He aquí una semblanza para aquellos que dejan
un legado e invitan a conocer su arte.
José María Velasco
Pintor mexicano. Desde muy
joven mostró talento para la
pintura. Se sintió atraído por la
botánica, y fruto de esta afición
fue la publicación del libro La
flora en el valle de México.
Trabajó como dibujante en el
Museo Nacional, y hacia 1882
entró en contacto con la
fotografía, por la que se
apasionó. Estuvo en relación con
el impresionismo francés,
movimiento que ejerció gran
influencia sobre su trabajo. Sus
cuadros, en su mayor parte
paisajes, destacan por un
marcado acento romántico que
busca exaltar la naturaleza. Entre
sus telas más conocidas están
Valle de México, Templo de San
Bernardo, Luces sobre el lago y
El puente de Metlac. En 1889
obtuvo la Medalla de la
Exposición Universal de París.
Autorretrato
José Clemente Orozco
Muralista mexicano. Unido por vínculos
de afinidad ideológica y por la propia
naturaleza de su trabajo artístico a las
controvertidas personalidades de Rivera,
Siqueiros y Tamayo, José Clemente
Orozco fue uno de los creadores que, en
el fértil período de entreguerras, hizo
florecer el arte pictórico mexicano gracias
a sus originales creaciones, marcadas por
las tendencias artísticas que surgían al
otro lado del Atlántico, en
la vieja Europa.
Maternidad
Diego Rivera
Pintor mexicano, considerado uno de los
principales muralistas de su país.
Durante la década de los años 20 recibió
numerosos encargos del gobierno de su
país para realizar grandes composiciones
murales (Palacio de Cortés en Cuernavaca,
Palacio Nacional y Palacio de las Bellas Artes
de Ciudad de México, Escuela Nacional de
Agricultura en Chapingo) en las que
Rivera abandonó las corrientes artísticas
del momento para crear un estilo nacional
que reflejara la historia del pueblo
mexicano, desde la época precolombina
hasta la Revolución, con escenas de un
realismo vigoroso y popular, y de colores
vivos. En este sentido, son famosas, por
ejemplo, las escenas que evocan la
presencia de Hernán Cortés en tierras
mexicanas (por ejemplo, la llegada del
conquistador a las costas de Veracruz, o
su encuentro en Tenochtitlán con el
soberano azteca Moctezuma II).
El paseo de los melancólicos
José Luis Cuevas
Pintor, escritor y político, en su momento
se le conoció como el "enfant terrible"
(traducido del francés, la expresión sería
"niño terrible") de una generación de
artistas que se manifestaron contra la
expresión del arte arraigada en
programas políticos enfocados en
alimentar ideas nacionalistas.
Acapulco
De tal postura es célebre su escrito "la
cortina del nopal", historia donde critica
que la idea de educar a los pueblos
mediante el arte no había logrado de
ninguna manera su cometido. Su postura
no fue sólo un ataque constante contra la
cultura oficial, sino también contra la
enseñanza académica –motivada por su
formación autodidacta- y contra el
muralismo, en especial contra la figura de
Sequeiros, quien había hecho célebre la
frase "no hay más ruta que la nuestra".
Sebastián
Canovas
Sebastián Canovas es reconocido como un
artista ecléctico. El día a día para él, es
una aventura durante largas sesiones de
trabajo, momentos de exploración y
confrontación con sus pensamientos y
sentimientos; siempre se deja envolver
por la seducción de lo espontáneo y de lo
establecido, encontrándose cada vez con
la sencillez de su propia naturaleza. Para
Sebastian Canovas ser artista es una
forma de vivir y comunicar.
En su arte, siempre encontramos una idea
nueva, una búsqueda que nos muestra la
notable diferencia que resulta de la
convivencia de elementos que obliga a
pertenecer a una misma composición
lográndonos así, expresar y transmitir a
sus espectadores diferentes experiencias.
Tarik
Autor
Obra
Fecha de exhibición
José Luis Cuevas
Escultura “Siameses”
2004
Gabriel Orozco
Escultura "Black Kite"”
1997
Héctor Falcón
Escultura”Afrodita”
2007
Gráfica de sus obras
Película para compartir el
escenario de las artes
Descargar

Hablando de grandes pintores mexicanos