MONITOREO EN LA UNIDAD DE
CUIDADOS INTENSIVOS
NEONATALES
LIC. JEANETT FERNANDEZ
ESCOBAR
UCIN-HNSE-CUSCO
MONITORIZACION
DEL RECIEN
NACIDO EN CUIDADOS INTENSIVOS
El nacimiento de un bebé es un proceso
maravilloso, sin embargo, muy complejo debido a que
tanto la madre como el bebé experimentan cambios
físicos y emocionales.
Los cambios fisiológicos que implican el paso de
la vida intrauterina a la extrauterina son las que
determinan en parte las características del cuidado del
RN normal y de la patología de este período.
Los factores mas determinantes en la sobrevida
del RN son su madurez expresada en la edad
gestacional y el peso del nacimiento.
El RN debe llevar a cabo muchos ajustes físicos,
fuera del cuerpo de la madre, salir del útero significa que ya
no puede depender de la circulación y la placenta materna
para las funciones fisiológicas importantes, antes del
nacimiento la respiración, la alimentación y la eliminación
de desechos, además de la protección inmunológica
provenían de su madre, cuando llegan al mundo muchos
de estos aparatos y sistemas cambian dramáticamente
como:
- Los pulmones deben inhalar aire.
- La circulación cardiaca y pulmonar cambia.
- El aparato digestivo debe comenzar a procesar
alimentos y excretar los desechos.
- Los riñones deben comenzar a funcionar para
regular los líquidos y elementos químicos del
cuerpo.
- El hígado y el sistema inmune deben funcionar
en forma independiente
¿QUE ES LA UNIDAD DE CUIDADOS
INTENSIVOS NEONATALES?
Es un área especial del hospital denominado U.C.I.N.
que combina tecnología avanzada y profesionales de la
salud, capacitados para brindar cuidados especializados
a los pacientes mas pequeños de alto riesgo.
También cuenta con un área de cuidados intermedios
o continuos para los bebés que no se encuentran graves,
pero que necesitan cuidados de enfermería
especializada.
La mayoría de los neonatos que ingresan a la
UCIN son prematuros (es decir nacidos antes de 37
semanas de gestación), bajo peso menor de 2250 gr. o
algunos que padecen un trastorno metabólico que
requieren cuidados especiales.
FACTORES QUE PUEDEN PONER EN
SITUACION DE RIESGO AL RN.
Factores Maternos:
- Edad de la madre menor de 16 o mayor de 40
años.
- Consumo de drogas o alcohol.
- Diabetes.
- Hipertensión.
- Hemorragias.
- Gestación múltiple.
- Escasez o exceso de líquido amniótico.
- Ruptura prematura de membranas.
b) Factores del Parto:
-
Sufrimiento fetal.
Presentación anómala.
Líquido amniótico meconial.
Circular de cordón.
c) Factores del Bebé:
- Nacimiento con menos de 37 semanas o mas de
42 semanas de gestación.
- Peso al nacer menor de 2500 gr.
- RN pequeño para la edad gestacional.
- Defectos congénitos.
- Dificultad respiratoria
LA ENFERMERA FRENTE A LA
MONITORIZACION DEL RN EN UCIN
La enfermera es la
persona especializada para la
recepción, atención y vigilancia
del neonato de alto riesgo, ya
sea ingreso de sala de partos,
consultorios externos,
emergencias, evaluando las
condiciones generales, priorizando
los cuidados e intervenciones,
para no poner en riesgo la
estabilidad del neonato.
MONITORIZACION:
Es la técnica de evaluación continua, con el propósito
de descubrir a tiempo las complicaciones.
La palabra monitor deriva del latín “monere” que
significa avisar, estar frente a alarmas que mantienen en
alerta.
También
podemos
decir
que
monitoreo
son
sistemas que nos permiten controlar las constantes
vitales,
y
que
tienen
un
comportamiento
de
comunicadores de los diferentes parámetros (alteraciones
o variaciones) ocasionados por el RN y a su vez ponen en
aviso la alteración de alguno de los parámetros
establecidos, dando lugar a revisión y detección oportuna
de alguna variación en la evolución del RN.
TIPOS DE MONITORES:
-
Monitores cardiacos.
Monitores cardio respiratorios.
Monitores multiparámetros.
Monitores de Presión arterial
no invasiva.
TIPOS DE MONITORIZACION:
-
Cruentos.
Incruentos.
