LAS PARTES
SEGUNDA PARTE
Demandante y demandado: noción
de actor y opositor
• Lo común es encontrar dos partes contradictorias dentro
de los procesos; sin embargo cuado se trata del proceso
de jurisdicción voluntaria existe sólo una parte, que
puede denominarse de manera genérica como
demandante, pero se acostumbra a denominársele en el
foro nacional como interesado, solicitante o peticionario.
• En los procesos contenciosos, a diferencia de los
anteriores, existe dos partes enfrentadas a quienes se
les denominan como DEMANDANTE Y DEMANDADO,
aún cuando puedan perseguir un mismo fin.
Demandante y demandado: noción de actor y opositor
• DEMANDANTE es quien formula la demanda
de manera personal o por conducto de un
apoderado o representante
• DEMANDADO, es la persona en contra de
quien se dirige las pretensiones de la demanda
o frente a quien se formule.
• En un sentido lato ACTOR no solo se aplica al
demandante sino también a la persona que
apela una sentencia (en este caso es más
apropiado el término recurrente).
• OPOSITOR, es el que sostiene puntos de vista
contrarios al demandante en la casación
Distintas clases de partes y sus
transformaciones durante el proceso
• Puede producirse en el proceso: partes iniciales e
intervinientes, principales y secundarias,
permanentes y transitorias o incidentales, necesarias
y voluntarias espontáneas y forzadas u obligadas a
comparecer, simples y múltiples o plurales.
• Dado que el proceso es una relación jurídica de larga
duración, pueden ocurrir durante su curso
modificaciones en las partes por sucesión de una o por
sus herederos o cesionarios o por intervención de
terceros (en lo penal únicamente en relación a las
reclamaciones civiles).
Modificaciones de las partes por
intervención de terceros
• A) intervención de terceros sin afectar la posición procesal de las
partes demandante y demandada. Se produce un aumento del
número de las personas que intervienen e el proceso como partes,
pero la litis entre demandante y demandado o se modifica. Esto
ocurre e las intervenciones litisconsorciales, por coadyuvancia y ad
excludendum (excluyente).
• B) Separación o retiro de una persona que viene actuando en el
proceso. (renuncia de derechos sustanciales)
• C) Cesión del derecho litigioso por una parte a u tercero.
• D) Cambio o supresión del representante o apoderado de una de
las partes.
Pluralidad de partes
• Fuera del contexto de dos partes en controversia
(contencioso) o de un interesado (voluntario); también
es frecuente el que varias personas demanden unidas y
valiéndose de una demanda, o que esta se dirija contra
varios demandados. Igualmente puede acontecer que
en el curso del proceso comparezcan otras personas a
intervenir, bien sea en sus comienzos o con
posterioridad.
• En el primer caso la relación jurídica procesal es simple
o singular; e el segundo es múltiple o plural. La
acumulación en la demanda puede originarse en una
afinidad de causas o en su conexión.
Pluralidad de partes
• Esa conexión que permite la acumulación de
litigios de varias personas en una demanda o la
reunión de varios procesos, puede ser: REAL
cuando sea uno mismo el bien discutido;
CAUSAL cuando sea idéntica la causa jurídica
de la pretensión; PERSONAL, cuando por lo
menos una de las partes es la misma en los
distintos litigios, o INSTRUMENTAL, cuando los
varios litigios sean de tal índole que para su
composición sirvan los mismos bienes para el
pago, como sucede en las ejecuciones.
Pluralidad de partes
• Pero debe tenerse en
cuenta que no podrá
existir conexión entre
litigios cuando por lo
menos uno de los
sujetos no sea
común.
No hay litigios conexos entre partes totalmente distintas. CARNELUTI
Noción de Litisconsorcio.
• La pluralidad de partes puede originarse en un
litisconsorcio, de manera inicial (cuando demandan
varias o se demanda a varias personas), o
posteriormente (cuando intervienen terceros principales,
pero con pretensiones comunes a las de algunas de las
partes y con un interés jurídico en los resultados de la
sentencia que podrían beneficiarlos o perjudicarlos
jurídicamente.
• Debe tenerse cuidado de no confundir el litisconsorcio
con la pluralidad de partes en el proceso, pues aquél es
la especie y éste el género; es decir que puede existir
pluralidad de partes pero no existir litisconsorcio (vr.
coadyuvantes).
Noción de Litisconsorcio.
• Tres casos definen la existencia de
litisconsoricio:
 A) cuando en un proceso hay varias personas
como demandantes o demandadas;
 B) cuando concurren al proceso terceros que
reúnen los requisitos indicados;
 C) cuando existe acumulación de procesos con
partes distintas y exista comunidad de
pretensiones entre algunas de ellas.
Diversas clases de Litisconsorcio.
