HISTORIA DE LA CIENCIAS
CLASE 4
MUNDO ANTIGUO II
GRECIA II
Desde Alejandría al fin del imperio Romano de Occidente
Dinastía Ptolemaica en azul
La Dinastía Ptolemaica fundada por Ptolomeo I, general de Alejandro
Magno. Esta dinastía gobernó en Egipto durante el período Helenístico
desde la muerte de Alejandro hasta el año 30 adC, en que se convirtió en
provincia romana
A la muerte en el 323 a.C. de Alejandro Magno en
Babilonia, sobrevino el florecimiento de lo que se
llamó los “reinos helenísticos” y el gran desarrollo de
Alejandría, ciudad fundada por el gran conquistador
en Egipto. Bajo los reinados de Ptolomeo I (305 –
285 a.C.) y Ptolomeo II (285 – 246 a.C.) nació y se
desarrolló el “Museo” (dedicado a cultivar las musas
y que es considerado como una relevante
universidad), adjunto al cual se creó la más
importante biblioteca de la antigüedad. En este
Museo se fueron congregando los pensadores más
significativos de la época dando lugar a lo que se
llamó La Escuela de Alejandría
Fue Demetrio de Falera quien sugirió a Tolomeo
I la idea de establecer un gran centro de
investigación en Alejandría con una biblioteca
importante ligada a él, al que se debía llamar
"Museo". La fecha precisa de la fundación de
estas dos instituciones no es conocida pero es
probable que Sóter iniciara la obra en 290 a.C. y
que luego la tarea fuera completada por Tolemeo
II
Demetrio
de
Falera
(350? a.C.-?)
Tolomeo
I
Sóter
(367/6-283/2 a.C.)
Tolomeo II Filadelfo
(308-246 a.C.)
La Biblioteca y el Museo de Alejandria
Consolidación del pensamiento científico de la antigüedad
La población de Alejandría tenía una maravillosa diversidad. Macedonios y más tarde
romanos, sacerdotes egipcios, aristócratas griegos, marineros fenicios, mercaderes judíos,
visitantes de la India y del África subsahariana — todos ellos, excepto la vasta población de
esclavos— vivían juntos en armonía y respeto mutuo durante la mayor parte del período
que marca la grandeza de esta ciudad. Pero la mayor maravilla de Alejandría era su
biblioteca y su museo en sentido literal, una institución dedicada a las especialidades de las
Nueve Musas.
Este lugar fue en su época el cerebro y la gloria de la mayor ciudad del planeta, el primer
auténtico instituto de investigación de la historia del mundo.
Euclides, sistematizó de la geometría;
Apolonio de Perga, matemático que
investigó las propiedades de las curvas
llamadas "secciones cónicas" (parábola,
hipérbola y elipse); Arquímedes, el genio
de la mecánica, y -en el ocaso de la
biblioteca, seis siglos después- la
astrónoma, matemática y física Hipatia,
una mujer que se desenvolvía con toda
soltura en un medio tradicionalmente
acaparado por hombres y una época en
que las mujeres tenían aun menos
oportunidades que hoy.
El museo y la biblioteca estaban divididos en
facultades, cada una dirigida por un
sacerdote. El salario del personal lo pagaba el
rey. Los estudiosos de la biblioteca y museo
de Alejandría estudiaban todo lo estudiable:
literatura, matemáticas, astronomía, historia,
física, medicina, filosofía, geografía, biología
e ingeniería. Por sus pasillos se pasearon,
entre otros, Eratóstenes; el astrónomo
Hiparco, el cual trazó un mapa de las
constelaciones y clasificó las estrellas por su
brillo aparente;
El carácter abstracto del objeto de las
matemáticas y los métodos de demostración
matemática
establecidos,
fueron
las
principales causas para que esta ciencia se
comenzara a exponer como una ciencia
deductiva, que a partir de unos axiomas,
presenta una sucesión lógica de teoremas. Las
obras en las cuales, en aquella época se
exponían los primeros sistemas matemáticos
de denominaban "Elementos".
