En el mundo, cada minuto mueren 20 niños
menores de cinco años, como consecuencia
directa o indirecta del HAMBRE y la
malnutrición. Los alimentos no llegan a
millones de personas que habitan en más de
80 países que no pueden producir lo
suficiente para alimentar a su población.
Cientos de millones de personas en todo el mundo
pasan hambre todos los días porque gran parte de
la tierra arable se utiliza para cultivar cereales
para piensos para animales, en vez de cultivar
cereales alimentarios para personas. Las vacas,
los cerdos, los pollos y demás ganado alimentado
con estos piensos son consumidos por los más ricos
del planeta, mientras los pobres se mueren de
hambre. Actualmente más del 70% de los cereales
producidos en EEUU se destina a la alimentación
de ganado, la mayoría vacuno. Un 36% del cereal
del mundo se destina a la alimentación de ganado.
La globalización ha creado un mundo más
insolidario que nunca. Un tercio de la humanidad
vive con menos de un dólar al día. Una vaca
europea
recibe
cada
día
4
dólares
de
subvención. Vivimos en un mundo en que vale más
ser una vaca europea que un ser humano. Esto es
un escándalo. Éste es un mundo escandalosamente
desigual, y querer cambiarlo no es atacar molinos
de viento,
sino atacar las desigualdades que
están
construidas
de
tal
manera
que nosotros, con el esfuerzo colectivo, podemos
modificarlas.
Descargar

En el mundo, cada minuto mueren 20 niños