¡Día de la
Independencia!
(Juan 8: 31-36)
¡Día de la independencia!
31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído
en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis
verdaderamente mis discípulos; 32 y conoceréis la
verdad, y la verdad os hará libres. 33 Le respondieron:
Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido
esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres? 34
Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que
todo aquel que hace pecado, esclavo es del
pecado. 35 Y el esclavo no queda en la casa para
siempre; el hijo sí queda para siempre. 36 Así que, si
el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.
¡Día de la independencia!
Introducción:
Estamos cerrando la celebración de nuestra independencia,
festividades, desfiles por doquier con mucho entusiasmo y
alegría.
Oficialmente, el acta de la independencia de Chile fue
declarada oficialmente el 12 de febrero de 1818.
¿En que piensas cuando escucha la palabra libertad?
Usualmente la asociamos con el deseo de seguir nuestros
sueños y ambiciones. Sin embargo, para Jesús se trata de algo
más profundo y tiene relación con la libertad del alma. “Si
vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente
mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará
libres” (Juan 8:31-32).
¡Día de la independencia!
1. ¿Por qué todavía somos esclavos?
Juan 8:34-36 Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo,
que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. Y
el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda
para siempre. Así que, si el Hijo os libertare, seréis
verdaderamente libres.”
Romanos 6:16 ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como
esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien
obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la
obediencia para justicia?
¡Día de la independencia!
2. Jesús nuestro libertador.
Lucas 4:17-21 Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo
abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: Espíritu del
Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar
buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los
cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los
oprimidos; A predicar el año agradable del Señor. Y
enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de
todos en la sinagoga estaban fijos en él. Y comenzó a decirles:
Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.
¡Día de la independencia!
3. Las razones del libertador.
La biblia enseña que: “Vino a buscar y salvar lo que se había
perdido” (Lucas 9:10). Jesús pagó la deuda de nuestros
pecados para que pudiéramos ser hijos de Dios. “Para que
tengamos vida y vida en abundancia” (Juan 10:10). Cuando
descubrimos y vivimos de acuerdo a la voluntad de Dios,
disfrutamos de la vida que nos ha prometido. “Para liberar a
los cautivos” (Lucas 4:18).
Ya sea que lo admitamos o no, todos hemos vivido en
cautividad de una manera u otra. Jesús desea mostrarnos lo
que aún nos ata e impide disfrutar de la libertad que nos
ofrece.
¡Día de la independencia!
4. Las causas de nuestra esclavitud.
Algunas personas son esclavos de sus falsas creencias. Hay
quienes piensan que las buenas acciones pueden ganarles el
favor de Dios, viven engañados y enfrentan situaciones como
estas:
Mentira y engaño
Inmoralidad sexual
Vicios (juegos de azar, alcohol, drogas)
Malas palabras y pensamientos obscenos
Miedos, fobias
Falsa culpabilidad, perfeccionismo
Celos
Ansiedades, amarguras, resentimientos
Etc.
¡Día de la independencia!
5. ¿Qué tenemos que hacer para ser
liberados?
Juan 8:31-32 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían
creído en él:“Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis
verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la
verdad os hará libres.”
Si seguimos atados a distintas formas de esclavitud en nuestra
vida, entorpeceremos la obra que Cristo en nosotros. La
verdad nos hace libres: (Juan 8:32) Jesús se refería a: La
verdad sobre nuestra salvación, a reconocer que la libertad
está basada en una relación personal con Cristo y que su
espíritu nos guía a toda verdad y justicia.
¡Día de la independencia!
6. Finalmente…
Juan 8:36 “Así que, si el Hijo os libertare,
verdaderamente libres.”
seréis
El día que Cristo murió en la cruz, es el día de
nuestra independencia, el vino a morir en la cruz
para que todo aquel que lo reciba como su Señor y
Salvador personal, se convierte inmediatamente un
una persona libre.
¿Qué impide que no seas libre?
Descargar

Descargar Archivo