14.1 HISTORIA DE
LA IGLESIA
El sentido de la historia
Fuerzas
ciegas
Acaso
Historia
Providencia divina
Libertad
humana
El sentido de la historia
• Los cristianos estamos llamados a ser la
sal de la tierra y la luz del mundo (cfr. Mt
5,13-14).
• Todas las incidencias de la vida —las
individuales, las sociales y las grandes
encrucijadas de la historia— son
llamadas a ser santos y a llevar todo a
Dios, procurando que Cristo reine.
El sentido de la historia
• La vida de los santos ha iluminado
efectivamente la historia.

Pero cada generación
de cristianos tiene la
responsabilidad de
santificar su tiempo.
El sentido de la historia
• La historia de la Iglesia es, en su sentido
más profundo, la historia de
la santidad
Es la historia del amor de
Dios: la historia de la
salvación de los hombres.
Dios da la gracia y el
hombre responde.
el apostolado
Dios quiere salvarnos en
la Iglesia; por Ella se
aplica la Redención a los
hombres. Esta es la tarea
que Jesús dio a los
Apóstoles.
El sentido de la historia
• La Iglesia, siendo santa (LG, 63), no
se cansa de hacer penitencia,
porque está compuesta por
nosotros, que somos pecadores.
• Junto a innegables frutos de
santidad, en la historia de los
cristianos hay también errores e
infidelidades.
El sentido de la historia
• Reconocer los pecados y las
equivocaciones del pasado es un
acto de lealtad y de valentía que
nos ayuda a reforzar nuestra fe,
haciéndonos capaces de afrontar
las tentaciones y las dificultades de
hoy (Juan Pablo II, Tertio millennio adveniente, 3336).
La predicación apostólica y los
primeros cristianos
• Los Apóstoles, después de
Pentecostés, empiezan a predicar
a todas las gentes (Hch 2,1-41; 4,4).
• Más tarde, en Antioquía —donde
muchos se habían bautizado—,
los discípulos de Cristo
“comenzaron a llamarse
cristianos” (Hch 11,26).
La predicación apostólica y los
primeros cristianos
• Los Apóstoles se esparcen por todo el
mundo conocido.



San Pedro, Cabeza de los Apóstoles,
se establece en Roma.
San Pablo —primero perseguidor y
luego Apóstol— viaja por Asia Menor
y Europa, abriendo la puerta a los
“gentiles” (Ef 3,5-12).
Muchos judíos se convierten, otros persiguen.
La predicación apostólica y los
primeros cristianos
• Todos los Apóstoles, concordes y
unánimes en comunión con Pedro:




Predicaban por todas partes la
misma fe.
Establecían comunidades cristianas.
Consagraban obispos en cada lugar,
para que contiuaran el ministerio.
Esas comunidades, gobernadas por los Obispos,
se llamaron “iglesias”.
Las persecuciones y la
evangelización de Europa
• La Iglesia ha sufrido persecuciones desde
los comienzos, porque el demonio no
quiere que alcancemos la salvación
eterna.

Pero Jesús prometió que “las
puertas del infierno no
prevalecerán contra ella” (Mt
16,18).
Las persecuciones y la
evangelización de Europa
• Primero en Jerusalén, por parte de los judíos
(Hch 5,38-39).
 Luego —los tres primeros siglos—, por orden
o con el consentimiento de los emperadores
romanos, porque los
cristianos no se sometían al culto
estatal ni admitían la religión
pagana, y porque su vida
contrastaba radicalmente con las
costumbres paganas.
Las persecuciones y la
evangelización de Europa
• En esos siglos fueron numerosísimos los
mártires (o “testigos”) que sellaron con su
sangre la fe en Cristo.
 Desde el inicio se les tributó una veneración
especial, que se manifestaba en la conmemoración de su
muerte (dies natalis) y en la erección
de altares sobre sus reliquias.

El primer mártir fue San
Esteban.
Las persecuciones y la
evangelización de Europa
• En el año 313 el emperador
Constantino, por el “edicto de Milán”,
reconoció a los cristianos la libertad de
confesar y practicar públicamente la fe.