Continuo.
Intermitente
PARAMETROS DE MONITORIZACION.
-
Temperatura.
Frecuencia cardiaca.
Frecuencia respiratoria.
Presión arterial.
Saturación de oxígeno.
Oximetria tisular: Oxigeno transcutáneo (CO2)
INDICACIONES MONITOREO
• Recién nacido menor de 35 semanas de edad gestacional
• Neonatos con antecedentes o en los que se observan
episodios de apnea, taquipnea, bradicardia o taquicardia
• Neonatos con oxigenoterapia
• Neonatos con historia de síndrome de muerte súbita
• Recién nacidos con procesos infecciosos potenciales o en
curso
Neonatos con diagnóstico de cardiopatias congénitas
Neonatos con malformaciones
1.- MONITOREO DE LA TEMPERATURA
•
•
•
•
El control térmico es indispensable para asegurarle al bebé
un crecimiento adecuado
La regulación térmica es uno de los factores de la
supervivencia y la estabilidad del RN.
En el RN, la Actividad Muscular voluntaria es
limitada, por esta razón el RN depende de la grasa
parda para la Termogénesis.
La disminución de la temperatura en 2ºC obliga al niño a
aumentar el consumo de
oxígeno en un 35%.
VALORES NORMALES
•
Temperatura de piel es entre 36ºC a 36.5ºC.
•
Temperatura axilar es entre 36.5ºC a 37ºC controlados
con termómetro.
•
Temperatura rectal es 37ºC a 37.5ºC controlada
con termómetro rectal.
EQUIPO
La temperatura del neonato puede controlarse a través de:
• Una sonda cutánea servo controlada
•
Termómetro de vidrio con mercurio (rectal o axilar)
SONDA CUTANEA
SERVO CONTROLADA
TERMOMETRO
CLINICO
ALTERACIONES DEL CONTROL TERMICO
En algunos casos pueden presentar inestabilidad causados
por:
- Prematurez.
- Anomalías congénitas.
- Septicemia.
- Asfixia e hipoxia.
- Aporte nutricional y calórico inadecuado.
- Disminución de los movimientos involuntarios.
- Inmadurez del sistema de control térmico.
- Cantidad deficiente de tejido adiposo subcutáneo
Manifestados como:
a) Hipotermia.- Ocurre cuando la temperatura axilar es
inferior a 35.5ºC, cuanto mas baja es la temperatura más
graves
son
las
consecuencias,
que
ocasionen
vasoconstricción como respuesta al frío.
Manifestándose como:
- Extremidades y tórax fríos.
- Letargo.
- Llanto débil.
- Palidez en la piel.
- Apnea.
- Bradicardia.
- Dificultad respiratoria.
b) Hipertermia.- Se define como una temperatura axilar
mayor a 37.5 ºC, con el esfuerzo del organismo por disipar
el calor, ocurre vasodilatación periférica manifestándose
como:
- Rubor.
- Llanto débil.
- Taquicardia.
- Irritabilidad.
- Diaforesis.
- Hipotensión.
- Taquipnea.
Puede ser consecuencia de anomalías del sistema
nervioso central, por sustancias tóxicas que afectan los centros
de regulación térmica, como son las infecciones bacterianas
las que liberan toxinas o deberse a condiciones
ambientales
como:
Sobre abrigo, recalentamiento de
incubadoras.
INTERVENCION DE ENFERMERIA
1. En caso de hipertermia, eliminar o disminuir las
fuentes externas de calor como: Cobertores, lámparas.
2. Controlar la temperatura de la incubadora o servocuna,
disminuyéndola progresivamente.
3. Buscar signos de deshidratación
4. En caso de hipotermia, propiciar el calentamiento
adicional con cobertores y lámparas. Ajustar la
temperatura de la incubadora gradualmente hasta
normalizar.
5. En ambas situaciones la enfermera debe estar alerta,
verificando que las incubadoras y servocunas estén
correctamente conectadas a la red eléctrica a una
temperatura de 33º C.
6. En caso de servocuna procurar un microambiente
alrededor del niño, para disminuir las pérdidas de calor
por evaporación, convexión y radiación.
M
I
C
R
O
A
M
B
I
E
N
T
E
7. Verificar que el sensor de temperatura, esté en
buenas condiciones y colocado en forma directa a la
piel la parte metálica.
8. Los controles de temperatura se registrarán cada tres
horas o cada hora si el caso lo amerita hasta que se
normalice.
