El sistema morfoclimático periglaciar aparece en zonas donde las temperaturas
alcanzan valores por debajo de 0 °C, durante la mayor parte del año y son positivas,
pero inferiores a 10 °C, durante un período de dos a cuatro meses anuales. Por ello, el
ciclo hielo-deshielo nos producirá los relieves característicos de este tipo de sistema
morfoclimático.
Las zonas donde se producen los procesos periglaciares rodean a las que
corresponden al sistema morfoclimático glaciar. También aparece periglaciarismo en
algunas cordilleras en las que no se dan condiciones suficientes para el desarrollo de
glaciares.
Debido a las bajas temperaturas, en el suelo se puede distinguir una parte superior,
llamada mollisuelo, que se hiela y descongela en función de la temperatura, y una parte
inferior, denominada permafrost, que se mantiene helada todo el año.
El agente modelador es el efecto hielo-deshielo, que provoca la gelifracción (el
fenómeno más relevante de este sistema), los fenómenos de ladera (la reptación y la
solifluxión) y determinadas formas de relieve características. Los fenómenos de ladera
son un conjunto de mecanismos que ocurren en las laderas de las montañas como
resultado del proceso de meteorización, la gran cantidad de agua líquida que empapa el
suelo tras el deshielo y el efecto de la fuerza de la gravedad, que provocan el
movimiento de materiales a zonas más bajas, ya tanta agua disminuye el coeficiente de
rozamiento y aumenta el peso del suelo con lo que puede fluir ladera abajo.
Todo esto nos producirá una serie de características formas de relieve periglaciar:
canchales, cesped almohadillado, terracillas y suelos estriados, suelos poligonales,
cantos enmarcados…
SISTEMA MORFOCLIMÁTICO
PERIGLACIAR
• El agente modelador es
el efecto hielo-deshielo,
que provoca
gelifracción, que es
cuando el agua penetra
en las diaclasas y se
congela, rompiendo la
roca.
• La acumulación de
rocas gelifraccionadas
da lugar a canchales o
acumulaciones de
fragmentos en las
laderas de las montañas
o en su base.
La elevación por congelación
ocurre en suelos ricos en materiales
finos (arcillas) cuando se congela la
humedad que contienen. Las arcillas
son poco permeables pero retienen el
agua por lo que aumenta su volumen
cuando ésta se congela, dando los
cantos enmarcados, como los de las
fotos.
Cesped almohadillado
Suelos
poligonales
Reptación o creep: es un movimiento muy lento, en muchos casos
imperceptible, afecta a la parte más superficial de los suelos en
cualquier superficie que presente cierta pendiente. Se produce por el
efecto sumatorio de dos movimientos, uno de expansión que consiste
en la elevación perpendicular del terreno debida al hinchamiento por
hidratación-congelación, y otro movimiento de retracción que consiste
en la caída gravitatoria ladera abajo producida por la deshidratacióndescongelación.
Con el tiempo se detecta vallas, muros o árboles desplazados o
inclinados que es una manera de detectar que se ha producido la
reptación.
SOLIFLUXION
Durante el deshielo se
producen encharcamientos
en determinadas zonas,
produciendo flujos viscosos,
lentos y de escasa amplitud.
Lóbulos
de
solifluxión
Las terracillas (o
terrassettes) y los
suelos estriados
son formaciones
debidas al ciclo
hielo-deshielo que
forman escaloncillos
en las laderas.
Suelos
estriados
Descargar

Diapositiva 1