Empecé a escribir poemas a los nueve años. Claro que fue por una chica. Al
principio le mandaba versos de un argentino del siglo XIX, Almafuerte, pero no
me hizo caso. Así que decidí probar yo mismo. Tampoco me hizo caso. Ella
siguió por su camino y yo me quedé con la poesía
Clarita-Efraim PPS
Primera presentacion
Juan Gelman, nacio en Buenos Aires en 1930. Hijo de inmigrantes judios de Rusia, se
inició en la poesía desde muy pequeño, orientado por su hermano Boris quien fue un
lector compulsivo. Abandonó su carrera de Química para dedicarse por completo al
destino de las letras. Se desempeñó como periodista, traductor, y militante en
organizaciones guerrilleras. Exiliado durante la dictadura militar iniciada en 1976,
retornó a la Argentina en 1988 aunque se radicó en México. Buena parte de su vida y
obra literaria se vieron signadas por el secuestro y desaparición de sus hijos y la
búsqueda de su nieta nacida en cautiverio.
De su obra poética se destacan las siguientes publicaciones:«Violín y otras
cuestiones» en 1956, «En el juego en que andamos» en 1959, «Gotán» en 1962, «Los
poemas de Sidney West» en 1969, «Fábulas» en 1970, «Salarios del impío» en 1993,
«Sombra de vuelta y de ida» en 1997, «Incompletamente» en 1997 y «Salarios del
impío y otros poemas» en 1998.
En 1997 obtuvo el Premio Nacional de Poesía en Argentina, el premio Juan Rulfo en el
año 2000, en 2004 el Premio Iberoamericano de Poesía Ramón López Velarde, en 2005
los premios Iberoamericano Pablo Neruda y Reina Sofía de Poesía, y en el año 2007 el
Premio Cervantes.
Fue el cuarto argentino galardonado con el Premio Miguel de Cervantes, luego de
Jorge Luis Borges, Ernesto Sabato y Adolfo Bioy Casares. Se lo considera uno de los
grandes poetas contemporáneos de habla hispana, y un «expresionista del dolor».
Fallecio el 14 de Enero de 2014. A su muerte, la Presidencia de la Nación Argentina
decretó tres días de duelo nacional.
NACIMIENTO DE LA POESÍA
La mañana sin sol de la ciudad,
la mañana cantora,
árboles conversando del otoño,
picapedreros tiroteando
sirenas, caras rápidas, ladridos,
me ve salir lleno de bruma
o de pájaros vivos del último setiembre
o de rumores del amor, crepúsculos y pianos
o de todo lo que habrá de morir como si fuera
nada
ya que el otoño partirá el amor,
los pianos ladrarán con cara de setiembre,
la poesía pasará como un animal desconocido
por la ciudad llena de bruma
y sonarán los tiros de la palabra, Gelman.
Velorio del solo, 1961.
Arte poética
Entre tantos oficios ejerzo éste que no es mío,
como un amo implacable
me obliga a trabajar de día, de noche,
con dolor, con amor,
bajo la lluvia, en la catástrofe,
cuando se abren los brazos de la ternura o del, alma,
cuando la enfermedad hunde las manos.
A este oficio me obligan los dolores ajenos,
las lágrimas, los pañuelos saludadores,
las promesas en medio del otoño o del fuego,
los besos del encuentro, los besos del adiós,
todo me obliga a trabajar con las palabras, con la sangre.
Nunca fui el dueño de mis cenizas, mis versos,
rostros oscuros los escriben como tirar contra la muerte.
Oración de un desocupado
Padre,
desde los cielos bájate, he olvidado
las oraciones que me enseñó la abuela,
pobrecita, ella reposa ahora,
no tiene que lavar, limpiar, no tiene
que preocuparse andando el día por la ropa,
no tiene que velar la noche, pena y pena,
rezar, pedirte cosas, rezongarte dulcemente.
