más de 200 veces en la
Biblia.
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Un elemento de mucho valor.
Simbolizaba riqueza, en el AT era moneda de cambio (1Reyes 5:11; Ez 27:17)
Elemento importante en las ceremonias religiosas
En las ceremonias de sanidad
Era un elemento sujeto al diezmo
Se usaba como combustible.
Se usaba como alimento.
Sustituía a la mantequilla en la cocina (1Re 17:12-16)
Se usaba para la consagración de los sacerdotes (Ex 29:2)
Reconocer a un rey (1Sa 10:1)
Como medicina para sanidad (Is 1:6)
Se empleaba para ungir el cuerpo después del baño (Rt 3:3)
Para ungir enfermos (Stgi 5:14)
Simbolizaba alegría (Is 61:3)
Su ausencia indicaba pena o humillación (Jl 1:10)
Símbolo de prosperidad (Deut 33:24;job 29:6; Sal 45:7)
Ungir con aceite era símbolo de BENDICION de parte de Dios (1Sam 10:1)
Usaba para la consagración de los sacerdotes (Exo 29:7
Éxodo 29:1-37
Esto es lo que les harás para consagrarlos, para que sean mis sacerdotes Toma un becerro de la vacada, y
dos carneros sin defecto; y panes sin levadura, y tortas sin levadura amasadas con ACEITE, y hojaldres sin
levadura untadas con ACEITE; las harás de flor de harina de trigo. Y las pondrás en un canastillo, y en el
canastillo las ofrecerás, con el becerro y los dos carneros. Y llevarás a Aarón y a sus hijos a la puerta del
tabernáculo de reunión, y los lavarás con agua. Y tomarás las vestiduras, y vestirás a Aarón la túnica, el
manto del efod, el efod y el pectoral, y le ceñirás con el cinto del efod; y pondrás la mitra sobre su
cabeza, y sobre la mitra pondrás la diadema santa. Luego tomarás el ACEITE de la unción, y lo
derramarás sobre su cabeza, y le ungirás. Y harás que se acerquen sus hijos, y les vestirás las túnicas. Les
ceñirás el cinto a Aarón y a sus hijos, y les atarás las tiaras, y tendrán el sacerdocio por derecho perpetuo.
Así consagrarás a Aarón y a sus hijos. Después llevarás el becerro delante del tabernáculo de reunión, y
Aarón y sus hijos pondrán sus manos sobre la cabeza del becerro. Y matarás el becerro delante de Jehová,
a la puerta del tabernáculo de reunión. Y de la sangre del becerro tomarás y pondrás sobre los cuernos del
altar con tu dedo, y derramarás toda la demás sangre al pie del altar. Tomarás también toda la grosura que
cubre los intestinos, la grosura de sobre el hígado, los dos riñones, y la grosura que está sobre ellos, y lo
quemarás sobre el altar. Pero la carne del becerro, y su piel y su estiércol, los quemarás a fuego fuera del
campamento; es ofrenda por el pecado. Asimismo tomarás uno de los carneros, y Aarón y sus hijos
pondrán sus manos sobre la cabeza del carnero. Y matarás el carnero, y con su sangre rociarás sobre el
altar alrededor. Cortarás el carnero en pedazos, y lavarás sus intestinos y sus piernas, y las pondrás sobre
sus trozos y sobre su cabeza. Y quemarás todo el carnero sobre el altar; es holocausto de olor grato(A)
para Jehová, es ofrenda quemada a Jehová. Tomarás luego el otro carnero, y Aarón y sus hijos pondrán
sus manos sobre la cabeza del carnero. Y matarás el carnero, y tomarás de su sangre y la pondrás sobre el
lóbulo de la oreja derecha de Aarón, sobre el lóbulo de la oreja de sus hijos, sobre el dedo pulgar de las
manos derechas de ellos, y sobre el dedo pulgar de los pies derechos de ellos, y rociarás la sangre sobre
el altar alrededor. Y con la sangre que estará sobre el altar, y el ACEITE de la unción, rociarás sobre Aarón,
sobre sus vestiduras, sobre sus hijos, y sobre las vestiduras de éstos; y él será santificado, y sus
vestiduras, y sus hijos, y las vestiduras de sus hijos con él. Luego tomarás del carnero la grosura, y la cola,
y la grosura que cubre los intestinos, y la grosura del hígado, y los dos riñones, y la grosura que está sobre
ellos, y la espaldilla derecha; porque es carnero de consagración. También una torta grande de pan, y una
torta de pan de ACEITE, y una hojaldre del canastillo de los panes sin levadura presentado a Jehová, y lo
pondrás todo en las manos de Aarón, y en las manos de sus hijos; y lo mecerás como ofrenda mecida
delante de Jehová. Después lo tomarás de sus manos y lo harás arder en el altar, sobre el holocausto, por
olor grato delante de Jehová. Es ofrenda encendida a Jehová. Y tomarás el pecho del carnero de las
consagraciones, que es de Aarón, y lo mecerás por ofrenda mecida delante de Jehová; y será porción tuya.
