Ilustración
Es trágico que muchas personas
hagan planes para toda su vida,
sin siquiera analizar aquellos
obstáculos que están impidiendo
entregarse al Señor y sin siquiera
considerar lo que el Señor ofrece
a quienes ponen su fe en Él.
CINCO FACTORES
QUE PUEDEN ESTAR
IMPIDIENDO
QUE TÚ
RECIBAS A CRISTO
A. EL ORGULLO.
1. El orgullo es una característica
de Satanás. Isaías 14:12-17.
a. La Biblia dice que todos los que no
son salvos son aun hijos de Satanás.
b. Tú no has venido a Cristo porque
eres demasiado orgulloso.
c. Ten cuidado y piensa bien porque
quizás ese orgullo vaya a hacer que te
pierdas para siempre lejos de Dios
2. La Biblia dice en el Salmo 10:4,
“El malo, por la altivez de su rostro, no
busca a Dios. No hay Dios en ninguno de
sus pensamientos.”
a. No obstante, aunque tal vez tú no
estés buscando a Dios, yo quiero que
tú sepas que Dios sí te está buscando.
b. La Biblia dice que Cristo Jesús
“… vino a buscar y a salvar lo que se había
perdido” (Lucas 19:10).
“Palabra fiel y digna de ser recibida por todos:
que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a
los pecadores, de los cuales yo soy el primero”.
(1ª a Timoteo 1:15.)
c. Si tú reconoces que estás sin Cristo,
que estás sin la salvación del Señor,
¡Qué privilegio tan grande saber que
Dios sí te está buscando, porque te
valora grandemente!
d. Escucha mi consejo: Recibe a Cristo
en tu corazón; permítele limpiarte de tu
pecado, salvar tu alma, tomarte como
hijo y ponerte en la lista de Sus
herederos.
¡No permitas que el orgullo te
mantenga alejado de la salvación!
No vale la pena mantener el orgullo a
tan alto precio.
B. LOS PLACERES
Mucha gente ama tanto los
placeres que este mundo ofrece
que no están dispuestos a
separarse de ellos para venir a
Cristo, ser salvas y vivir para Dios.
Déjame decirte que tus placeres
no durarán, porque va a llegar
un día en el que tendrás que
dar cuenta a Dios de tu vida.
No vale la pena disfrutar de los
placeres de este mundo durante
un poco tiempo para luego tener
que enfrentar la ira y la justicia
de Dios por la eternidad.
¡No es un buen trato!
¿Por
a. Porque los placeres de este mundo
nunca satisfacen en forma permanente.
1. “Dije yo en mi corazón: Ven ahora,
te probaré con alegría, y gozarás de
bienes. Mas he aquí esto también era
vanidad.” (Eclesiastés 2:1).
¡No es un buen trato!
2. Yo te aseguro que si hiciéramos una
encuesta preguntando a todos los
creyentes que han vivido:
“¿Qué tan satisfecho está usted por
haber aceptado a Jesucristo como su
Salvador personal?”, obtendríamos
un 100% de respuestas positivas.
b. Los placeres de este mundo son
temporales. La Biblia lo dice y tú sabes
que es cierto.
En Hebreos 11:24-25 leemos,
“Por la fe Moisés, hecho ya grande,
rehusó llamarse hijo de la hija de
Faraón, escogiendo antes ser
maltratado con el pueblo de Dios,
que gozar de los deleites
temporales del pecado…”
c. Los placeres del mundo sellarán tu
destino. 2ª a los Tesalonicenses 2:9-12.
9 “… cuyo advenimiento es por obra de Satanás,
con gran poder y señales y prodigios mentirosos,
10 y con todo engaño de iniquidad para los que se
pierden, por cuanto no recibieron el amor de la
verdad para ser salvos. 11 Por esto Dios les envía
un poder engañoso, para que crean la mentira,
12 a fin de que sean condenados todos los que no
creyeron a la verdad, sino que se complacieron en
la injusticia.”
C. LAS PERSONAS
Salmo 118:8 “Mejor es confiar en
Jehová, que confiar en el
hombre.”
Jeremías 17:5 dice, “Maldito el
varón que confía en el hombre,
y pone carne por su brazo, y su
corazón de aparta de Jehová.”
¿Quiénes son aquellas personas que
podrían estar impidiendo nuestra
salvación?
a. Nuestros amigos. La Biblia dice
“¿No sabéis que la amistad del mundo es
enemistad contra Dios? Cualquiera, pues,
que quiera ser amigo del mundo, se
constituye enemigo de Dios.” (Stg. 4:4).
