“Me gustaría Morir leyendo”:
Alejandra Flores.
BIOGRAFIA

Alejadra Flores (1965) poeta.
Nació en la Ciudad de
Guatemala. Médico y cirujano
por la Universidad Autónoma
Metropolitana-Xochimilco,
México. Psiquiatra por la
Universidad de San Carlos de
Guatemala. Hija del escritos
Marco Antonio Flores. Ha
publicado en la revista “La
Ermita” forma parte de la
Antología “Para conjurar el
sueño”, “Poetas guatemaltecas
del siglo XX”, libro: “Ternura
derrotada” (1998).
LIBRO TRANSPARENCIA DEL
MAL

“Entiendo que los golpes al sexo
opuesto, son parte de su tolerancia
y no reproducen intolerancia
discursiva, porque su poesía no
tiene raíz en la venganza sino en el
amor aparente o en el desamor,
que es diferente”.
Otra vez
sos la transparencia del mal
y no hay caso
Mi cuerpo efervesce por verte
Presiento tus intenciones
y busco el antídoto
contra la venganza
Esta noche volvió el insomnio
Las palabras te hacen
te invocan
escucho tu risa
sé que es el preludio de mi infierno…
Más que la hija del Bolo

“Me ha costado trabajo que la gente
me perciba como alguien diferente,
con una personalidad, intereses y
creatividad totalmente diferentes a los
de mi papá”, dice la escritora. No
pocas veces ha vivido este diálogo:
¡Ah, usted es hija del Bolo Flores! Ella
responde: “No, yo soy Alejandra”.
¿Qué tanto de siquiatra
hay en la escritora?

En mis poemas hay muchos temas
sicológicos, porque uso el lenguaje
que tengo a mano. De alguna forma,
he plagiado palabras de gente que me
hicieron sentido. Sin embargo, lo
básico es el deseo existencial de
plasmar mis angustias y mis miedos y
mis demonios.
FAMILIA


¿Qué tanto ha cambiado su vida con la
maternidad?
Hace algunos años, decía: mi vida es tan
intensa que daría lo mismo morirme hoy que en
treinta años. Cuando se dio el hecho de ser
mamá de Antonio, mi forma de ver la vida
cambió: cada día descubro una sonrisa
diferente, un grito, me siento llena, me invade
toda la ternura que te podás imaginar. Además,
a los 40 años, como dijo una amiga, se viven
las cosas con otra intensidad.
EDAD
A los 40, o antes, muchas
mujeres ya no dicen su edad...
 Ocultar la edad es una ridiculez.
Tengo 40. Me siento bien con lo
que he vivido, sufrido y enfrentado.

cruzándose de piernas:
“veo que he creado muchos poetas,
pero no tanta poesía”
Charles Bukowski
Tal vez la poesía nos salve todavía
del infierno de los habladores
profesionales.
Roberto Juarroz
Descargar

presentacion