Las modalidades de intervención
docente requeridas en los primeros
grados de la asignatura de Español se
fundamentan en los avances de la
investigación
en
lingüística,
psicología, pedagogía y didáctica
Los niños son sujetos capaces
de construir sus conocimientos
y que requieren de ciertas
condiciones que favorezcan su
integración a la cultura escrita,
como el acceso a materiales
impresos de diversa índole,
realización de actividades de
escritura y lectura que resulten
significativas y en las se responda
a un interés concreto, entre otros.
En la propuesta psicolingüística, las
estrategias de intervención se adaptan
a las necesidades de los alumnos, y
es el docente quien elige la forma
de trabajar, en función de las
necesidades y del contexto en que ellos
se ubican.
Las estrategias de intervención tienen
como propósito común: formar
lectores y escritores que emplean
el lenguaje como medio para
comunicarse
eficientemente
a
través del uso de múltiples textos y
así permite recuperar
el papel que tiene el lenguaje en la
vida cotidiana y centrar la atención
en el proceso de aprendizaje más
que en el de enseñanza, lo que
aporta un elemento al dejar de lado
los “métodos” empleados.
Al poner en contacto a los alumnos con
diferentes textos de uso social desde el
primer grado, se busca que vayan
asimilando estrategias para obtener
significado de los textos y aprender sobre
el funcionamiento del sistema de
escritura, por lo que la intervención del
docente es fundamental porque funge
como modelo de lector y escritor.
En el proceso de alfabetización
el
docente debe guiar al alumno con
preguntas como:
• ¿Dónde dice…?
• ¿Por qué creen que dice…?
Las cuales irán dirigiendo a los niños en
dicho proceso y les permitirán centrarse
en lo que dice el texto más que en lo
pueden inferir, lo que ayudará a enfocar
su atención en las características del
sistema de escritura.
Descargar

Diapositiva 1