Líderes de GPs y Directores de Escuela Sabática
Si queremos ganarnos la amistad de un
niño de tres o cuatro años, no podemos
regalarle una araña o darle una rata, y
decirle que le regalamos con mucho amor;
tal vez en su inocencia lo acepte, hasta que
descubre que es un animal no tan
amigable. ¿Qué regalo le harás a una
adolecente de quince o diecisiete años?
¿Podría ser una muñeca? no; ¿una cocina
de cuatro hornillas? no; entonces, cuál
sería el regalo ideal, dejo a tu elección que
regalo lo harías.
Era navidad del año; mi querido hijo de
seis años con insistencia pedía un
juguete de regalo, hasta que accedí a
su petición, fuimos a una juguetería toda
la familia, y con mi amada esposa
decidimos comprarle un telescopio para
mirar astros; bueno, eso decía la caja,
cuando llegamos a casa mi hijo no quería
abrir el regalo, por lo visto no le
interesaba, mas a tanta insistencia lo
abrió.
Cuando lo colocamos en dirección al
cielo, no se veía nada; mientras sus
amiguitos jugaban felices con otros
juguetes más divertidos; qué fue lo que
pasó, ¿No le consulté a mi hijo? ¿No
respeté su elección? ¿Fui insensible?
¿Estaba regalándole un juguete que no
era para su edad? Todo esto me
preguntaba, mientras veía su rostro
triste y mi esposa descubría que en la
caja decía, para niños de 10 a 13 años.
¿Será que lo mismo está sucediendo en
las reuniones de los grupos pequeños;
que sólo estamos cumpliendo un
programa, pero no cumpliendo los
objetivos del grupo? A lo mejor estás
cumpliendo con darle regalos, pero no le
estás dando el regalo ideal que el grupo
necesita.
Este seminario te ayudará a conocer más
de cerca a las personas, y en
consecuencia a mejorar las reuniones de
los grupos pequeños.
A. Necesidades humanas
universales
Todo ser humano sin importar la edad,
estatus social, credo religioso,
continente donde vive, siempre tiene
necesidades básicas, y cuando éstas son
atendidas se sienten tomas en cuenta e
importantes, por no decir felices. A
continuación se describen las
necesidades básicas del ser humano.
1. Necesidad de afecto. Toda persona
necesita afecto, aprecio, ternura.
Necesitamos que nos digan palabras
de afecto como: "Te extrañamos", "Te
queremos", "Eres importante", "Te
estuvimos esperando en el GP", "Tu
presencia siempre alegra al grupo
pequeño". El afecto se expresa con
palabras y también con hechos.
Está demostrado que las personas que
reciben más de ocho abrazos al día son
aliviadas del estrés y son ayudados en
el proceso de recuperación de la
salud.
2. Necesidad de comprensión. Toda
persona necesita ser comprendida, aun
en sus errores. Si hubiera comprensión,
el índice de divorcios y de niños
abandonados se reduciría. Puede faltar
dinero, pero si hay comprensión, el
hogar marcha; no sucede así si hay
dinero sin comprensión, el hogar está en
peligro. Cada vez el ser humano es más
intolerante, por la mínima cosa reacciona
y hasta toma decisiones equivocadas.
3. Necesidad de ser útil. Una de las
peores palabras que se le puede decir
a una persona, es que es un inútil.
Cuando las personas envejecen se
sienten que son una carga para la
familia, tristeza que acelera su
muerte. El líder de grupo pequeño
que hace participar a todos, pregunta,
delega responsabilidades, su grupo
siempre estará lleno de personas.
4. Necesidad de seguridad. De manera
natural las personas buscan
seguridad. Por eso los niños se aferran
a sus padres, porque ven en ellos
personas seguras en quien confiar. Se
busca seguridad en el trabajo, en el
compañero, amigo, novio/a, esposo/a,
en la casa donde se vive, en el
autobus donde viajamos.
