La
Pascua,
celebración
de la fe
en Dios
liberador
Diseño:
J. L. Caravias sj.
Antes de
la salida
de la
esclavitud,
comen en
familia
un cordero
asado,
con el traje puesto, las sandalias en los pies
y el bastón en la mano,
dispuestos a caminar... Ex 12,8.11
La sangre del cordero señalará las casas donde están
ustedes...
Así no
entrará el
Exterminador
en sus
casas.
12,13.23
El cordero
sacrificado,
comido completo
en familia,
pasa a ser
símbolo de la fe
en el Dios capaz de
liberarnos de todo
tipo de esclavitudes…
La familia
de Jesús
también
Israel lo
celebrará
todos
los años
Salieron por fin los hijos de Israel,...
una gran muchedumbre,
con todos sus
rebaños...
12,37-38
Su fe les
convierte
en un pueblo
en marcha,
lleno de
esperanza
Desde entonces Yavé pasa a ser la esperanza de todos los oprimidos
Yo te elegí
y no te rechazaré.
No temas,
pues yo estoy contigo.
No mires con desconfianza,
pues yo soy tu Dios.
Yo te doy fuerzas,
y con mi diestra victoriosa
te sostendré.
Is 41,9-10
Si atraviesas un río, yo estaré contigo
y no te arrastrará la corriente.
Pues yo soy tu Dios, tu Salvador.
Tú vales mucho a mis ojos.
Yo te aprecio y te amo muchísimo.
Is 43,2-4
Jesús, apoyado en
una tradición
de siglos,
se convierte
a sí mismo en
Cordero Pascual,
que se entrega como
alimento a su pueblo,
para acompañarle y fortalecerle
en su lucha por la liberación integral de
todas las esclavitudes y la construcción
de un mundo realmente fraterno.
Descargar

Quejas de Dios