Desde los cielos bájate, si estás, bájate
entonces,
que me muero de hambre en esta esquina,
que no sé de qué sirve haber nacido,
que me miro las manos rechazadas,
que no hay trabajo, no hay,
bájate un poco, contempla
esto que soy, este zapato roto,
esta angustia, este estómago vacío,
esta ciudad sin pan para mis dientes, la fiebre
cavándome la carne,
este dormir así,
bajo la lluvia, castigado por el frío,
perseguido
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
tócame el alma, mírame
el corazón,!
yo no robé, no asesiné, fui niño
y en cambio me golpean y golpean,
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
si estás, que busco
resignación en mí y no tengo y voy
a agarrarme la rabia y a afilarla
para pegar y voy
a gritar a sangre en cuello
Violín y otras cuestiones (1956)
FINAL
Ha muerto un hombre y están juntando su
sangre
en cucharitas,
querido juan, has muerto finalmente.
De nada te valieron tus pedazos
mojados en ternura.
Cómo ha sido posible
que te fueras por un agujerito
y nadie haya ponido
el dedo para que te quedaras.
Se habrá comido toda la rabia del mundo
por antes de morir
y después se quedaba triste triste
apoyado en sus huesos.
Va te abajaron, hermanito,
la tierra está temblando de ti.
Vigilemos a ver dónde brotan sus manos
empujadas por su rabia inmortal.
Mi Buenos Aires querido
Sentado al borde de una silla desfondada,
mareado, enfermo, casi vivo,
escribo versos previamente llorados
por la ciudad donde nací.
Hay que atraparlos, también aquí
nacieron hijos dulces míos
que entre tanto castigo te endulzan bellamente.
Hay que aprender a resistir.
Ni a irse ni a quedarse,
a resistir,
aunque es seguro
que habrá más penas y olvido.
Gotán (1963)
CONFIANZAS
se sienta a la mesa y escribe
«con este poema no tomarás el poder» dice
«con estos versos no harás la Revolución» dice
«ni con miles de versos harás la Revolución» dice
y más: esos versos no han de servirle para
que peones maestros hacheros vivan mejor
coman mejor o él mismo coma viva mejor
ni para enamorar a una le servirán
no ganará plata con ellos
no entrará al cine gratis con ellos
no le darán ropa por ellos
no conseguirá tabaco o vino por ellos
ni papagayos ni bufandas ni barcos
ni toros ni paraguas conseguirá por ellos
si por ellos fuera la lluvia lo mojará
no alcanzará perdón o gracia por ellos
«con este poema no tomarás el poder» dice
«con estos versos no harás la Revolución» dice
«ni con miles de versos harás la Revolución» dice
se sienta a la mesa y escribe
Relaciones, 1963.
En 1997 recibió el Premio Nacional de Poesía. Su obra
ha sido traducida a diez idiomas.
Reside actualmente en México, aunque "Volver, vuelvo
todos los años, pero no para quedarme. La pregunta
para mí no es por qué no vivo en la Argentina sino por
qué vivo en México. Y la respuesta es muy simple:
Porque estoy enamorado de mi mujer, eso es todo".
Perdonando tamaño romanticismo, la ciudad de
Buenos Aires lo honró -y se honró- con el título de
ciudadano ilustre .
Gotán (1956-1962), Buenos Aires, 1962. (Reeditado en
1996)
El disparate, el prosaísmo y el humor, a veces
sarcástico, irrumpen con una gracia y un descaro
hasta entonces desconocidos en la poesía argentina.
Así y todo, persisten muchos rasgos anteriores, tanto
que, como si englobara de esa manera una etapa,
Gelman eligió el título de Gotán para el volumen
aparecido en 1996 que por tercera vez reúne sus
cuatro primeros libros. Ya en la primera de estas
compilaciones, en 1970, habían sido definitivamente
descartados varios poemas de Violín y otras
cuestiones y de El juego en que andamos .
Gotán
Esa mujer se parecía a la palabra nunca,
desde la nuca le subía un encanto particular,
una especie de olvido donde guardar los ojos,
esa mujer se me instalaba en el costado izquierdo.
Atención atención yo gritaba atención
pero ella invadía como el amor, como la noche,
las últimas señales que hice para el otoño
se acostaron tranquilas bajo el oleaje de sus manos.
Dentro de mí estallaron ruidos secos,
caían a pedazos la furia, la tristeza,
la señora llovía dulcemente
sobre mis huesos parados en la soledad.