5. En un mundo donde existe
inseguridad, los grupos pequeños
son llamados a mostrar seguridad,
confianza, amistad, compañerismo,
para que las personas se sientan
seguras, apoyadas.
5. Necesidad de celebración. Dios nos
creó seres sociales, personas
gregarias, que siempre necesitamos
relacionarnos con otras personas. El
grupo pequeño debe hacer
actividades de celebración como
cumpleaños, bodas, almuerzos,
camitas, todo lo que ayude al buen
relacionamiento.
6. Necesidad espiritual. Consciente e
inconscientemente toda persona
necesita de Dios, hasta los hombres
más duros lo han reconocido, es algo
que nos acompaña desde que
nacemos; razón tuvo David al decir.
"Oh Dios, tú eres mi Dios!... Mi alma
tiene sed de ti..." (Sal 63:1)
Un buen momento de alabanzas, de
oración y del estudio de la Biblia,
ayudará a cubrir esta necesidad de
manera poderosa de los hermanos e
invitados del grupo pequeño.2 Ahora
que sabemos las necesidades básicas
del ser humano, debemos saber cómo
dirigir una reunión relacional en el
grupo pequeño.
B. Reunión relacional en el grupo
pequeño
La meta de cada líder de grupo
pequeño debe ser: cómo dirigir una
reunión relacional en el grupo. Para esto
necesitamos centrarnos en las personas.
Hay tres partes esenciales del ser
humano que necesitan ser alcanzadas
en una reunión de grupos pequeños:
Cabeza. Estimular y facilitar la expresión
del los pensamientos de cada miembro.
En la reunión de grupos pequeños, los
que la dirigen deben entender que los
pensamientos necesitan ser
expresados. Por eso en la reunión debe
brindar un clima de confianza, donde
todos expresen con facilidad sus
pensamientos.
Todos los seres humanos son seres que
piensan. Cuando un líder o cualquier otra
persona privan a los demás de expresar
sus pensamientos, inconscientemente le
transmite un mensaje de que él es el
único que sabe pensar en el grupo y que
los demás son unos ignorantes.
Corazón. Estimular y facilitar que
integrantes del grupo expresen sus
ideas. La maravillosa creación divina nos
has brindado la capacidad de comunicar
nuestros pensamientos, el Creador nos
dio habilidades para expresar aquello que
sentimos. Un relacionamiento verdadero
sólo acontece cuando los pensamientos
y sentimientos fluyen natural y
espontáneamente.
Uno de los mayores papeles del líder es
proporcionar a los miembros las
condiciones necesarias para desahogar
las emociones vividas en el día de cada
uno. Cuando los miembros del grupo
sienten que puede compartir sus
sentimientos positivos y negativos, sin
miedo de que sea incomprendido o
juzgado, entonces puede afirmar que de
hecho es un grupo pequeño con buen
relacionamiento.
Por lo tanto, cabe al líder, estimular la
confianza mutua, la participación
efectiva, la comunicación interactiva de
tal manera que los miembros tengan un
ambiente donde puedan expresar sus
sentimientos. Esto se logra en los
momentos de testimonios, o en la
confraternización, cuando se pregunta
¿hermano, hermana cómo te fue en la
semana?
Manos. Estimular y facilitar las acciones
individuales y colectivas del grupo
pequeño a través del servicio. El
discípulo amado divinamente inspirado
nos amonesta a amarnos unos a otros,
no solamente con palabras, sino con
acciones (1Juan 3:16-18). Para
practicar el verdadero relacionamiento el
grupo pequeño necesita ser práctico y
activo.
Colocar nuestros dones al servicio de los
demás, y como Dios nos dotó de dones,
todos estamos en condiciones de servir.
El servicio es la mejor expresión de un
grupo pequeño que imita a Jesús, el
servicio abre las puertas para el
evangelio, que de otra manera hubiera
sido más difícil lograrlo. El ministerio de
Jesús estuvo basado en el servicio, él
mismo dijo.