Los Elementos de Euclides, escritos
alrededor del año 300 a.C., obra sobre
temas de Geometría, Proporciones y Teoría
de los Números
El manuscrito más viejo de una colección de trabajos sobre
Astronomía y Matemática de Autólico, Euclides, Aristarco,
Hipsicles, y Teodosio.
Euclides, matemático y profesor (cerca del 300 a.C.) en su libro
“Elementos”. En este libro, considerado como un clásico de todos
los tiempos, realizó una formulación axiomática de la Geometría
que permitió la construcción sobre bases sólidas de esta rama de las
Matemáticas. Esta obra junto a los trabajos de los sabios del
Oriente Medio a orillas del Egeo, como Eudoxo de Cnido (408 – 355
a.C.), y Apolonio de Perga (siglo III a.C – siglo II a.C),
constituyeron el corpus de conocimientos que posibilitó el
desarrollo de la Astronomía desde Ptolomeo hasta Kepler en el siglo
XVII. "Los Elementos" se encuentra entre los libros que, al lado de
la Biblia, han sido más traducidos, publicados y estudiados en el
mundo occidental. No es entonces exagerado afirmar que Euclides
clasifica como el más influyente profesor de matemáticas de la
Antigüedad y quizás de todos los tiempos.
Cinco postulados de Euclides
- Desde cualquier punto se puede trazar una recta a cualquier otro punto.
- Toda recta se puede prolongar indefinidamente.
- Con cualquier centro y cualquier distancia se puede trazar un círculo.
- Todos los ángulos rectos son iguales.
- Si una recta, cortando a otras dos, forma los ángulos internos a una
misma parte menores que dos rectos, las dos rectas prolongadas
indefinidamente se encontrarán de la parte en que los dos ángulos son
menores que dos rectos
Primera edición española de los Elementos de Euclides (Sevilla,
1576).
Arquímedes (Siracusa, Sicilia, 287 - 212 a.c.) matemático y
geómetra griego considerado el más notable científico y
matemático de la antigüedad
Ante el asedio durante tres años del general romano
Marcelo a su natal Siracusa, el genio de Arquímedes, el
inventor de la polea combinada, la ley de la palanca, y el
tornillo sin fin, fue consagrado a la defensa de su ciudad. A
este período se le atribuyen la invención de las catapulta, la
polea compuesta y el espejo generador del fuego en las naves
enemigas. Conquistada finalmente, la leyenda cuenta que es
asesinado por un soldado romano al sentirse ofendido por el
sabio que es molestado cuando trabajaba absorto sobre la
arena de la costa.
Escribió varias obras las cuales se han ordenado según la época en que fueron escritas
1. Esfera y cilindro.
2. Medida del círculo.
3. Gnoides y esferoides.
4. Espirales.
5. Equilibrio de los planos y sus centros
de gravedad.
6. Cuadratura de la parábola.
7. El arenario.
8. Cuerpos flotantes.
9. Los lemas.
10. El método
Arquímedes demostró que la superficie de una esfera es cuatro
veces la de uno de sus círculos máximos. Calculó áreas de zonas
esféricas y el volumen de segmentos de una esfera. Demostró que "
El área de un casquete esférico es igual a la superficie de un círculo
que tiene por radio la recta que une el centro del casquete con el
punto de la circunferencia basal".
El problema al cual le atribuía gran importancia era el de
demostrar que "El volumen de una esfera inscrita en un cilindro es
igual a 2/3 del volumen del cilindro". Como postrer homenaje se
colocó una esfera inscrita en un cilindro. Asimismo demostró
Arquímedes que la superficie de esta esfera era también los 2/3 de
la superficie del cilindro.