Cuando se fue yo tiritaba como un condenado,
con un cuchillo brusco me maté,
voy a pasar toda la muerte tendido con su nombre,
él moverá mi boca por la última vez.
Gotán quiere decir "tango" en vesre, una modalidad del lunfardo, el habla popular rioplatense.
Así es así es
es buena y bella como el mar
es oscura anterior rostros de mi silencio
ella es inmensa bajo el sol
en la noche crepita su profundo animal
tierra sin descubrir
no tenés nombre todavía.
Cólera buey
EL FACTO Y LOS POETAS
Los poetas se mueren de vergüenza,
ningún decreto los prohibe,
ninguna radio los calumnia,
los poetas se mueren de vergüenza.
Alguna vez, de noche,
se ve pasar a un poeta con camello,
ubro de péstalos con crama espaminostas,
lástima, lástima, dicen las vecinas,
porque era un buen muchacho.
Muchos de ellos se encuentran sin cojones
en el momento culminante del cariño:
no es problema, se escriben un versito
pa' la posteridá.
Preguntas
“lo que hacemos en nuestra vida privada es cosa nuestra” dijeron
las Seis Enfermeras Locas del Pickapoon Hospital de Carolina
mientras movían sus pechos con una
dulzura tan parecida a Dios
¿y si Dios fuera una mujer? alguno dijo
¿y si Dios fuera las Seis Enfermeras Locas de Pickapoon? dijo alguno
¿y si Dios moviera los pechos dulcemente? dijo
¿y si Dios fuera una mujer?
corrían rumores acerca de las Seis
las habían visto salir de hospedajes sospechosos con una mirada triste
en la boca
las habían visto en una cama del Bat Hotel
las habían visto fornicando con sastres zapateros carniceros de toda
Pickapoon
¿y acaso Dios no sale de los hospedajes con una mirada triste
en la boca? alguno dijo
¿y si Dios fuera una mujer?
¡tetas de Dios! ¡blancos muslos de Dios! ¡lechosos! Dijo
¡leche de Dios! gritaba por los techos de toda la ciudad
así que lo quemaron
hicieron una hoguera alta al pie de la colina del Este
y también quemaron a las Seis Enfemeras Locas de Pickapoon
todas eran rubias y cada día habían visto a la muerte trabajar
eso es todo
así acaban con los temblores mortales e inmortales en Carolina
y otros sitios de Dios
¿y si Dios fuera una mujer?
¿y si Dios fuera las Seis Enfermeras Locas de Pickapoon? dijo alguno.
El pájaro se desampara en su
vuelo/quiere olvidar las alas/
subir de la nada al vacío donde será materia
y se acuesta
como luz en el sol/es
lo que no es todavía/igual al sueño
del que viene y no sale/traza
la curva del amor con muerte/va
de la coincidencia al mundo/se encadena
a los trabajos de su vez/retira
el dolor del dolor/dibuja
su claro delirio
con los ojos abiertos/canta
incompletamente
Incompletamente (1997)
La poesía de Juan Gelman (Argentina, 1930), narrativa y coloquial,
comprometida y renovadora, está cargada de ternura e ironía, de dolor
y violencia. Abierta a los más diversos registros (el habla familiar o
infantil, el lenguaje del tango, la poesía mística, el sefardí…), pretende
dar cuenta del vivir entero con sus fracturas, sus quiebres y fronteras.
¡QUIÉN PUDIERA AGARRARTE POR LA COLA…!
¡Quién pudiera agarrarte por la cola
magiafantasmanieblapoesía!
¡Acostarse contigo una vez sola
y después enterrar esta manía!
¡Quién pudiera agarrarte por la cola!
Violín y otras cuestiones, 1949-1956.
