ENTRAR
Bachillerato
INTRODUCCIÓN
TAREA
PROCESO
EVALUACIÓN
CONCLUSIONES
CRÉDITOS
INTRODUCCIÓN
Quizás durante este curso, o en ciclos anteriores, te habrás dado
cuenta que al tratar de investigar la historia antigua, los arqueólogos y los
historiadores acostumbran a centrarse en los romanos y griegos, y en
como estas civilizaciones han influido en nuestra cultura actual.
Pero cuando los griegos y romanos llegaron a la península ibérica no
se encontraron una tierra sin gente. Durante miles de años el Hombre
habita nuestras tierras. Y eso es precisamente lo que encuentran en toda
la franja sur y este de la Península griegos y romanos, hombres y mujeres
con unos modos de vida, una sociedad o unas creencias que podemos
englobar en lo que se conoce como CULTURA IBÉRICA.
Son muchos y muy distintos los pueblos que los historiadores llaman
íberos, pero todos tienen unas características comunes que permiten
contenerlos en un único fenómeno cultural.
Esta Webquest se propone, en la medida que sea posible, recuperar la
memoria de esos pueblos iberos, acercándonos al momento de su
formación, a sus diferentes etapas de desarrollo y cómo paulatinamente
son absorbidos por el continuo influjo de Roma.
SEGUIR >>
Estimad@ amig@, tienes ante ti la gran responsabilidad de organizar
un viaje para todos tus compañeros de clase a la Iberia de los siglos VI al
I a. C., lo que se conoce como como Segunda Edad del Hierro.
Para ello te vamos a ayudar con esta investigación guiada a través de
los apartados que figuran al final de cada una de las páginas.
En la parte inferior de cada una de ellas encontrarás un menú
secuencial que te irá llevando a los distintos apartados de esta actividad.
Debes seguirlos en el mismo orden en el que aparecen, aunque en
cualquier momento puedes ir a otros apartados de la WebQuest.
"Tarea" explica qué es lo que hacer concretamente. En "Proceso" tenéis
orientaciones, paso a paso, de cómo debéis ir organizándoos y cuáles
son los temas que habréis de investigar. En este apartado, además,
contaréis con una serie de recursos que os ayudarán en vuestro trabajo.
En "Evaluación" se os explica cuáles son los aspectos de los que se os
evaluará y finalmente en "Conclusiones" tenemos una reflexión final
acerca de esta WebQuest.
Si nos queréis ayudar a recuperar la memoria de los íberos,
empecemos la investigación desde el apartado TAREA.
TAREA
PROCESO
EVALUACIÓN
CONCLUSIONES
TAREA
Formáis parte de un proyecto de investigación científico que intenta conseguir todos los detalles sobre la
cultura ibérica para poder reconstruirla con el mayor detalle posible.
Nos hace falta dar respuesta a una serie de preguntas sobre la cultura ibérica y por ello hace falta que
trabajéis en grupos de dos o tres personas (vuestro/a profesor/a os lo indicará).
Podréis presentar vuestro trabajo realizando uno varios
posters o murales con texto y fotografías, mediante un
documento de Word o con la ayuda de Powerpoint, realizando
una presentación con diapositivas.
En el apartado PROCESO encontraréis un esquema con las
cuestiones que deberéis abordar en vuestra investigación.
Dentro de este apartado encontraréis un enlace a los recursos
que podéis utilizar, referentes a los distintos contenidos a abordar
y a una serie de galerías de imágenes para que podáis ilustrar
vuestro trabajo.
TAREA
PROCESO
EVALUACIÓN
CONCLUSIONES
PROCESO
Los íberos constituyeron una sociedad compleja, y por lo tanto hay
muchísimas manifestaciones de su cultura que pueden ser estudiadas
con mayor o menor intensidad.
Vuestro objetivo no es el de realizar una investigación pormenorizada de
las características los que definen, sino realizar una primera
aproximación a distintos aspectos del mundo ibérico.
Tratad de realizar un breve compendio sobre el origen de esta cultura, la
sociedad, la economía, el urbanismo, las creencias, el arte, etcétera.