9. Si continuara la alteración de la temperatura hacer un
informe inmediato al médico para su respectiva
valoración, por que si las condiciones ambientales no
han variado estas alteraciones, podrían sugerir
problemas graves de infección
Sistema automático de servo control
Adherir, sin hacer presión, el servo control al abdomen
del neonato, en la zona hepática, hipogastrio
Programar la temperatura de la incubadora de calor
radiante en el modo piel a 37oC
Programar la temperatura de la incubadora cerrada en el
modo piel a 36,5oC para recién nacidos a término y
36,7oC para el neonato pretérmino extremo.
Extremar los cuidados de piel en el recién nacido,
procurando rotar el servo control adherido a su piel,
dado que el calor y el roce que éste produce pueden
quemarla.
Utilizar algodón humedecido con benjuí para poner o
retirar la cinta adhesiva de papel que sostiene el servo
control sobre su piel.
Poner la mínima cantidad de cinta adhesiva necesaria
para una fijación adecuada de acuerdo con el tamaño del
servo control.
Verificar que el servo control no esté flojo para evitar
posibles lecturas bajas e inexactas que conlleven a un
aumento innecesario de la temperatura de la incubadora
con el riesgo de recalentamiento excesivo o quemadura
del recién nacido.
Verificar que el niño no se encuentre acostado sobre el
servo control, ya que puede producir lectura falsa de
temperatura cutánea alta, enfriamiento de la incubadora e
hipotermia del recién nacido.
Recomendaciones
Dejar la incubadora en el modo de aire cuando el neonato se
deja en posición ventral
No fijar el servo control en extremidades o en prominencias
óseas.
Verificar que la sonda de temperatura del aire esté lejos de las
paredes de la incubadora. No olvidar el mecanismo de
invernadero que se puede producir cuando las incubadoras se
ponen cerca de ventanas donde reciben el sol directamente, o
bajo lámpara de fototerapia, lo que trae como consecuencia un
ambiente térmico alto y por lo tanto, hipertermia en los neo
natos.
2.- MONITOREO DE FRECUENCIA CARDIACA
La monitorización de la frecuencia cardiaca, se usa para
observar continuamente la actividad eléctrica del corazón, en
pacientes con diagnóstico comprobado o descartar alguna
patología como:
- Cardiopatías congénitas.
- Insuficiencia cardiaca.
- Disminución del gasto cardiaco.
- Arritmias
Se realiza colocando electrodos en el tórax de RN, el trazado
electrocardiográfico que aparece en la pantalla debe ser lo
más nítido posible y asegurar la con fiabilidad del dato.
Dentro de los objetivos específicos de la monitorización está la
supervisión fiable y exacta de la actividad cardiaca neonatal, la
detección temprana de alteraciones y la detección de arritmias.
La frecuencia cardiaca es de 160 por minuto en los primeros 15
minutos posnatales; luego desciende y se estabiliza entre 120
y 130 por minuto con valores extremos de entre 90 y 175 por
minuto.
Equipo
Estetoscopio
Monitor de registro electrocardiográfico
Electrodos neonatales
ALTERACIONES EN LA FRECUENCIA CARDIACA
1) Taquicardia (frecuencia cardiaca mayor de 175
pulsaciones por minuto), es originada por causas
benignas como el:
Estrés inducido por calor o frío
Estímulos dolorosos
Fármacos: (atropina, teofilina, adrenalina, pavulón)
Ansiedad e irritabilidad
Por causas patológicas tales como fiebre, shock,
hipoxia, anemia, sepsis, conducto arterioso persistente,
hipovolemia
Por causas menos comunes como hipertiroidismo,
trastornos metabólicos, hipokalemia y arritmias
cardiacas.