HECHOS
mientras el dictador o burócrata de turno hablaba
en defensa del desorden constituido del régimen
él tomó un endecasílabo o verso nacido del encuentro
entre una piedra y un fulgor de otoño
afuera seguía la lucha de clases/el
capitalismo brutal/el duro trabajo/la estupidez/
la represión/la muerte/las sirenas policiales cortando
la noche/él tomó el endecasílabo y
con mano hábil lo abrió en dos cargando
de un lado más belleza y más
belleza del otro/cerró el endecasílabo/puso
el dedo en la palabra inicial/apretó
la palabra inicial apuntando al dictador o burócrata
salió el endecasílabo/siguió el discurso/siguió el discurso/siguió
la lucha de clases/el
capitalismo brutal/el duro trabajo/la estupidez/la represión/la muerte/
[las sirenas policiales cortando la noche
eso explica que ningún endecasílabo derribó hasta ahora
a ningún dictador o burócrata aunque
sea un pequeño dictador o un pequeño burócrata/y también explica que
un verso puede nacer del encuentro entre una piedra y un fulgor de otoño o
del encuentro entre la lluvia y un barco y de
otros encuentros que nadie sabría predecir/o sea
los nacimientos/casamientos/los
disparos de la belleza incesante
Hechos, 1974-1978.
OPINIÓN
Los poemas escritos en
estado de frialdad tienen
una ventaja: están escritos
en estado de frialdad. El odio
del vecino no entra ahí, ni el vecino
atado a su odio y
se puede alabar las bellezas del paisaje.
Alabar es una palabra rara, lleva
del ala al bar donde
el estaño está mudo.
Los poemas sin sangre
tienen una ventaja:
no tienen sangre, ni
sacudones mortales o inmortales, ni
la imperfección, la suciedad
de todos. Eso cae y nada
perturba a la tierra.
A los poetas que practican esa visión y
sin duda escriben hermosos poemas,
habría que levantarles una estatua
ciega que no se vea.
Es bello su no estar.
Todo está bien afuera
de todo lo que está mal, intocado y
lejos de la escritura, lejos,
en un canto bajito.
País que fue será. 2001-2004
¿QUÉ SE SABE?
Del poema, nada. Llega, tiembla
y raspa un fósforo apagado.
¿Se le ve algo? Nada. Tiende una
mano para aferrar
las olitas de tiempo que pasan
por la voz de un jilguero. ¿Qué
agarró? Nada. La
ave se fue a lo no sonado
en un cuarto que gira sin
recordación ni espérames.
Hay muchos nombres en la lluvia.
¿Qué sabe el poema? Nada.
Mundar, 2007.
La Más Mujer Del Mundo
sonríe como un cómplice
bajo el calor suelta sus animales bellos desnudos
indolentes
y recorren la tierra llenándola de ansias de
carne en libertad
ella prepara sus abismos
ninguno la conoce
en la mitad de la noche me despierta la oigo
como enciende su furor
y las crepitaciones
de rostros que ella quema lentamente
contra su voluntad.
Final
La poesía no es un pájaro.
Y es.
No es un pulmón, el aire, mi camisa,
no, nada de eso. Y todo eso.
Sí.
He roto un violín contra el crepúsculo
para ver qué pasaba,
me fui a la piedra y pregunté qué pasa.
Pero no. Pero no.
Aún no.
¿Me olvidé acaso del pañuelo aquel
donde gira en silencio un vals antiguo?
No lo olvidé, miradme la mejilla
y os daréis cuenta, no, no lo olvidé.
¿Me olvidé del caballo de madera?
Tocadme el niño y me diréis que no.
¿Y entonces, qué?
La poesía es una manera de vivir.
Mira a la gente que hay a tu costado.
¿Ama? ¿Sufre? ¿Canta? ¿Llora?
Ayúdala a luchar por sus manos, sus ojos, su boca,
por el beso para besar y el beso para regalar,
por su mesa, su cama, su pan, su letra a y su letra h,
por su pasado -¿acaso no fueron niños?por su porvenir - ¿acaso no serán niños?por su presente, por el trozo de paz, de historia
y de dicha que le toca
por el pedazo de amor grande, chico, triste, alegre,
que le toca, por todo lo que le toca y se le arrebata
en nombre de qué, de qué?
Tu vida entonces será un río innumerable que se
llamará
pedro, juan, ana, maría, pájaro, pulmón, el aire, mi
camisa,
violín, crepúsculo, piedra, pañuelo aquél, vals
antiguo,
caballo de madera.
