muscular
–
–
–
–
infiltrados celulares, hiperplasia histiocitaria
hipertrofia de fibras musculares
necrosis tisular
fenómenos autoinmunes
• fibrosis de fibras miocárdicas
• reacciones de hipersensibilidad : edemas, etc.
Clínica
• fase intestinal de invasión
– náusea, vómitos, cefalea, dolor abdominal,
diarrea.
• fase de estado o invasión muscular
– Fiebre, apatía, somnolencia
– edema palpebral y facial, conjuntivitis
– espasmos musculares, mialgias intensas
– eosinofilia elevada
– miocarditis y meningitis (poca frecuencia)
• fase de convalescencia
– debilidad muscular que va en disminución
Diagnóstico
• exámenes generales
– hemograma : eosinofilia relativa superior a
20% y absoluta de 1.500/mm o más que puede
aparecer tardíamente (incluso 1 mes)
– Perfil Bioquímico : CPK (creatinfosfoquinasa
muscular) aumentada
• inmunológicos : ELISA IgG (positiva tardíamente)
• parasitológico
– coproparasitológico de concentración
identificación de adultos (no se usa de rutina)
– biopsias musculares : biceps, triceps, glúteos,
gemelos (baja sensibilidad )
Descargar

Triquinosis