Y apartarás[a] el pecho de la ofrenda mecida, y la espaldilla de la ofrenda elevada, lo que fue mecido y lo
que fue elevado del carnero de las consagraciones de Aarón y de sus hijos, y será para Aarón y para sus
hijos como estatuto perpetuo para los hijos de Israel, porque es ofrenda elevada; y será una ofrenda
elevada de los hijos de Israel, de sus sacrificios de paz, porción de ellos elevada en ofrenda a Jehová. Y las
vestiduras santas, que son de Aarón, serán de sus hijos después de él, para ser ungidos en ellas, y para ser
en ellas consagrados. Por siete días las vestirá el que de sus hijos tome su lugar como sacerdote, cuando
venga al tabernáculo de reunión para servir en el santuario. Y tomarás el carnero de las consagraciones, y
cocerás su carne en lugar santo. Y Aarón y sus hijos comerán la carne del carnero, y el pan que estará en el
canastillo, a la puerta del tabernáculo de reunión. Y comerán aquellas cosas con las cuales se hizo
expiación, para llenar sus manos para consagrarlos; mas el extraño no las comerá, porque son santas. Y si
sobrare hasta la mañana algo de la carne de las consagraciones y del pan, quemarás al fuego lo que
hubiere sobrado; no se comerá, porque es cosa santa. Así, pues, harás a Aarón y a sus hijos, conforme a
todo lo que yo te he mandado; por siete días los consagrarás. Cada día ofrecerás el becerro del sacrificio
por el pecado, para las expiaciones; y purificarás el altar cuando hagas expiación por él, y lo ungirás para
santificarlo. Por siete días harás expiación por el altar, y lo santificarás, y será un altar santísimo: cualquiera
cosa que tocare el altar, será santificada.
Esto harás para consagrarlos.
1- Toma un becerro
2- dos carneros sin defecto
3- panes sin levadura
4- tortas sin levadura amasadas con ACEITE
5- hojaldres sin levadura
6- Lavaras con agua a los fut. sacerdotes
7- los vestirás de forma especial
8- tomarás ACEITE lo derramarás sobre
ellos.
9- …….
• Éxo 19:5-6 Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi
pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos;
porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de
sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los
hijos de Israel.
• Isa 61:6 Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová,
ministros de nuestro Dios seréis llamados; comeréis las riquezas
de las naciones, y con su gloria seréis sublimes.
• Apo. 1:5-6 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los
muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y
nos lavó de nuestros pecados con su sangre, y nos hizo reyes y
sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los
siglos de los siglos. Amén.
¿Está alguno enfermo entre vosotros?
Llame a los ancianos de la iglesia, y
oren por él, ungiéndole con aceite en el
nombre del Señor. (Santiago 5:14 RV
1960)
Isaías 1:6 RV 1960 Desde la planta del pie hasta la cabeza
no hay en él cosa sana, sino herida, hinchazón y podrida
llaga; no están curadas, ni vendadas, ni suavizadas con
aceite.
