Texto: P. José F. MORATIEL
Fotografías: ESCUELA DEL SILENCIO
Las flores no tienen una razón de su existir.
Son flores sin un porqué.
Nos pasamos la vida buscándole sentido.
Las flores me dicen que no hay un porqué.
Todos los porqués se desencadenan, gritan,
se rebelan, cuando estamos fuera del corazón,
en la superficie.
En mi corazón no hay porqué.
Si hay una llamada en el corazón,
no discutamos con ella.
Ver una flor, mirar una flor y decir: “es flor”,
me separa de la flor.
El silencio es verla sin mencionarla.
Y dijo Dios:
Si quieres ver mi rostro, mira una flor, ...
La flor en su semilla procura su propio
florecimiento sin preocuparse de quién
va a recibir su aroma.
El silencio
es la
libertad
del
corazón
Escuela del silencio
www.dominicos.org/manresa/silencio
Descargar

SILENCIO EN FLORES II - Dominicos