• El litisconsorcio puede ser necesario u
obligatorio y voluntario o facultativo o útil; inicial
u originario y sucesivo; activo o pasivo y mixto;
simple y recíproco. Puede reunir varias de las
cualidades mencionadas.
• El facultativo o voluntario puede ser propio o
impropio, según exista conexión jurídica o
simple afinidad jurídica entre las pretensiones o
excepciones de los consortes.
Litisconsorcio necesario u obligatorio
(inicial o sucesivo).
• Hay relaciones jurídicas sustanciales sobre las
cuales no es posible pronunciarse por partes,
fraccionándolas o calificándolas sólo respecto
de algunos de sus sujetos, porque
indispensablemente la decisión comprende y
obliga a todos.
• En esos casos la presencia en el proceso de
todos los sujetos vinculados a esa relación se
hace indispensable a fin de que la relación
jurídica procesal quede completa y sea posible
decidir en la sentencia sobre el fondo de ella.
Litisconsorcio necesario u obligatorio (inicial o
sucesivo).
• Cuando los sujetos son
más de dos, en sentido
jurídico y no físico (por
ejemplo, el representante
o apoderado (mandante)
y el representado
(mandatario), forman un
solo sujeto), estaremos
en presencia de un
litisconsorcio necesario.
(art. 53 CPCYM).
Litisconsorcio necesario u obligatorio (inicial o
sucesivo).
• El litisconsorcio necesario puede ser
inicial o sucesivo. Regularmente se
produce el necesario (como demandantes
o demandados), pero puede suceder que
la ley exija, como requisito para la válida
tramitación del proceso, la citación de otra
persona que tenga intereses en común
con una de las partes, demandante o
demandada, con lo cual se establece un
litisconsorcio entre ellas.
Litisconsorcio necesario u obligatorio (inicial o
sucesivo).
• Se debe tener cuidado de no confundir la
intervención forzosa con el litisconsorcio
necesario. La primera se diferencia a su vez de
la citación forzosa; ésta es el género y aquella la
especie; siempre que la intervención sea
forzada, será obligatoria la citación; pero son
muchos los casos en que la ley exige la citación
y sin embargo la persona que la recibe queda
en libertad para concurrir o no al proceso, y
entonces no será forzada su intervención
(concurso de acreedores)
Litisconsorcio necesario u obligatorio (inicial o
sucesivo).
• En la intervención forzosa, en cambio, el
citado es parte desde cuando recibe la
citación, aunque no comparezca a hacer
valer sus derechos procesales.
• Pero aún en estos casos, la intervención
necesaria de esas personas no significa
que exista litisconsorcio entre ellas y una
de las partes; por el contrario, muchas
veces tienen una situación independiente
Litisconsorcio necesario u obligatorio (inicial o
sucesivo).
• Como terceros autónomos o
terceristas o intervinientes ad
excludendum; por ejemplo, los
acreedores con hipoteca sobre
el inmueble embargado, que
son citados al proceso
ejecutivo donde se decretó el
embargo.
Litisconsorcio facultativo o voluntario y sus varias clases: inicial y sucesivo,
propio o impropio, activo y pasivo o mixto, simple y recíproco
.
• De la noción de litisconsorcio necesario puede
deducirse la noción del denominado
VOLUNTARIO o FACULTATIVO, que también se
le conoce doctrinariamente como ÚTIL.
• El litisconsorcio es facultativo o voluntario
cuando depende de la voluntad de las partes
iniciar por separado, como demandantes, varios
procesos para sus respectivas pretensiones o
Litisconsorcio facultativo o voluntario y sus varias clases: inicial y sucesivo,
propio o impropio, activo y pasivo o mixto, simple y recíproco
.
contra cada uno de los demandados, o
cuando depende de la voluntad de los
terceros intervenir o no en el proceso
iniciado por otros sujetos, sin que la
unidad de la cosa juzgada ni la ley exijan
lo uno o lo otro, de manera que si no
concurren todos los litisconsortes la
sentencia podrá ser mérito respecto de
quienes sí lo hicieron, e igualmente la
ejecución de las respectivas sentencias en
Litisconsorcio facultativo o voluntario y sus varias clases: inicial y sucesivo,
propio o impropio, activo y pasivo o mixto, simple y recíproco
.
-el supuesto de optarse por procesos
distintos, podrá lograrse con
independencia de las otras. Pero siempre
es indispensable que el litisconsorte
someta a la decisión del juez, en ese
proceso, un litigio propio sobre algún
derecho o una relación jurídica sustancial
de que sea titular.
Litisconsorcio facultativo o voluntario y sus varias clases: inicial y sucesivo,
propio o impropio, activo y pasivo o mixto, simple y recíproco
.
• El litisconsorcio facultativo puede ser
INICIAL, cuando es en la demanda o en
su corrección, que se produce.
