Leemos palabra por
palabra.
El cerebro pone las
palabras que quiere.
El cerebro lee letra por
letra y luego forma la
palabra.
Tu cerebro, ahora que tú mismo lees
estas palabras, está desarrollando una
fascinante capacidad de procesamiento
de información.
En las lenguas de escritura fonética
tendemos a creer que, de algún modo,
procesamos el contenido de información
letra a letra y luego formamos la palabra
que finalmente contiene el significado.
Sin embargo, todo aquel que escribe
frecuentemente pronto se da cuenta de
que al revisar lo escrito no se lee lo que
realmente pone sino lo que debería de
poner.
Encuentra no sólo las vocales, sino
otras letras para descifrar el
mensaje.
El o_ro y el bur_o decidier_on
cu_plir su mi_ón, de re_cat_r a
la pr_n_esa ence_rada en el
ca_ti_lo y de e_ta for_a
rec_perar su bo_qu_.
Parece como si tuviéramos la
capacidad especial de “ver” la
palabra como un “todo” en lugar
de una suma de partes, es decir,
de sus letras.
En los siguientes grupos de
letras están escondidos los
nombres de algunos países
¡Encuentra cuáles son!
El cerebro es capaz de comprender el
significado de una palabra e incluso de
percibir su carga emocional antes de
conocerla conscientemente.
ylapa
tremtooere
Ecroipsón
Signo del
zodiaco.
Lugar de
vacaciones.
Nombre para los
temblores de
tierra.
Existe en nosotros una decodificación
inconsciente del significado del lenguaje
que es previa a que la conciencia pueda
conocer las palabras, por lo que se
concluye que los procesos mentales
inconscientes alcanzan niveles muy
abstractos.
Hay una decodificación inconsciente
previa a que la conciencia pueda
otorgarles un significado, así como la
extracción de su contenido emocional.
¡QUÉ
LINDOOOOOO!
¡QUÉ ASCO!
PAZ
Cuando leemos se activa la región, es
decir la amígdala, tanto si la lectura es
consciente como si no.
Hace más de un siglo un neurólogo
francés sugirió que había una región del
cerebro que se encargaría del procesado
visual de las palabras.
Dijo que sin esta capacidad la gente no
sería capaz de leer, excepto por el
laborioso proceso de reconocer palabras
letra a la letra.
Las tres estructuras cerebrales
relacionadas con la lectura:
1. La cognitiva (hemisferio derecho y
hemisferio izquierdo del cerebro),
2. La emotiva
3. La básica o reptil
Un grupo de científicos franceses
ha logrado identificar la zona
izquierda del cerebro como
indispensable para la lectura y
demostrar la importancia del
inconsciente en la percepción de
las palabras.
Científicos
estadounidenses de
Washington D.C. explican
que las redes cerebrales
relacionadas con la
capacidad de leer se
establecen a una edad más
temprana de lo que se
creía.
Han empleado la resonancia magnética
funcional para medir la actividad
cerebral de niños de 5 a 7 años, y han
observado que las redes relacionadas
con la lectura se han formado ya a los 7
años de edad.
Los autores explican que el
hemisferio izquierdo es el
dominante en las habilidades del
lenguaje en el 95% de las
personas.
La canasta de frutas
Tamarindo
Parcha
Limón
Naranja
Quenepa
Guanábana
Al observar una palabra en papel,
el cerebro hace una captación
visual de luces y sombras. Al
mismo tiempo se crea una
representación fonológica de la
palabra que estamos leyendo (por
eso leer en voz alta es más
efectivo, porque genera imágenes
más sólidas)
y realiza una búsqueda exhaustiva
entre todos los elementos
almacenados en la memoria para
dotar a la palabra leída con un
significado.
De acuerdo con un estudio realizado
en la Universidad de Cambridge, en
Reino Unido, si una palabra, o un
conjunto de palabras, suele estar
acompañado por una serie de
estímulos no lingüísticos (un sonido,
un olor, una sensación)
cada vez que nuestro cerebro
perciba esta palabra estimulará las
áreas encargadas de procesar el
estímulo no lingüístico (o la acción
real) con el que asociamos dicha
palabra.
Cuando aprendemos a leer, nuestro
cerebro utiliza un mecanismo que
permite la lectura mediante un método
global: podemos predecir cuál es la
palabra de un vistazo, cuando sólo
hemos visto unas pocas letras, su
tamaño y su forma general.
Los niños usan ahora el método
global, donde aprenden a
reconocer las palabras enteras.
TQM
Aki en ksa abrrido.
Parq ?
Loko me tienes el
La lectura activa la mente e
incrementa la inteligencia
Un estudio sugiere que las personas que
más leen incrementan su densidad
neuronal; la lectura también hace que la
mente trabaje más rápido.
Diego Rabasa
Descargar

La lectura y el cerebro