LATENCIA DE HUÍDA DE LA PERDIZ ROJA (Alectoris rufa)
1
J.A. ;
1;
1;
1;
PÉREZ,
DÍEZ, C.
BARTOLOMÉ, D.
ALONSO, M.E.
NISTAL, J.J.
1
GAUDIOSO, V.
1Dpto. Producción Animal II, Facultad de Veterinaria de León. 24071. España.
2 Servicio Territorial de Medio Ambiente de León (Junta de Castilla y León)
E.mail: [email protected]
2;
X CONGRESO NACIONAL Y VII IBEROAMERICANO DE ETOLOGÍA (AGUADULCE, ALMERIA)
INTRODUCCIÓN.
La disminución que los censos de perdices rojas salvajes han sufrido durante las
últimas décadas ha motivado la aparición de granjas cinegéticas destinadas a obtener
gran número de estos animales que posteriormente son liberados en cotos y entornos
cinegéticos para repoblaciones y cacerías.
El ambiente en el que viven las perdices de granja presenta pocas similitudes con las
situaciones que deben afrontar los congéneres en estado salvaje y los resultados de
supervivencia en campo de estos animales resultan, en líneas generales, frustrantes.
En conjunto, la predación se muestra como el principal condicionante del éxito de las
repoblaciones (LERANOZ, 1989; CASTRO, 1996; GORTÁZAR, 1997; PÉREZ 1999),
achacado no solo a la presión de predación que sufre la especie, sino también al
deficiente comportamiento antipredatorio exhibido por las perdices de granja
(DOWELL, 1992).).
RESULTADOS.
Es destacable que el tiempo de reacción fue muy superior en las perdices de granja
respecto a las salvajes, con unas medias de cerca de medio minuto y apenas un segundo,
respectivamente, situándose las perdices salvajes nacidas en cautividad en parámetros
intermedios (Gráfico 1).
Pero las diferencias entre lotes son más claras si agrupamos los tiempos de reacción
mostrados por los individuos en intervalos de 10 segundos (Gráfico 2). Vemos así como el
100% las salvajes (S) emprenden la huída en menos de 10 segundos, así como un 83.33%
de las nacidas por incubación natural en cautividad, el 61.11% de las nacidas en
incubadora y tan solo el 38.89% de las procedentes de granja cinegética. De igual modo,
resalta el hecho de que a cuatro perdices de granja hubo que obligarlas a emprender la
huída tras sobrepasar el tiempo límite dado de 120 segundos, por 2 SiA y tan solo 1 del
lote SiN.
OBJETIVOS.
Pretendemos en este protocolo establecer el etograma básico de respuesta de huída de
la perdiz roja, de modo que se puedan evaluar las posibles modificaciones inferidas
sobre el mismo por los sistemas de cría llevados a cabo en las explotaciones cinegéticas,
empezando por el tiempo de reacción de los animales utilizados (latencia de huída).
MATERIAL Y MÉTODOS.
Se han utilizado cuatro lotes de 18 perdices de 9 meses de edad cada uno, con otros
tantos orígenes perfectamente diferenciados: procedentes de granja cinegética
comercial (G), salvajes nacidas en incubadora (SIA), salvajes nacidas en cautividad tras
incubación natural (SIN) y salvajes capturadas en el campo el mismo día de la suelta,
como testigo (S).
Desde los 3 meses de vida y hasta el momento de su liberación, los animales
procedentes de los tres primeros lotes se mantuvieron en voladeros al aire libre de 25 m
de longitud y 8 m de anchura para que sus posibilidades de preparación para el vuelo
fueran las mismas
Para evaluar el comportamiento de huída todos los animales fueron liberados desde
un cajón de suelta directa, formado por una base de madera cubierta con una tela
metálica enrejillada en forma de triángulo de modo que permitía a los animales ver el
entorno. En estos cajones se mantenían los animales 5 minutos antes de permitir su
salida, con la finalidad de homogeneizar el estado de las perdices y su estrés. Si el
tiempo que tardaban en huir era superior a dos minutos se forzaba a que salieran
adelantándose el manipulador hasta que el animal salía del cajón.
Todos los ensayos fueron grabados con cámara de video y procesados posteriormente
con ayuda de un cronómetro, contabilizando desde el momento en que se abría el jaulón
hasta que emprendían la huida
0,44
S
14,24
SIN
20,75
SIA
39,55
G
0
5
10
15
20
25
30
35
40
Gráfico 1: Latencia de huída media para los cuatro lotes (segundos).
18
17
16
15
14
13
12
11
10
9
8
7
6
5
4
3
2
1
0
S
InN
InA
G
0-10
11-20
21-30
31-40
41-50
51-60
61-70
71-80
81-90
91-100 101-110 111-120
Gráfico 2: Latencias de huída recogidas para todos los individuos en estudio.
DICUSIÓN.
CSEMERLY y col. (1983) ya citan que las perdices rojas que experimentan un contacto
visual temprano con el hombre, presentan una distancia de huida menor que las que no
han sufrido esta experiencia en sus primeras horas de vida. Esta conclusión concuerdan
con los primeros resultados obtenidos en nuestros ensayos, extrapolándolo al tiempo de
reacción, dado que, en nuestro caso, la distancia de huída, distancia existente entre la
cámara y el cajón de suelta, era constante.
Además, las diferencias existentes entre los cuatro lotes de animales parecen indicarnos
que el factor que más influiría sobre el comportamiento de huída de las perdices es el
método de cría, ya que a medida que se intensifica el mismo aumenta el tiempo de
reacción que presentan los individuos, lo cual resulta, sin duda, un factor negativo si la
finalidad de los mismos es su liberación y pervivencia en campo con el objeto de repoblar
o reforzar poblacionalmente una zona concreta de nuestra geografía (PÉREZ, 2004).
Foto 1: Cajón de suelta.
BIBLIOGRAFÍA.
Foto 2: Voladeros de mantenimiento.
CSERMELY, D; MAINARDI, D; SPANÒ, S. (1983). Escape reaction of captive young
red-legged partridges (Alectoris rufa) reared with or without visual contact with man.
Applied Animal Ethology 11: 177-182.
PÉREZ, J.A.; ALONSO, M.E.; GAUDIOSO, V.R.; OLMEDO, J.A.; DÍEZ, C.;
BARTOLOMÉ, D. (2002). Use of radiotracking techniques to study a summer
repopulation with Red-Legged Partridge (Alectoris rufa) chicks. Poultry Science 83: 882888.
Descargar

Diapositiva 1