DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO
LECCION I
Sujetos del DIP
Las Organizaciones Internacionales
Prof. Inés Martínez Valinotti
Los sujetos del Derecho Internacional y de las
relaciones internacionales son aquellos titulares de
derechos y obligaciones otorgados por normas jurídicas
internacionales.
A través de la evolución del Derecho Internacional, han
aumentado los sujetos del Derecho Internacional.
Existen entidades como las organizaciones
internacionales no gubernamentales o empresas
trasnacionales que no constituyen sujetos del derecho
internacional, sino que dependen de la normativa de uno
o más Estados. Es decir, son instituciones que se
desenvuelven en el ámbito de las relacionales
internacionales pero sin ser sujetos del Derecho
Internacional.
Las organizaciones
internacionales
La comunidad internacional contemporánea no
se concibe sin un ordenamiento de entidades
que constituyen las organizaciones
internacionales, que han proliferado en las
últimas décadas.
La organización de la comunidad internacional
es un proceso que a finales del siglo XX ha
alcanzado un carácter global, por lo que se
puede decir que la humanidad se encuentra
“organizada”.
Todos formamos parte de esa organización
internacional y mediante actos de la vida
cotidiana, participamos de alguna manera de
ella: al aceptar los precios de billetes de pasaje
aéreo conforme a las reglas internacionales de
la Asociación Internacional de Transporte
Aéreo, IATA, al registrar una obra científica de
acuerdo a las normas de la Organización
Mundial de la Propiedad Intelectual o al plantear
un reclamo ante una determinada jurisdicción
conforme los preceptos de la Conferencia de
Derecho Internacional Privado de La Haya
Mariño Menéndez afirma que actualmente
ningún internacionalista niega que las
Organizaciones Internacionales son o
pueden ser sujetos del Derecho
Internacional y que son ya arcaicas las
ideas de que solamente los Estados
soberanos podían ser dueños del Derecho
Internacional.
El autor transcribe el dictamen del Tribunal
Internacional de Justicia del 20 de diciembre de
1980 sobre interpretación del acuerdo de 25 de
marzo de 1951 entre la OMS y Egipto: “La
Organización Internacional es un sujeto de
Derecho Internacional ligado en cuanto tal por
todas las obligaciones que le imponen las reglas
generales del Derecho internacional, su acta
constitutiva o los acuerdos internacionales en
los que es parte.”
Manuel Diez de Velazco define a las
Organizaciones internacionales como
unas asociaciones voluntarias de Estados
establecidas por acuerdo internacional,
dotadas de órganos permanentes, propios
e independientes, encargados de
gestionar unos intereses colectivos y
capaces de expresar una voluntad
jurídicamente distinta de las de sus
miembros.
La organización internacional es una
asociación de Estados establecida mediante un
acuerdo internacional por tres o más Estados,
para la consecución de unos objetivos comunes
y dotada de estructura institucional con órganos
permanentes, propios e independientes de los
Estados miembros” Esta definición incluye a un
número mínimo de tres Estados, siguiendo las
apreciaciones del Year Book of International
Organizations (1994 / 1995), entonces
habiéndose decidido con el Secretariado de
Naciones Unidas no incluir acuerdos
bilaterales.
Los organismos de carácter
gubernamental son creados por los
Estados y para los Estados, que se
constituyen como sus miembros.
También existen otras organizaciones que
son las no gubernamentales que abarcan
diversas actividades humanas.
el artículo 2 de la Convención de Viena sobre el
Derecho de los Tratados se refiere a la “organización
internacional” como una organización
intergubernamental. Al respecto, Diez de Velazco señala
que la expresión organización intergubernamental debe
entenderse en el sentido que nace de la práctica; y la
práctica ofrece ejemplos de Organizaciones que se
abren a la participación de sujetos no estatales. Existen
organizaciones que admiten la participación en las
mismas de otras Organizaciones internacionales, incluso
como miembros. Tal el caso de la reciente admisión de
la Unión Europea como miembro de la Conferencia de
La Haya de Derecho Internacional Privado.
Nacimiento de las
Organizaciones Internacionales
Las organizaciones internacionales han nacido
respondiendo a la necesidad de cooperación e
interdependencia para la gestión en ciertos
espacios naturales y en determinados ámbitos
científico – técnicos en que se empezaron a
desarrollar actividades humanas en la
segunda revolución industrial.
Se formaron comisiones fluviales para regular la
libre navegación de los ríos internacionales que
fuera proclamada en el Congreso de Viena, en
Europa y también para la navegación de vías
fronterizas entre Estados Unidos y Canadá.
Las primeras fueron: la Comisión Central
para la navegación del Rin en 1831; la
Comisión Europea del Danubio en 1856,
la Comisión mixta norteamericano –
canadiense sobre vías fluviales fronterizas
en 1909. Sin embargo, ya en el año 1779,
Austria y Prusia ya celebraron un
convenio acerca de la navegabilidad de
sus aguas.
