La pereza (llamada también indolencia) es
una actividad de mala gana o es una
despresiacion de la habilidad de poder
hacerlo.
Gen 2:15 Tomó, pues, Jehová Dios al
hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para
que lo labrara y lo guardase.
2Ti 2:15 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como
obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra
de verdad.
1Co 10:31 Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo
para la gloria de Dios.
Col 3:17 Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en
el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.
EFE 4:28
2Tesa 3:7-10 Porque vosotros mismos sabéis de qué manera debéis
imitarnos; pues nosotros no anduvimos desordenadamente entre
vosotros, (8) ni comimos de balde el pan de nadie, sino que
trabajamos con afán y fatiga día y noche, para no ser gravosos a
ninguno de vosotros; (9) no porque no tuviésemos derecho, sino
por daros nosotros mismos un ejemplo para que nos imitaseis. (10)
Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos
esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma.
Pro 6:6-11 Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio; (7) La cual no
teniendo capitán, Ni gobernador, ni señor, (8) Prepara en el verano su comida, Y
Recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento. (9) Perezoso, ¿hasta cuándo has de
dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? (10) Un poco de sueño, un poco de
dormitar, Y cruzar por un poco las manos para reposo; (11) Así vendrá tu necesidad
como caminante, Y tu pobreza como hombre armado.
Pro 10:5 El que recoge en el verano es hombre entendido; El que duerme en el
tiempo de la siega es hijo que avergüenza.
Pro 14:23 En toda labor hay fruto; Mas las vanas palabras de los labios empobrecen.
PROV. 15:9
Pro 19:15 La pereza hace caer en profundo sueño,
Y el alma negligente padecerá hambre.
Pro 20:4 El perezoso no ara a causa del invierno; Pedirá, pues, en la siega, y
no hallará.
Pro 20:13 No ames el sueño, para que no te empobrezcas;
Abre tus ojos, y te saciarás de pan.
Pro 24:30 Pasé junto al campo del hombre perezoso,
Y junto a la viña del hombre falto de entendimiento;
Pro 24:31 Y he aquí que por toda ella habían crecido los espinos,
Ortigas habían ya cubierto su faz,
Y su cerca de piedra estaba ya destruida.
Pro 24:32 Miré, y lo puse en mi corazón;
Lo vi, y tomé consejo.
Pro 24:33 Un poco de sueño, cabeceando otro poco,
Poniendo mano sobre mano otro poco para dormir;
Pro 24:34 Así vendrá como caminante tu necesidad,
Y tu pobreza como hombre armado.
Ec 5:12 Dulce es el sueño del trabajador, coma mucho, coma poco;
pero al rico no le deja dormir la abundancia.
1Ti 5:8 porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para
los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.
Tit 3:14 Y aprendan también los nuestros a ocuparse en
buenas obras para los casos de necesidad, para que no sean
sin fruto.
Descargar

Diapositiva 1