28 AÑO c A
Digamos al Señor
“¿Donde quieres que
preparemos el banquete
de Pascua?”
(Pasión de Bach)
Monjas de Sant Benet de Montserrat
5º Parte del evangelio de Mateo (c21-25):
“Tu Rey entra humildemente en Jerusalén”
En las tres parábolas del Templo,
Jesús se opone a la actitud
orgullosa de los poderosos:
- Decir “sí” y hacer “no”. Dom 26
- Hacerse dueños, en lugar de servir. Dom 27
- Excusarse del compromiso. Domingo 28
Lugar donde estaba el Temple de Jerusalén
Última invitación de Jesús
al banquete del Reino
Muro, y explanada del lugar del Templo
Mt 22,1-14 En aquel tiempo, de
nuevo tomó Jesús la palabra y habló
en parábolas a los sumos sacerdotes
y a los ancianos del pueblo: "El reino
de los cielos se parece a un rey que
celebraba la boda de su hijo. Mandó
criados para que avisaran a los
convidados a la boda, pero no
quisieron ir.
Para compartir
el REINO,
Dios celebra la
boda de su Hijo
en el corazón
SILENCIOSO
de una Mujer
También tu
estás invitado...
Virgen del Silencio.
Faras s.VIII Egipto
Volvió a mandar criados,
encargándoles que les dijeran:
"Tengo preparado el banquete, he
matado terneros y reses cebadas,
y todo está a punto. Venid a la
boda." Los convidados no hicieron
caso; uno se marchó a sus tierras,
otro a sus negocios; los demás les
echaron mano a los criados y los
maltrataron hasta matarlos.
Año tras año, son maltratados
los que invitan a la Fiesta
Jerusalén desde “Dominus flevit”
¿Quieres
venir a mi
Banquete?
El rey montó en
cólera, envió sus
tropas, que acabaron
con aquellos asesinos
y prendieron fuego a
la ciudad.
Os quema el rechazo
al compromiso
¿I tu qué
escoges?
En primer término “casa quemada”
por el incendio del año 70
Luego dijo a sus criados:
"La boda está preparada,
pero los convidados no se
la merecían. Id ahora a los
cruces de los caminos, y a
todos los que encontréis,
convidadlos a la boda."
Nadie debe quedar
fuera de Mi Fiesta
¿Te quedas en casa
o sales a invitar?
Caminos de Palestina
Los criados salieron a
los caminos y reunieron
a todos los que
encontraron, malos y
buenos. La sala del
banquete se llenó de
comensales.
Yo quiero que vengan TODOS
¿Te entretienes
por el camino?
(S. Gregorio Magno)
Cuando el rey entró a
saludar a los comensales,
reparó en uno que no
llevaba traje de fiesta y le
dijo: "Amigo, ¿cómo has
entrado aquí sin vestirte de
fiesta?" El otro no abrió la
boca.
Tienes que vestirte del espíritu de Fiesta
¿Vives la alegría?
Entonces el rey dijo a los
camareros: "Atadlo de pies
y manos y arrojadlo fuera,
a las tinieblas. Allí será el
llanto y el rechinar de
dientes." Porque muchos
son los llamados y pocos
los escogidos."
Ven con el
corazón
inocente...
La Fiesta
es para los
que viven
la alegría
de saberse
escogidos
Tu que, seas quien
seas, has sido
elegido por Dios,
pídele que te ayude a
no rehusar su
Banquete.
Descargar

evangeli