Debéis procurar ser concisos y rigurosos con la información, para ello
tenéis la documentación necesaria en el apartado RECURSOS.
Podéis utilizar como guión el ESQUEMA que os proponemos en el enlace
de más abajo. Como podréis comprobar muchos de los temas están
relacionados entre sí. De vuestra pericia como investigadores dependerá
la claridad en el resultado final.
ESQUEMA
TAREA
PROCESO
RECURSOS
EVALUACIÓN
CONCLUSIONES
RECURSOS
TAREA
PROCESO
EVALUACIÓN
CONCLUSIONES
RECURSOS
ORIGEN Y EVOLUCIÓN
LENGUA Y ESCRITURA
MÁS INFORMACIÓN
Recursos en la Web
PUEBLOS
NECRÓPOLIS
SOCIEDAD
SANTUARIOS Y TEMPLOS
ECONOMÍA
ARTE
URBANISMO
IMÁGENES
ESQUEMA
TAREA
PROCESO
EVALUACIÓN
CONCLUSIONES
ORIGEN Y EVOLUCIÓN
El origen de la Cultura Ibérica es consecuencia de la evolución del substrato indígena por influjo de los pueblos
colonizadores, fenicios y griegos. Esta cultura encierra un mosaico de pueblos que nunca constituyeron una
unidad organizada ni política ni socialmente, aunque presentan rasgos comunes, que permiten agruparlos bajo
ese nombre.
Veamos las diferentes etapas evolutivas de esta cultura:
Cultura Ibérica Plena o 1ª Época Ibérica
Etapa de formación. Período orientalizante
La llegada de los fenicios a costas andaluzas produjo
un enriquecimiento cultural de las poblaciones indígenas
del Bronce Final y Tartésica, dando lugar al llamado
“período orientalizante” que se extendió desde el sur
hacia el sureste y el levante.
A ésta influencia se une la presencia griega, que desde
las costas de Cataluña va penetrando hacia el interior y
dejando su huella. Tras la crisis de Tartessos (en torno al
siglo VI a.C.), surgen nuevas etnias o culturas, lo que
agrupamos como los pueblos ibéricos, relacionadas
entre sí pero con rasgos particulares en cada zona.
Es la fase de mayor esplendor de la cultura Ibérica (desde final del siglos V al siglo
III a.C., aunque con difícil delimitación cronológica). El s. V a.C., es el de las
aristocracias, la conocida como época de los príncipes; sin embargo en su momento
final e inicios del IV a.C., por causas aún desconocidas, posiblemente relacionadas
con revueltas sociopolíticas internas, quizá acompañadas de reacciones contra la
aristocracia, se produce una ruptura, cuya evidencia arqueológica más elocuente es la
destrucción de monumentos escultóricos (sobre todo funerarios) en el Sureste,
Levante y Alta Andalucía.
Ahora es el momento de esplendor de las grandes ciudades, ligadas al incremento
demográfico.
Se generaliza el comercio, con importación de cerámicas áticas de barniz negro en el
Sureste, y creciente influencia de la cerámica gris ampuritana en Andalucía el sureste
peninsular y Levante. Los miembros de la élite son enterrados con ricos ajuares en los
que se incluyen sus armas y elementos de prestigio.
El final de este período está marcado por una crisis en el mundo ibérico. Se
abandonan o destruyen poblados y desaparecen las importaciones de cerámicas
griegas.
Fase tardía
Se produce desde finales del siglo III al siglo I a.C., coincidiendo con el proceso de romanización (Roma
llega a la Península por sus problemas con los cartagineses, siendo el territorio hispano el marco geográfico
de la Segunda Guerra Púnica). Se produce un nuevo auge de la cultura ibérica, ahora influida por
cartagineses y romanos, hay incremento del comercio exterior y de las relaciones interregionales y un
desarrollo socioeconómico que se manifiesta particularmente en las cerámicas de estilos de Liria, ElcheArchena, etc.,; hay una nueva plástica, se producen las primeras acuñaciones de monedas indígenas y la
extensión del alfabeto ibérico-levantino.