2) Bradicardia (frecuencia cardiaca menor de 90
pulsaciones por minuto) es origina da por causas
benignas tales como:
Defecación (pujo)
Vómito
Alimentación forzada
Succión o medicamentos (propanolol, digitálicos e
infusión de calcio)
Causas patológicas como hipoxia, apnea, convulsiones,
obstrucción de la vía aérea, acidosis e hipotermia severa
y otras causas menos comunes como la hiperkalemia,
arritmias cardiacas, y hemorragia pulmonar
PROCEDIMIENTOS PARA MONITOREO
La actividad eléctrica del corazón será recogida en el monitor
mediante tres electrodos precordiales dispuestos sobre el tórax
del niño de la siguiente manera:
electrodo rojo: hombro derecho
electrodo amarillo: hombro izquierdo
electrodo verde o negro: debajo de mamila izquierda o en
miembro inferior izquierdo
El trazado electrocardiográfico básico consta de tres
ondas:
La onda P
la despolarización auricular,
El complejo QRS
la despolarización ventricular
La onda T final
la repolarización
INTERVENCION DE ENFERMERIA
1. Poner los electrodos en la parte superior del tórax (para
medir impedancia)
2. Después de colocar los electrodos, fijaremos en el monitor
los límites de alarma según edad del niño, para que nos
avise en caso de sobrepasar estos límites. Cuando suene
una alarma, primero miraremos al niño para buscar la
causa: valoraremos coloración, respiraciones, artefacto o
desplazamiento de algún electrodo, y sólo después
apagaremos la alarma.
3. En los prematuros extremos intensificar el cuidado para no
causar pérdida de la integridad de la piel, utilizando
electrodos neonatales o recortándolos para no abarcar
áreas grandes de piel.
4. Adherir los electrodos procurando que el centro de
ellos se encuentre humedecido con gel de contacto
con el fin de permitir una adecua da conducción
eléctrica.
5. Se recomienda no poner los electrodos en la parte
anterior del tórax, especialmente en los prematuros;
por que no permiten la adecuada visualización del
parénquima pulmonar en los controles radiográficos.
6. Observar frecuencia y características del trazado
electrocardiográfico.
7. Si hay duda de la confiabilidad de la frecuencia
cardiaca, verificar directamente con el estetoscoscopio.
Evitar interferencias que alteren la exactitud de los datos
Cambiar los electrodos cuando se encuentren levantados
o arruga dos, nunca poner cintas adhesivas.
Proteger la piel, aplicar benjuí tanto para poner como para
retirar los electrodos.
No utilizar alcohol ni friccionar la piel en forma vigorosa en
la fijación de los electrodos, ya que pueden producir
alteración de la integridad cutánea.
3.- MONITOREO
RESPIRATORIA.
DE
LA
FRECUENCIA
Se define como la observación de los movimientos de entrada
y salida de aire a los pulmones, denominados inspiración y
espiración. En los neonatos se observa respiración abdominal
dada principalmente por el esfuerzo de los músculos
abdominales y el diafragma.
Los factores que regulan y mantienen el ritmo de la
respiración son: el centro respiratorio, el bulbo, las fibras del
sistema nervioso autónomo y la concentración del CO2 en los
gases sanguíneos.
En el neonato el ritmo respiratorio es menos estable que en el
adulto y especialmente en el prematuro es frecuente observar
respiración periódica con episodios de apnea.
Un aumento de la presión intrabdominal puede interferir
con la ventilación dado que el diafragma es el músculo
principal, los intercostales son músculos secundarios y
la mayor parte del volumen corriente se produce por
contracción del diafragma.
Los músculos respiratorios del prematuro son más
susceptibles a la fatiga por aumento del trabajo
respiratorio. Se puede producir hipo ventilación por
obstrucción de la vía aérea o disminución de la
distensibilidad pulmonar.
Los movimientos respiratorios son regulares durante el
30% del tiempo, irregulares el 60% y existen cortas
detenciones de la respiración en cerca del 10% restante;
siendo más notorias en los niños prematuros por su
inmadurez cerebral
Valores Normales
En el recién nacido normal la frecuencia respiratoria es de
60 por minuto durante las dos primeras horas de vida,
de 50 por minuto entre la segunda y sexta hora y
posteriormente se estabiliza entre 30 y 40. Después de
los 30 días hasta el año de edad es de 25 a 34
respiraciones por minuto.
La enfermera debe estar alerta para hacer evaluación de
cambios y aumento del esfuerzo respiratorio, porque los
cambios en el patrón respiratorio pueden indicar el
agravamiento de la enfermedad.
Se debe observar:
- Color de piel.
- Frecuencia respiratoria.
- Retracciones.
- Presencia de quejido respiratorio.
- Aleteo nasal.