Arquímedes es el primero que hizo un intento verdaderamente positivo sobre el cálculo de p=Pí
asignándole un valor entre 3(10/71)
El método que empleó consiste en calcular los perímetros de los polígonos regulares inscritos y
circunscritos a un mismo círculo.
Admite, sin demostrarlos, los principios siguientes:
1. " La línea recta es la más corta entre 2 puntos."
2. " De 2 líneas cóncavas hacia el mismo lado y que tienen los mismos extremos, es mayor la que queda
fuera de la otra".- ó como diríamos ahora " es mayor la línea circundante que la circundada". Este
principio lo aplica al círculo y a los polígonos inscritos y circunscritos"
3. " De 2 superficies que pasan por una misma curva cerrada, cóncavas hacia un mismo lado, es mayor
la exterior."
Con Arquimedes se asienta la primera piedra en el edificio del cálculo integral
Arquímedes que,
además, se anticipó al
descubrimiento del cálculo integral con sus estudios
acerca de las áreas y volúmenes de figuras sólidas
curvadas y de áreas de figuras planas; realizó un
exhaustivo estudio de la espiral uniforme, conocida
como espiral de Arquímedes; determinó el resultado
de la serie geométrica de razón 1/4, el más antiguo del
que se tiene noticia; creó un sistema numérico
posicional para escribir números muy grandes;
Inventó una máquina para la elevación de agua, el
tornillo de Arquímedes, así como la balanza que lleva
su nombre.
Espiral de Arquimedes
En el campo militar se le debe la invención de
catapultas, de garfios movidos por palancas para
inventos mecánicos y ópticos logró defender
durante tres años a Siracusa que estaba sitiada
por los romanos. Dícese que empleando espejos
"ustorios" que son espejos cóncavos de gran
tamaño, logro concentrar los rayos solares
sobre la flota romana incendiándola
Tornillo de Arquímedes
Principio de Arquímedes: todo cuerpo sumergido en un fluido
experimenta un empuje vertical y hacia arriba igual al peso de
fluido desalojado.
Cuenta la historia que Arquímedes un día que se encontraba en
el baño observó que sus piernas podía levantarla fácilmente
cuando estaban sumergidas. Esta fue la chispa que le permitió
llegar a lo que ahora conocemos como "Principios de
Arquímedes". Fue tan grande el entusiasmo que le produjo el
descubrimiento de su principio que tomó la corona en una mano
y salió desnudo del baño corriendo por las calles de Siracusa y
gritando su célebre exclamación de júbilo: " ¡ Eureka!, ¡ eureka!
"que quiere decir "ya lo encontré". Lo que había hallado era un método para determinar la densidad
de los cuerpos tomando como unidad la del agua.
En otra de sus obras se refiere a la mecánica,
especialmente a los principios de la palanca. Su punto de
partida lo constituyen dos principios fundamentales, que
bien pueden considerarse como axiomas del mecánica.
1. "Si se tiene una palanca en cuyos extremos actúan
pesos iguales, la palanca se equilibrará colocando el
punto de apoyo en el medio de ella.“
2. "Un peso se puede descomponer en dos mitades
actuando a igual distancia del punto medio de la
palanca".
Basándose en estos dos principios estableció las leyes de la palanca. Conocida es su famosa fase para
hacer resaltar la aplicación de la palanca como máquina multiplicadora de fuerza: Deduce un punto de
apoyo y os levantaré el mundo"
Gran geómetra, sus trabajos tuvieron una gran influencia
en el desarrollo de las matemáticas, en particular su
famoso libro Las cónicas introdujo términos tan
familiares hoy en día como parábola, elipse e hipérbola.
