Literatura medieval
Economía y organización social
Feudalismo
Economía natural y agrícola. Escaso comercio.
Tres estamentos: nobleza, clero, pueblo llano.
Predominio del arte románico.
A partir del siglo XII entrará en crisis, con el
desarrollo de los burgos y con ello del comercio
que dirigían los burgueses.
Ideas culturales y medievales
•
La cultura se refugia en los monasterios.
•
Los libros se copian a mano.
•
•
•
Concepción cerrada del saber: todo está ya
dicho.
Visión estática del mundo: la sociedad es algo
que no se puede cambiar.
Teocentrismo: ordenación jerárquica piramidal
en cuya cúspide está Dios.
Cambios en la baja Edad Media
•
Desarrollo urbano y comercial.
•
Secularización de la cultura.
•
Creación de las universidades en las ciudades,
con sus bibliotecas.
•
Corriente literaria del amor cortés.
•
Predominio del arte gótico.
Península ibérica
•
•
Al sur los reinos árabes. Convivencia de tres
culturas: musulmanes, judíos y mozárabes
(cristianos). Los mozárabes hablaban un
dialecto del latín, como en los reinos cristianos
del norte.
Al norte los reinos cristianos. División,
precariedad económica, luchas internas.
Desarrollo económico mediante la conquista y
la repoblación. Liderazgo de Castilla.
Península ibérica
Influencias
•
•
•
Fuerte influencia islámica. La civilización de AlAndalus es mucho más avanzada en técnicas y
saberes.
En el siglo XIII fuerte influjo francés a través
del camino de Santiago.
Predominio de la escritura en castellano en el
siglo XIII. Comienzo de la literatura castellana.
POESÍA ORAL
•
•
•
Composiciones
transmitidas de memoria,
acompañadas de música.
Transmitidas por los
juglares.
Anonimia y multiplicidad
de variantes.
Lírica peninsular popular
•
•
Las jarchas: breves
composiciones líricas en
mozárabe que
aparecían incluidas al
final de las moaxajas
(poemas cultos en
árabe o hebreo)
Temas amorosos en
boca de una mujer.
Versos cortos.
Cantigas de amigo. Son
gallego-portuguesas.
Tienen tema amoroso
y voz femenina.
Mayor extensión. Con
estrofas encadenadas.
Contenían muchas
referencias a la
naturaleza.
La épica
Narración de las hazañas de un héroe.
•
Sucesos de carácter histórico
convenientemente literaturizados.
•
•
•
•
En castellano apenas se conservan cantares.
Cantar de Mio Cid.
Manuscrito del
siglo XIV.
Anónimo.
Cantar de Mio Cid
•
Tiradas monorrimas y asonantes. Versos irregulares (heterométricos), con
hemistiquio.
•
Claridad de la lengua. Destinado a un auditorio, es decir, se leía en alto.
•
Uso de epítetos para magnificar al héroe.
•
•
•
•
Tres partes: Cantar del destierro, Cantar de las bodas, Cantar de la afrenta
de Corpes.
Nivel político: Castilla frente a León.
Nivel socioeconómico: expresa ideales de equidad jurídica y movilidad
social.
Nivel individual: mitificación del Cid y mitificación de Castilla.
Versión modernizada de El cantar de Mio Cid.
Aunque de grado lo harían, a convidarlo no osaban.
Con lágrimas en los ojos,
muy fuertemente llorando, El Rey don Alfonso, saben, ¡le tenía tan gran saña!
Antes que fuese de noche en Burgos entró su carta,
La cabeza atrás volvía y quedábase mirándolos.
Con órdenes muy severas, y muy requetebién sellada;
Y vio las puertas abiertas,
y cerrojos quebrantados,
Mandaba en ella que al Cid nadie le diese posada,
Y vacías las alcándaras
sin las pieles, sin los mantos,
Y aquel que allí se la diese, supiese, por su palabra,
Sin sus pájaros halcones, sin los azores mudados.
Que perdería lo suyo y aun los ojos de la cara,
Suspiró entonces el Cid, que eran grandes sus cuidados.
Y además de cuanto digo, las vidas y las sus almas.
Habló allí como solía, tan bien y tan mesurado:
Gran dolor el que sentían aquellas gentes cristianas.
-Grado a ti, señor Padre, Tú que estás en lo más alto,
Los que así mi vida han vuelto, mis enemigos son, malos. Y escóndense así del Cid, sin osar decirle nada.
El Campeador, entonces, se dirigió a su posada
Allí aguijan los caballos, allí los sueltan de las riendas.
Y en cuanto llegó a la puerta se la encontró bien cerrada;
En saliendo de Vivar voló la corneja diestra,
Mandados del Rey Alfonso pusieron miedo en la casa,
Y cuando en Burgos entraron les voló a la mano
Y si la puerta no rompe, no se la abrirán por nada.
izquierda.
Allí las gentes del Cid con voces muy altas llaman.
Se encogió de hombros el Cid, y meneó la cabeza:
-¡Albricias, Fáñez, albricias!, pues nos echan de la tierra, Los de dentro, que las oyen, no respondían palabra.