ALTERACIONES EN LA FRECUENCIA RESPIRATORIA:
Taquipnea (respiración acelerada superficial)
Polipnea (respiración rápida)
Apnea (ausencia de movimientos respiratorios o
abdominales) en un tiempo mayor de veinte segundos
causando, según su severidad, disminución de la frecuencia
cardiaca(<100) y desaturación(<80%), cianosis
A diferencia de la apnea en la respiración periódica, la pausa
respiratoria se alterna en forma cíclica con movimientos
respiratorios y no se asocia con bradicardia ni desaturación
Intervención de Enfermería
La frecuencia respiratoria se puede controlar mediante
electrodos que se ponen en el tórax del neonato, los
cuales por el método de impedancia, transmiten la
información al monitor, la cual es representada en la
pantalla del monitor por una onda y el valor en cifras.
Cuando no se dispone de monitor el control de la
frecuencia respiratoria se realiza mediante la
observación directa de los movimientos respiratorios del
neonato durante un minuto.
Mediante la auscultación, valorar la entrada y salida de
aire en ambos campos pulmonares. Escuchar los ruidos
respiratorios y determinar si existen diferencias entre la
parte superior e inferior de un mismo hemitórax y entre
los dos hemitórax
La presencia de ruidos respiratorios tales como el estridor
ocasionado por obstrucción del tracto respiratorio, las
sibilancias, los estertores y el uso de músculos
respiratorios accesorios como aleteo nasal y la retracción
esternal o intercostal y la cianosis central, la hipotonía
muscular, la hipotermia y la disminución de los reflejos,
son aspectos del estado general del niño que pueden
indicar una disminución en la oxigenación del recién
nacido.
La intervención de enfermería dirigida al paciente
neonatal que presenta falla respiratoria incluye el control
estricto de la respiración valorando frecuencia y
características. En caso de apnea, identificar las causas
obstructivas y dar solución mediante aspiración de
secreciones, cambio de posición, estimulación cutánea y
aumento de la fracción espirada de oxígeno en un 10%
de la necesidad habitual.
Administrar oxígeno húmedo y tibio.
El oxígeno humidificado evita el resecamiento de
las mucosas del tracto respiratorio, facilitando
también la fluidificación de las secreciones en las
vías aéreas.
El oxígeno tibio o calentado ayuda a la estabilidad
térmica.
Mantener las vías aéreas superiores permeables, aspirar
secreciones, cuando sea necesario, la obstrucción de
las vías aéreas superiores producen aumento del
esfuerzo respiratorio.
4.-MONITORIZACION DE LA PRESION
ARTERIAL
Es la fuerza que ejerce la sangre en cada punto de la
arteria que la sostiene. La presión que soporta la arteria
durante la sístole (contracción cardiaca) se denomina presión
arterial sistólica y durante la diástole (relajación cardiaca)
tensión arterial diastólica.
La monitoria de la presión arterial se puede realizar en
forma manual o no invasiva, en forma invasiva mediante un
transductor de presión conectado a un monitor.
Método no invasivo
Consiste en un monitor de presión arterial de oscilometría
que mediante un manguito inflable interrumpe el flujo de
sangre. Los cambios de presión que ocurren durante la sístole
y la diástole se transmiten a través de la piel hacia un sensor
que se encuentra en el manguito o brazalete y éste lo
convierte electrónicamente a valores numéricos.
Sistólica
Pretérmino 45 – 60 mmHg
A término
50 – 55 mmHg
Media
Diastólica
30 – 35 mmHg
20 – 25 mmHg
45 - 40 mmHg
25- 30 mmHg
Los valores considerados como “normales” son
determinados teniendo en cuenta el estado clínico del
paciente, la patología asociada, peso y edad
Existen varias tablas sobre valores normales de tensión
arterial media, pero en general se recomienda tener en
cuenta lo siguiente:
Por los primeros 1000 gramos de peso = 30mmHg, a partir
de ese peso aumentar para cada 100 g, 1mmHg, durante
la primera semana de vida. Posteriormente se aumentan
2,5mmHg por cada semana hasta los seis meses de vida.
Equipo
Monitor de presión Brazaletes neonatales de diferentes
tamaños (No. 1 a No. 5). El brazalete debe ser un 25% más
ancho que el diámetro del brazo o pierna, es decir debe
ocupar las 2/3 partes.
Intervención de Enfermería
El neonato debe estar preferiblemente en posición supina
con el brazo desnudo y extendido.
Poner el brazalete verificando que el lugar donde salen las
mangueras quede sobre la arteria o según la indicación del
brazalete. Evite ubicarlo en las extremidades donde los
accesos venosos estén localizados.
