INTRODUCCIÓN

LOS COMIENZOS DE UN NUEVO ARTE
El arte del siglo XX está indiscutiblemente unido al avance industrial y a la
modernización de la sociedad. Los últimos años del siglo XIX y los primeros del siglo
XX presencian un fluir vertiginoso de ideas, inventos, imágenes y sucesos, de
manera que cualquier parcela de la vida queda inmediatamente contaminada por
esas nuevas experiencias, y, por supuesto, el arte entra de lleno en el entramado de
la modernidad y el desarrollo.
La Revolución Industrial, totalmente establecida a finales del siglo XIX, comienza a
dar paso a la revolución tecnológica que se presenta como uno de los factores más
influyentes en el desarrollo histórico del siglo XX. La presencia de la máquina, hacia
1900, es un hecho que la sociedad acepta con normalidad y los avances técnicos
forman parte de la vida cotidiana. Avances todos ellos que provocan en la sociedad
admiración y fascinación (no exentos de cierto recelo y vértigo) y, ante todo, un ansia
de experimentación y conocimiento del que no quedan al margen los artistas.
La cultura burguesa desarrollada al abrigo de la revolución industrial está
perfectamente asentada a comienzos del siglo XX, apoyándose cada vez más en los
valores que el capitalismo creciente va implantando. La gran revolución social y
política de la industrialización y la tecnificación va seguida de un cambio espiritual
fundamental para la cultura y el arte.
A menor escala, el aspecto general del fin del siglo XIX, es urbano y cosmopolita. Un
mundo de propuestas y nuevas situaciones se abre con el creciente desarrollo de los
medios de comunicación y las ciudades se constituyen en el escenario ideal para
experimentar y sentir los nuevos inventos y novedades. Así, en el terreno artístico
también las grandes ciudades se transforman en núcleos difusores a la vez que
centralizadores de estilos y tendencias; plataformas indiscutibles del arte del S. XX.
En las artes plásticas surgen nuevos fundamentos en cuanto a contenidos, formas
de expresión, y del lenguaje. El artista, la obra y el espectador ponen en práctica
valores renovados que determinan los rasgos definitivos del arte en torno a 1900 y
que, en gran medida, permanecerán a lo largo de todo el siglo XX.
El espectador, el elemento en apariencia más alejado de la creación artística es un
valor en alza dentro del terrero del arte, ejerciendo cada vez mayor presión en la
creación artística. En la ciudad moderna e industrial confluye una creciente población
obrera procedente de las áreas rurales y una fuerte burguesía capitalista. Ante estos
nuevos valores, el artista se encuentra en una posición que le hace reaccionar de
manera contradictoria. Aparece así la figura del artista bohemio, fuera de orden, que
se une y agrupa con otros artistas con quienes se identifica y con quienes discute,
investiga y renueva los parámetros estéticos establecidos por las tendencias
anteriores.
En cuanto, a la influencia que los nuevos modos de vida y valores proyectan sobre la
obra de arte propiamente dicha son múltiples y, desde luego, no se pueden entender
sin la presencia del nuevo espíritu renovador que mueve al artista. Estos
condicionantes afectan a la temática de las obras, a los materiales para su
plasmación, a las formas expresivas, a la composición y estructura, al propio
concepto de la obra como objeto artístico. El resultado, y la gran marca que distingue
el arte del siglo XX, es la consecución de un nuevo lenguaje plástico con múltiple
ramificaciones de las que van a resultar las principales tendencias del siglo XX. La
historia del arte del siglo XX es una historia de artistas y no de grandes tendencias
como había venido sucediendo.
CARACTERISTICAS
En arquitectura, hay una renovación total, debido a una serie de factores:
Utilización de nuevos materiales (hierro, cristal, cemento, hormigón…) que
ahora se utilizan a gran escala y con perfecto dominio.
Nuevas técnicas consecuencia de lo anterior y viceversa.
Nuevas formas, pero predominando la sencillez, la simplicidad en la
construcción.
En los últimos años se hacen formas atrevidas, más originales.
El hierro es el principal protagonista asociado con otros materiales aunque
tiene dos inconvenientes:
- dilatación: calor/ frío= grietas.
- oxidación: humedad/ sequedad= roturas.
Por estas desventajas el hierro comienza a ser sustituido y mezclado con otros
materiales = hormigón (hierro + cemento) cuyas ventajas serán:
+ económico.
Se puede construir a molde (sistema de encofrado).
Tanto el cemento como el hierro se dilatan en la misma proporción= ( no
fisuras ni roturas).

