Nicanor Parra Sandoval
Antipoeta por creación y
nominación propia
Biografía
Obras publicadas
Antipoemas
Artefactos
Biografía
Poeta chileno que se
destaca por su
"antipoesía", en la que
usa un lenguaje más
coloquial que retórico.
Profesor de Matemáticas
y física, participa
además en la fundación
de la publicación Nueva
revista.
Más información
•
•
•
•
•
•
•
•
Vea el catálogo
completo aquí
•
•
•
•
•
Cancionero sin nombre (1937)
Poema y antipoemas (1954)
La cueca larga (1958)
Versos de salón (1962)
Canciones rusas (1967)
Obra gruesa (1969)
Artefactos (1972)
Sermones y prédicas del Cristo
de Elqui (1977)
Nuevos sermones y prédicas del
Cristo de Elqui (1979)
Chistes para desorientar a la
policía (1983)
Coplas de Navidad (1983)
Poesía política (1983)
y Hojas de Parra (1985)
Sobre la lección de la antipoesía...
•
•
•
•
•
•
•
•
1. En la antipoesía se busca la poesía, no la elocuencia.
2. Los antipoemas deben leerse en el mismo orden en que
fueron escritos.
3. Hemos de leer con el mismo gusto los poemas que los
anti-poemas.
4. La poesía pasa, la antipoesía también.
5. El poeta nos habla a todos sin hacer diferencia de nada.
6. Nuestra curiosidad nos impide muchas veces gozar
plenamente la antipoesía por tratar de entender y discutir
aquello que no se debe.
7. Si quieres aprovechar, lee de buena fe y no te complazcas
jamás en el nombre del literato.
8. Pregunta con buena voluntad y oye sin replicar la palabra
de los poetas; no te disgusten las sentencias de los viejos
pues no las profieren al acaso.
ANTIPOEMAS
EPITAFIO
De estatura mediana, con una voz ni
delgada ni gruesa, hijo mayor de un
profesor primario y de una modista de
trastienda; flaco de nacimiento aunque
devoto de la buena mesa; de mejillas
escuálidas y de más bien abundantes
orejas; con un rostro cuadrado en que
los ojos se abren apenas y una nariz de
boxeador mulato baja a la boca de ídolo
azteca -todo esto bañado por una luz
entre irónica y pérfida- ni muy listo ni
tonto de remate fui lo que fui: una
mezcla de vinagre y de aceite de comer
¡un embutido de ángel y bestia!
SUPONGAMOS QUE ES UN HOMBRE PERFECTO
supongamos que fue crucificado
supongamos incluso que se levantó de la tumba
-todo eso me tiene sin cuidadolo que yo desearía aclarar
es el enigma del cepillo de dientes
hay que hacerlo aparecer como sea.
LA MONTAÑA RUSA
Durante medio siglo la poesía fue el
paraíso del tonto solemne. Hasta que
vine yo y me instalé con mi montaña
rusa. Suban, si les parece. Claro que yo
no respondo si bajan echando sangre
por boca y narices.
EL HOMBRE IMAGINARIO
NO CREO EN LA VÍA PACÍFICA
no creo en la vía violenta
me gustaría creer
en algo -pero no creo
creer es creer en Dios
lo único que yo hago
es encogerme de hombros
perdónenme la franqueza
no creo ni en la Vía Lactea.
ANTIPOEMAS
El hombre imaginario
vive en una mansión imaginaria
rodeada de árboles imaginarios
a la orilla de un río imaginario
De los muros que son imaginarios
penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
ocurridos en mundos imaginarios
en lugares y tiempos imaginarios
Todas las tardes tardes imaginarias
sube las escaleras imaginarias
y se asoma al balcón imaginario
a mirar el paisaje imaginario
que consiste en un valle imaginario
circundado de cerros imaginarios
Sombras imaginarias
vienen por el camino imaginario
entonando canciones imaginarias
a la muerte del sol imaginario
Y en las noches de luna imaginaria
sueña con la mujer imaginaria
que le brindó su amor imaginario
vuelve a sentir ese mismo dolor
ese mismo placer imaginario
y vuelve a palpitar
el corazón del hombre imaginario.
ANTIPOEMAS
EL POETA Y LA MUERTE
A la casa del poeta, llega la muerte borracha
ábreme viejo que ando buscando una oveja
guacha.
Estoy enfermo - después.,perdóname vieja
lacha.
Ábreme viejo cabrón, ¿o vai a mohtrar
I'hilacha? por muy enfermo quehtí ,
teníh quiafilame I'hacha.
Déjame morir tranquilo te digo vieja vizcacha
Mira viejo dehgraciao, bigoteh e cucaracha
anteh de morir teníh, quechame tu güena
cacha
La puerta se abrió de golpe:
Ya - pasa vieja cufufa
ella que se le empelota
se lo enchufa
y el viejo que
ALO ALO
con el profeta Jonás
ese es un cuento de las Mil y Una Noches
a mí no me piensa haber tragado nunca
ninguna ballena
no conozco más vientre que el materno
¿permanecer tres días y tres noches
en el estómago de ese monstruo marino?
¡ni Jesuscristo se hubiera salvado!
dejense de andarla revolviendo conmigo
yo no desobedecí órdenes superiores
además yo no soy profeta de nada.
ARTEFACTOS
La propuesta parriana del «artefacto
visual» consiste en una serie de poemas
acompañados de imagen donde el eslogan
publicitario, símbolo de la cultura
consumista de Occidente, es vapuleado
desde sus mismas raíces. El origen de esta
expresión se encuentra en las clases de
«trabajos prácticos» a las que asistía los
miércoles por la tarde en el Instituto
Pedagógico de la Universidad de Chile. Es
decir, se trata, según los críticos, de la
subversión del engendro visual en una
época donde las voces de protesta descansan
bajo el apacible manto de la mansedumbre
globalizadora.
ARTEFACTOS
• «Las Bandejitas», los «Trabajos prácticos» y las «Tablitas de Isla
Negra» constituyen los tres pilares básicos de Artefactos visuales.
Estos elementos le sirven al poeta para realizar una revisión crítica
de la cultura occidental. Para ello recurre al lenguaje y a la imagen
de un objeto cargado de simbología.
BANDEJITAS
TRABAJOS PRÁCTICOS
TABLITAS
MÁS SOBRE LOS ARTEFACTOS
• Estos artefactos visuales no son sino otra variante de los
antipoemas, el género que le ha dado a Nicanor Parra el
reconocimiento universal. El antipoema es la respuesta a una
época que ya no puede recitar las alabanzas de la
naturaleza, ni celebrar al hombre, ni glorificar a la
divinidad, porque todo se le ha vuelto problemático y difuso,
comenzando por el lenguaje.
• En compensación, el antipoema trata de realizar un
acercamiento desde la teoría de la relatividad, aunque
imperfecto, que recupere por mediación de la palabra la
subjetividad perdida y que sea capaz de crear nuevas formas
de comunicación, nuevos territorios artísticos aún sin
explorar. Nicanor Parra da, en definitiva, un triple salto
mortal al vacío metafórico provocando el escape de energía
de un objeto inerte mediante explosión. La mecha que
enciende es la de las palabras que acompañan a la imagen.
Descargar

Nicanor Parra Sandoval