Conecte el cable o los cables del brazalete al monitor,
(según el modelo tienen una o dos salidas). Encienda el
monitor e inicie el ciclo de la toma de presión arterial y
programe el intervalo para la toma automática según la
necesidad del paciente.
Las lecturas múltiples con valores similares nos indican la
exactitud en los valores. Si al repetir el ciclo las lecturas
todavía son cuestionables recalibre y repita la toma.
El neonato debe encontrarse idealmente dormido o
despierto pero tranquilo. En caso de llanto o molestia del
recién nacido suspenda la toma, pues sus valores no son
confiables.
Verificar que los valores obtenidos correspondan a los
valores del recién nacido. Si tiene duda realice tres
mediciones y descarte las dos primeras.
Los brazaletes deben ser de uso exclusivo para cada
paciente para evitar infecciones nosocomiales.
El intervalo entre las tomas debe asegurar la adecuada
circulación para minimizar traumas a nivel distal de
miembro.
Verificar que no existen escapes ni acodaduras del
sistema, que puedan alterar o impedir la lectura.
Si el neonato se encuentra en estado crítico y cuenta con
línea arterial, la monitorización invasiva está indicada.
5.- MONITOREO
OXIGENO
DE
SATURACION
DE
Método no invasivo continuo que mide la saturación de
oxígeno de la hemoglobina, basado en la absorción de la
luz a diferentes longitudes de onda por la hemoglobina
reducida y oxigenada.
La pulsoximetría refleja con exactitud la SaO2 por encima
del 70%.
Equipo
Monitor de oximetría de pulso
Sensor
Cinta adhesiva.
La lectura correcta depende de factores como perfusión,
disminución en la pulsación periférica, movimientos del
paciente, la amplitud del pulso venoso y/o interferencia con
luz de la fototerapia
Intervención de Enfermería
1. Poner los sensores en el dorso de la mano o pie de manera
que queden uno en frente del otro y se pueda realizar una
adecuada lectura
2. Proteger la integridad de la piel, rotando periódicamente el
sensor y asegurando la inmovilización adecuada con cinta
adhesiva
3. La cinta adhesiva se debe poner de manera que fije los
sensores evitando el exceso de presión que altere la
perfusión de los dedos
4. Cuando el neonato esté recibiendo tratamiento de
fototerapia, es conveniente proteger el sensor del
pulsoxímetro, para minimizar la interferencia por la luz
y evitar falsas lecturas.
5. Corrobarar la calidad de la onda en el monitor, si no es
adecuada reacomode los sensores. Fije las alarmas
así:
bradicardia: 90 por minuto
taquicardia: 175 por minuto
Alarma máxima de saturación si el niño está con oxígeno
95%
Alarma máxima de saturación si el niño está sin oxígeno
100%
Alarma mínima de saturación 85%.
6. OXIMETRÍA TISULAR: OXÍGENO TRANSCUTÁNEO
El transductor de oxígeno transcutáneo es un electrodo
de Clark que mide la tensión del oxígeno que difunde a
la epidermis desde los capilares dérmicos.
El sensor se calienta a 43ºC-45ºC con el objeto de
inducir una hiperemia local que facilita dicha difusión
"arterializando" la sangre capilar y desplazando a la
derecha la curva de disociación de la hemoglobina. El
incremento resultante en la PaO2 se contrabalancea con
el aumento del consumo metabólico de la piel y el
gradiente de difusión. El índice transcutáneo
(PtcO2/PaO2) es prácticamente igual en neonatos y
disminuye con la edad.
La dependencia de la PtcO2 con la PaO2 y con el gasto
cardiaco requiere una interpretación cuidadosa. La
calibración previa y el riesgo de quemaduras en la piel
plantean algunos problemas técnicos.
Intervención de Enfermería
Calibrar el monitor según las indicaciones.
Mantener protegida la membrana.
Proteger la piel del neonato calibran do el equipo a la
mínima temperatura permitida y rotando periódicamente
la membrana del tras cutáneo
Calibrar las alarmas de acuerdo con la situación clínica
del recién nacido.
Avisar cambios y tomar las medidas correspondientes
relacionando los parámetros con la clínica del recién
nacido.
EL MEJOR MONITOR PARA EL
CONTROL DE LOS NEONATOS,
ES LA ENFERMERA
GRACIAS
Descargar

Diapositiva 1 - My Home Page