Otras fueron establecidas con fines de cooperar
en sectores como el transporte, las
comunicaciones, la industria: la Unión
Telegráfica Internacional, 1856, la Unión Postal
Universal, 1874; la Oficina Central de
Transporte s Internacionales por Ferrocarril,
1890; la Unión para la Protección de la
Propiedad Industrial, 1883.
El Paraguay fue invitado a participar de
reuniones de la Oficina Central de Transporte
Internacionales por Ferrocarril, establecida en
Londres, a fines del siglo XIX.
En el sector del comercio y la Agricultura se
establecieron la Oficina Internacional de Pesas y
Medidas en 1875 y la Oficina Internacional de la
Agricultura en 1905. En 1889 en el ámbito
regional, la Unión Internacional de la Repúblicas
Americanas. Al finalizar la primera guerra
mundial, se crea la Sociedad de las Naciones,
como parte del Tratado de Paz de Versalles,
como asimismo la Organización Internacional
del Trabajo.
Los miembros originarios fueron: Estados
Unidos de América, Bélgica, Bolivia,
Brasil, Gran Bretaña, Canadá Australia,
África del Sur, Nueva Zelandia, China,
India, Cuba, Ecuador, Francia, Grecia,
Guatemala, Haití, Hedjaz, Honduras,
Italia, Japón, Liberia, Nicaragua, Panamá,
Perú, Polonia, Portugal, Rumania, Estado
servio-croata-esloveno, Siam,
Checoslovaquia y Uruguay.
Adherentes: Argentina, Chile, Colombia,
Dinamarca, Noruega, Holanda, Paraguay,
Persia, El Salvador, España, Suecia,
Suiza y Venezuela., En 1920 ingresaron
Panamá Austria, Bulgaria, Costa Rica,
Finlandia, Luxemburgo y Albania, y más
tarde ingreso Alemania.
El Pacto de la Sociedad de las Naciones
se firmó como parte del Tratado de Paz
de Versalles de 1919. Con este Tratado
también se creó la Organización
Internacional del Trabajo.
Contaba con tres órganos: El Consejo, la
Asamblea y la Secretaria, y la Corte
Permanente de Justicia Internacional, que
fue creada posteriormente.
La deseada universalidad se vio truncada: se
produjeron retiros temporales: Costa Rica, Brasil
Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay, el
Salvador, Venezuela y Perú se ausentaron
entre 1924 y 1939, España de 1926 a 1931 y
Bolivia entre 1923 y 1937, Argentina de 1920 a
1933 y también retiradas definitivas como
Alemania y Japón en 1933, Italia en 1937 y la
Unión Soviética fue expulsada por su agresión a
Finlandia en 1939. Tampoco participó de la
Sociedad los Estados Unidos, a pesar de ser
uno de los promotores.
Tras la primera guerra mundial fue
disuelta la Sociedad de las Naciones y la
Organización de las Naciones Unidas
(ONU), instalada en la ciudad de Nueva
York, también pasó a ocupar en Ginebra
la sede de la extinta Sociedad de las
Naciones.
Características de las
Organizaciones Internacionales
Las organizaciones son creadas
generalmente mediante acuerdos que se
celebran entre Estados con un objetivo
común, que consideran que este puede
alcanzarse mediante el establecimiento de
un marco permanente e institucionalizado.
Sus miembros son los Estados, que
forman parte de los órganos de la
organización mediante sus respectivos
gobiernos.
Los tratados constitutivos o fundacionales
se rigen por las reglas del Derecho de los
Tratados que está conformado por las
Convenciones de Viena de 1969 y 1986.
Las organizaciones internacionales deben estar
compuestas por sujetos de Derecho
Internacional “en un sentido amplio”.
Existen organismos en que participan entidades
que no son sujetos clásicos del derecho, como
la Organización para la Liberación de Palestina.
También deben estar dotadas de órganos
permanentes, distintos de los miembros de la
organización, deben tener un Secretario propio,
y también su propio financiamiento.
las Organizaciones deben tener una
subjetividad secundaria y funcional.
Al ser sujetos del Derecho Internacional, las
Organizaciones Internacionales tienen
capacidad para ser titulares de derechos y de
obligaciones internacionales.
Mediante el tratado constitutivo, los Estados
crean una entidad jurídicamente independiente
dotándole competencias y funciones.
El ejercicio de dichas funciones fue reconocido
por la Corte Internacional de Justicia al referirse
a las Naciones Unidas en el caso de reparación
de daños sufridos al servicio de la Organización:
Que la organización tenga personalidad
internacional y capacidad de obrar en el plano
internacional” (caso de reparación de daños
sufridos al servicio de las Naciones Unidas,
1949)
No todas tienen la misma capacidad
jurídica, y tampoco esa capacidad jurídica
internacional tiene el mismo grado que la
de los Estados. Los Estados son sujetos
primarios y plenos en virtud de su
soberanía y las Organizaciones
internacionales son sujetos secundarios,
de naturaleza funcional.