Aguijó el Cid su caballo y a la puerta se llegaba;
[Con gran honra por Castilla entraremos a la vuelta].
Del estribo sacó el pie, y un fuerte golpe le daba.
Nuestro Cid Rodrigo Díaz en Burgos con su gente entró.
No se abre la puerta, no, pues estaba bien cerrada.
Es la compaña que lleva, de sesenta, con pendón.
Nueve años tenía la niña que ante sus ojos se planta:
Por ver al Cid y a los suyos, todo el mundo se asomó.
-¡Campeador, que en buena hora ceñisteis la vuestra espada!
Toda la gente de Burgos a las ventanas salió,
Orden del Rey lo prohibe, anoche llegó su carta
Con lágrimas en los ojos, tan fuerte era su dolor.
Con prevenciones muy grandes, y venía muy sellada.
Todos diciendo lo mismo, en su boca una razón:
-¡Dios, qué buen vasallo el Cid! ¿Así hubiese buen señor! A abriros nadie osaría, nadie os acoge, por nada.
Si no es así, lo perderemos, lo nuestro y lo de la casa,
Y además de lo que digo, los ojos de nuestras caras.
Ya véis, Cid, que en nuestro mal, vos no habéis de ganar nada.
Edición de Francisco López Estrada.
Que el Creador os valga con toda su gracia santa.
Madrid: Castalia. Pp. 11-12.
Influencia de El cantar del Mio Cid en la
literatura moderna.
¡Grado a Rab,
la meua buena suerte
de donna más radiante
el suyo cuerpo lindo
en la battalla a muerte
!Grado a Dios,
hermoso como níspero
la boca toda grana
que so su piel de ninfa
mon padre bien amado
non puedo reprocharos
mis labios van cantando
do yo clavé mis brazos
que sostuvimos ambos!
Criador de aqueste cuerpo
con sus muy prietos
huesos,
los sinos tan bien puestos
yo fuera un omne muerto!
Rafael Marín (1982), Lágrimas de Luz. Barcelona: Gigamesh, 2008.
El mester de clerecía
•
Surge a raíz del desarrollo cultural del siglo XIII.
•
Obras escritas por autores cultos
•
•
Técnica poética precisa. No estaban concebidos para
el canto.
Estrofas en cuaderna vía. Cuatro versos monorrimos
de catorce sílabas con cesura.
•
Intención didáctica.
•
Anónimos: Libro de Apolonio y Libro de Aleixandre.
Gonzalo de Berceo
•
•
•
•
•
Clérigo del monasterio de San Millán de la Cogolla
(La Rioja).
Escribió vidas de santos (hagiografías) y obras
marianas (Sobre la Virgen María).
Milagros de nuestra señora.
Colección de relatos en los que la Virgen
aparece como intercesora de los
humanos (nueva imagen de la mujer.
Culto a la Virgen).
Dos caras: producto de élite cultivada,
reflejo de las creencias del pueblo llano.
Juan Ruiz, arcipreste de Hita. Libro del
buen amor
•
•
•
Mil setecientas estrofas, la mayor parte en Cuaderna vía.
Aparecen rasgos populares: versos parecidos a los
romances, repeticiones, anáfora, juegos de palabras…
Estructura: a) prólogo en prosa donde se declara la
intención de la obra; b) serie de aventuras amorosas con
mujeres; c) 32 fábulas y cuentos con intención didáctica;
d) episodios adaptados de textos latinos medievales; e)
digresiones morales satíricas; f) sátiras y parodias; g)
pasajes alegóricos como la pelea de don Carnal y doña
Cuaresma; h) composiciones líricas juglarescas.
Juan Ruiz, arcipreste de Hita. Libro del
buen amor
Elementos unitarios: uso de la primera persona y tema
(el amor y sus engaños).
Influjo de la literatura oriental. Influjo de la cultura
medieval.
Tema del amor: fuerza vitalista, relacionado con
elementos folklóricos y populares.
Tema de la muerte: aparece como destructora. Acaba
con el placer y la hermosura. Presenta la idea del
destino ineludible.
La prosa medieval
El castellano se va imponiendo en los textos en
prosa, especialmente gracias a Alfonso X, el
Sabio. Pretendió que el castellano fuera
vehículo de la cultura de su reino.
En el siglo XIII, traducción de colecciones de
cuentos orientales, como el Sendebar o el
Calila e Dimna. Pretendían recopilar el saber.
Tenían una intención didáctica y moralista.
Don Juan Manuel. El conde lucanor.
La mayor parte de sus escritos buscaban adoctrinar a
los nobles.
Defiende la organización tradicional de la sociedad
feudal.
El conde lucanor está dividida en cinco partes.
La primera tiene los 50 exempla.
Lucanor expone un problema práctico a su consejero
Patronio, quien relata un cuento para enseñar la
lección. Finalmente Don Juan Manuel condensa la
moraleja en dos versos.
El teatro medieval.
El teatro religioso. Nació al amparo de los
templos.
Representaciones litúrgicas: ciclos de Navidad y
Pasión, y el de la Resurrección de Cristo.
El teatro profano. Actuaciones de juglares.
No se conservan textos teatrales, solo
referencias a representaciones.
Descargar

Literatura medieval