NOTA: El mensaje en esta presentación describe en términos
generales el terror y el sufrimiento que produce la guerra.
Aunque actualmente el mayor enfoque ha sido en Líbano e
Israel, les recordamos que centenares de personas mueren
diariamente debido a guerras, ataques suicidas y como daño
colateral en conflictos.
DIOS Y LA GUERRA
Las fotos que usamos para ilustrarla son de una variedad de
conflictos recientes no solo de un evento en particular.
Nuestra oración es por la paz mundial. Esto se volverá realidad
cuando El Príncipe de Paz establezca su Reino en la tierra.
Tu puedes tener Su Reino y Su Paz en tu corazón ahora mismo.
♫ Enciende los parlantes
«Bienaventurados los pacificadores,
HAZ CLIC PARA AVANZAR
porque serán llamados hijos de Dios»
(Mateo 5:9)
Pueblos y
ciudades
padecen
destrucción.
Hay pobres
civiles
inocentes,
entre ellos
niños,
privados de lo
más
elemental…
…familias deshechas
que ven morir a sus
seres queridos
víctimas de atroces
sufrimientos.
HECHOS ACERCA DE LA GUERRA
Aunque la humanidad
siempre ha sido víctima
del flagelo de la guerra,
ningún otro período de la
Historia ha conocido una
escalada bélica como la
acaecida durante el siglo
XX. La Cruz Roja
Internacional estima que
más de 100 millones de
personas perecieron en
ese siglo a causa de las
guerras.
Desde la Segunda Guerra
Mundial —conflagración que
se esperaba que garantizase
el fin de todo conflicto
armado— han estallado más
de 150 guerras de grandes
proporciones, eso sin contar
cientos de escaramuzas,
alzamientos y revoluciones.
La “Guerra contra el
Terrorismo” ha tomado gran
importancia en el mundo
actual. Ataques terroristas y
bombarderos suicidas
claman decenas de vidas
cada día.
CONFLICTOS ACTUALES:
Líbano / Israel
Irak
Sudán
Chechenia
Kashmir
Afganistán
Sri Lanka
LIMPIEZA ETNICA.
La agencia AP informa que en el curso del siglo pasado las
matanzas perpetradas por súbditos de diversas naciones contra
sus conciudadanos han superado las muertes provocadas por
enfrentamientos con rivales extranjeros. En su informe, la
agencia alude a las purgas de Stalin, la Revolución Cultural
china, los campos de exterminio de Camboya, la llamada
depuración étnica de Bosnia, los horrores de Ruanda, etc.
También podríamos mencionar la fratricida guerra civil española
y los choques entre movimientos guerrilleros y el ejército que
han marcado la historia reciente de muchos países
latinoamericanos.
En su reportaje, la agencia AP emite una grave sentencia:
El siglo XX está bañado en sangre [...], la demencia homicida ha
segado la vida de 170 millones de personas. [...] No por nada el
término genocidio se acuñó en nuestro siglo.
¿Qué causa justifica tan elevado
costo en vidas humanas?
¿Acaso los abusos de un régimen
corrigen los de otro?
¿Qué gobierno tiene la autoridad moral
para erigirse en juez de los demás?
Ningún ejército puede afirmar que está
del bando de los buenos.
La guerra, la muerte y la destrucción nunca están
bien. Pese a que el hombre fue creado para amar y
ayudar a sus congéneres, el egoísmo y la codicia
han propagado y extendido la corrupción en todo
el mundo, hasta tal punto que agredir y matar es
hoy en día moneda corriente.
¡Dios no lo planeó así!
Se equivocan
quienes alegan que
hacen la guerra en
nombre de Dios y
afirman que su
causa cuenta con Su
bendición.
Muchos son
inducidos a error por
su concepto parcial
del bien y de la
justicia; otros abrigan
móviles hipócritas.
«¿De donde vienen las guerras y los pleitos
entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones,
las cuales combaten en vuestros miembros?»
SANTIAGO 4:1
Dios, El Todopoderoso, podría hacer uso de Su
poder para obligar a los hombres a obrar bien;
pero ha optado por concederles libre albedrío.
El permite que cada nación y cada persona
determine su destino mediante las decisiones
que toma.
Si Dios no impone a los demás Su voluntad ni
Sus planes, cuánto menos debieran hacerlo los
mortales. Nadie debe forzar a otro a aceptar sus
suactuar
estilo deno
vida.
Esacreencias
forma ode
es
Ningún gobierno debe compeler a otro a
conforme a Sus designios.
ajustarse a sus ideales y deseos.
Dios conoce el corazón de
los hombres. El premiaré a
los pacificadores y
castigará a los
sanguinarios.
Todos daremos cuenta
ante El en el día del juicio.
Que cada cual haga
examen de conciencia
y decida su postura, si
está a favor de la paz o
de la guerra, de la
libertad o de la tiranía.
Padres llevando a sus niños a firmar y escribir
en bombas que mataran a otros niños.
Mas los que de veras conocen a Dios y le
aman se atienen a Sus palabras e imitan Su
ejemplo, buscando activamente la paz.
«Bienaventurados los pacificadores, porque
serán llamados hijos de Dios»
(Mateo 5:9).
¿Trabajas por la paz? ¿Mereces que te
cuenten entre los hijos de Dios?
¿Lo conoces bien? ¿Sabes que El es amor? ¿Le has abierto tu vida y
orado para aceptarlo? Si tu conocimiento de El es puramente nominal,
eso puede cambiar en este preciso instante. Para conocerlo de forma
íntima no tienes más que dejar que Su espíritu de amor, paz y luz
invada tu vida y anide en tu corazón. Háblale. Llámale.
Si no
sabes qué decir, haz esta sencilla oración:
Jesús, deseo conocerte personalmente. Quiero entender
la verdad. Quiero ver el mundo desde Tu perspectiva.
Quiero conocer Tu voluntad y hacer lo posible por que se
cumpla. Deseo dar la cara por la verdad y la justicia. Dame
fuerzas para ello. Indícame cómo puedo mejorar mi entorno.
Enséñame a amar y a ayudar a mis semejantes como lo
harías Tú si estuvieras hoy en día en la Tierra. Hazme
saber cómo puedo promover la paz. Amén.
Si Jesús esta en tu vida y estás viviendo cerca de
Él, aunque haya guerra, confusión y caos a tu
alrededor, tú puedes tener paz interior -- en tu
corazón -- a través del Príncipe de Paz,
Jesucristo.
Toma partido por Dios, por la paz y contra la
guerra. Toma partido por la libertad y contra
la hipocresía, la codicia y el egoísmo de los
que tienen ansias de guerra.
Ruega por la paz. Ruega por los inocentes.
No olvides que un día habrás de dar cuenta
ante Dios. Tenlo presente en cada decisión
que tomes.
Si bien el panorama se presenta sombrío, se
acerca el día en que Dios mismo intervendrá para
acabar de una vez para siempre con la violencia y
las guerras que azotan al mundo.
La Biblia enseña que cuando Cristo retorne a la Tierra,
«Juzgará a las naciones y reprenderá a muchos pueblos […].
Volverán sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en
hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se
adiestrarán más para la guerra.»
(Isaías 2:4.)
SI TE GUSTÓ ESTA PRESENTACIÓN, COMPÁRTELA CON TUS AMIGOS.
CANCIÓN EN ESTA PRESENTACIÓN: “When Will The War Be Ended?”
Para bajar esta canción (en Inglés) y para más presentaciones, visita:
http://www.98.to/powerpoints/
Descargar

GOD’S POSITION ON WAR! - Powerpoint Paradise COOL …