Consumo perjudicial del vino.


El consumo frecuente de vino
en dosis elevadas ocasiona
lesiones tisulares
(especialmente en el sistema
nervioso central y el hígado)
siendo en este caso, como
otras bebidas alcohólicas, un
predisponente para la cirrosis
y carcinomas.
Se desaconseja el consumo
de vino (y otras bebidas
alcohólicas), a las mujeres
embarazadas o que están en
periodo de lactancia.
LUCHA CONTRA EL CÁNCER Y BENEFICIOS
DEL VINO.
El consumo moderado de vino tinto de forma
regular puede prevenir enfermedades
coronarias y algunas formas de cáncer.
los componentes químicos que se cree
que son responsables de este efecto
preventivo del vino son las catequinas,
también conocidas como flavonoides y
relacionadas con los taninos. Las
catequinas presentes en el vino se cree
que funcionan como antioxidantes, que
previenen que las moléculas conocidas
como "radicales libres" dañen las células.
una forma particular de flavonoide, se ha
demostrado recientemente que previene
la arterioesclerosis.
Consumo beneficioso del vino.

Al poseer alcohol etílico el vino posee
efectos psicoactivos: en dosis muy
moderadas incrementa el apetito y
provoca un cierto grado de desinhibición
al ser ansiolítico, esta característica
ansiolítica explica que, siempre en dosis
bajas, sea hipnoinductor (favorezca al
sueño) y tranquilizante. Sin embargo,
como otros psicoactivos, las dosis
elevadas (y se puede hablar de dosis
elevadas cuando se superan los dos
vasos) producen evidentes signos de
intoxicación, siendo un depresor del
sistema nervioso central, en tales casos
las dosis elevadas pueden producir
insomnio o, a la inversa, el dormir
profundo del embriagado, las dosis
elevadas también provocan una
disminución de la libido.
Vino y salud.

Sobre las cualidades beneficiosas y
perjudiciales del vino se ha realizado
numerosas investigaciones en las que
hay un claro consenso dentro de la
ciencia. El consumo excesivo y
prolongado es claramente perjudicial,
mientras que el moderado puede
causar ciertos beneficios saludables.
La ciencia médica intenta investigar la
frontera entre el consumo perjudicial y
el beneficioso. La frontera es un
consumo por debajo del intervalo que
va desde los 250 ml/día hasta los 300
ml/día (un tercio de una botella
estándar de 750 ml) para una persona
adulta de media 70 kg.
Imane Harchi 4º C.
Descargar

Consumo perjudicial del vino.