JCA-Junio 2007
MYKONOS.- Debe su fama a la belleza de su capital, de sus
casitas blancas de pasajes estrechos y entrañables, así como a
sus numerosas playas de gran calidad.
Se trata de una isla muy visitada, con una vida
nocturna muy acentuada y loca.
Su capital,
Mykonos ,
destaca por la
belleza y magia de
sus callejuelas
estrechas y
laberínticas, casas
pintorescas
encaladas, las
flores que adornan
sus balcones, sus
arcos y multicolores
flores.
Mykonos
tiene tan
solo 80 kms
cuadrados,
esto no le
impide ser
una de las
islas que
mayor
cantidad de
turistas
atrae.
Según la
mitología,
Mykonos se
originó cuando
Hércules luchó
con los gigantes,
los mató y sus
cuerpos
petrificados
formaron las
rocas de la isla.
Su nombre
procede de un
héroe que se
llamó Mykonos,
hijo de Apolo.
Minúscula, blanca,
soleada, llena de
diminutas iglesias
aisladas y
perfumadas por el
intenso olor a
tomillo, sus
callecitas
adoquinadas
acentúan el azul
turquesa del mar
Egeo.
No hay otra isla con
aires más
cosmopolitas que
Mykonos.
Ubicada en el Mar
Egeo, es un paraíso
vacacional.
Las ventajas de
Mykonos son
evidentes: más de
3000 horas del sol al
año, agua cristalina,
playas doradas y su
típica arquitectura de
casitas pintadas de
blanco y azul, con los
clásicos molinos de
viento como fondo.
Los
Mykonios,
desde la
antigüedad,
debieron ser
navegantes y
agricultores
que vivían
dispersos en
la isla como
así lo es hoy
también.
El pueblo
tiene un
pequeño
museo
arqueológico,
otro folklórico
y el museo
naval.
En el barrio antiguo
podemos encontrar
muchas iglesias
antiguas como Santa
Elena, Santa Monica,
Santa Maria Pirgiani,
San Demetrio y
Panagia Paraportiani,
que, según la
tradición, es la más
importante de las
400 iglesias y
ermitas dispersas en
toda la pequeña isla.
Sobre una gran plaza mirador, se encuentran los famosos
molinos de viento, que junto al Pelícano Petros son los
símbolos de esta isla.
En la parte baja se encuentra la llamada pequeña Venecia de
Mykonos. Es la zona más pintoresca del pueblo, con sus casas
construidas asomadas sobre el mar, con preciosos balcones de
madera.
Estas casas se han convertido en los más curiosos bares
de copas de la isla.
SANTORINI.- Es absolutamente diferente a todas las
islas Cycladas o a cualquier isla del Egeo. Su
configuración geológica le da esa belleza salvaje y única.
La isla tomó su forma actual al hundirse la caldera del enorme volcán.
Su capital es el pueblo de Thira y su principal puerto el de Acinios.
OIA; es un pueblo que conserva toda su tradición y autenticidad de
ambiente tranquilo y sosegado, con las casas más bellas de intensos
colores sobre la blanca cal, cúpulas, palacios y casas señoriales.
Thira, la capital, es quizás el pueblo más bello y singular del Egeo.
Se encuentra construida y asomada sobre el extremo de un
precipicio que mira sobre el hueco dejado por el volcán. Este hueco
se conoce como Caldera, ahora ocupado por el mar.
La belleza de Thira se debe al contraste de la roca oscura del lugar
con las blancas casitas de una arquitectura única, de casas pequeñas
y como salidas de un cuento.
Destacan sus catedrales, tanto la católica
como la ortodoxa y su museo arqueológico.
Tiene un pequeño puerto debajo que esta comunicado con Thira
con un funicular o con cientos de peldaños, si se desea subir a pie
o a lomos de los numerosos burros que realizar esta costosa labor
diariamente.
Junio 2007-JCA
Descargar

Mikonos & Santorini