VOLVER A
RECURSOS
PUEBLOS
Las primeras noticias de estos pueblos se remontan al siglo VI a.C. Autores
de los siglos II y I a.C. describen el territorio y sus habitantes, que en parte
se ha podido relacionar con los testimonios arqueológicos.
Los principales grupos aparecen en el siguiente cuadro:
ZONA
GRUPO
ZONA
GRUPO
Baja Andalucía
TURDETANOS
Tarragona
CESSETANOS
ORETANOS
Llobregat y
Alta Andalucía
(oriental)
el Valles
LAYETANOS
Alta Andalucía
(meridional)
BASTETANOS
Ampurdán
INDICETES
Sudeste
MASTIENOS
Rosellón
SORDONES
Sur de Levante
CONTESTANOS
Interior de
Cataluña
AUSETANOS
MAPA
Llanuras y
sierras de Valencia
EDETANOS
Cuencas del
Segre y Cinca ILERGETES
Interior de Levante
ÓLCADES
Huesca
OSCETANOS
Valle del Ebro
ILERGAVONES
Maestrazgo
SEDETANOS
VOLVER A
RECURSOS
SOCIEDAD
Existe una organización social jerarquizada, desde la monarquía a sistemas de tipo senatorial y
jefaturas militares. La sociedad estaría estructurada por:
Élites dirigentes que podrían regir una o más ciudades (oppida)
Grupos de propietarios: de carácter guerrero y sacro.
Grupos medios: mercaderes y artesanos especializados
Grupos inferiores: agricultores, ganaderos, algunos artesanos, mineros y esclavos.
La mujer debió tener cierto estatus social como se evidencia en los ajuares funerarios, algunas
fueron sacerdotisas y reforzando las alianzas políticas (Aníbal, Asdrúbal y Viriato se
desposaron con mujeres de alta posición social).
VOLVER A
RECURSOS
ECONOMÍA
Las bases económicas fueron:
Agricultura: con avances técnicos (regadío, arado y uso del hierro) que desarrollaron la agricultura.
Cultivos básicos: trigo, cebada, vid y olivo.
Ganadería: ganado vacuno en la Baja Andalucía, cerdo y ovicápridos (comida y materia prima
textil), y caballo como animal de prestigio, vinculado a la aristocracia.
Caza y pesca: actividades secundarias.
Minería: importante riqueza minera, con nuevas tecnologías. La producción fundamental fue la plata
(Huelva, Cartagena, Sierra Morena y Alto Llobregat), el hierro (Alto Llobregat), cobre (Bética) y
mercurio (Sisapo- Almadén).
VOLVER A
RECURSOS
URBANISMO
Se distinguen cuatro tipos de hábitat:
Oppidum: en lugares altos y con fuertes defensas. Son de extensión diversa, desde grandes ciudades,
como Cástulo (Linares,Jaén) y Obulco (Porcuna, Jaén), de más de 40 Has., hasta asentamientos
pequeños de 6 Has. o menos, como Puente Tablas (Jaén), Puig de Alcoy (Alicante) o Puig Castellet
(Lloret de Mar).
Poblados en llano: están poco definidos (al estar en tierras de labor están poco estudiados). Un
ejemplo es Alcudia de Elche (Alicante).
Atalaya: Tienen un gran valor estratégico, pues se trata de asentamientos con fortificaciones y torre de
vigilancia, en lugares altos y de difícil acceso. Aparecen a partir del siglo III a.C., como el Puntal dels
Llops de Olocau (Valencia).
Asentamientos
rurales:
de
pequeño
tamaño,
en
llano
o
ladera
y
sin
defensas
Estos poblados normalmente están protegidos por murallas, que son de gran espesor, reforzadas con
bastiones y torres; tienen planta cuadrada, trapezoidal, circular o poligonal. Destacan los paramentos de
muros ciclópeos (Ullastret y Sagunto) y los poligonales de sillares encajados (Olerdola). A veces entre la
muralla y las viviendas existía una calle(Azaila).
