JERÓNIMO MIANI
MAESTRO DE CATEQUISTAS
CENTRO DE PASTORAL
«LUGAR DE PAZ»
PP. SOMASCOS - ARANJUEZ
¡HOLA! ¿QUÉ TAL?
MIS QUERIDOS
CATEQUISTAS DEL
APÓSTOL SANTIAGO
Me he enterado que
estáis preparando ya mi
fiesta en el Cole y
quisiera con vosotros,
esta tarde, descubriros
una faceta de mi
persona de la que, tal
vez, nunca habéis oído
hablar y es que: YO
TAMBIÉN FUI
CATEQUISTA COMO
VOSOTROS.
El que yo fuera catequista vino
como una consecuencia lógica
ante la urgencia que se me
planteó en mi Venecia natal
allá por el año 1527.
... Al abrir mis ojos a la
realidad que me
rodeaba, me encontré
con una buena cantidad
de niños y niñas
huérfanos de padre y
madre que iban por las
calles, abandonados, sin
casa...
...Decidí acogerlos y construir para ellos una casa donde
poder vivir como en una familia para que pudiesen recibir
lo que la suya ya no podía ofrecerles …
Incluso me atreví a invitar a otras personas
a que lo dejaran todo y me siguieran por
este camino (sacerdotes y laicos).
Entre todos, allá por el 1534,
dimos vida a la “Compañía de
los Siervos de los Pobres”, lo
que hoy llamáis vosotros los
“Padres Somascos”...
Pero... ¿qué hacer con estos
muchachos? Me propuse darles una
formación que abarcase todos los
aspectos de la vida, cuyo objetivo
último y primordial fuera llevarles a
Dios.
Para ello tuve que empezar
satisfaciéndoles sus necesidades
materiales, …
… y ¡cómo no! aquellas espirituales,
teniendo en cuenta las características de
cada chico.
Le dí una gran importancia a la formación
religiosa, es decir, que
conociesen y amasen la
Palabra de Dios,
la práctica de los
sacramentos, la
educación en la
oración y una tierna
devoción a nuestra
Madre, María.
Pero … ¿cómo hacerlo?
¡Ya está!
Por medio de la
catequesis.
Les pedí a los muchachos que se dedicaran a hacer suyos
los principales contenidos de la doctrina cristiana. Y para
ayudarles en esta tarea, le pedí a un amigo dominico Fray
Reginaldo que pusiera por escrito y muy brevemente, en
forma de preguntas y respuestas, todo aquello que debe
conocer un cristiano...
Al estudio de este pequeño
catecismo se dedicaban los
chicos todos los días.
Y después éstos lo repetían públicamente a sus compañeros,
principalmente a aquellos que no sabían leer ni escribir, y a la
gente sencilla de la ciudad que venían a escucharlos.
El
método
que
usaba
era el
diálogo.
Nunca me conformé con enseñar las fórmulas principales
sino que a través de preguntas y respuestas, algo así como
vuestro TRIVIAL de hoy, les iba instruyendo en aquellas
verdades de la fe que sirven de guía en el camino de la vida.
Todo esto lo volví a hacer con mis
compañeros y muchachos en toda la
zona del Bergamasco y el valle de San
Martín teniendo especial atención a las
familias de campesinos, niños y
mayores, que trabajaban de sol a sol en
aquellas tierras, sobre todo en los días
festivos.
¿Os gustaría
conocer el
catecismo que
Fray Reginaldo
escribió para
nosotros?
Diego y Chema, os
harán ver y tocar una
edición de ese
catecismo
Instrucción de la fe cristiana con
la exposición del símbolo de
Atanasio
1ª parte: Introducción de las
verdades de la fe.
- Se necesita conocer las cosas
que nos llevan a la salvación (la
verdad de la fe, los preceptos
de la ley, los deberes del
propio estado).
- Importancia de la cruz como
signo de fe.
- La caridad como fuente donde
se consigue la virtud.
- Importancia de la oración. Se
enseña al niño cómo orar.
2ª parte: Ampliación de las verdades de
fe.
- Signo de la cruz.
- Obras del buen cristiano (creer en
Dios, vivir como se cree, hacer por
amor de Dios lo que manda la Iglesia).
- Símbolo apostólico…
- Los sacramentos. Su relación con las
virtudes teologales y cardinales.
- Los mandamientos y las obras de
misericordia.
- La oración: el Padre nuestro, el Ave
María, el Nombre de Jesús.
- Los dones del Espíritu Santo, las
virtudes teologales y cardinales.
- Reflexión sobre el don de la
perseverancia y meditación sobre los
novísimos.
La exposición del símbolo de
Atanasio
-
-
Dios como creador. Se afirma la necesidad de
conocer el símbolo de Atanasio para saber en qué
consiste la fe.
Misterios:
1. La Santísima Trinidad; utiliza símbolos.
- Generación del Hijo de Dios. Procesión al
Espíritu Divino.
- Acto de adoración.
2. Naturaleza de Cristo: hombre y Dios.
- Concepto de redención.
- El juicio final.
Bueno, espero que os
haya gustado conocer
esta faceta de mi vida.
Quisiera, antes de
despedirme de vosotros,
deciros que os animéis,
vuestra tarea es muy
importante. Seguid
haciendo la catequesis
PARA, POR Y CON
vuestros niños, ellos se
merecen lo mejor. Y qué
mejor hay que
enseñarles a amar y a
sentirse amados por
Dios y por los demás.
Yo os seguiré protegiendo desde aquí
arriba y siempre os echaré una mano.
¡Contad conmigo!
Vuestro
Padre y amigo,
Jerónimo
Miani
Descargar

Diapositiva 1