“El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz...”
Isaías 9:2a
“Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre,
venía a este mundo” (Juan 1:9)
Dice la Biblia: “Porque de tal manera amó Dios al
mundo, que ha dado a su Hijo Unigénito, para que
todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga
vida eterna” (Juan 3:16)
Algunos se quedan atónitos al conocer esta gran
noticia.
Otros, en cambio, se consideran demasiado buenos
como para ser salvados de algo.
Otros dirán, refunfuñando: “No me vengas con la
religión”.
La Biblia dice: “... por cuanto todos pecaron, y
están destituidos de la gloria de Dios”
(Romanos 3:23)
¿Te asustaste?
Sigue leyendo, que ahora viene lo mejor.
“... He aquí ahora el tiempo aceptable;
he aquí ahora el día de salvación”
(2 Corintios 6:2b)
Mañana puede ser tarde
Jesús dijo: “Yo soy el camino, la verdad, y la vida;
nadie viene al Padre sino por mí” (Juan 14:6)
“... si confesares con tu boca que Jesús es el
Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le
levantó de los muertos, serás salvo”
(Romanos 10:9)
¿Te gustaría recibir esa salvación,
y ser libre de toda condenación?
Dile a Dios las siguientes palabras:
“Padre, gracias por haber enviado a Jesucristo para
que muriera en mi lugar. Reconozco que soy
pecador, y te pido que me perdones. Yo invito a
Jesús a entrar a mi vida, y le recibo como mi Señor y
Salvador. Gracias por darme salvación, y por anotar
mi nombre en el libro de la vida. En el nombre de
Jesús. Amén.
Y ahora, ¿qué?
¡ALEGRATE!
• Tus pecados fueron perdonados.
• Cristo entró en tu corazón.
• Tienes vida eterna.
• Eres un/a hijo/a de Dios.
Para saber más de tu nueva condición en Cristo:
1. Ora todos los días a Dios, en el nombre de Jesús.
2. Lee la Biblia.
3. Asiste a una iglesia donde se predique el mensaje de Jesucristo.
Descargar

Buenas Noticias