Así se hacen grandes construcciones en esqueleto , todo el edificio desde el punto de
vista arquitectónico o estructural se reduce a una especie de jaula, formada por
pilares y vigas que “trabajan “ sincronicamente en virtud del principio de coexión:
todos los elementos estructurales, los que sujetan y los que son sujetados están
indisolublemente unidos, la pared es un simple relleno es una minima parte del
edificio ya que se hacen grandes huecos y vanos para la ventilación, luz…, que son
dos exigencias de la vida moderna.
Otras características:
-
-
Se subrayan los pisos que son de poca altura.
Las ventanas son apaisadas.
Se valoran todas las visuales y no solo la fachada principal.
Las composiciones muchas veces son asimétricas y de planta libre (dependiendo del
solar disponible).
Carácter utilitario y práctico, funcional (sirven para algo).
Los edificios por tanto, son variados.
La decoración es sobria.
Hay dos tendencias: A) -Arquitectura racionalista.
B) -Arquitectura orgánica.
A) ARQUITECTURA RACIONALISTA:
Se da en el periodo de entreguerras, su fin primordial es tratar de poner de
acuerdo las exigencias artísticas con las necesidades prácticas y
económicas.
Los racionalistas tratan de obtener una simultaneidad de volúmenes, dentro
de sus limites y para hacerlo:
a) Valoran todas las visuales.
b) Valoran todos los planos, exterior e interior.
c) Se mezclan los volúmenes incrustándose unos con otros.
d) Las formas verticales se alternan con las horizontales y a través del uso del
cristal se penetra también en el espacio interior.
La Bauhaus o Casa de la Construcción de Weimar, Alemania; creada por
WALTER GROPIUS; arquitecto y urbanista alemán (Berlín, 1883 Boston, 1969); fue la 1ª manifestación de esta arquitectura racional y es
representativo de esta arquitectura por lo siguiente:

Vista general del edificio. La
Bauhaus.
Edificio de la Bauhaus

Fachada principal.
-
-
-
-
-
Edificio en forma de aspa.
Su horizontalismo, se mezcla con un cuerpo vertical en el centro.
Los planos macizos se alternan con cristal que deja ver el espacio interior que es
donde se encuentran los apoyos.
La Bauhaus pretende hacer del arquitecto un creador por eso el dibujo académico es
sustituido por el dibujo de imaginación.
En el mismo edificio hay una sección de dibujo abstracto, al servicio de la
arquitectura y con pintores tan importantes como Kandisky y Paul Klee.
Propone el trabajo en equipo aunque el edificio va firmado por el arquitecto también
tiene que contar con el sociólogo, electricista…
Utiliza la nueva tecnología, concediendo gran importancia al cristal con grandes
ventanales que estuvieron de moda hasta la crisis de los años setenta, puesto que
los edificios que los utilizan necesitan enormes mecanismos de calefacción ,
ventilación y refrigeración, por no hablar de los trabajos de limpieza de las ventanas.
Gropius con el nazismo tiene que marcharse a EEUU (judío) y es nombrado director
del Departamento de Arquitectura de la Universidad de Harvard y allí ejerce una
formación docente que va a tener extraordinarios resultados para las nuevas
generaciones. Difunde la idea de que las fabricas deben estar creadas como un lugar
agradable.
Tipos de viviendas.
Fabrica de Fagus de zapatos.
(Alfeld 1910).
Solo las vigas y la base con material más resistente, tiene la forma de una caja de
zapatos. Edificio traslucido ( fachada de cortina); hay un sentido higiénico.
Equilibrio entre la parte maciza de abajo y la de arriba también la puerta esta
realizada en piedra.
MIES VAN DER ROHE,
arquitecto alemán (1886-1969). Se
exilio por los mismos motivos que
Gropius también a EEUU.
Bajo la influencia inicial de Gropius,
desarrollo una nueva y purificada
versión personal. Destaca el pabellón
alemán de la Exposición Internacional
de Barcelona de 1929 donde
reinstaura con delicadeza el uso de
materiales naturales como el mármol.
Su famosa sentencia “menos es más”
se expresa aquí con refinamiento del
espacio, el plano y la proporcion, todo
reducido a lo más esencial. El ojo gira
serenamente de los espacios
interiores a los exteriores, unidos por
el movimiento de planos y separados
solo por el vidrio. El marmol, el
hormigon, el agua, el cromo y el aire
forman gran armonia.
1927 Colonia de Weissenhoff. Stuttgart.
Planta libre.
Tabiques móviles
Casa Farnsworth.
Rascacielos en Chicago.
Villa Saboya
LE CORBUSIER, pintor y
arquitecto suizo (1887- 1965).
Para él la arquitectura es “Un juego
inteligente y hermoso de volumenes
unidos bajo la luz”.
Compite con Wright por el liderazgo en
la formación de la arquitectura del
siglo XX.
La obra maestra de su primer periodo,
es la Villa Saboya en Poissy, Francia.
Es un prisma sobre soporte cilíndrico
(para evitar humedades) y ventanal
corrido, parece no tener planta baja.
En realidad hay una, muy escondida
sobre la segunda planta. Le Corbusier
denomino “maquinas de vivir dentro” a
sus casas, y resulta una designación
perfecta. La instalación electrica
descansa sobre una larga instalacion
cromada.
5 principios de la arquitectura de Le Corbusier:
- Bloque sobre pilotis (pilares)
-Planta libre
-Fachada libre
-Ventanas longitudinales
-Cubierta jardín
Soñó con la planificación urbana. Imagino, proyecto, y teorizo a cerca de una ciudad
radial de tres millones de personas con fabricas interrelacionadas, edificios de
oficinas, bloques de apartamentos altos y bajos, y centros culturales y de diversión,
todo lleno de elevadas autopistas y lleno de áreas verdes de recreo. Cuando
contemplamos nuestras aglomeraciones urbanas de hoy, totalmente contaminadas,
tan solo podemos lamentarnos de que, a pesar de sus proyectos nunca tuvo la
oportunidad de demostrar las potencialidades de su sueño de una metrópolis
orgánica.
Hay algo muy importante llamado “Unidad de habitantes” de Marsella, arquitectura
con pretensiones urbanisticas como un rascacielos tumbado sobre soportes exentos,
terraza con fin colectivo para crear un sentimiento de cooperacion y entendimiento
social contra el aislamiento que dan las grandes ciudades. De aquí derivan los
bloques de apartamentos con galerias comerciales debajo.
Unidad de Habitación de Marsella
Precursor del Organicismo