Constituyen sujetos secundarios o
derivados, pues deben su existencia a los
Estados, al manifestar su voluntad en el
instrumento constitutivo de la
organización.
al ser sus competencias de atribución de
los Estados, disponen de facultades
conforme les hayan sido otorgadas en las
reglas de cada una.
Esas atribuciones dependen de lo que
establece el propio instrumento
constitutivo, las que deben ejercerse
para la consecución de sus objetivos y
aquellas que nacen en la práctica
establecida para estas entidades o las que
derivan del Derecho internacional
consuetudinario.
La capacidad de obrar materialmente,
normalmente se concreta con las
competencias de contratar, adquirir,
enajenar, etc. que se precisan en los
textos constitutivos, en otros instrumentos
internacionales, como los que establecen
privilegios e inmunidades, o los acuerdos
de sede.
Estructura de las Organizaciones
Internacionales
Toda Organización Internacional dispone de una
estructura que cuenta con tres órganos principales:
Un órgano deliberante o asamblea en que participan
todos los miembros signatarios del instrumento jurídico
constitutivo de la organización, que se reúne
periódicamente conforme lo establecen los Estatutos y
es la máxima autoridad de la misma.
Este órgano deliberante puede denominarse Asamblea
general como en las Naciones Unidas o la Organización
de Estados Americanos, OEA, Conferencia General,
como es el caso de la Organización Internacional del
Trabajo, Congreso como la Unión Postal Universal o
Junta de gobernadores como el Banco Interamericano
de Reconstrucción y Fomento, el Fondo Monetario
Internacional o el Banco Interamericano de Desarrollo.
Un órgano ejecutivo, que puede adoptar diversas
denominaciones como Consejo, Comité Ejecutivo, Junta
Ejecutiva. Sus miembros son elegidos por la Asamblea,
y su composición es más restringida.
Un órgano administrativo generalmente denominado
Secretaría, que es financiada generalmente con aportes
de los Estados Miembros. Al frente de la Secretaría se
encuentra el Secretario General (Secretario Ejecutivo o
Secretario Permanente) que es quien administra la
Organización y ejecuta las decisiones adoptadas por la
Asamblea o el Órgano ejecutivo.
Aportes presupuestarios
El artículo 19 de la Carta de las Naciones
Unidas establece que el Estado miembro en
mora en el pago de sus cuotas al presupuesto,
no tendrá voto en la Asamblea General cuando
la suma adeudada sea igual o superior al total
de los dos años anteriores concretos.
El mismo procedimiento se aplica en las
Organizaciones Internacionales en situaciones
de aportes presupuestarios impagos
Clasificación de las
Organizaciones Internacionales
Por su composición, Organizaciones de
ámbito universal y regional, aquellas
abiertas a la participación potencial de
todos los Estados y las que están
reservadas a un número determinado de
Estados, que reúnen ciertas condiciones
económicas, políticas geográficas, etc.
Por sus competencias: Organizaciones de
cooperación y Organizaciones de integración o de
unificación.
La mayoría de las Organizaciones Internacionales
realizan funciones de cooperación mediante acciones
coordinadas entre sus miembros en búsqueda de
objetivos comunes
En las organizaciones de integración o de unificación,
se produce una cesión de competencias de los estados
miembros a los órganos comunes, y en las que las
decisiones que se adopten tienen autoridad o aplicación
directa en los órdenes jurídicos nacionales, como ocurre
en la Comunidad Europea.
Remiro Brotons, distingue tres categorías:
Organizaciones abiertas y cerradas, generales y
sectoriales y de cooperación y de integración.
Las organizaciones abiertas a todos los
Estados, son las universales o con vocación
universal como la Organización de las Naciones
Unidas.
También son abiertas las organizaciones
regionales, si la vocación que prevalece es la de
incluir a todos los Estados de la región
Dentro de las cerradas o restringidas se
encuentran las que buscan solidaridad
en temas específicos como estratégicos y
de seguridad como la OTAN, políticas y
de Derechos Humanos, como el Consejo
de Europa.
En las Organizaciones de fines generales,
son las que abarcan potencialmente todos
los ámbitos como indicamos mas arriba
Las Organizaciones de Cooperación
desempeñan un papel de concertación
en áreas específicas y adoptan medidas
generalmente recomendatorias. Las
obligaciones ya sean de comportamiento
o de resultado que implican la aceptación
de las recomendaciones se satisfacen
mediante adopciones internas legislativas
o reglamentarias.
Las Organizaciones de Cooperación
desempeñan un papel de concertación en
áreas específicas y adoptan medidas
generalmente recomendatorias. Las
obligaciones ya sean de comportamiento o de
resultado que implican la aceptación de las
recomendaciones se satisfacen mediante
adopciones internas legislativas o
reglamentarias.
****
Descargar

Derecho Internacional y Relaciones Internacionales