• Es SUCESIVO, cuando ocurre con
posterioridad a la demanda.
• El litisconsorcio facultativo inicial es
susceptible de una subdivisión: PROPIO o
IMPROPIO.
Litisconsorcio facultativo o voluntario y sus varias clases: inicial y sucesivo,
propio o impropio, activo y pasivo o mixto, simple y recíproco
.
• El litisconsorcio facultativo inicial PROPIO
plantea la exigencia de un elemento de
conexión jurídica;
• El litisconsorcio facultativo inicial IMPROPIO
basta la simple afinidad u homogeneidad entre
las pretensiones de cada demandante.
• En ambos casos se exige la identidad parcial
subjetiva o de partes, es decir que una de las
partes sea la misma (demandante o
demandada), sea que se halle formada de uno o
de varios sujetos
Litisconsorcio facultativo o voluntario y sus varias clases: inicial y sucesivo,
propio o impropio, activo y pasivo o mixto, simple y recíproco
.
• Se entiende por conexión jurídica; entre dos o más
pretensiones o litigios la que resulta de la existencia de
por lo menos dos de los elementos comunes o idénticos
(no sólo análogos o similares) de los varios que
constituyen toda relación jurídica procesal que son:
 LOS SUJETOS
 LA CAUSA PETENDI,
 EL OBJETO PERSEGUIDO O EL CONTENIDO DE LAS
PETICIONES y el
 INSTRUMENTAL que nace cuando dos o más litigios
son de tal índole que para su composición sirven los
mismos instrumentos. –Carnelutti-
Litisconsorcio facultativo o voluntario y sus varias clases: inicial y sucesivo,
propio o impropio, activo y pasivo o mixto, simple y recíproco
.
• La identidad de CAUSA PETENDI, se produce
en aquellos procesos de conocimiento (por
ejemplo el Juicio Ordinario y el Sumario en el
orden civil) en que existan unas mismas
razones o unos mismos fundamentos.
• La IDENTIDAD DE OBJETO, existe en los
procesos EJECUTIVOS en que para satisfacer
las distintas pretensiones de los ejecutantes, se
persiguen unos mismos bienes, en su totalidad
o parcialmente, o cuando el ejecutado en
distintos procesos alega los mismos hechos y
razones jurídicas como excepciones.
Litisconsorcio facultativo o voluntario y sus varias clases: inicial y sucesivo,
propio o impropio, activo y pasivo o mixto, simple y recíproco
.
• Un ejemplo de IDENTIDAD
INSTRUMENTAL es cuando en los varios
procesos o para las varias demandas se
deben utilizar las mismas pruebas (no
solamente otras similares), como los
mismos testigos, el mismo dictamen de
perito, la misma inspección judicial, el
mismo documento.
Litisconsorcio facultativo o voluntario y sus varias clases: inicial y sucesivo,
propio o impropio, activo y pasivo o mixto, simple y recíproco
.
• El CONSORCIO INICIAL (voluntario o
necesario) puede presentarse en la parte
demandante o también en la demandada
–varios contra uno o uno contra varios-,
puede ocurrir entre varias partes –varios
contra varios-;
• El primero será ACTIVO, el segundo
PASIVO y en el último MIXTO (o
RECÍPROCO).
Litisconsorcio facultativo o voluntario y sus varias clases: inicial y sucesivo,
propio o impropio, activo y pasivo o mixto, simple y recíproco
.
• El litisconsorcio voluntario puede ser SIMPLE o
RECÍPROCO. El primero es el frecuente y
ocurre cuando existe litigio entre una o varias
personas que forman una parte y las demás –
que son la parte contraria, pero no litigio de
aquellas entre sí.
• El segundo se presenta cuando existen tantos
litigios como parejas de partes, es decir, cuando
todos los sujetos del proceso se encuentran en
litigio entre sí; por ej. El acreedor demanda al
fiador y éste por su parte llama en garantía al
deudor en uso del beneficio y excusión; o el
caso:
Litisconsorcio facultativo o voluntario y sus varias clases: inicial y sucesivo,
propio o impropio, activo y pasivo o mixto, simple y recíproco
.
• De la reivindicación de una finca y en tal
caso el demandado denuncia el pleito a la
persona que le ha vendido.
• En estos casos los intereses de todos los
sujetos son distintos y opuestos y por
ende existen litigios recíprocos entre ellos.
Pero existe litisconsorcio en esta parte
plural frente a la contraria.
Efectos procesales del litisconsorcio en los
procesos civiles, laborales y contenciosoadministrativo.
• De conformidad con
la doctrina, varios son
los efectos del
litisconsorcio, tanto
en el terreno procesal
como en relación con
los derechos y
obligaciones
materiales que se
ventilan en el
proceso. Veamos:
Efectos procesales del litisconsorcio en los procesos civiles, laborales
y contencioso-administrativo.