Para Apolonio las secciones cónicas son por definición las
curvas formadas por un plano que intersecta la superficie
de un cono. Su libro “Las cónicas” se dividía en 8
volúmenes. Del uno al cuatro forman una introducción
elemental a las propiedades básicas de los conos. La
mayor parte de los resultados de estos libros eran
conocidos por Euclides, Aristeo y otros pero algunos son,
en palabras del propio Apolonio. Fue un importante
fundador de la astronomía matemática griega, que
utilizaba modelos geométricos para explicar la teoría
planetaria
Apolonio de Perga 262 a. de C. en
Perga, Panfilia, Grecia Jónica - 190 Apolonio hizo contribuciones sustanciales usando sus
grandes destrezas geométricas.
a. de C. en Alejandría, Egipto.
Particularmente hizo un estudio de los puntos donde un planeta aparece. estacionario,
nombrando los puntos donde el movimiento hacia delante cambia a retrógrado o a la
inversa
Hubo otras aplicaciones hechas por Apolonio, usando su conocimiento sobre los conos, para
resolver problemas prácticos. Desarrolló el hemiciclo, un reloj solar que marcaba las líneas
de las horas en la superficie de una sección cónica proporcionando mayor precisión
Durante la época de Euclides y Arquímedes, las
matemáticas cambiaron fuertemente, tanto en su forma
como en su contenido,. Entre las nuevas teorías
desarrolladas ocupa el primer lugar la teoría de las
secciones cónicas, que surgió de las limitaciones del
álgebra geométrica. El interés hacia las secciones cónicas
creció a medida que aumentaban la cantidad de problemas
resueltos con su ayuda. Sin duda, la obra más completa,
general y sistemática de las secciones cónicas se debe a
Apolonio de Perga. Estos tres últimos matemáticos citados,
Euclides, Arquímedes y Apolonio, sobresalieron por
encima de todos los de su tiempo y sus obras son las que
han hecho que se denomine como "Edad de Oro" de la
matemática al periodo comprendido entre los años 300 y
200 a.C..
Ctesibius (c285 - 222a.C.), como inventor del mundo antiguo es solo
superado por Arquimedes. Su trabajo sobre la elasticidad del aire fue muy
importante ganándole el título de padre de la Pneumática. Es considerado
además el fundador de la Escuela de Matemática e Ingeniería de
Alejandría y probablemente fue el primer director del Museo de
Alejandría.. A él le atribuyen el diseño de la bomba de impelente, el reloj de
agua (clepsidra) de caudal constante acoplado a un sistema de engranajes
que
en
un
cilindro
tenía
inscripta
la
duración
del día y de la noche, cañones operados por aire comprimido, y un
arbol hidraúlico capaz de elevar grandes pesos.
El primer instrumento musical de tablero, antecesor del órgano de tubos de
las iglesias, el llamado hydraulis, invención atribuída a Ctesibius.
Eratóstenes (276 – 192 a.C.) nacido en Cirene (actual Libia),
tercer
director de la Biblioteca de Alejandría desarrolla los cálculos matemáticos
necesarios para medir la circunferencia terrestre obteniendo como
resultado 40 222 Km, valor muy aproximado al real. (La longitud de la
circunferencia ecuatorial es de 40.075 Km. y la de un meridiano 40.008 Km.)
Matemático, astrónomo, geógrafo, filósofo y poeta era Erastótenes un
auténtico enciclopédico de la Antigüedad. Es considerado un pionero de la
cronografía sistemática del mundo cuando recopiló las fechas más
importantes de los eventos literarios y políticos desde los tiempos del sitio
de Troya.
Aristarco de Samos (310 – 230 a.C.), al defender la hipótesis de que la
Tierra gira sobre su eje y que junto con los demás planetas gira en
torno al Sol, está iniciando la polémica filosófica acerca de la fiabilidad
de los sentidos, y la contraposición entre la contemplación y el intelecto,
la observación y el razonamiento. La hipótesis de Aristarco fue
rechazada por la mayoría de la comunidad de los filósofos griegos
que contemplaban a la Tierra como un globo inmóvil alrededor del
cual giran los ligeros objetos celestes.