En los siglos siguientes, todos
los pueblos de Europa fueron
convirtiéndose al cristianismo.
Los Padres de la Iglesia y los
primeros Concilios
• Los Padres de la Iglesia son escritores
cristianos antiguos (de los primeros siglos).
Sobresalen por:
ortodoxia
santidad

doctrinal
Tienen gran importancia en la
exposición teológica, transmisión y
defensa de la verdad revelada

“Las enseñanzas de los Santos
Padres testifican la Tradición viva de
la Iglesia” (CEC, 78).
Los Padres de la Iglesia y los
primeros Concilios
• Entre los Padres de la Iglesia destacan:
Padres Griegos
S. Ireneo
S. Basilio
S. Atanasio
S. Juan
Crisóstomo
S. Gregorio de S. Cirilo de
Nisa
Alejandría
Padres Latinos
S. Ambrosio
S. Agustín
S. Jerónimo
S. Gregorio
Magno
Los Padres de la Iglesia y los
primeros Concilios
• Los primeros Concilios
ecuménicos, en los que se
reunieron los Obispos de toda
la Iglesia contra les herejías,
tuvieron gran importancia en
la profundización de la doctrina
trinitaria y cristológica.
Los Padres de la Iglesia y los
primeros Concilios
• Concilio de Nicea (año 325): Jesucristo es
verdadero Dios, de la misma naturaleza
que el Padre. Contra el error de Arrio.

Concilio I de Constantinopla (381):
enseñó la divinidad del Espíritu Santo.
Contra el error de Macedonio
Los Padres de la Iglesia y los
primeros Concilios

Concilio de Éfeso (431): En Cristo hay una
sola Persona; la Virgen es “Madre de Dios”.
Contra Nestorio.
• Concilio de Calcedonia (año 451):
En Cristo hay una sola persona
divina y dos naturalezas (la divina
y la humana), porque es verdadero
Dios y verdadero hombre. Contra
Eutiques.
La Edad Media
Órdenes religiosas
Teología
Cisma de
Oriente
Cruzadas
Cisma de
Occidente
La Edad Media: el cisma de
oriente
• En el siglo IX, Focio, patriarca de
Constantinopla, acusó a Roma de haber
corrompido la fe porque enseñaba, y
rezaba en el Credo, que
el Espíritu Santo procede del Padre “y del Hijo”
(Filioque).

En el siglo XI, el patriarca Miguel
Cerulario renovó las acusaciones de
Focio y fue excomulgado.
La Edad Media: el cisma de
Oriente
• Se consumó la ruptura o cisma con que
parte del Oriente se separó de la sede de
Roma, sustrayéndose a la autoridad del
Papa.

Es un cisma fruto de conflictos e
incomprensiones en el clima cultural y
político entre Oriente y Occidente.
La Edad Media: la Teología
• Es una época de gran desarrollo
teológico.
• La figura principal es Santo Tomás
de Aquino (siglo XIII).
 Otros grandes teólogos de la
Edad Media fueron San
Bernardo, San Alberto Magno
y San Buenaventura.
La Edad Media: las órdenes
religiosas
• En la alta Edad Media florece la vida
monástica y religiosa. Se difunden los
monasterios de benedictinos, que siguen la
“Regla” de San Benito (s. V).

En el s. XIII nacen grandes órdenes
religiosas llamadas “mendicantes”,
como los franciscanos y los
benedictinos.
La Edad Media: las cruzadas
• Fueron expediciones militaresreligiosas, en las que participó
toda la cristiandad en cuanto tal y
cuyo fin principal era
recuperar los Santos
Lugares, que estaban bajo
dominio musulmán.
La Edad Media: el cisma de
Occidente
• En el s. XIV (1306-1376 ) los Papas resi-den
en Francia: en Aviñón. Gregorio XI,
atendiendo a los ruegos de Sta. Catalina
de Siena, regresa a Roma.

A su muerte, en 1378, se produce el
Cisma de Occidente, por los que
sostenían la autoridad del concilio por
encima de la del Papa. Duró 40 años y
se volvió a la unidad.
La Edad Moderna
La evangelización de
América y Asia
Concilio de
Trento
El protestantismo
Los santos y la
renovación de la
Iglesia
La Edad Moderna: evangelización de América y Asia
• Con el descubrimiento de América
inicia la evangelización de este
continente.

(1492)
Fue realizada sobre todo por los
misioneros y en parte por
colonizadores —artesanos, soldados,
comerciantes, etc.— animados de
espíritu cristiano.
La Edad Moderna: evangelización de América y Asia
• “Desde los primeros pasos de la
evangelización, la Iglesia Católica, movida
por la fidelidad al Espíritu de Cristo, fue
defensora infatigable de los indios,
protectora de los valores que
había en sus culturas, promoto-ra de
humanidad frente a los abusos de
colonizadores a veces sin escrúpulos
(Juan Pablo II, Discurso 12-X-1992).
La Edad Moderna: evangelización de América y Asia
• En los siglos XVI y XVII misioneros
portugueses, italianos y españoles predican
el Evangelio en diversos lugares de Asia —
India y Japón, China y Filipinas— y en
algunos pueblos de
las costas de África.