VOLVER A
RECURSOS
Las
viviendas solían ser rectangulares con muros de tapial o adobe y zócalos de piedra; a veces la pared
se reforzaba con postes de madera que sujetaban una techumbre construida de paja, ramajes y barro.
El pavimento era de tierra apisonada, cal, adobe o losas de piedra. Suelen ser de una planta, aunque
algunas tienen dos (Puig de La Nao, Castellón). El número de habitaciones es variable, normalmente
dos: vestíbulo y vivienda.
LENGUA Y ESCRITURA
La escritura ibérica constituye uno de los principales testimonios del desarrollo cultural con
personalidad propia de los iberos. Se conocen tres tipos de escrituras paleohispánicas: la escritura
del suroeste, la meridional y la ibérica levantina.. La escritura ibérico-levantina es la mejor
conocida, y fue descifrada en los años 20 del siglo XX por Manuel Gómez Moreno. Sin embargo,
hasta la fecha, no ha sido posible su traducción, por lo que no es posible entender lo que dicen los
textos. Es una escritura de tipo mixto, silábica y alfabética, que posiblemente procede de una
escritura más antigua de origen fenicio o chipriota.
La lengua ibérica, con independencia de la existencia de variantes locales, se utilizó en un amplio
territorio desde el río Herault en el Languedoc hasta Andalucia, y es posible que se utilizara como
lengua vehicular comercial. No pertenece a ninguna de las familias lingüísticas conocidas, lo que
limita cualquier intento de traducción. Se han producido algunos intentos basados en la lengua
vasca, e incluso en el griego, así como todo tipo de interpretaciones muy imaginativas pero poco
fundamentadas. Seguiremos esperando a que la aplicación de nuevas técnicas de estudio o la
aparición de algún texto bilingüe, permita una traducción e interpretación de los textos, que tanto
aportaría al conocimiento del la cultura ibérica.
VOLVER A
RECURSOS
NECRÓPOLIS
Tipos de necrópolis
Las
Cremaciones
Las necrópolis reflejan un fuerte sentimiento
religioso, así como el estado social del
difunto. El ritual usual fue la cremación (el
cadáver no se reduce totalmente a
cenizas, sino que conserva parcialmente
los huesos), a excepción de inhumaciones
infantiles.
La cremación se hace en la tierra o en hoyos.
Como caso aislado está el horno o
ustrinum de Pozo Moro (Chinchilla,
Albacete).
Existieron dos tipos de cremaciones:
Primarias: el cadáver se quema en su tumba y,
tras las ceremonias rituales, la pira se
cierra con tierra y se cierra.
Secundarias: tras la cremación se recogen los
restos para enterrarlos en otro lugar. Son
los más frecuentes, existiendo una
hoguera común (fuera de la necrópolis),
que servía como “horno crematorio” para
varios enterramientos sucesivos.
necrópolis se ubicaban en terrenos
adecuados para ellas, cerca de los
poblados. Las sepulturas son de varios
tipos:
Hoyos (loculi), abiertos en el suelo y de forma
oval, con o sin urna funeraria y los
elementos del ajuar en su interior o
alrededores, con una ordenación ritual.
Tumbas de cámara subterránea: Son tumbas de
origen fenicio que se encuentran con
frecuencia
en
Andalucía.
Están
construidas en una fosa o talladas en la
roca. Unas eran individuales, como la de
la Dama de Baza; otras colectivas con
dependencias, como la de Toya (Jaén) o
las de Galera (Granada). Estas últimas
son conjuntos de plantas complejas y
posiblemente
con
representaciones
pictóricas (que no se conservan).
Asociadas a las cámaras están las cajas
cinerarias
decoradas
con
motivos
geométricos, astrales, figuras humanas y
animales, tanto en relieve como en
pintura. Son frecuentes las cráteras
griegas pintadas, utilizadas como urnas
cinerarias.
Ceremonias
Entre las diversas ceremonias funerarias son probables los banquetes con vino, sacrificios de animales y
juegos funerarios en honor del difunto.
