La duración del embarazo es de aprox. 40 semanas. Un
Embarazo es de término cumplida la semana 37 hasta
la 41, calculadas a partir de la fecha de última
menstruación, que deberá ser segura y confiable, o sea
esperada por la paciente en su fecha acostumbrada y
con sangrado habitual.
También se puede calcular a partir de una ecografía
precoz, o sea realizada antes de las 20 semanas de
gestación. Si el parto se produce antes de la semana
37 es considerado de pre término.
En general llegada la semana 41 se inducirá
el trabajo de parto o se coordinara una
cesárea (según corresponda) o en caso de
mantenerse una conducta expectante
siempre se harán rigurosos controles de
salud fetal*.
La fecha probable de parto es una fecha
ficticia calculada también a partir de una
Ecografía precoz, alrededor de la cual se
producirá el nacimiento.
Los primeros días del embarazo es una
experiencia distinta en cada mujer y también
puede ser distinta para la misma mujer en
distintos embarazos. Por ejemplo, algunas
mujeres pueden darse cuenta muy pronto de
que están embarazadas cuando empiezan a
sentir los síntomas típicos del embarazo,
mientras que otras mujeres pueden no darse
cuenta de que están embarazadas hasta que han
pasado unas cuantas semanas.
OBSERVACIÒNES
Otro de los aspectos a vigilar durante el
embarazo es el sangrado vaginal, que es más
habitual los primeros meses y los últimos días
del embarazo. Aunque lo más probable es que
no se trate de nada malo y que el bebé se
encuentre en perfecto estado, siempre es
importante consultar con el ginecólogo ante
cualquier señal que indique que algo no va
bien en el embarazo.
CAMBIOS PRINCIPALES DE LA MUJER
Los principales cambios físicos de la gestante
se presenta en sus senos ,en el aparato
reproductor, en la piel, en el sistema
circulatorio, en los riñones y en el sistema
hormonal
Con todos estos cambios es necesario estar
atentos a los síntomas que pueden indicar
Posibles complicaciones en el embarazo,
como:
Perdidas sanguinolentas por la vagina
-Hinchazón de los dedos o la cara
-Dolores de cabeza fuerte y muy constantes
-Visión borrosa
-Dolores abdominales
-Escalofríos o fiebre
-Dolores al orinar
-Perdidas de fluido por la vagina
-Vómitos persistentes
-
EL SEXO DURANTE EL
EMBARAZO, AYUDA EN EL PARTO
Es importante para la madre durante la gestación del hijo, la
participación activa del compañero en las visitas medicas, los
cuidados especiales que necesitan, la comprensión, ternura y
apoyo que el pueda ofrecer.
Durante la época de la gestación
muchas parejas experimentan cambios
en el comportamiento sexual, algunas
sentirán aumentada la necesidad de
compartir más frecuentemente la
intimidad con su pareja, esta situación
es normal y pueden disfrutar
plenamente de esos momentos sin
preocupaciones.
La actividad física la hace sentir mejor y le ayuda a
conservar su salud y la del bebe.
El mejor ejercicio es caminar ya que participa todo
el cuerpo manteniéndolo saludable y activo
El desarrollo normal y sano
del bebe, depende de la buena
alimentación de la madre,
No hay que comer por dos,
Se requiere que sea normal
pero mejorando la
Calidad nutritiva en los
alimentos.
Como las carnes, frijoles, arvejas,
lentejas y huevos.
Queso, yogurt, kumis y derivados.
Arroz, pan, papas, plátanos, yuca y
cereales.
Mantequilla, frituras y en pocas
cantidades.
Consumir más de 6 vasos al día, es la mejor bebida fresca y natural
para la salud.
Frutas y verduras, son indispensables para el buen desarrollo del feto,
como zanahorias, espinacas, fresas, mango, sandia….
Constituye la culminación feliz del embarazo y el inicio de otras
etapas muy importantes, tanto para la madre como para el bebe.
Presenta síntomas como el desprendimiento del tapón mucoso,
la iniciación de las contracciones uterinas y la ruptura de
membranas, que le permiten a la madre saber que ha llegado el
momento del nacimiento de su hijo.
El parto es un proceso natural que sólo requiere un poco de
atención al niño en el momento de nacer y una ayuda a la madre
después.
Con un simple vistazo a este tema, estarás en condiciones de
reconocer los síntomas de parto inminente, de forma que puedas
actuar frente a esta situación, prestando los primeros cuidados
necesarios al niño y a la madre.
PLACENTA:
Es un órgano discoidea que pesa entre 500 y 600
gramos, y es el órgano intermedio que sirve para que
la sangre del feto se purifique y a través de ella
reciba alimentos y oxígeno de la madre.
CORDÓN UMBILICAL:
Liga la parte anterior del abdomen fetal con la
placenta insertándose en ésta; dentro de él se
encuentran dos venas y una arteria que son las vías
por las que la sangre del feto se purifica y por las
que recibe las sustancias nutritivas.
BOLSA DE AGUA:
Está constituida por las membranas fetales, estructuras
que forman una bolsa cerrada dentro de la que se
encuentran el feto y el líquido amniótico, sirviendo
este último para amortiguar los golpes.
El parto consta de tres periodos.
 1.Dilatación
 2.Expulsión
 3.Alumbramiento
DILATACIÓN:
El cuello del útero se dilata progresivamente, para
permitir la salida del feto (de 2 a 9 cm.).
Puede durar varias horas.
Contracciones uterinas (dolores) espaciadas (20 - 10
minutos).
Expulsión del tapón muco-sanguinolento, que cierra
el cuello uterino durante el embarazo ("marcar").
Rotura de la "bolsa de las aguas", generalmente al
final de éste período.
EXPULSIÓN
Contracciones uterinas dolorosas cada 2 ó 3
minutos. (Deseos de empujar).
Lavarse las manos cuidadosamente.
Colocar a la madre tumbada sobre su espalda,
con las piernas separadas y flexionadas sobre
los muslos.
Salida de la cabeza: Protección del periné
materno: Si el cordón umbilical está alrededor
del cuello del niño quitarlo.
Es la salida de la placenta (aproximadamente media
hora después de la salida del niño).
NO tirar del cordón umbilical para provocar su salida.
Conservarla para su inspección por el médico.
Limpiar la vulva materna.
Colocar un apósito en la vulva materna, entrecruzar las
piernas y elevarlas ligeramente (posición de FRITZ).
Si al comenzar el parto, lo primero que asoma por la
vulva NO es la cabeza, trasladar urgentemente a un
centro sanitario.
Después del embarazo y
del parto sabrás que todo valió
la pena y hasta es posible que
eches de menos esos nueve meses
en los que notaste tantos
cambios, malestares en tu cuerpo
y un sinfín de emociones, pero en
los que también sentiste como la
vida de tu hijo crecía en tu
interior. Por ello, disfruta esta
etapa tan especial en tu vida.
Descargar

Diapositiva 1