La poesía es esto.
Y luego escríbelo.
Violín y otras cuestiones (1956)
El secuestro y desaparición de sus hijos / búsqueda de la nieta
El 26 de agosto de 1976 fueron secuestrados sus hijos Nora Eva (19) y Marcelo Ariel
(20), junto a su nuera María Claudia Irureta Goyena (19), quien se encontraba
embarazada de siete meses. Su hijo y su nuera desaparecieron junto a su nieta nacida
en cautiverio. En 1978 Gelman supo a través de la Iglesia católica que su nuera había
dado a luz, sin precisar dónde ni el sexo.
CCD AUTOMOTORES ORLETTI
El 26 de Agosto de 1976...
el 26 agosto de 1976
mi hijo marcelo ariel y
su mujer claudia, encinta,
fueron secuestrados en
buenos aires por un
comando militar. el hijo
de ambos nació y murió en
el campo de concentración.
como en decenas de miles
de otros casos, la dictadura
militar nunca reconoció
oficialmente a estos
"desaparecidos", habló de
"los ausentes para siempre".
hasta que no vea sus cadáveres
o a sus asesinos, nunca
¿Quién saca las manos de la noche
con el vacío que no tienen? ¿Es
posible dar vuelta la lengua, palpar
su agujero de nuncas? ¿Verla
como si antes no fue?
¿Y qué, y después qué, y después cómo?
¿Y cuánta sangre eso?
Agarrar todas las palabras, pisarlas
y que salgan a otra luz, a otra boca.
Que vuelen en la desposesión.
Que empiecen otra vez.
Calle Venancio Flores 3519/21, esquina Emilio Lamarca, Capital Federal
Carta abierta a mi nieto
Carta publicada en Montevideo, el 23 de diciembre de 1998
Esta carta había sido escrita por Juan Gelman en abril de 1995, cuando todavía
no sabía que su nieto había podido nacer en Uruguay. Se enteró de esa posibilidad a
finales de 1998 y empezó sus trámites con el presidente uruguay Julio María Sanguinetti en 1999
"Dentro de seis mese cumplirás 19 años. Habrás nacido algún día de octubre de 1976
en un campo de concentración. Poco antes o poco después de tu nacimiento, el mismo
mes y año, asesinaron a tu padre de un tiro en la nuca disparado a menos de medio
metro de distancia. El estaba inerme y lo asesinó un comando militar, tal vez el mismo
que lo secuestró con tu madre el 24 de agosto en Buenos Aires y los llevó al campo de
concentración Automotores Orletti que funcionaba en pleno Floresta y los militares
habían bautizado "el Jardín". Tu padre se llamaba Marcelo. Tu madre, Claudia. Los dos
tenían 20 años y vos, siete meses en el vientre materno cuando eso ocurrió. A ella la
trasladaron -y a vos con ella- cuando estuvo a punto de parir. Debe haber dado a luz
solita, bajo la mirada de algún médico cómplice de la dictadura militar. Te sacaron
entonces de su lado y fuiste a parar -así era casi siempre- a manos de una pareja estéril
de marido militar o policía, o juez, o periodista amigo de policía o militar.
“Había entonces una lista de espera siniestra para cada campo de concentración: Los
anotados esperaban quedarse con el hijo robado a las prisioneras que parían y, con
alguna excepción, eran asesinadas inmediatamente después. Han pasado 12 años
desde que los militares dejaron el gobierno y nada se sabe de tu madre. En cambio,
en un tambor de grasa de 200 litros que los militares rellenaron con cemento y arena y
arrojaron al Río San Fernando, se encontraron los restos de tu padre 13 años
después. Está enterrado en La Tablada. Al menos hay con él esa certeza..."
Me resulta muy extraño hablarte de mis hijos como tus padres que no fueron. No sé si
sos varón o mujer. Sé que naciste...