Debieron pasar siglos antes que Copérnico retomara estas ideas, pero
otra vez y en un escenario bien distinto, encontrarían un rechazo
oficial.
Filón de Bizancio (260 -180 a.C.) fue uno de los mas importantes
ingenieros alejandrinos. Gracias a sus discípulos fue conservada la
mayor parte de su obra "Colección de Mecanica", un tratado que no
solo ofrece una imagen total de sus trabajos sino que resume los
problemas mecánicos que ocuparon a sus contemporáneos y a sus
antecesores. Esta herencia cultural fue preservada por las traducciones
al árabe y de ahí las conoció la Europa del Renacimiento. Su Tratado
"De Pneumatica" describe 78 construcciones mecánicas operadas por
aire caliente o vapor. Algunas de sus invenciones más importantes
incluyeron la bomba de cadena, la bomba de aire (fuelle), la bomba de
pistón y una sirena para los faros que funcionaba con la fuerza del
vapor. También diseñó y construyó una rueda hidráulica de molino.
En Alejandría aparece además el escenario
histórico propicio para un contacto y posible
fusión de la maestría egipcia con la teoría
griega pero tal posibilidad no se convirtió en
realidad. Al parecer el vínculo estrecho del
arte de la experimentación con la religión
egipcia actuó como muralla impenetrable
para el necesario intercambio. No obstante,
surge como exponente de la khemeia griega,
a inicios del siglo III a.C., un egipcio
helenizado, Bolos de Mende. A su pluma se
atribuye
el
primer
libro, Physica et Mystica que aborda co
mo objetivo los estudios experimentales
para lograr la transmutación de un metal en
otro, particularmente de plomo o hierro en
oro.Semejante propósito, que alienta
tentativas
posteriores a lo largo de más de un milenio, encuentra fundamento en la doctrina
aristotélica de que todo tiende a la perfección. Este supuesto, junto al interés económico
que concita, soporta el campo de acción principal de los antecesores de la Química que se
sucedieron en diferentes momentos y culturas hasta el siglo XVII.
Con la desaparición del gran imperio consolidado por Alejandro, y el
posterior sometimiento de los pueblos greco – parlantes al poder de
los romanos (Grecia es convertida en provincia romana en el 146
a.C.), quedó seriamente comprometido el avance del saber científico
1) Expansión del Imperio a
la muerte de César y zona de
influencia
romana
en
Armenia y costas del Mar
Negro;
2) Expansión
territorial desde Augusto a
Nerón y en época de
Trajano; 3) Intento de
penetración romana en
Germania en tiempo de
Augusto; 4) Límites del
Imperio; 5) Límites de las
provincias - Los signos - ó +
que anteceden a las cifras
indican
si
éstas
corresponden
a
años
anteriores o posteriores al
comienzo de nuestra Era.
Así se ve hoy la vía Apia, a unos kilómetros de Roma. Solo unos metros
conservan su pavimento original. Fue la más famosa de las avenidas
romanas. Construida en el 312 a.C. por el Censor Appius Claudius
constituye un símbolo de lo alcanzado en materia de construcciones por los
romanos. 560 km unían la ciudad, en un trayecto admirablemente
rectilíneo, con Capua. Siglos más tarde, las calzadas romanas llegaron a
representar unos 90 mil kilómetros de caminos que garantizaban ante todo
las comunicaciones militares en el imperio, pero que al mismo tiempo
constituirían lazos para el intercambio comercial.
El acueducto fue una de las admirables construcciones legadas por Roma.
Construido en el 312 a.C., durante la República romana, por Appius
Claudius Caecus, el Aqua Appia es el acueducto más viejo de Roma. El
Appia, que se extiende dieciséis kilómetros corre principalmente por el
subsuelo, emergiendo en su término, en el Foro Boarium, en una arcada que
pontea el valle entre las Colinas de Aventina. El
sistema
de
agua sigue este curso subterráneo, por consideraciones de seguridad.