En la necrópolis del Cigarralejo (Mula, Murcia) hay dos ritos: uno destructivo (final del siglo V-III a.C.), en el
que se rompía el ajuar y a veces se echaba en el quemadero, y otro más conservador (desde el siglo III
a la romanización), donde los objetos se introducirán intactos en la tumba. influenciada
Lo anterior demuestra que estos rituales y ceremonias funerarias debían ser complejas e institucionalizadas
por costumbres o por el linaje del difunto.
VOLVER A
RECURSOS
SANTUARIOS Y TEMPLOS
La religión de los íberos puede integrarse, según M. Blázquez, en un tipo muy antiguo
de cultos naturalistas en torno a la fecundidad y la vida. R. Lucas Pellicer atribuye
un dios masculino con funciones celestes, fecundadoras y guerreras.
Existen numerosos santuarios (identificados por los exvotos) ubicados en
emplazamientos naturales relacionados con el agua (tanto cuevas, como abrigos,
como espacios abiertos), como el Collado de los Jardines y Castellar de
Santisteban (Jaén), santuario de La Luz (Murcia), El Cigarralejo (Murcia), Serreta de
Alcoy (Alicante) y Cerro de los Santos (Albacete).
Se han localizado algunos restos identificados como templos, con características
orientales, en lugares altos, al aire libre y con planta rectangular o tripartita.
Destacan los templos de Ullastret (Gerona), los dos de Campello (Alicante), el de
Tornbous (Lérida) y el palacio-santuario de Cancho Roano (Badajoz).
VOLVER A
RECURSOS
ARTE
El arte ibérico lo realiza un artesanado especializado, que está al servicio de los
poderosos y refleja el alto nivel cultural desarrollado. Presenta elementos foráneos
diversos (orientalizantes, greco-orientales, púnicos, helenísticos y romanos), pero con
personalidad propia determinada por ciertas diferencias regionales.
Su finalidad básica es religiosa, encontrándose en santuarios y necrópolis.
ESCULTURA
BRONCES Y
ARTES
MENORES
CERÁMICA
ESCULTURA
Es uno de los aspectos más sobresalientes del arte ibérico. La materia prima fue la caliza arenosa, blanda y fácil de
tallar, trabajada con cincel, gubia, puntero y taladro. El trabajo se termina con el pulido de la piedra y a veces con el
estuco y la pintura.
Se compone de piezas antropomorfas y zoomorfas en bulto redondo y relieve. No hay un canon de proporciones, pero
se observa un interés por la rigidez, la frontalidad y la minuciosidad en el detalle.
Se inicia a mediados del siglo VI a.C., durando cinco siglos. Podemos establecer las siguientes fases:
Época Arcaica
Ocupa los siglos VI-V a.C. (En esta época: organizaciones pre-políticas muy desarrolladas o monarquías arcaicas).
Temática zoomorfa, real o fantástica, más que la humana.
Las obras de esta época proceden de monumentos funerarios de la Alta Andalucía, Sureste, Meseta y Levante. En ellas
se observa la influencia del arte oriental (sobre todo fenicio), y por otra parte incidencia del ámbito foceo, donde se
incluyen la mayoría de los modelos escultóricos de esta etapa, como el conjunto pilares-estela de Porcuna, las
esfinges de Agost (Alicante) y Bogarra (Albacete), grifos de Redovan y Elche (Alicante) y la Bicha de Balazote
(Albacete).
Fase Plena (o Periodo Clásico)
Ocupa desde mediados del siglo V al III a.C. En esta época se consolida el poder aristocrático, que se manifiesta en las
grandes tumbas principescas.
En esta época hay tanto piezas relacionadas con el mundo foceo, como una gran producción indígena. Destacan dos
piezas claves: la Dama de Elche y la Dama de Baza (Granada), que sirvieron para contener las cenizas de altos
personajes. También están el torso de guerrero de La Alcudia (Elche) y la cabeza masculina de Verdolay (Murcia).