En algunos de esos lugares —como
las Islas Filipinas— arraigó
profundamente la fe.
La Edad Moderna: el
prostentantismo
• En el siglo XVI se extiende por Europa la
herejía protestante, iniciada por Lutero
(1483-1546)
y propagada, con ciertas diferencia, por
Calvino y otros que se denominan
“reformadores”, porque pretendían
una “reforma” de la Iglesia.
La Edad Moderna: el
prostentantismo
• Nació y se propagó en Alemania y
Escandinavia, con Lutero.
• En Suiza y otras naciones de Europa se
extendió el calvinismo.

En Gran Bretaña entran los errores
protestantes cuando Enrique VIII se
separa de Roma, dando lugar al
“anglicanismo”.
La Edad Moderna: el
prostentantismo
• Se apartaron de la doctrina católica en
verdades capitales, por ejemplo:
– “Libre interpretación de las Escrituras”.
– “Sola Scriptura”.
 La salvación por la “sola fe”, sin obras.
 La corrupción completa de la
naturaleza humana por el pecado
original.

Doctrina de los sacramentos y el
papado...
La Edad Moderna: el Concilio
de Trento
• El Concilio de Trento (1545-1563) enseñó
la verdadera doctrina católica acerca
de las cuestiones en que Lutero y
sus seguidores
erraron.
 El Concilio de Trento trajo
muchos frutos para la vida y
la doctrina de la Iglesia.
La Edad Moderna: la santidad
• En los siglos XVI y XVII hay grandes
santos que contribuyen a la renovación
de la vida cristiana con sus escritos y,
sobre todo, con su vida:
Sta. Teresa de Ávila
S. Juan de la Cruz
S. Ignacio de Loyola
S. Felipe Neri
S. Camilo de Lelis
La Edad Contemporánea
Concilio Vaticano I
Doctrina
Social de la
Iglesia
Evange-lización
de África
Modernismo y
San Pío X
La Edad Contemporánea: el
Concilio de Vaticano I
• Este Concilio (1869-1870) salió al paso
de los errores de:
racionalismo
 Dejó
agnosticismo
clara cuál es la relación
entre razón y fe, que no se
pueden oponer.
La Edad Contemporánea: el
Concilio de Vaticano I
• También dejó clara la infalibilidad del
Romano Pontífice cuando enseña
solemnemente ex cathedra.
 Esto
fue definido como dogma
por el Papa Pío IX.
La Edad Contemporánea: la
evangelización de África
• A partir del siglo XVI los navegantes
portugueses llevan la fe a distintos puntos
de África.

Posteriormente, especialmente en el
s. XIX, muchos misioneros (sobre todo
holandeses, belgas y franceses) predican
el Evangelio en el continente y realizan
una inmensa labor de promoción
humana.
La Edad Contemporánea: la
doctrina social de la Iglesia
• La industrialización del siglo XIX genera
profundos cambios en la vida económica
y social.

Aparecen doctrinas contrarias a la
dignidad de la persona y a la visión
cristiana del hombre y de la sociedad.
socialismo
marxismo
liberalismo individualista
La Edad Contemporánea: la
doctrina social de la Iglesia
• Ante las soluciones equivocadas para los
conflictos sociales, el Magisterio de la
Iglesia enseña con
frecuencia creciente sobre esto.
La persona
La familia
La sociedad
El trabajo
La justicia en las
relaciones
económicas
Etc.
La Edad Contemporánea: la
doctrina social de la Iglesia
• El conjunto de esas enseñanzas se
llama “doctrina social de la Iglesia.
• Se inició con la Encíclica Rerum
novarum
del Papa León
XIII, y ha continuado con
enseñanzas de todos los Papas
posteriores.
(1891)
La Edad Contemporánea: el
modernismo y San Pío X
• El modernismo es un sistema de ideas
que intenta “adaptar la fe” a la filosofía
moderna, racionalista e inmanentista.

Entre otros errores, considera la
fe como “sentimiento religioso”
situado en un plano distinto al de
la razón.
La Edad Contemporánea: el
modernismo y San Pío X
FIDEÍSMO
• El modernismo también niega el
carácter razonable de la fe, y
desprecia los argumentos de
credibilidad.
 El Papa San Pío X lo combatió
con fortaleza, y expuso la
doctrina católica sobre estos
temas en la Encíclica Pascendi
(1907).
La Iglesia en la segunda mitad
del siglo XX
El Concilio
Vaticano II
El “postconcilio”
La nueva
evangelización
La segunda mitad del siglo XX:
el Concilio Vaticano II
• La tarea que se propuso el Concilio
Vaticano II (1962-1965) fue renovar la vida de
la Iglesia, con fidelidad plena al depósito
de la fe.