"Porque el Hijo del Hombre tampoco vino
para ser servido, sino para servir, y dar
su vida en rescate por muchos" (Marcos
10:45). Jesús pasó su vida sirviendo
(sanando, enseñando, predicando,
milagros), la gente lo seguía no porque
Jesús les "decía" que les amaba, sino
porque les amaba con hechos; esta debe
ser la característica principal de tu grupo.
Ideas para dirigir una reunión
relacional
• Llamar por teléfono a los integrantes
e invitados, haciéndoles recordar de la
reunión del grupo pequeño.
• Si uno de los invitados está
enfermo, visitarle o llamarle por
teléfono y decirle que estamos orando
por su recuperación y que lo
extrañamos.
• El que dirige la confraternización
permite que todos participen.
• El líder permite que todos participen
del desarrollo del tema.
• Se preocupan y se sirven los unos a
los otros.
• Si alguien falta al grupo,
inmediatamente es visitado o contactado
por teléfono.
• Desde la puerta de ingreso debe
haber muestras de amor, tanto así que
las personas que visiten se vean
tentados de quedarse en el grupo.
Estudio de la Biblia relacional
Para que la reunión sea relacional, el
estudio de la Biblia debe ser el más
interactivo posible. Las preguntas del líder
deben estar dirigidas a todos los
miembros del grupo. Son preguntas que
estimulan la expresión del pensamiento
(cabeza) y del sentimiento (corazón) de cada
uno en relación al tema de estudio. Cuando
eso acontece, el ambiente y el buen
relacionamiento del grupo produce
edificación en la vida de los miembros.
Vea en los gráficos los tres modelos para
desarrollar un estudio, y cuál es el mejor.
El objetivo del modelo de "predicación"
es inspirar a los oyentes y se aplica en
las iglesias; el modelo de "enseñanza" es
trasmitir información el único que sabe
es el líder o maestros; mientras que el
"relacional" es el mejor modelo, porque
el líder o maestro permite que cada
miembro pueda expresar su comprensión
de la Biblia, sus experiencias y
perspectivas con los demás miembros del
grupo.
David Cox, afirma: "El estudio del buen
relacionamiento de la Biblia no es sólo
para llevar el grupo a una mejor
comprensión del mensaje bíblico, sino
para animar a los miembros del grupo a
relacionar ése pasaje con su vida de
manera práctico y personal"
Partes de un programa atractivo de
grupo pequeño
1. Alabanzas. (10 minutos) Las alabanzas
preparan el ambiente, y es una buena
manera de iniciar y dar la bienvenida a
los hermanos e invitados al grupo.
2. Confraternización. (10 minutos) La
confraternización fortalece las buenas
relaciones del grupo;
es el momento donde el responsable de
la confraternización (ministerio de la
mujer) bienvenida y hace diversas
preguntas o dirige alguna dinámica con
el fin de romper el hielo y crear un
ambiente familiar o .
3. Minutos de poder oración. (10 minutos)
Éste es un momento donde los hermanos
hacen sus pedidos de oración y es el
momento más solemne de la reunión.
4. Evangelización misión (10 minutos) Este
momento para informar y coordinar
actividades misioneras. Los testimonios
deben ser de la semana transcurrida y no
de los meses y años pasados. Deben ser
testimonios que ayuden la vida espiritual y
misionera del grupo.
5. Estudio del tema. (25 minutos) El
estudio debe ser relacional, donde todos
participen, el líder actuará como
orientador del tema
6. Clausura y refrigerio (30)
Conclusión:
En la preparación para la reunión del
grupo pequeño, los líderes y anfitriones
deben recordar que las personas tienen
necesidades y que deben ser alcanzados
a través de la cabeza, el corazón y las
manos, o sea, involucrar sus
pensamientos, sentimientos y acciones.
Descargar

Diapositiva 1