Ahora tenés casi la edad de tus padres cuando los mataron y pronto serás mayor que
ellos. Ellos se quedaron en los 20 años para siempre. Soñaban mucho con vos y con
un mundo más habitable para vos. Me gustaría hablarte de ellos y que me hables de
vos. Para reconocer en vos a mi hijo y para que reconozcas en mí lo que de tu padre
tengo: los dos somos huérfanos de él. Para reparar de algún modo ese corte brutal o
silencio que en la carne de la familia perpetró la dictadura militar. Para darte tu
historia, no para apartarte de lo que no te quieras apartar. Ya sos grande, dije…”
En 2000, al mes de asumir el nuevo presidente de
Uruguay, Jorge Batlle, la nieta de Gelman, de nombre
Andrea (Andreíta la menciona el poeta en varios
poemas) fue encontrada y pudo reunirse con ella. Luego
de verificar su identidad, la joven decidió tomar los
apellidos de sus verdaderos padres, para llamarse María
Macarena Gelman García.
La carta completa:
http://prairial.free.fr/gelman/gelmanesp.php?lien=nietogelmanesp
La Secreta Dulzura Del Dolor
la secreta dulzura del dolor
es transparencia/sale
de la furiosa resignación del sueño/
suena en la boca del perdido
en su origen/en su
rumor de existencia que
le clava la cabeza al gran espanto/
al doble andar/al doble hilo/a la
no verdad del estar como no estar/
el vuelo torpe que los cría/
lo que rompe la luz/memoria
confusa por sus números/
pecho que dura como huella/
la nada que te ama/
Lo Que Pasa
Yo te entregué mi sangre, mis sonidos,
mis manos, mi cabeza,
y lo que es más, mi soledad, la gran señora,
como un día de mayo dulcísimo de otoño,
y lo que es más aún, todo mi olvido
para que lo deshagas y dures en la noche,
en la tormenta, en la desgracia,
y más aún, te di mi muerte,
veré subir tu rostro entre el oleaje de las sombras,
y aún no puedo abarcarte, sigues creciendo
como un fuego,
y me destruyes, me construyes, eres oscura como la luz.
"VEJECES
Del poema viejo sale
un olor a nunca fue.
Eso duele y es
lo único vivo del poema
que fue. La alegría de la
llovizna no lo moja, ni
recibe el sol cuando hay sol.
Esta herida se lee a sí misma
a la sombra de un recuerdito.
El cielo pasa mudo
sobre versos que ya"
País que fue será.
“La poesía habla al ser humano no como ser hecho, sino por hacer, le
descubre espacios interiores que ignoraba tener y que por eso no tenía. Va a la
realidad y la devuelve otra. Espera el milagro, pero sobre todo busca la materia
que lo hace. Nombra lo que la esperaba oculto en el fondo de los tiempos y es
memoria de lo no sucedido todavía. Solo en lo desconocido canta la poesía.
Ella acepta el espesor de la tragedia humana, pero no obedece al principio de
realidad sino al orden del deseo. Choca contra los límites de la lengua y va
más allá ¡en el intento de responder al llamado de un amor que no cesa. Es un
movimiento hacia el Otro, pasa de su misterio al misterio de todos y les ofrece
rostros que duran la eternidad de un resplandor. Corrige la fealdad, es ajena al
cálculo y da cobijo en sus tiendas de fuego. Se instala en la lengua como
cuerpo y no la deja dormir.”
“La poesía no es una isla de la realidad. Peor que el poeta que vende poco es
la situación de la gente que no puede leer; no sólo por el precio del libro, sino
por la situación de pobreza, que me parece más grave que lo otro. La poesía
siempre estuvo arrinconada en los catálogos de las editoriales; pero la
necesidad de escribir poesía siempre va a existir.”
“Te amé duplicadamente, te amé por vos y por mí.”
