Otro mundo es posible…
Conferencia del teólogo, profesor y escritor Leonardo Boff
a propósito de la novena edición del Forum Social Mundial
Otro mundo posible,
que contenga los sueños
de la niña palestina…
de la niña brasilera
Otro mundo posible, donde sean
respetados los derechos básicos de la
niña peruana… de la niña africana
...y de la niña afgana
En uno de los encuentros, cuyo tema era
“Diálogos con los movimientos de juventud por el
medio ambiente”, Leonardo Boff se reunió
específicamente con los jóvenes.
E inició su exposición hablando sobre
la crisis financiera que asola el mundo…
Quince trillones de dólares evaporados
en cuestión de pocos días, llevando
consigo inmensas corporaciones,
grandes bancos y tradicionales fábricas
Y dejando atrás, en medio de frías estadísticas,
los despidos en masa, el desempleo, el hambre,
la desesperación, las lágrimas
Una crisis que no asoló la periferia,
pero sí el corazón del imperio
Y nos recordó Leonardo Boff las
sutiles artimañas del capital con las
que procurarán rehacerse
E intentarán darnos más de lo mismo.
Más consumo, más conflictos…
más individualismo
En un sistema regido por el capital y por las
leyes del mercado… voraz, acumulador,
depredador del medio ambiente, creador de
desigualdades y sin sentido de la solidariedad…
Un sistema que creó
sufrimientos inhumanos
y impactantes
desigualdades.
Un sistema que desconoce el amor,
la solidaridad, la caridad y la compasión.
y que se hace ciego y sordo
ante el llamado del excluido…
del necesitado.
Un sistema donde los niños aprenden
tan temprano a conjugar el verbo comprar,
pero que desconocen lo que sea compartir
Un sistema que incentiva el
consumismo inconsecuente y
desenfrenado y que tanto
endiosa los bienes materiales.
Sin embargo, la crisis actual es terminal.
El desafío no es remediar lo que no tiene
arreglo, pero sí buscar nuevas alternativas
Lo opuesto al amor
no es el odio, pero sí la
indiferencia
Además de la crisis financiera,
nos encontramos también con
la crisis ambiental
El ansia por el crecimiento económico, aliada
al consumismo compulsivo, resultó en la
dilapidación sin precedentes de la naturaleza.
El actual modelo económico fracasó contra
la propia humanidad y contra el planeta
El bienestar de todos y la preservación
de la Tierra son sacrificados al lucro de pocos
El consumo inconsecuente aumentó
el desperdicio, la producción de basura,
y los impactos ambientales.
Y polucionamos mares y ríos...
Los límites del capitalismo son los límites
de la Tierra. Ya tocamos estos límites…
tanto de la Tierra como del capitalismo
Ya no podemos proseguir con esta
perversa lógica del capital, basada en la
acumulación y en el desperdicio…
Lógica que incentiva lo superfluo,
la ostentación y el desperdicio...
Los actuales patrones de extracción, producción
y consumo se mostraron insustentables...
...además de la capacidad de reposición
y regeneración del planeta
La Tierra está
dando señales
inequívocas
de que ya no
aguanta más
Escasez de agua potable…
calentamiento global…
cambios climáticos…
Las crisis
financiera,
climática,
energética,
alimenticia nos
remiten a la crisis
del paradigma
dominante
Precisamos de
un nuevo paradigma
de civilización
porque el actual
llegó a su fin y se
agotaron las
posibilidades
¿Cuál es el mundo
que iremos a dejar
para las nuevas
generaciones?
Precisamos
cultivar la
solidariedad
intergeneracional,
para con los que
vendrán después
de nosotros
Ellos también
precisan satisfacer
sus necesidades y
habitar un planeta
mínimamente
saludable
Buscar nuevos
valores. Alimentar
nuevas esperanzas,
nuevos rumbos,
y nuevos
paradigmas.
La protección
de la vitalidad,
diversidad y
belleza de la
Tierra es
nuestro deber
sagrado
Debemos tener un
nuevo mirar sobre
la realidad,
adoptar un nuevo
paradigma de
relacionamiento
con todos los seres
El universo caminó 15
billones de años para
producir el planeta
que habitamos. Esta
admirable obra que
nosotros recibimos
como herencia para
cuidar como jardineros
y preservar como
guardianes fieles.
Somos todos
interdependientes
unos de otros.
Coexistimos en el
mismo cosmos
y en la misma
naturaleza
Como nunca antes en la historia, el destino
común nos convoca a buscar un nuevo
comienzo
Promover la ecología del cuidado, que
vela por los intereses de toda la
comunidad de vida.
Coexistir con
respeto,
cooperación y
armonía con
animales, vegetales
y seres humanos.
La interculturalidad,
el encuentro con
otras tradiciones,
otras culturas,
enriquece nuestra
visión del mundo y
de la vida.
Tener ojos para los que son diferentes.
Tener oídos para su voz, sus melodías, sus
canciones, sus historias...
El desafío del tiempo presente es
el de rescatar las utopías olvidadas,
reescribir nuestro sueño común.
Un único soplo,
una única alma,
una misma esperanza
Y en medio de la agitada rutina de la vida
moderna, encontrar tiempo para reflexionar
sobre preguntas metafísicas...
Tener oídos para la voz que habla en nosotros…
que nos convoca para la práctica del bien...
...y que delante de una noche
estrellada nos pregunta:
“¿Quién sustenta y se esconde
detrás de aquellas estrellas?”
La voz que, cuando delante
de un recién nacido, con respeto
y admiración pregunta:
“¿Quién fue que generó esta vida?...”
“¿Dónde es que,
en el mirar de un
niño, acaba la
tierra y comienza
el cielo?”
Otro mundo es posible
El texto de esta presentación se basa en la conferencia
dada por Leonardo Boff durante el Forum Social Mundial,
Belém, estado de Pará (Brasil), enero del 2009.
Para saber más acerca del tema, acceda:
www.forumsocialmundial.org.br
www.leonardoboff.com.br
Descargar

Forum Social Mundial