Dentro de las esculturas que reflejan el arte indígena (el propiamente ibérico) se encuentran las figuras o exvotos, con un
mayor porcentaje femenino, ricamente ataviadas, de las necrópolis del Llano de la Consolación y del santuario del
Cerro de los Santos (siglos III y II a.C.). Entre ellas destaca la Gran Dama oferente del Cerro, de estilo hierático, de
pie y frontal. Son también interesantes los pequeños exvotos de équidos del santuario del Cigarralejo (Murcia).
Dentro de estas obras, y enlazando con el último momento de la escultura ibérica, inmediata a la presencua romana,
sobresalen las figuras y relieves de Osuna (Sevilla), que representan procesiones, desfiles, combates, ..., etc.,
apreciándose en ellas dos corrientes artísticas de diferente época, una del siglo III-II a.C. y otra del siglo I a.C.
VOLVER A
ARTE
VOLVER A
RECURSOS
BRONCES Y
ARTES
MENORES
toréutica o trabajo del bronce alcanzó gran desarrollo. Fueron significativas las fíbulas, broches de
cinturón, braseros, ..., y sobre todo las pequeñas estatuillas humanas, siendo notables las halladas en
los santuarios de Castellar de Santisteban, Collado de los Jardines y Nuestra Señora de la Luz. Son
figuras masculinas y femeninas de pie, la mayoría orantes u oferentes (aunque también alguna
divinidad) y en ocasiones hay figuras masculinas que, por su carácter itifálico, se han vinculado a la
fecundidad. Existen también representaciones de miembros sueltos, así como animales y jinetes,
como el de la Bastida (Valencia) o el Guerrero de Medina de las Torres (Badajoz).
Las piezas (de 4 a 12 cm de altura) se fabrican a la cera perdida con posterior retoque, excepto los
alfileres muy finos, obtenidos por martilleado. Se trata de una manifestación indígena, aunque algunas
obras reflejan influencias de la Koine mediterránea, situándose estilísticamente desde el siglo VI a.C.
hasta la romanización.
La
Orfebrería: Cabe destacar la afición por
las joyas. En los elementos de oro se
empleó el repujado, filigrana y granulado,
destacando los tesoros de Javea (Alicante)
y las arracadas de Santiago de la Espada
(Jaén), del siglo IV a.C., con tipos de
origen griego. También sobresalen las
vajillas de plata, de finalidad ritual, como la
de Castellar de Banyolas (Tivissa,
Tarragona), del siglo II a.C., con rica
decoración de sus vasos y páteras a base
de escenas.
Metalistería: Los objetos ornamentales
y suntuarios se ejecutaron en bronce, y
en menor medida en hierro. Suelen estar
decorados con incisiones o troquelados,
y en algunas piezas, como los broches
de
cinturón,
se
aprecia
una
damasquinación en plata (que no debe
llamarse “nielado”, como a menudo se
hace de forma incorrecta)
.
Son abundantes las fíbulas, con dos tipos
característicos: las anulares hispánicas y
los tipos de La Tène I. En la
romanización se encuentran ya los tipos
de La Tène II, con apéndice caudal fijado
al puente.
Existen también jarras, braseros, pasadores,
botones, ..., etc.
VOLVER A
ARTE
VOLVER A
RECURSOS
CERÁMICA
La cerámica alcanzó gran desarrollo por la introducción del torno rápido y de hornos oxidantes. Era
esta una cerámica de pasta depurada y ricamente decorada y, junto a ella, existe también una
cerámica hecha a mano o a torno lento, de pasta grosera, denominada “cerámica de cocina”.
Las formas son variadas, derivando unas de prototipos exteriores (ánforas fenicias, cráteras y platos
griegos) y otras propiamente ibéricas, como recipientes bicónicos, toneletes, urnas de orejeras, etc.
El color predominante de las pastas es el castaño y el gris.
En la zona andaluza existe una decoración geométrica con motivos monocromos de bandas
horizontales, circunferencias, líneas onduladas, etc. Existe la policromía con temas vegetales y
animales (toros y grifos), de influencia orientalizante, de los siglos VI-V a.C.
En la zona Sureste se distinguen dos etapas:
Siglos V-finales del IV a.C.: cerámica geométrica sencilla, y cerámicas grises.
