LECTIO DIVINA PARA NIÑOS
Programa de capacitación de
Lectio Divina para Niños
promovido por
“Fundación Ramón Pané Inc.”
www.fundacionpane.org
Presidente Honorario: Cardenal Oscar Rodríguez Madariaga.
Presidente: Hno. Ricardo Grzona.
Adaptación de Lectio Divina Dominical para niños: Eduardo Pineda.
La mayoría de las caricaturas que aparecen en está presentación son propiedad de la Fundación
Ramón Pané Inc., por lo que nos reservamos el derecho de uso.
Hola Misioneritos
Lectio Divina
Segundo Domingo de Pascua
Ciclo A
La paz esté con ustedes…!!!
Prepárate para iniciar:
Materiales:
•Hoja de trabajo No. 8 para cada niño
•Lápices de colores, crayones o plumones.
•Hacer el cartel en grande para que se pueda colocar en la parroquia,
en donde hablen sobre la importancia de la paz.
Nota: Recuerda preguntar a los niños, sobre su semana recién pasada
de manera que si alguno necesita que en comunidad oren por él, lo
sepas y aproveches el momento de la Oración, de igual manera para
saber si el método de orar el Evangelio de esta manera les está siendo
de utilidad.
INSTRUCCIONES DE LA HOJA DE TRABAJO EN ROJO
INVOCACIÓN AL
ESPIRITU SANTO
Jesús Maestro, tu eres Camino, la
Verdad y la Vida. Te damos gracias
por el don de la Sagrada Escritura.
Envíanos tu Espíritu para que nos
ayude y enseñe a leer La Biblia y a
rezar con ella. Queremos aprender
y hacer todo lo que tu predicaste.
Junto a María prometemos
recordar tu Palabra, conservarla en
nuestra mente y meditarla en
nuestro corazón como ella lo hizo.
Amén.
Amén.
Estamos aún participando de la alegría de la Pascua, con Cristo
Resucitado. Y en el Evangelio, Juan nos muestra el desarrollo de
ese día domingo de Pascua, ahora ya en la tarde, Jesús se aparece
a sus discípulos estando todas las puertas cerradas.
TEXTO BIBLICO: Juan 20, 19-31
20,19 Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los
discípulos con las puertas bien cerradas, por miedo a los judíos. Llegó
Jesús, se colocó en medio y les dice: —La paz esté con ustedes.
20,20: Después de decir esto, les mostró las manos y el costado. Los
discípulos se alegraron al ver al Señor.
20,21: Jesús repitió: —La paz esté con ustedes. Como el Padre me envió,
así yo los envío a ustedes.
20,22: Al decirles esto, sopló sobre ellos y añadió:
—Reciban el Espíritu Santo. 20,23: A quienes les perdonen los pecados
les quedarán perdonados; a quienes se los retengan les quedarán
retenidos.
20,24: Tomás, llamado Mellizo, uno de los Doce, no estaba
con ellos cuando vino Jesús.
20,25: Los otros discípulos le decían: —Hemos visto al Señor.
Él replicó: —Si no veo en sus manos la marca de los clavos, si no meto
el dedo en el lugar de los clavos, y la mano por su costado, no creeré.
20,26: A los ocho días estaban de nuevo los discípulos reunidos en la
casa y Tomás con ellos. Se presentó Jesús a pesar de estar las puertas
cerradas, se colocó en medio y les dijo: —La paz esté con ustedes.
20,27: Después dice a Tomás: —Mira mis manos y toca mis heridas;
extiende tu mano y palpa mi costado, en adelante no seas incrédulo, sino
hombre de fe.
20,28: Le contestó Tomás: —Señor mío y Dios mío.
20,29: Le dice Jesús: —Porque me has visto, has creído; felices los que
crean sin haber visto.
20,30: Otras muchas señales hizo Jesús en presencia de sus discípulos,
que no están relatadas en este libro. 20,31: Éstas quedan escritas para
que crean que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que creyendo
tengan vida por medio de él.
Palabra de Dios.
LECTURA
¿Que dice el texto...?
Escucha de nuevo el evangelio, tu asesor
o catequista lo leerá pausadamente,
pero tú, pon atención.
TEXTO BIBLICO: Juan 20, 19-31
20,19 Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los
discípulos con las puertas bien cerradas, por miedo a los judíos. Llegó
Jesús, se colocó en medio y les dice: —La paz esté con ustedes.
20,20: Después de decir esto, les mostró las manos y el costado. Los
discípulos se alegraron al ver al Señor.
20,21: Jesús repitió: —La paz esté con ustedes. Como el Padre me envió,
así yo los envío a ustedes.
20,22: Al decirles esto, sopló sobre ellos y añadió:
—Reciban el Espíritu Santo. 20,23: A quienes les perdonen los pecados
les quedarán perdonados; a quienes se los retengan les quedarán
retenidos.
