Mesa Redonda 2:
Educación científica a lo largo de la vida
¿Qué formación necesita la ciudadanía para
contribuir a hacer frente a los retos
socioambientales?
Girona
10 de Septiembre de 2013
Nos
enfrentamos
a
una
situación
insostenible, de auténtica emergencia
planetaria
Marcada por un conjunto de problemas y retos
socioambientales estrechamente vinculados…
que demanda medidas interconectadas
científico-tecnológicas, políticas y educativas
Medidas que exigen a su vez una amplia
participación ciudadana en la toma de
decisiones fundamentadas
Y, por tanto, una adecuada
formación de la ciudadanía
en temas socioambientales
a lo largo de toda la vida
¿Cuál es la relevancia de la problemática
socioambiental?
Análisis científicos concordantes
caracterizan la situación del
mundo por su insostenibilidad
Unsustainable
Por acercarnos peligrosamente e
incluso superar los límites del planeta
La comunidad científica ha multiplicado los
llamamientos ante la gravedad de los problemas
(Lubchenco, 1998)
Entering the Century of the Environment:
A New Social Contract for Science (AAAS)
Future Earth is a new 10-year international research initiative that will develop the
knowledge for responding effectively to the risks and opportunities of global environmental
change and for supporting transformation towards global sustainability in the coming
decades. Future Earth will mobilize thousands of scientists while strengthening
partnerships with policy-makers and other stakeholders to provide sustainability options
and solutions in the wake of Rio+20
Y las aportaciones de distintas áreas han
sido crecientes
+E
Se ha comprendido, sin embargo, que dichas
aportaciones son insuficientes para hacer
posible la transición a la sostenibilidad
Y que es necesario desarrollar un
nuevo campo de conocimientos que
las integre: la ciencia de la
sostenibilidad
Una profunda revolución científica
necesaria para hacer frente a la
problemática sistémica y compleja
que
caracteriza
la
insostenible
situación a la que nos enfrentamos
Es necesario abordar global y localmente, y a
largo plazo, el sistema cada vez más complejo
constituido por las sociedades humanas y los
sistemas naturales con los que interaccionan y de
los que forma parte
Esa es la razón de ser de la Ciencia de
la
Sostenibilidad,
cuyo
objetivo
explícito es contribuir a la transición a
la sostenibilidad (Clark y Dickson, 2003)
Señalar el camino hacia sociedades
sostenibles (Komiyama & Takeuchi,
2006)
¿Cuál es el papel de la ciudadanía frente a los
retos socioambientales y en la transición a la
sostenibilidad?
Las características de la nueva Ciencia de la
Sostenibilidad permiten comprender que su
papel es tan determinante como el del conjunto
de las distintas áreas científicas
Interdisciplinariedad: para evitar el
olvido de factores esenciales, que
deben ser contemplados todos
conjuntamente
Transdisciplinariedad:
es
necesario
incorporar en la investigación y toma de
decisiones a personas cuyo trabajo
habitual se desarrolla fuera del ámbito
académico
Recordemos su relevante
papel en la resolución de
graves problemas
Los conocimientos y posibilidad de intervención
de la ciudadanía resultan imprescindibles para
definir y poner en práctica estrategias viables
Se
refuerzan
así
las
propuestas de alfabetización
científica de la ciudadanía
Considerada como necesidad
prioritaria para el desarrollo de
las sociedades y como un
elemento básico de la cultura
general de la ciudadanía
y todas
Y para participar en la toma de
decisiones frente a los retos
socioambientales
¿Qué formación se precisa para que la
ciudadanía contribuya eficazmente a la
transición a la Sostenibilidad?
Logros como los citados fueron el
resultado de la confluencia de
investigaciones científicas y de la
intervención de grupos ciudadanos
alfabetizados científicamente
La
participación
ciudadana
reclama una formación que
haga posible la comprensión
básica de diferentes opciones
Se precisan estudios científicos
rigurosos pero tampoco estos, por si
solos, bastan para adoptar decisiones
adecuadas
Se necesitan planteamientos holísticos, además
de los especializados, para estimar los riesgos y
las posibles consecuencias a medio y largo plazo
Ello
constituye
una
tercera
característica fundamental de la
Ciencia de la Sostenibilidad,
además de la interdisciplinariedad
y la transdisciplinariedad
Sus estrategias deben basarse en una visión
amplia, macroscópica, holística, tanto espacial
como temporalmente
Se conciben en una perspectiva
“glocal” (a la vez global y local)
Pensar y
actuar
Local y
Globalmente
y a largo plazo, esforzándose en
anticipar riesgos y obstáculos y
aprovechar tendencias positivas
Y esto es algo a lo que pueden contribuir
personas que no sean especialistas, con
perspectivas e intereses más amplios
Esta formación no puede ser el fruto exclusivo
de la educación formal, limitada en el tiempo
para la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas
y reclama el concurso de la
educación no reglada
Recordemos los reiterados llamamientos a la
educación no reglada para que contribuya a la
formación de una ciudadanía consciente de los
problemas socioambientales y preparada para
participar en la toma de decisiones
Agenda 21 (cap. 36: Promover la concienciación
ambiental) resaltaba el relevante papel de la
educación reglada y de los medios de
comunicación en la necesaria adopción de
comportamientos sostenibles (UN 1992)
1991
1997
2004
2003
2012
Numerosos
encuentros
internacionales
y
diferentes publicaciones están prestando una
atención creciente a la educación no formal para
la formación ciudadana (Fraser, Tobin, &
McRobbie, 2012)
Sin embargo, aunque, por ejemplo, en los medios
abundan
las
noticias
sobre
problemas
socioambientales, en general, no hay una
intención educativa en la forma en que se
presenta la información
Los problemas se neutralizan
La aparente “competencia” entre los problemas
es el fruto de su tratamiento inconexo, que no
muestra su estrecha vinculación como aspectos
de una misma problemática que se potencian
mutuamente
Y que deben abordarse conjuntamente
En caso contrario no se contribuye
a preparar a la ciudadanía para
participar en la toma de decisiones
fundamentadas
Y están además las campañas de desinformación,
subvencionadas por compañías petrolíferas,
mineras, etc., movidas por intereses particulares
Destinadas a sembrar dudas, a hacer creer que no
existe consenso científico acerca de la gravedad de
los problemas y que no hay razones para
preocuparse y ocuparse, para intentar cambiar las
cosas….