Le Corbusier fue precursor
de la arquitectura
organicista. Deja de lado
las formas rectas y crea
esta Iglesia de Ronchamp,
1951. Sencilla y original.
Planta irregular, las formas
toman caminos
sorprendentes como si se
tratara de un ser orgánico y
vivo.
Uso del hormigón
encofrado.
B) ARQUITECTURA ÓRGANICA:
Concibe al edificio como un organismo vivo que crece desde dentro hacia fuera y que
se va completando con las necesidades de sus habitantes, por tanto el exterior se
acomoda al interior y por eso el punto de partida tiene que ser el conocimiento del
hombre; así el arquitecto debe tener en cuenta:
-
-
El medio geográfico.
El medio climático.
La armonía de colores.
La luz.
La acústica (el ruido se extiende hacia arriba).
El arquitecto tiene que trabajar en colaboración con una serie de técnicos
especialistas (precedente en Gropius).
M. Ángel y Vasari ya hablaban de una arquitectura de proporciones orgánicas con el
cuerpo.
El arquitecto a destacar es el americano FRANK LLOYD WRIGHT,
(1867-1959). Gran arquitecto y teórico del organicismo.
Su gran batalla es la conquista del espacio interior de la casa; además quiere que esta
se adapte al paisaje pero no solo en la forma sino, también en los materiales que
deben ser los de la tierra y se deben utilizar en el mayor estado natural posible.
Construye grandes cubiertas, amplias galerías para estar más en contacto con la
naturaleza fundiendo la casa con la naturaleza que a veces incluso penetra en ella.
También hay que respetar las desigualdades del terreno.
En cuanto, a calor utiliza el
antiguo sistema romano bajo
el pavimento, además difunde
la chimenea que da calor y es
más acogedor. Evitando usar
los sistemas modernos que
calientan demasiado y en
ocasiones dificultan el trabajo.
Sus primeras obras tienen clara
influencia japonesa debido a la
Expo 1893 de Chicago. En
estas casas no hay sensación
de corte con la naturaleza, el
espacio se hace continuo.
La altura de la casa debe
acomodarse a la proporción
del hombre.
Casa Robie. Chicago, 1909
Casa Kaufmann (Cascada). Pensilvania, 1936
Pasa del uso de las formas rectas a las
curvas.
Une estética y utilidad.
Museo Guggenheim, Nueva York