CARTA A MI MADRE (GINEBRA, PARÍS, JULIO 1984 PARÍS, NOVIEMBRE 1987)
a Teodora
recibí tu carta 20 días después de tu muerte y cinco minutos después de saber
que habías muerto / una carta que el cansancio, decías, te interrumpió / te
habían visto bien por entonces /aguda como siempre / activa a los 85 años de
edad pese a las tres operaciones contra el cáncer que finalmente te llevó/
¿te llevó el cáncer? / ¿no mi última carta? / la leíste, respondiste, moriste /
¿adivinaste que me preparaba a volver? / yo entraría a tu cuarto y no lo ibas a
admitir / y nos besábamos / nos abrazamos y lloramos / y nos volvemos a besar
/ a nombrar / y estamos juntos / no en estos fierros duros /
vos / que contuviste tu muerte tanto tiempo / ¿por qué no me esperaste un poco
más? / ¿temías por mi vida? / ¿me habrás cuidado de ese modo? / ¿jamás crecí
para tu ser? / ¿alguna parte de tu cuerpo siguió vivida de mi infancia? / ¿por eso
me expulsaste de tu morir? / ¿como antes de vos? / ¿por mi carta? / ¿intuiste? /
http://www.juangelman.com/wordpress/carta-a-mi-madre-fragmento/
“Esa mujer se parecía a la palabra nunca,
desde la nuca le subía un encanto particular,
una especie de olvido donde guardar los ojos,
esa mujer se me instalaba en el costado izquierdo.
Atención, atención, yo gritaba atención
pero ella invadía como el amor, como la noche,
las últimas señales que hice para el otoño
se acostaron tranquilas bajo el oleaje de sus manos.
Dentro de mí estallaron ruidos secos,
caían a pedazos la furia, la tristeza,
la señora llovía dulcemente
sobre mis huesos parados en la soledad.
Cuando se fue yo tiritaba como un condenado,
con un cuchillo brusco me maté,
voy a pasar toda la muerte tendido con su nombre,
él moverá mi boca por la última vez”.
Referencias, datos personales
A mí me han hecho los hombres que andan bajo
el cielo del mundo
buscan el brillo de la madrugada
cuidan la vida como un fuego.
Me han enseñado a defender la luz que canta
conmovida
me han traído una esperanza que no basta soñar
y por esa esperanza conozco a mis hermanos.
Entonces río contemplando mi apellido, mi rostro en
el espejo
yo sé que no me pertenecen
en ellos ustedes agitan un pañuelo
alargan una mano por la que no estoy solo.
En ustedes mi muerte termina de morir.
Años futuros que habremos preparado
conservarán mi dulce creencia en la ternura,
la asamblea del mundo será un niño reunido.
Opiniones
Un hombre deseaba violentamente a una
mujer,
a unas cuantas personas no les parecía bien,
un hombre deseaba locamente volar,
a unas cuantas personas les parecía mal,
un hombre deseaba ardientemente
la Revolución
y contra la opinión de la gendarmería
trepó sobre muros secos de lo debido,
abrió el pecho y sacándose
los alrededores de su corazón,
agitaba violentamente a una mujer,
volaba locamente por el techo del mundo
y los pueblos ardían, las banderas.
Gotan
…Claro que moriré y me llevarán
claro que moriré y me llevarán
en huesos o cenizas
y que dirán palabras y cenizas
y yo habré muerto totalmente
claro que esto se acabará
mis manos alimentadas por tus
manos
se pensarán de nuevo
en la humedad de la tierra
yo no quiero cajón
ni ropa
que el barro asuma mi cabeza
que sus orines me devoren
ahora
desnudo de ti
Epitafio
Un pájaro vivía en mí.
Una flor viajaba en mi sangre.
Mi corazón era un violín.
Quise o no quise. Pero a veces
me quisieron. También a mí
me alegraban: la primavera,
las manos juntas, lo feliz.
¡Digo que el hombre debe serlo!
(Aquí yace un pájaro.
Una flor.
Un violín)
“La esperanza es un niño ilegal, inocente, reparte sus
volantes, anda contra la sombra.”
Juan Gelman
Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Gelman
http://amediavoz.com/gelman.htm
http://amediavoz.com/poetas.htm
http://poeticas.es/?p=655
http://www.poemasde.net/arte-poetica/
http://akifrases.com/frase/191252
http://musicaypoesiadotwordpressdotcom
http://www.juangelman.com/wordpress/
http://es.wikipedia.org/wiki/Macarena_Gelman
http://cinereverso.org/?author=1&paged=16
http://www.elortiba.org/gelman3.html
Clarita-Efraim
www.clarita-efraim.com
[email protected]
Descargar

שקופית 1