Durante el tiempo de la construcción del Appia, Roma se enfrentaba
frecuentemente con los Samnitas y era necesario evitar que en un esfuerzo
por sitiar la ciudad el enemigo cortara los suministros del líquido vital.
El ingeniero y político Sexto Julio Frontino (40-103) escribió "De aquis urbis Romae", obra en dos
libros que contienen una amplia descripción de los acueductos romanos, incluyendo las leyes
relacionadas con su uso y mantenimiento y otras materias de importancia en la historia de la
arquitectura
El único libro sobre la Arquitectura de la Antiguedad que llegó
hasta la Europa del Renacimiento fue "De Architectura" escrito
en latín por el ingeniero romano Marco Vitruvio Polión (c. 70
a.C.-c. 25 a.C.). Vitruvio se considera fue un ingeniero al servicio
de las legiones romanas del primer emperador, Augusto (63 a.C. 14 d.C.). Su obra resume en diez libros los conocimientos en esta
disciplina del arte - técnica, legados por el mundo griego y las
innovaciones propias de la arquitectura clásica romana.
Es pues un compendio de diversos ámbitos de la ingeniería
desde el diseño y planeación de la obra, la selección de los
materiales constructivos,hasta la aplicación de los principios de la
acústica y la hidraúlica en las edificaciones
Sus tres principios: la durabilidad, utilidad y belleza fueron inscritos en la práctica de las
monumentales construcciones romanas: las calzadas, los puentes y los acueductos.
El Pantheon, uno de los más grandes logros de la ingeniería
romana. Destruído por el fuego en el 80 d.C. es reconstruído
por el emperador Adriano (76 - 138 d.C.), alcanzando una
nueva monumentalidad.
Herón (126 a.C.- 50 a.C.) fundó y dirigió la Escuela Superior Técnica de
Alejandría que llegó a convertirse en un genuieno Politécnico. A menudo
se refieren a él como "el enciclopedista". Sus trabajos "Máquinas de
Guerra", "Tornos", Balística", "Pneumática", "Autómata" y
"Mecánica" lo colocan entre las más grandes figuras de la ingeniería
mecánica del mundo antiguo. Aunque existen evidencias de que
Arquímedes y Filón hicieron algunos usos simples del vapor, el
descubrimiento de la máquina de vapor pertenece definitivamente a
Heron.
La eolipila, considerada el ingenio precursor de la
turbina de vapor fue diseñada y construida por este
inventor adelántandose asi en más de 1 500 años a la
olla de presión de Denis Papin (1647 - 1714) y al
invento de la máquina de vapor de James Watt (1736 1819). La transformación de la energía térmica en
trabajo mecánico constituyó un descomunal paso de
avance del hombre que comenzó a producir máquinas
con la potencia mostrada por 100 o más caballos, pero
la sociedad esclavista del imperio greco-romano no
contenía en el orden del día la necesidad de aprovechar
ventajosamente la energía del vapor. La eolipia de
Herón fue olvidada en el baúl de las curiosidades.
Otra invención de Heron, esta vez de importante
aplicación para la época, fue el odómetro para medir
las distancias recorridas por móviles rodantes y su
equivalente para medir las distacias recorridas en el
mar.
HIPARCO fue el observador más grande de la antigüedad,
tanto que su catálogo estelar, que contenía posiciones y brillos
de unas 850 estrellas, fue superado en precisión solamente en el
siglo XVI. Su escala de los brillos aparentes, que distingue seis
magnitudes, está en la base de la actual clasificación
fotométrica de las estrellas. Por otra parte, hizo el notable
descubrimiento de la precesión de los equinoccios, es decir, del
desplazamiento de los puntos equinocciales –puntos comunes a
la eclíptica y al ecuador celeste- a lo largo de la eclíptica. Para
ello, procedió a desarrollar un método que anteriormente había
sido ideado por Aristarco; midió la distancia y tamaño de la
Luna.