Finales del siglo IV a.C. a la romanización: mayor personalidad de la alfarería levantina, con figuras
humanas, animales y motivos florales. Dentro de esta última etapa pueden encontrarse dos estilos:
Elche-Archena (o estilo simbólico de la Contestania): motivos geométricos y vegetales mezclados con
temas figurados, de tamaño grande y que no forman conjuntos.
Oliva-Liria (o estilo narrativo de la Edetania): escenas de caza, guerras, procesiones y vida cotidiana, de
menor tamaño. Representaciones desde siluetas a tintas planas oscuras, a veces con grafitos o
letreros ibéricos difíciles de interpretar.
VOLVER A
ARTE
VOLVER A
RECURSOS
IMÁGENES
PUEBLOS
LENGUA Y ESCRITURA
SOCIEDAD
NECRÓPOLIS
URBANISMO
SANTUARIOS Y TEMPLOS
ESCULTURA
CERÁMICA
BRONCES
VOLVER A
RECURSOS
MÁS INFORMACIÓN
Recursos en la Web
Información General
Escultura
Armas
Cerámica
Recurso 1
Recurso 1
Recurso 1
Recurso 1
Recurso 2
Recurso 2
Recurso 3
Creencias
Imágenes
Recurso 1
Recurso 1
Recurso 2
Recurso 3
TAREA
PROCESO
EVALUACIÓN
CONCLUSIONES
VOLVER A
RECURSOS
EVALUACIÓN
A EVALUAR
TAREA
INSUFICIENTE
CORRECTO
EXCELENTE
Uso de
Herramientas
informáticas
Han tenido problemas
para llegar a los
recursos
Han localizado los
recursos con pequeñas
ayudas
Han localizado sin
ayuda y con facilidad
los recursos
Corrección de la
información
La mayoría de la
información utilizada es
incorrecta
Casi toda la
información es correcta
Toda la información es
correcta
Colaboración entre
compañeros
Trabajan
individualmente y no se
apoyan entre ellos
Colaboran
puntualmente
Colaboran activamente
compartiendo
información
Orden y coherencia
en el trabajo
El trabajo no sigue un
orden, los temas no
están conectados
Trabajo con orden pero
con temas no
conectados entre sí
Todos los temas siguen
un orden y una
coherencia en su
conjunto.
Presentación del
trabajo
Presentación poco
pulida, desordenada y
con faltas de ortografía
Presentación cuidada
pero con faltas de
ortografía
Presentación con
orden, limpieza,
cuidada, sin faltas de
ortografía
PROCESO
EVALUACIÓN
CONCLUSIONES
CONCLUSIONES
Es posible que antes de trabajar esta webquest, vuestro conocimiento sobre la cultura ibérica se
redujera a algunas pequeñas nociones vistas en clase o a algún tema más concreto aprendido en con
algún material divulgativo o alguna visita a un Museo.
Las páginas que habéis visitado para encontrar la información que necesitabais, os ha mostrado
diversos aspectos de la cultura ibérica, de manera que ahora deberíais conocerla un poco mejor.
Nos conformamos con que os halláis dado cuenta que, cuando se explica la historia de España, no se
puede olvidar esta cultura, como tampoco podemos olvidarnos de los celtas o los celtíberos.
Una vez terminada la webquest, no estaría de más hacer una charla entre todos los compañeros de
clase, reflexionando por el motivo que puede estar causando que no haya interés por el mundo ibérico,
y si realmente tiene poca importancia y no es necesario hacer un estudio serio sobre este pueblo.
Y si tenéis ocasión, visitad alguno de los múltiples yacimientos ibéricos que hay por toda nuestra geografía.
Seguro que aprenderéis más.
TAREA
PROCESO
EVALUACIÓN
CONCLUSIONES
CRÉDITOS
Textos: Blanca Gamo Parras y Pablo Cánovas Guillén
Edición y composición: Pablo Cánovas Guillén
Fotografías: Proyecto Escultura Ibérica UAM. Juan
Blánquez Pérez