Produjo documentos de gran
importancia:
Constitución Lumen gentium, sobre la
naturaleza de la Iglesia.
La segunda mitad del siglo XX:
el Concilio Vaticano II
• La tarea que se propuso el Concilio
Vaticano II (1962-1965) fue renovar la vida de
la Iglesia, con fidelidad plena al depósito
de la fe.

Produjo documentos de gran
importancia:
Constitución Gaudium et spes, sobre la
vida de la Iglesia en el mundo actual.
La segunda mitad del siglo XX:
el Concilio Vaticano II
• La tarea que se propuso el Concilio
Vaticano II (1962-1965) fue renovar la vida de
la Iglesia, con fidelidad plena al depósito
de la fe.

Produjo documentos de gran
importancia:
Decreto Presbyterorum Ordinis, sobre el
ministerio y la vida de los sacerdotes,
La segunda mitad del siglo XX:
el Concilio Vaticano II
• La tarea que se propuso el Concilio
Vaticano II (1962-1965) fue renovar la vida de
la Iglesia, con fidelidad plena al depósito
de la fe.

Produjo documentos de gran
importancia:
Decreto Apostolicam actuositatem,
sobre el apostolado de los laicos.
La segunda mitad del siglo XX:
el Concilio Vaticano II
• La tarea que se propuso el Concilio
Vaticano II (1962-1965) fue renovar la vida de
la Iglesia, con fidelidad plena al depósito
de la fe.

Produjo documentos de gran
importancia:
Decreto Unitatis redintegratio, sobre el
ecumenismo.
La segunda mitad del siglo XX:
el Concilio Vaticano II
• La tarea que se propuso el Concilio
Vaticano II (1962-1965) fue renovar la vida de
la Iglesia, con fidelidad plena al depósito
de la fe.

Produjo documentos de gran
importancia:
Declaración Dignitatis humanae, sobre
la libertad religiosa.
La segunda mitad del siglo XX:
el “postconcilio”
• El Concilio Vaticano II ha sido, y será aún
más, una profunda renovación en la vida
de la Iglesia.
• Pero en los años inmediatos han
surgido muchos errores doctrinales y
abusos prácticos que ya habían
empezado a manifestarse antes.
La segunda mitad del siglo XX:
el “postconcilio”
En el modo de
En el abandono de la
celebrar de la Santa Confesión individual
Misa
En la Moral
En la catequesis
Juan Pablo II, desde el inicio de su
pontificado (1978), se propuso llevar a la
práctica fielmente las indicaciones del
Concilio y así lo ha hecho.
La segunda mitad del siglo XX:
la nueva evangelización

En las últimas décadas se ha extendido en
muchos países un nuevo paganismo: que
rechaza a Dios y la ley moral (familia, aborto,
relativismo, new age...
Los cristianos han de ser "sal de la tierra,
luz del mundo", protagonistas de una
nueva evangelización que ha de
caracterizar al tercer milenio.
La segunda mitad del siglo XX:
la nueva evangelización

Para esto es preciso saber ir contracorriente sin
apartarse del mundo, según las palabras del
Señor: "no te pido que los saques del mundo
sino que los preserves
del mal"
(Jn 17,15).

Coherencia.

Fortaleza.
El Opus Dei en la historia de la
Iglesia
• San Josemaría fundó el Opus Dei
“por inspiración divina” (Juan Pablo II,
Const. Ap. Ut sit, 28-XI-1982)
• Para recordar a todos los
hombres que están
llamados a la santidad y al
apostolado.
El Opus Dei en la historia de la
Iglesia
trabajo
profesional
deberes
familiares
deberes
sociales
Santidad
Apostolado
Para que
Cristo reine
en la
sociedad
Tiene su
precedente en
los primeros
cristianos
El Opus Dei en la historia de la
Iglesia
• Los miembros de la Obra están llamados,
con una específica vocación divina, a
santificarse en medio del mundo y a
santificar el mundo desde dentro, con
una
entrega plena a Dios, como hijos suyos:
buscando la identificación con Cristo en
el lugar y en las circunstancias de cada
uno.
El Opus Dei en la historia de la
Iglesia
• El Opus Dei fue erigido por Juan Pablo II
en Prelatura personal, el 28-XI-1982. Esta
configuración jurídica, deseada por
nuestro Fundador y alcanzada por su
primer
sucesor, don Álvaro del Portillo, después
de mucha oración y sacrificio, es
plenamente adecuada al espíritu y a la
realidad de la Obra.
El Opus Dei en la historia de la
Iglesia
• Nuestro Padre vivió heroicamente el
espíritu que Dios le entregó. Para sus
hijos —que hemos recibido la misma
vocación— es ejemplo de santidad e
intercesor en el Cielo.

Fue beatificado el 17 de mayo de 1992
y canonizado el 6 de octubre del 2002,
por Juan Pablo II.