Hiparco de Nicea (194 aC.120 aC.,en Nicea, Bitinia,
Asia Menor) .
Por otro lado, inventó la trigonometría esférica que incrementó el potencial del cálculo;
renovó las matemáticas, herramienta esencial de la cosmología, astrofísica y astronomía, a
la que perfeccionó con nuevos instrumentos. Conocedor de la distancia y de los
movimientos de la Luna y en posesión de una teoría mejor que la de sus predecesores acerca
de la órbita solar, Hiparco pudo conseguir satisfacer una de las principales exigencias de la
astronomía antigua: la predicción de eclipses, cuestión que para los griegos, antes de
Hiparco, constituía un serio problema, ya que tan sólo contaban para desarrollar sus
predicciones sobre eclipses con el método de los babilonios.
Otra relevante aportación nacida en Alejandría fue el Álgebra,
atribuida merecidamente a De Diofante, matemático griego que
vivió durante el siglo IV. Su libro principal "De arithmetica"
contiene 13 libros de los cuales sobreviven 6 en el griego original y 4
en la traducción árabe. Esta obra representa una variada colección
de problemas que implican ecuaciones polinomiales con una o mas
variables.
Diofante sistematizó sus ideas con símbolos creados por él mismo,
dando origen a las ecuaciones indeterminadas. La gran cantidad de
problemas que propuso y sus hábiles soluciones, sirvieron de
modelo a matemáticos de la talla de Riemann, Euler y Gauss.
El éxito durante 13 siglos de la teoría geocéntrica propuesta por
Claudius Ptolomeo (85 - 165) se basó en la concordancia de los
resultados de las mediciones que se realizaban en esa época, de
limitada exactitud, con los movimientos observados de los cuerpos
celestes; la capacidad de predicción de esos movimientos; la
correspondencia de esas ideas con las observaciones del sentido
común; y la legitimación de las ideas religiosas – filosóficas que se
abrieron paso en la época y que perduraron durante el largo
periodo de la Edad Media.
Pero si por longevidad es el "Almagesto" (obra cumbre de la
Astronomía Ptolomiana) émulo de la Geometría de Euclides, por
mérito histórico queda bien lejos de está última.
Fundador de la Escuela Metódica de la Medicina, Asclepiades (siglo I
a.C.) fue un médico griego discípulo de Epicuro que trasladó el
pensamiento atomístico a la medicina relacionando las enfermedades a
trastornos ocasionados en el movimiento de los átomos constituyentes
del organismo, y propugnando las terapias del masaje, la dieta, los
ejercicios y los baños. Lo que hoy llamaríamos terapias alternativas.
Galeno (129-c. 199) fue, después de Hipócrates, el médico más ilustre
del mundo greco-latino. Con el propósito de investigar la anatomía y
fisiología de los seres vivos elevó la disección de cadáveres de animales
a práctica profesional del médico. Las primeras descripciones del
corazón, las arterias, las venas, el hígado y la vejiga y las primeras
hipótesis sobre su funcionamiento se encuentran en sus obras.
Es considerado Galeno uno de los primeros en la descripción
sistemática de los cuadros clínicos asociados a las enfermedades
infecciosas y un pionero en la farma
Los últimos once párrafos del papiro de Leyden son extractos
de la obra del médico griego Pedáneo Dioscórides (c 40 – 90
d.C.), De Materia Medica (77 -78), el primer tratado sobre
Botánica y Farmacología, en la cual se describen más de 600
plantas de uso medicinal. Sus 5 libros contienen los elementos
de la más completa farmacología conocida hasta el siglo XVI.
Sus viajes como médico con el ejército romano por el Asia
Menor, Grecia, Italia, Dacia, Judea y la tierra de los Celtas le
brindaron la oportunidad de estudiar las propiedades
medicinales de muchas plantas y minerales de las cuales
preparó sustancias farmacéuticas y químicas para
experimentar y como remedios.
