Dios nos habla por medio de las
personas que nos ha puesto cerca,
nos mira sobre todo con la mirada
de las personas que viven junto a
[email protected]
Dios nos bendice poniéndonos
junto a personas de luz, personas
buenas, y a veces nos bendice
poniéndonos junto a personas que
tienen necesidad de [email protected]
Mateo 2, 13-15.19-23.
La Sagrada Familia.
Autora: Asun Gutiérrez.
Música: Guridi. Díez melodías vascas: Amorosa.
13
Cuando se marcharon los Magos, el ángel del Señor se apareció en sueños
a José y le dijo:
-Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto
y quédate allí hasta que yo te avise;
La vida de la Sagrada Familia, como la de otras muchas familias,
tuvo sus problemas y dificultades.
Nada humano es ajeno a Jesús:
nace fuera de su casa, es rechazado, perseguido por los poderosos,
huye a un país extranjero, vive como refugiado,
con todas las dificultades de quienes emigran o se exilian.
La lista de personas refugiadas, de familias que sufren la marginación
y la exclusión, aumenta en diez mil personas cada día.
De ellas, veinte millones se consideran refugiadas
por haber tenido que cruzar la frontera de su país
para escapar de la persecución, la violencia o la muerte.
Veinticuatro millones de personas viven desplazadas
en el interior de sus propios países.
Otras muchas son víctimas de la pobreza o de la destrucción del medio ambiente.
Jesús sigue encarnándose hoy...
¿Me siento hij@ de Dios?
¿Creo que todas las personas del
mundo son hijas de Dios?
¿Me siento de verdad herman@
de [email protected] demás?
¿Creo que la humanidad entera
formamos una familia?
¿Tolero las diferencias brutales
entre [email protected] [email protected] de
hambre y [email protected] de caprichos?
¿Qué familia es esa?
porque Herodes va a buscar al niño
para matarlo.
En la actualidad siguen existiendo “herodes”, siguen dándose violencias y abusos
físicos, psíquicos, sexuales, contra los niños y las niñas.
También siguen existiendo [email protected] niñ@s de la calle, el tráfico de órganos infantiles,
las redes de prostitución infantil... Siguen muriendo de hambre cada día.
Es necesaria la defensa de su derechos, para que [email protected] reciban el amor, la ternura,
la seguridad, la atención y el cuidado que necesitan para crecer con dignidad, alegría
y libertad.
14José
se levantó, tomó al niño y a su madre de noche, y partió hacia
Egipto, 15donde permaneció hasta la muerte de Herodes.
Así se cumplió lo que había anunciado el Señor por el profeta:
De Egipto llamé a mi hijo.
La Palabra pone en movimiento, conduce por los caminos más insospechados.
Nunca hay demasiado noche para impedir el proyecto de Dios.
En Jesús se cumplen los anuncios y esperanzas de los profetas.
¿Se cuándo tengo que huir, de qué y de quién?
¿Qué importancia tiene la voz de Dios en mis idas y venidas?
19Cuando
murió Herodes, el ángel del Señor se apareció en sueños a José
en Egipto 20y le dijo:
-Levántate, toma al niño y a su madre, y vuelve a la tierra de Israel,
porque han muerto los que atentaban contra la vida del niño.
21José
se levantó, tomó al niño y a su madre, y regresó con ellos a la
tierra de Israel. 22Pero al oír que Arquelao reinaba en Judea como
sucesor de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allí. Entonces, avisado en
sueños, se retiró a la región de Galilea 23y se estableció en un pueblo
llamado Nazaret. De esta manera se cumplió lo anunciado por los
profetas: que sería llamado nazareno.
N
A
Z
A
R
E
T
José se vuelve a fiar de Dios y desvía su camino.
La preocupación de José es proteger a Jesús.
A través de Jesús nos llega el amor de José,
amor que piensa en la necesidad del otro,
en sacrificarse sin importar lo que cueste.
Viendo el amor de María y José, aprendería Jesús a llamar “Abbá” a Dios.
PARA NO PERDERSE EN LA VIDA
Hijo, estás equipado por mí para tu vida, pero sólo para tu vida.
Tienes todo lo necesario para vivir tu propia aventura personal,
para ser tú mismo y realizar así mi sueño sobre ti.
Pero recuerda y escucha a tus seres queridos:
«Nosotros somos nosotros, y tú eres tú.
Nosotros no podemos imponerte nuestra vida ni impedirte vivir la tuya.
Puedes hacer lo que elijas.
En cualquier caso, no te vamos a proteger de las consecuencias
de tu elección y nos vamos a reservar el derecho a protegernos nosotros
mismos de los efectos de tu elección».
Hijo mío, hija mía, no olvides el decir a cualquiera -cercano, lejano, sabio,
necesitado, rico, pobre- esta dura y tierna verdad:
Yo soy yo, y tú eres tú.
Yo no estoy en la vida para llenar tus necesidades
ni tú estás en la vida para llenar las mías.
Si por casualidad nos encontramos, será hermoso;
si no, no podemos hacer nada.
Hijo mío, hija mía, elige y haz tu camino con libertad, con alegría,
con responsabilidad, con sabiduría, con paz.
Ulibarri Fl.
Descargar

Sagrada Familia A 26-12-10