Lucas 10:25-37 RV 1960 Y he aquí un intérprete
de la ley se levantó y dijo, para
probarle:(N) Maestro, ¿haciendo qué cosa
heredaré la vida eterna? (26) El le dijo:
¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees?
(27) Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al
Señor tu Dios con todo tu corazón, y con
toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y
con toda tu mente;(O) y a tu prójimo como
a ti mismo.(P) (28) Y le dijo: Bien has
respondido; haz esto, y vivirás.(Q) (29)
Pero él, queriendo justificarse a sí mismo,
dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo? (30)
Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre
descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en
manos de ladrones, los cuales le
despojaron; e hiriéndole, se fueron,
dejándole medio muerto. (31) Aconteció
que descendió un sacerdote por aquel
camino, y viéndole, pasó de largo. (32)
Asimismo un levita, llegando cerca de
aquel lugar, y viéndole, pasó de largo. (33)
Pero un samaritano, que iba de camino,
vino cerca de él, y viéndole, fue movido a
misericordia; (34) y acercándose, vendó
sus heridas, echándoles aceite y vino; y
poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al
mesón, y cuidó de él. (35) Otro día al
partir, sacó dos denarios, y los dio al
mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo
que gastes de más, yo te lo pagaré cuando
regrese. (36) ¿Quién, pues, de estos tres
te parece que fue el prójimo del que cayó
en manos de los ladrones? (37) El dijo: El
que usó de misericordia con él. Entonces
Jesús le dijo: Vé, y haz tú lo mismo.
•los cuales le despojaron; e hiriéndole, se
fueron, dejándole medio muerto
•Pasó : Sacerdote, un levita, un samaritano.
•movido a misericordia; (34) y
acercándose, vendó sus heridas,
echándoles aceite y vino; y poniéndole en
su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó
de él.
•sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y
le dijo: Cuídamele; y todo lo que gastes de
más, yo te lo pagaré cuando regrese
• Ezequiel 16:8-9 RV 1960 Y pasé yo otra vez
junto a ti, y te miré, y he aquí que tu tiempo
era tiempo de amores; y extendí mi manto
sobre ti, y cubrí tu desnudez; y te di
juramento y entré en pacto contigo, dice
Jehová el Señor, y fuiste mía. Te lavé con
agua, y lavé tus sangres de encima de ti, y te
ungí con aceite;
Parábola de las diez vírgenes
Entonces el reino de los cielos será semejante a diez
vírgenes que tomando sus lámparas,(A)
salieron a recibir al esposo. (2) Cinco de ellas
eran prudentes y cinco insensatas. (3) Las
insensatas, tomando sus lámparas, no
tomaron consigo aceite; (4) mas las
prudentes tomaron aceite en sus vasijas,
juntamente con sus lámparas. (5) Y
tardándose el esposo, cabecearon todas y se
durmieron. (6) Y a la medianoche se oyó un
clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle!
(7) Entonces todas aquellas vírgenes se
levantaron, y arreglaron sus lámparas. (8) Y
las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos
de vuestro aceite; porque nuestras lámparas
se apagan. (9) Mas las prudentes
respondieron diciendo: Para que no nos falte
a nosotras y a vosotras, id más bien a los que
venden, y comprad para vosotras mismas.
(10) Pero mientras ellas iban a comprar, vino
el esposo; y las que estaban preparadas
entraron con él a las bodas; y se cerró la
puerta. (11) Después vinieron también las
otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor,
ábrenos! (12) Mas él, respondiendo, dijo: De
cierto os digo, que no os conozco.(B) (13)
Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora
en que el Hijo del Hombre ha de venir.
Flp. 2:15 para que seáis irreprensibles y
sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio
de una generación maligna y perversa, en
medio de la cual resplandecéis como
luminares en el mundo;
Descargar

Aceite