¿A quién prefieres? ¿Prefieres tener a
Dios a tu lado, o prefieres a todos los
amigos que este mundo te puede dar?
b. Nuestros familiares.
Los lazos familiares son muy fuertes,
y muchas personas saben que si se
convierten en ‘cristianos’, serán
rechazados por su familia.
¿Sabes qué deberías hacer?
Deberías entregarte a Cristo, y luego
vivir la vida cristiana tan
poderosamente frente a tu familia que
finalmente los puedas ganar uno por
uno, para Cristo. No sería la primera
vez que eso ha sucedido. Y seguirá
sucediendo porque es una promesa del
Señor. La Biblia dice, “Cree en el Señor
Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.” Hch.16:31
c. Nuestros opositores. La Biblia
enseña que nuestro verdadero
enemigo es Satanás (Efesios 6:12).
Ese es quien anda rondando
constantemente “buscando a
quién devorar” (1ª de Pedro 5:8).
Lo que Satanás quieres que tú sigas
viviendo una vida en la que él reine,
pero déjame decírtelo bien claro:
Si sigues haciéndole el juego a
Satanás, terminarás en el Infierno,
un lugar que originalmente fue
preparado para el diablo y sus
ángeles.
D. NUESTRO PASADO
¿En qué forma nuestro pasado
impide nuestra salvación?
a. Nuestros pecados pasados y
presentes. ¿Nos condenan
fatalmente nuestros pecados
pasados? La Biblia dice que en
Cristo “… tenemos redención por su
sangre, el perdón de pecados según las
riquezas de su gracia” (Efesios 1:7).
¡Escúchame, y escúchame bien!
La Biblia dice que la sangre de
Cristo nos limpia de todo pecado,
¡absolutamente de todo pecado!
Y no sólo perdona Dios nuestros
pecados pasados sino que también
ha hecho provisión para el perdón
de nuestros pecados presentes,
y futuros, si tan sólo te decides
a confiar en Él
b. Nuestros fracasos pasados.
Otros piensan que sus antecedentes
los hacen totalmente inservibles
para Dios, de modo qué, ¿para
qué aceptarle si Él no va a poder
usarnos? En 2ª Cor. 5:17 dice:
“De modo que si alguno está en Cristo,
nueva criatura es; las cosas Viejas pasaron;
he aquí todas son hechas nuevas.”
E. EL PRECIO POR PAGAR
a. Algunos piensan que para ser
Cristiano hay que pagar un alto
precio, en sacrificios, en obras, en
dinero, ¡qué se yo!
En primero lugar, déjame
decirte que ya Cristo Jesús
pagó todo el precio del
pecado.
b. En segundo lugar,
déjame decirte que si bien
Cristo Jesús ya pagó el precio
de todos tus pecados, es
necesario que tú aceptes Su
ofrecimiento de la salvación.
¿QUÉ ES
LO QUE JESUCRISTO
TE ESTÁ OFRECIENDO?
A. PUEDE DARTE SALVACIÓN POR
SU GRACIA MEDIANTE TU FE.
1. La Biblia dice, “Porque por gracia
sois salvos por medio de la fe… Ef. 2:8.
2. En Juan 3:16 leemos, “Porque de
tal manera amó Dios al mundo, que ha
dado a su Hijo unigénito, para que
todo aquel que en Él cree, no se pierda
más tenga vida eterna.”
B. PUEDE DARTE UNA RELACIÓN
DE AMOR Y AMISTAD PERENNE
1. Él es quien inicia el proceso de
amistad. Como en Facebook,
sólo que los amigos de
Facebook no siempre son
verdaderos amigos como Cristo.
1ª de Juan 4:10.
2. Él dio Su vida por ti. Juan 15:13;
Romanos 5:7-8.
3. Él quiere perfeccionar tu
vida. Juan 15:14-15.
4. Él promete acompañarnos en
nuestras dificultades.
5. Él es el único que puede
darte vida eterna a ti y a los
tuyos.
C. PUEDE DARTE LA VIDA
ETERNA PARA TI Y LOS TUYOS
Ilustración
“Nos veremos
por la mañana”
III. CONCLUSIÓN
A pesar de todo lo que Cristo
quiere hacer por ti, tú eres
la persona clave en la decisión
de recibirle en tu corazón,
o de rechazarle, porque tú eres
quien toma esa decisión.
Acepta la invitación que
Cristo te hace para que
abras tu corazón a Él, le
recibas como tu único y
suficiente Salvador, y
disfrutes de todo lo que Él
quiere compartir contigo.
¿Lo harás?
Descargar

Diapositiva 1 - Iglesia Bautista Berea de Monterrey