Conociendo a Dios en la
Quietud
 Salmo 46:11
10 Octubre 2010 | Rafael Pérez | [email protected]
Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; seré exaltado entre
las naciones;
enaltecido seré en la tierra. Salmo 46:11
La quietud es una disciplina
sumamente difícil
Nos es difícil pensar en nuestras
debilidades, confiar el Señorío
de Dios y aceptar su provisión.
1. Primera Parte
Cuando llegamos a
estar quietos nos vemos obligados a pensar.
En nuestras múltiples debilidades, imperfecciones y limitaciones.
Momentos de crisis
1. Un
celular descargado
2. Un día sin Internet
3. Llegar de primero a algún lugar
4. Un televisor sin telecable
5. Un culto normal
Entretenidos, Divertidos, Ocupados y Dormidos.
(Resumen de nuestro día.)
1.Entretenerse
Evitar que una cosa desagradable
ocurra deteniéndola por medio de la otra.
2.Divertirse
Apartarse o desviarse de algo desagradable.
Para evitar pensar, nos entretenemos y
para dejar de pensar nos divertimos.
Creer
es también
Pensar
(En nuestras debilidades y
en la suficiencia de Dios.)
Modos comunes
(De divertirse, entretenerse, ocuparse o dormirse.)
Dormirse viendo televisión
Conversaciones superficiales
Escuchar música alta
Trabajar hasta el cansancio
Hablar / Chatear / Jugar con el celular
Practicar deportes
Tomar pastillas para el insomnio
El malvado huye aunque nadie lo persiga; pero el justo vive
confiado como un león. Proverbios 28:1
2. Segunda Parte
Para llegar a estar quietos
necesitamos confiar.
En el poder de Dios y su
señorío sobre nosotros.
Confía en el Señor de todo
corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos
tus caminos, y él allanará tus sendas. Proverbios 3:5, 6
Job se mantuvo quieto tanto en la abundancia como en la escasez
porque confiaba en que Dios tenia el control de todas sus
circunstancias.
Jehová dio, y Jehová quitó; sea el
nombre de Jehová bendito. (Job 1:21)
(Periódico sin noticias negativas.)
(Pregunta)
¿Cómo debe un cristiano leer las
noticias?
(Jehová dio, y Jehová quitó; sea el
nombre de Jehová bendito. Job 1:21)
 Mateo 26:40—41
Tentaciones comunes
(Comúnmente llegan cuando estamos inquietos.)
Actuar con nuestras propias fuerzas
Comportarnos como los incrédulos
Desconocer la obra de Dios
3. Tercera Parte
Para llegar a estar quietos tenemos que aceptar
el hoy.
La provisión de nuestro
padre para el día a día.
Invertimos demasiado
tiempo pensando en nuestra seguridad futura
Económica
Espiritual
Física
Emocional
(…y esto nos produce mucha
inquietud en el presente.)
Vivir corriendo
de un lado al otro, intentando resolver
hoy los afanes de mañana.
Vivir quietos,
confiando en que Dios nos traerá todos
los días su fresca provisión.
(El pan nuestro de cada día,
dánoslo hoy. Lucas 11:3)
Tres (3) pasos para reconocer
a Dios en la quietud
1.Pensar (Debilidades + Limitaciones)
2.Confiar (Poder de Dios + Señorío)
3.Aceptar (Provisión Día a Día)
La mayor provisión de Dios
para nosotros es Cristo.
Ustedes viven siempre angustiados;
siempre preocupados. Vengan a mí,
y yo los haré descansar.
(Juan 11:28)
Rafael Pérez
pezmundial.com
[email protected]
(809.819.1549)
Descargar

Como hacer que grandes cosas sucedan con equipos pequeños