Hacia el año 300, Diocleciano (245 – 313, emperador en el
período entre 283 – 305) ordenó quemar todos los trabajos
egipcios relacionados con el arte de la khemeia.
A pesar de esta prohibición se conoce que Hypatia (370? 415) sobresaliente filósofa y matemática alejandrina, realizó
estudios experimentales en el campo de la khemia y
desarrolló, entre otros instrumentos, un equipo de destilación
de agua, que debió ser uno de los primeros útiles del stock
alquimista.
El aletargamiento de las ciencias en este período
se ha relacionado con la falta de interés de la
cultura romana por los saberes científicos –
filosóficos. No obstante, los romanos acopiaron
con gran interés las fuentes de los conocimientos
griegos. En este esfuerzo sobresale la
monumental obra enciclopédica de Plinio el Viejo
(c. 23 d.C. - 79) “Historia Natural” que en 37
libros contiene el estado del arte de la época en
disciplinas tan distantes como la Anatomía y la
Mineralogía. La obra de Plinio se convierte en un
clásico que flotará siglos después en la atmósfera
atemporal del medioevo europeo hasta despertar
en el renacimiento como referencia para los
estudiosos que redescubren entonces los saberes
del mundo greco-latino.
Siglo III se promueve un nuevo orden, la
Tetrarquía, que divide el Imperio en cuatro partes,
Galias, Italia, Iliria y Oriente, comenzando el siglo
IV con un Nuevo Imperio.
A pesar de que el sistema resultó un fracaso al no
tener en cuenta las grandes ambiciones de
augustos y césares que no se conformaban con
gobernar solamente una parte del gran Imperio,
fue efectivo al diferenciar un decaído y corrupto
occidente en peligro de derrumbe ante la amenaza
de los pueblos bárbaros y un oriente pujante,
civilizado y estable con una civilización mas
organizada y emprendedora.
Teodosio emperador Gobernó desde 379 hasta 395.
Dividio el imperio entre sus dos hijos un Oriente
próspero y un Occidente invadido y desgastado por
las luchas con los pueblos bárbaros.
El momento histórico en que se manifiesta el declive de Roma data de fines del siglo IV
cuando los pueblos germanos emprendieron gradualmente la conquista de Occidente. De
entonces al 476, ejércitos visigodos tomaron y arrasaron provincias romanas, pactaron con
el imperio para enfrentar conjuntamente la invasión de los hunos, fueron cristianizados, y
finalmente Odoacro (c.433-c.493), jefe de tropas germánicas, depuso al último emperador
romano de Occidente.
La Biblioteca de Alejandria sobrevivió hasta fines del siglo IV, cuando un decreto del
Emperador Teodosio (391 d.C.) prohibió las religiones no-cristianas (paganas). Teófilo
(Obispo de Alejandría de 385 a 412 d.C.) destruyó entonces el Serapeum y la Biblioteca por
ser la casa de la doctrina pagana. Los estudiosos sobrevivieron otra generación hasta el
asesinato de Hipatia en 415, el cual marcó el fin de la era escolástica de Alejandría. Según
fuentes contemporáneas, Hipatia de Alejandría, una estudiosa del siglo V d.C., fue
arrastrada por el carro de una chusma de monjes que odiaban todo lo pagano y la
desollaron viva y la quemaron en los restos de la Biblioteca. En 415, el historiador cristiano
Orosius visitó Alejandría e informó: “Hay templos hoy día, que nosotros hemos visto, cuyos
estantes para libros han sido vaciados por nuestros hombres. Y ésta es una cuestión que no
admite ninguna duda.” (Orosius 6.15.32) Su declaración confirma que la biblioteca había
desaparecido en el siglo V, es decir, más de dos siglos antes de la conquista de Egipto por los
árabes en 642.
Descargar

Diapositiva 1