Coches del futuro
Guillermo Moreno
Jorge Sánchez
INDICE
• Biocarburantes
• Coches de hidrógeno
• Coches híbridos
Pilas de combustible
•
Motores de pila de combustible
•
Una pila de combustible es un dispositivo cuyo
funcionamiento es muy similar al de una
batería, diferenciándose en que ni se agota ni
se recarga. Mediante un proceso de
combustión fría convierte la energía química
de un combustible en energía eléctrica útil,
además de calor y agua pura, todo ello sin
proceso de combustión como paso intermedio.
Físicamente también son muy parecidas a las
baterías, estando formadas por dos electrodos
separados por un electrolito. Generan
electricidad mientras se las provea de
combustible y oxigeno. Las pilas de
combustible pueden utilizar hidrógeno puro de
forma directa, o cualquier combustible
(gasolina, metanol, metano, hidrógeno, etanol,
gas natural, gas licuado (LPG) etc) que
permita obtener gas rico en hidrógeno
mediante un proceso interno de reformado.
Coches de hidrógeno
•
El primer coche de hidrógeno
Por ejemplo, BMW presentaba el pasado mes de mayo en la
Exposicición Universal de Hannover el que será primer coche de
hidrógeno producido en serie de la historia, el 750 hL. Un
automóvil con motor de 12 cilindros que desarrolla una potencia
de 150 kW (unos 204 cv), y que es capaz de acelerar de 0 a 100
en 9,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 226 km/h.
El 750 hL tiene además un depósito de 140 litros para transportar
hidrógeno líquido criogenizado, es decir, a una temperatura de 250 ºC. ¿De dónde obtendrán estos coches el hidrógeno? Muy
fácil y muy difícil a la vez. BMW prevé poner a la venta este
producto en e
l año 2005. Hasta entonces, sus esfuerzos se centrarán en crear
una red de estaciones para el suministro de hidrógeno (como las
de gasolina) en colaboración con las grandes multinacionales de
la energía. Serán suministros automatizados donde se tardarán
aproximadamente tres minutos en llenar el depósito.
•
No lo tendrá fácil el fabricante alemán, ya que cinco años es un
plazo breve, teniendo en cuenta que para abaratar el precio de
este elemento hace falta primero, un pacto político internacional
para aumentar de forma considerable la producción de hidrógeno,
y segundo, librar la batalla con las compañías petroleras, que no
están dispuestas a pasar por el aro, a menos que encuentren en
ello un negocio seguro. Sin embargo, BMW va más allá y tiene
previsto que en el año 2020 el 20% de sus coches funcionen con
hidrógeno.Pero no se acaban ahí los retos del grupo germano en
cuanto a cuidado medio ambiental se refiere, ya que no sólo se
fijan la meta de mover coches con hidrógeno, sino que además
pretenden conseguir este elemento a través de una fuente de
energía renovable, lo que completaría un proceso totalmente
limpio. El hidrógeno se consigue a través de la electrólisis y para
esta reacción se necesita una gran energía inicial. Si ésta energía
se obtuviera con productos químicos o derivados del petróleo, el
coche ecológico perdería sentido, ya que su combustible
necesitaría un proceso sucio de fabricación. De momento, BMW
apuesta por la energía solar como así lo demuestra una enorme
central fotovoltánica de hidrógeno que ha construido en el
desierto californiano de Mojave.
biocarburantes
•
Los biocombustibles son alcoholes, éteres, ésteres y
otros productos químicos que provienen de
compuestos orgánicos de base celulósica (biomasa)
que se extraen de plantas silvestres o de cultivo. El
término biocombustible se aplica tanto a los
combustibles destinados a producir electricidad como
a los que se utilizarán en los medios de transporte.
•
Principalmente, los biocarburantes están destinados a
la automoción; sin embargo, representan un sector, el
transporte, muy relevante en el camino hacia la
renovación de la economía energética actual. El
término biocarburantes agrupa al conjunto de
combustibles líquidos de origen orgánico que
provienen de las distintas transformaciones que ha
sufrido la materia orgánica. Los biocarburantes se
pueden dividir en dos grupos básicos. Por una parte,
encontramos los bioalcoholes, que provienen de la
fermentación alcohólica de cultivos vegetales ricos en
almidón y, por otra, los bioaceites, derivados de
diversos tipos de especies oleaginosas, así como
también de la transformación de los aceites vegetales
fritos.
•
La ventaja de este tipo de combustible radica en su
origen. Provienen mayoritariamente de la biomasa, la
cual ha extraído parte del dióxido de carbono que se
podría liberar en la atmósfera. Por eso, la utilización
de los biocarburantes como combustibles no comporta
un aumento neto de dióxido de carbono de la
atmósfera, de manera que contribuye a minimizar el
efecto de los gases invernadero.
Coches híbridos
TOYOTA PRIUS
Coches en serie
Motor de combustión
interna
Depósito de
combustible
generador
batería
Motor
eléctrico
ruedas
Coches en paralelo
Descargar

Coches del futuro - IES Salvador Victoria