Ganando Vidas para el
Reino
María Reyes Cruz
16/05/2012
GANANDO VIDAS PARA
EL REINO
Todos nosotros tenemos un llamado
(obligación) de ganar vidas para el Reino de
Dios. Porqué así lo demanda El en su
palabra. Cuál es la gran comisión? Mateo
28:18-20 “ Por tanto, Id y haced discípulos
a todas las naciones, bautizándolos en el
nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu
Santo, enseñándoles que guarden todas las
cosas que os he mandado; y he aquí yo
estoy con vosotros todos los días, hasta el
fin del mundo”
Qué debemos hacer para traer vidas a los
pies de Cristo?
A. ORE POR AQUELLOS QUE
USTED DESEA GANAR
• La intercesión es el camino que lleva
a ganar almas. Ninguna iglesia puede
prosperar sin esta obra. La ley de la
vida demanda reproducción.
•
•
Jesús intercedió y estuvo de parto por
mí. "Por cuanto derramó su vida
hasta la muerte, y fue contado con
los pecadores, habiendo él llevado
el pecado de muchos, y orado por
los transgresores" (Isaías 53:12).
Usted comienza a preocuparse espiritualmente por
un hombre, cuando empieza a orar por él.
"Siempre en todas mis oraciones rogando con
gozo por todos vosotros" (Filipenses 1:4).
"Siempre orando por vosotros" (Colosenses 1:3).
Qué debemos hacer para traer vidas a los
pies de Cristo?
B. HAGA CONTACTO CON
AQUELLOS QUE QUIERE GANAR
Buscando llevar esa vida a salvación. Con Cristo
vino el énfasis de buscar a los perdidos. "Porque
el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo
que se habían perdido" (Lucas 19:10).
Cualquiera que realmente conoce a Jesús, en
realidad buscará que otros también le conozcan.
La búsqueda de satisfacción en el alma de un
hombre, es completada en el conocimiento vivo
de Jesucristo. El evangelismo personal es
compartir ese descubrimiento. "Venid en pos de
mí, y os haré pescadores de hombres" (Mateo
4:19).
Qué debemos hacer para traer vidas a los
pies de Cristo?
C. DISCIPULAR Y ENVIAR
Colosenses 1:28-29
•
•
“A quien anunciamos, amonestando a todo
hombre, y enseñando a todo hombre en toda
sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo
Jesús a todo hombre; para lo cual también
trabajo, luchando según la potencia de él, la
cual actúa poderosamente en mi.”
Dios nos proporciona la ocasión de ganar y
discipular vidas para Él. Una vez ganada esa vida,
su desarrollo implica un rendimiento total al
Espíritu de Dios, para ello el Señor requiere que
cada persona se deje moldear. El nuevo creyente
recibe un cuidado permanente hasta que el carácter
de Cristo sea plenamente formado en él, de manera
que su vida cumpla con el propósito de Dios:
DAR FRUTO QUE PERDURE. Tenemos que
engendrar por medio del evangelio.
Mostrarles Cuatro Oportunidades al
Aceptar a Cristo
1- Oportunidad de un Encuentro con Dios
•
•
(Jeremías 29:13) “Y me buscaréis, y me hallaréis, porque me buscaréis de todo
vuestro corazón”
Sin importar cuán distanciado de Dios estén, debemos ayudarle a hacer un alto en el
camino y a comprender la magnitud de su equivocación, volviendo su rostro a Dios,
dirigiéndolo a un verdadero encuentro con Dios.
2-Oportunidad de Reconciliación
•
•
•
(Lucas 15:18-19) “ Me levantaré e iré a mi padre y le diré: Padre, he pecado contra
el cielo y contra ti. Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus
jornaleros”
Aquí vemos claramente cuando el hijo prodigo reconoce su baja condición y decide no
arriesgarse y tomar la oportunidad de reconocer que ha pecado, para reconciliarse con
Dios y con su padre, pero esa reconciliación tiene que ser genuina. Y es ahí cuando Dios
extiende su mano y nos ofrece su misericordia.
(1 Juan 1:9) “ Si confesamos nuestros pecado El es fiel y justo para perdonar
nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.”
3- Oportunidad de Restauración
•
•
•
(Romanos 5:8) “Mas Dios muestra su amor para con nosotros en que siendo aun
pecadores, Cristo murió por nosotros”
Todos nuestros pecados merecían un castigo, mas Dios aceptó que Su Hijo Jesucristo
tomara nuestro lugar y pagara por ellos. Ese fue el medio establecido por Dios para
reconciliarnos consigo. El propósito de Dios con el Hombre está encerrado en el término
redención.
Esto nos ayuda a entender que éramos esclavos porque satanás tenía el control de
nuestras vidas. Pero Cristo en la Cruz nos dio plena libertad, de esta manera fuimos
redimidos del pecado.