• A) En cuanto a la sentencia:
 El primer efecto procesal del litisconsorcio es
el de constituir una sola causa, para ser
resuelta mediante un mismo procedimiento y
una sentencia común, con lo cual se produce
una unión procesal entre varios
litisconsortes.
 Lo anterior no implica una sentencia igual
para todos. (distintas pretensiones diversas
apreciaciones y resoluciones)
Efectos procesales del litisconsorcio en los procesos civiles, laborales
y contencioso-administrativo.
 El litisconsorcio necesario por su carácter
indivisible con relación a la situación jurídica
impide una distinta solución para los varios
sujetos que en ella concurren.
 Cuando los litisconsortes necesarios actúan
como demandantes, existen ciertas
modalidades de importancia en dos
hipótesis: i) si la sentencia se pronuncia
sobre el fondo a pesar de faltar alguno de
ellos y que entonces lo procedente es una
inhibición;
Efectos procesales del litisconsorcio en los procesos civiles, laborales
y contencioso-administrativo.
 ii) si la sentencia de fondo resulta favorable a
los litisconsortes necesarios a pesar de no
estar completos, su ejecución vendrá a
favorecer a los ausentes, por la misma
indivisibilidad de su objeto. El demandante no
puede alegar este extremo para el efecto de
oponerse si antes no ha hecho valer durante el
proceso para conseguir una sentencia
inhibitoria.
Efectos procesales del litisconsorcio en los procesos civiles, laborales
y contencioso-administrativo.
• B) En lo que atañe al procedimiento:
 Consecuencia de la unidad de procedimiento
es que los términos para interponer recursos
y los de pruebas y traslados son comunes o
corren simultáneamente para todos los
litisconsortes una vez que surta la
notificación a todos.
Efectos procesales del litisconsorcio en los procesos civiles, laborales
y contencioso-administrativo.
• C) En cuanto a los efectos de los actos
procesales de las partes:
 Es regla general que los actos probatorios de
un litisconsorte beneficien a los demás; así
ocurre con la tacha o el rechazo de un
documento privado, en la tacha de testigos
(Art. 162 CPCYM).
 Cuando la confesión de un litisconsorte,
facultativo o necesario, ocurre en diferente
proceso, tendrá eficacia de testimonio
controvertido frente a los otros que también
fueron partes en ese otro proceso; pero
Efectos procesales del litisconsorcio en los procesos civiles, laborales
y contencioso-administrativo.
 Los recursos, las peticiones sustanciales que
no sean comunes, las causas personales de
suspensión del proceso (enfermedad) solo
producen efectos a favor o en contra del
respectivo autor.
Efectos procesales del litisconsorcio en los procesos civiles, laborales
y contencioso-administrativo.
• D) En materia de recursos:
 Es importante el estudio de los efectos que
para los litisconsortes debe producir el
recurso interpuesto por uno o contra uno de
ellos.
 Existe diferencia de efectos desde la
perspectiva de que si este es interpuesto por
un litisconsorcio facultativo o un litisconsorcio
necesario.
Efectos procesales del litisconsorcio en los procesos civiles, laborales
y contencioso-administrativo.
 i) En el caso del litisconsorcio voluntario:
Por lo general los recursos benefician sólo a
quien los propone, cuando el litisconsorcio
es voluntario. Pero existen decisiones
íntimamente ligadas al procedimiento que la
acción de estos tiene efectos generales.
 Cuando se trata de recursos contra las
sentencias y por lo tanto contra las
decisiones de fondo contenidas en ella, la
independencia de los litisconsortes
voluntarios es absoluta.
Efectos procesales del litisconsorcio en los procesos civiles, laborales
y contencioso-administrativo.
 ii) En el caso del litisconsorcio necesario:
La naturaleza especial de la relación jurídica
sustancial que es objeto del proceso, hace
que la suerte de los distintos litisconsortes
necesarios sea común e interdependiente.
Esto trae como consecuencia que los
recursos interpuestos por cualquiera de ellos
favorezca o perjudiquen a los demás, sea
cuando se trate de impugnar la sentencia o
cuando se intente recurrir contra autos
interlocutorios o de sustanciación, aun
cuando alguno los haya consentido.
El litisconsorcio en el proceso penal.
• En el proceso penal no existe litisconsorcio
necesario, en cuanto a la pretensión penal
propiamente dicha, puesto que siempre será
posible juzgar a un sindicado o imputado,
aunque no obren en el proceso y ni siquiera
hayan sido emplazados o declarados reos
ausentes, otras personas que hayan sido
coparticipes del delito.
Descargar

LAS PARTES - Derecho-Semestre III | Universidad