20,24: Tomás, llamado Mellizo, uno de los Doce, no estaba
con ellos cuando vino Jesús.
20,25: Los otros discípulos le decían: —Hemos visto al Señor.
Él replicó: —Si no veo en sus manos la marca de los clavos, si no meto
el dedo en el lugar de los clavos, y la mano por su costado, no creeré.
20,26: A los ocho días estaban de nuevo los discípulos reunidos en la
casa y Tomás con ellos. Se presentó Jesús a pesar de estar las puertas
cerradas, se colocó en medio y les dijo: —La paz esté con ustedes.
20,27: Después dice a Tomás: —Mira mis manos y toca mis heridas;
extiende tu mano y palpa mi costado, en adelante no seas incrédulo, sino
hombre de fe.
20,28: Le contestó Tomás: —Señor mío y Dios mío.
20,29: Le dice Jesús: —Porque me has visto, has creído; felices los que
crean sin haber visto.
20,30: Otras muchas señales hizo Jesús en presencia de sus discípulos,
que no están relatadas en este libro. 20,31: Éstas quedan escritas para
que crean que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que creyendo
tengan vida por medio de él.
Palabra de Dios.
LECTURA
Jesús a quien el Padre ha resucitado por la fuerza del Espíritu Santo, va en búsqueda
de su Iglesia, reunida en el Cenáculo.
Su primer saludo es otorgar la Paz Es la paz que nace de la alegría después de la
tristeza, es cuando vemos enterrar a la semilla que muere y luego brota la planta,
crece y da frutos. La paz es un proceso. La paz del resucitado es una paz activa, una
paz que lleva a una acción inmediata, primero por la alegría y luego por la necesidad
de comunicar la alegría recibida.
Reconstruimos el texto:
¿Cómo comienza este texto? ¿Qué día de la semana en qué momento
del día es?
¿Quiénes estaban reunidos? ¿Quién se apareció en medio de ellos?
¿Qué les dijo y qué les mostró?
¿Cuál gesto hizo para decirles que recibieran el Espíritu Santo?
¿Cuál de los discípulos no estaba presente? ¿Qué les dijo cuando le
contaron?
¿Qué pasó a la semana siguiente? ¿Qué dijo el discípulo cuando
reconoció a Jesús?
¿Qué dijo Jesús al terminar?, ¿Porqué Juan dejó escritas todas estas
cosas?
Dibuja en tu cuaderno misionero, una escena la que más te haya
llamado la atención de las parábolas contadas por Jesús, recuerda
anotar la cita bíblica.
MEDITACIÓN
¿Qué me dice a mí el texto? Responde las preguntas
en tu cuaderno misionero y coméntalas con tu familia.
ORACIÓN
Gracias Señor por tu Palabra Salvadora.
Gracias por venir a nuestra vida, a
quedarte con nosotros.
Nuestra Historia sin Ti, está vacía. Quédate
con nosotros.
Necesitamos tu Paz, haznos conscientes
de la paz que nos ofreces.
Que seamos siempre portadores de tu Paz
Señor.
Que el Espíritu Santo haga de nosotros su
morada, y que reflejemos sus dones al
mundo.
Te pido perdón por todas las veces que
soy con Tomás, si no veo no creo…
Dame, Señor, la gracia de escuchar tus
Palabras: Felices los que creen sin ver.
Que entienda que sólo creyendo en Ti
tendré vida y encontraré lo que busca mi
corazón.
Amén
Amén
¿Qué le digo yo al Señor? Junto a tu grupo
o familia, esriban una oración personal y
a cada petición o agradecimiento,
respondan: Gracias Dios por tu gran
misericordia.
.
CONTEMPLACIÓN
Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces
este versículo final de este Evangelio para que vaya entrando a
nuestra vida, a nuestro corazón.
Felices los que crean sin haber visto.
Y de esta forma nos ponemos en contemplación solicitando al Señor
la posibilidad de ser humildes.
Anótalo en tu cuaderno misionero y pide a tu profesora te permita
explicar esta frase en el salón de clases.
ACCIÓN
ORACIÓN FINAL
Querido amigo Jesús… Gracias por dejarnos
en tu corazón, ese corazón lleno de amor
para nuestras vidas, gracias por darnos
cada vez más una nueva vida, gracias por
darnos tu corazón y tu amistad.
Contigo al Padre Alabamos, Reverencia te
rendimos
y con el Espiritu Santo te esperamos por los
siglos de los siglos. AMÉN.
Oremos juntos un Padre Nuestro y un Ave María…
Recuerda que la Palabra de Dios, debe reinar en tu corazón.
Hasta el otro domingo querido amiguito…..
DIOS TE BENDIGA
El próximo domingo viviremos otra
aventura con la Lectio Divina.
Descargar

Misioneritos