4- Oportunidad de Provisión
•
(Juan 1:12) “Más todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio la
potestad de ser hechos hijos de Dios.”
✦ Dios ha decidido ponernos el mejor vestido, colocarnos el mejor calzado y
entregarnos el anillo representativo de la autoridad que ahora gozamos como hijos
suyos. Nos ha hecho partícipes de las riquezas en gloria que posee su Unigénito,
Jesús. Esto que El hizo por nosotros es necesario que nosotros lo hagamos por
aquellas vidas que nos rodean.
En todo esto debemos tener claro, que el amor de Dios es la clave para que estas
vidas permanezcan en sus caminos. El amor de Dios supera todo entendimiento,
pues Dios nos ama no por lo que queremos aparentar ser o por lo que hemos
logrado en el pasado, sino que su amor se basa en el propósito por el cual fuimos
creados. El amor de Dios nos fue revelado a través de Su Hijo Jesucristo.

•
•
•
•
Juan 3:16
“ Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo Unigénito, para
que todo aquel que en El cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”
Juan 17:11-12
11 Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre
Santo, a los que me haz dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como
nosotros.
12 Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que
me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para
que la escritura se cumpliese”.
Todo líder debe tener
Responsabilidad - cumplir con lo asignado.
Espíritu de Servicio - debe servir no por solo querer agradar a los
hombres sino con corazón sincero temiendo a Dios. “Siervos obedeced en
todo a vuestros amos en la tierra, no para ser vistos, como los que quieren
agradar a los hombres, sino con sinceridad de corazón temiendo al
Señor” 23 ““ Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor
y no para los hombres, 23 “ (Colosenses 3:22-23).
Mayordomía
- debemos aprender a ser buenos mayordomos del
tiempo, los dones y las finanzas.
Diligencia -
“Se diligente en conocer el estado de tus ovejas, y mira
con cuidado por tus rebaños.( Prov. 27:23) tienes que ser organizado para
cumplir con las metas, no permitiendo que el tiempo se te escape de la
manos.
Todo líder debe tener
Profunda Compasión -
“Que tengo gran tristeza y continuo dolor en
mi corazón” (Romanos 9:2), el Apóstol Pablo recibió profunda compasión
por los que Dios le había traído.
Guerra Espiritual -
“ Ninguno puede entrar en la casa de un hombre
fuerte y saquear sus bienes, si antes no lo ata, y entonces podrá saquear su
casa” ( Marcos 3:27) Si anhelamos crecer ministerialmente.
Un líder que no tiene vida, tampoco podrá darla, quien no experimenta
prosperidad, no puede enseñarla, quien vive en fracaso, no puede
enseñar sobre éxito, quien vive en derrota, no puede instruir como ser
un cristiano victorioso. Debemos evaluar nuestra vida, pues lo que
compartamos con aquellos que estamos trabajando, será impartido en
su vida.
Un líder que no tiene vida, tampoco podrá darla, quien no experimenta
prosperidad, no puede enseñarla, quien vive en fracaso, no puede
enseñar sobre éxito, quien vive en derrota, no puede instruir como ser
un cristiano victorioso. Debemos evaluar nuestra vida, pues lo que
compartamos con aquellos que estamos trabajando, será impartido en
su vida.
Pero para llegar a esto debemos comprender que lo hacemos, por la
compasión que Jesús ha puesto en nuestros corazones no por lo que
nosotros hacemos o no hacemos, ahí es cuando tenemos que dejar de ser
nosotros (ser mansos y humildes) y dejar que el amor de Dios sea el
que fluya para que estos nuevos creyentes vean a Dios mismo. De la
misma manera como un día nosotros tuvimos la oportunidad de
aceptar a Jesús como nuestro Señor y Salvador nosotros debemos
ayudar a otros a que puedan llegar a ese encuentro personal con Dios y
que esa relación sea para siempre.
Si usted tiene el llamado de comunicar la Palabra de Dios, se encuentra
frente a un importante reto, aunque constituye un alto privilegio,
también resulta ser una de las más Grandes Responsabilidades que
tienen ante las personas y sobre todo delante de Dios, ya que un día
tendrás que darle cuentas a Dios por cada uno de los mensajes que
manifestó, así como por su real motivación. Lo que significa que
tenemos que tener mucho cuidado de ver para quien trabajamos
realmente, preguntarnos verdaderamente lo hago para Dios o es para
satisfacer mi propio orgullo ( posición, reconocimiento, vanagloria,
exaltación, por emoción)?
No podemos dejar de ser guerreros para Dios, un guerrero es aquel que
avanza y conquista lo que Jesús ya ganó por nosotros en la Cruz del
Calvario.
•
http://www.youtube.com/watch?v=oHSIi87kfEE
Descargar

Ganando vidas para el reino