La problemática socioambiental no es tratada
en profundidad en los medios de comunicación
En escasas ocasiones advierten de los riesgos:
normalmente se limitan a informar a posteriori de
lo que presentan como “sucesos”, ignorando los
procesos subyacentes
Se potencia el impacto a corto plazo pero no la
comprensión
de
los
problemas
socioambientales ni los cambios de actitudes
Pero estas limitaciones no
imposibilitan
su
utilización
como instrumento valioso de
formación ciudadana, si se
diseñan estrategias adecuadas
para análisis críticos
Favoreciendo la participación de los
equipos de estudiantes en actividades de
investigación y acción ciudadana
Lo mismo se puede decir para
otros elementos de la educación
no formal (museos, botánicos,
documentales, Internet, etc.)
Numerosos estudios muestran
el interés del uso sistemático de
la prensa, documentales, visitas
a museos, exposiciones, etc.
Para
analizar y
debatir en
profundidad la problemática de la
sostenibilidad
y
adquirir
las
competencias
necesarias
para
hacer
frente
a
los
retos
socioambientales
Los resultados obtenidos con el uso reiterado
de estas estrategias muestran notables
progresos logrados por estudiantes de
secundaria y profesorado en formación
En la construcción de una visión global
de la problemática socioambiental
y
en
la
adquisición
de
comportamientos para contribuir
a la transición a la sostenibilidad
Estos resultados se acompañan de la
adquisición de hábitos durables de
uso crítico de los medios de
comunicación y otros recursos de la
educación no formal
¿Qué cabe esperar encontrar?
¿Qué llama más la atención?
¿Qué echamos de menos?
Como instrumentos de análisis y formación
permanente para la acción ciudadana
Gracias a la orientación e impulso inicial de la
enseñanza reglada, los medios de comunicación
y otros recursos de educación no reglada
pueden contribuir
al logro del Derecho Humano fundamental a
una educación espaciada a lo largo de toda la
vida (Delors, 1996) y a la construcción de un
futuro sostenible
“En el siglo XXI, la necesidad de insertar los
principios del aprendizaje a lo largo de toda la vida en
la educación y en políticas de desarrollo más amplias
asume un carácter más urgente que nunca antes.
Estos principios, si se implementan sistemáticamente,
podrán contribuir al establecimiento de sociedades
más justas y equitativas”
Posiblemente la mejor formación
que pueden adquirir las ciudadanas
y ciudadanos para hacer frente a los
problemas y retos socioambientales
Y contribuir a la transición a la
sostenibilidad
Es la derivada de su incorporación a equipos
interdisciplinares y transdisciplinares de estudio
e intervención fundamentada
Como los que promueve la nueva
Ciencia de la Sostenibilidad
O los que impulsa Naciones
Unidas con proyectos como
Beyond 2015
Para establecer, con la máxima participación
ciudadana
unos Objetivos de Desarrollo
Sostenible que den respuesta a
los
problemas
estrechamente
vinculados que convierten en
Objetivos
insostenible la actual situación de de Desarrollo
emergencia planetaria
Sostenible
Y una Agenda de Desarrollo más allá de 2015
Centrada en “erradicar la pobreza en todas
sus dimensiones y en promover un futuro
sostenible, inclusivo e igualitario para todos”
(Helen Clark, PNUD)
La educación científica ha de participar en
este proceso, apoyándose en la ciencia de la
sostenibilidad y contribuyendo a la misma y a
la acción ciudadana
Impulsando investigaciones e innovaciones que
contribuyan a la adquisición, a lo largo de toda
la vida, de las competencias necesarias de la
ciudadanía para hacer frente a los problemas
socioambientales y favorecer la transición a la
sostenibilidad
Ese es nuestro gran reto
Descargar

Congreso EdlC