Los aleros de Cerro Colorado
Breve visita autoguiada
Sandra Gordillo
[email protected]
Presentación,
Como parte de la invitación recibida para participar en una propuesta de
avance sobre “Acciones para la Conservación del Patrimonio Ambiental en
Cerro Colorado”, a realizarse el próximo 2 de noviembre de 2006 a las 18
horas en la Biblioteca “Prof. Dr. Ricardo Luti” (Av. Velez Sarsfield 299, 3er
Piso), es que quiero compartir con la comunidad cordobesa interesada, mi
testimonio personal, ya que en varias oportunidades he sido testigo
presencial de algunas situaciones que ocasionan el deterioro de las
pinturas.
Lo invito a Ud., te invito a vos, a recorrer los aleros bajo un eje temático
que he llamado: Causas de deterioro de las pinturas de Cerro Colorado.
S.G.
Parada 1: erosión natural
En esta primera parada podemos observar la silueta de un
ave (quizás un cóndor?) que el paso del tiempo ha ido
borrando.
La erosión hídrica,
agravada en algunos
sectores por su
exposición a los vientos,
a lo que se suman otros
factores naturales
bióticos y abióticos, son
difíciles de detener.
Parada 2: concreciones calcáreas
En esta segunda parada se pueden observar gránulos de
carbonato de calcio producidos por acción del agua de
lluvia que provoca la disolución de la matriz consolidante
y la migración de partículas, muy difícil de detener.
Parada 3: piquetazos humanos
Sin embargo, en este recorrido, no se ha visto lo
peor: las razones culturales o antrópicas, esas
que podrían y deberían evitarse.
Por ejemplo, además
de poder apreciar otra
figura alada, se
observan claramente
los signos de
vandalismo que
afectaron el ala
izquierda del ave
pintada, y
desconocemos el
contenido pictográfico
del bloque faltante.
Parada 4: graffitis
Como si esto fuera poco, también es posible observar en
la parte superior del mismo alero unos graffitis que
llevan la firma del autor, o de su amado o de su amada.
Parada 5: borrones caprinos
Pero aún hay más! En esta parada se observan zonas
claras por debajo de las representaciones de venados.
Resulta que
estos aleros
son lugar
de descanso
de ganado,
y las cabras
raspan (se
rascan) con
su cuerpo
la parte inferior
de los aleros,
borrando
las pinturas.
Parada 6: las heces delatoras
(por si quedan dudas)
Parada 7: reflexiones no ilustradas
Creo que en alguna medida todos somos
responsables de esta situación.
Por eso invito a todos a interiorizarnos,
involucrarnos y sumarnos en la defensa y
conservación de nuestro patrimonio,
simplemente porque los yacimientos
arqueológicos enriquecen nuestro acervo
cultural, porque tenemos derecho a
disfrutarlo, y porque son parte de nuestra
identidad.
Confío que entre todos podemos hacer
algo!
Final del recorrido
…continuará
Comentarios a: [email protected]
Descargar

Diapositiva 1