No hay que tener la carrera de ingeniero ni ser albañil de profesión para poder
construirte tu propia casa. Con tiempo, ganas y un poco de ayuda puedes
ponerte manos
a la obra. En el caso de Wladimir Martín bastó con contratar, por algunos
periodos, a un
obrero o a un peón y los servicios de un estudio de arquitectura que le diseñó los
planos
de la casa. Esto le fue suficiente para poder terminar la obra.
La planta baja o sótano
El primer paso, una vez que contemos con el terreno, los planos y las licencias de obra
es la excavación de la cimentación, ayudándonos de una retroexcavadora y un
dumper,
que puedes alquilar por días. El terreno de la fotografía tiene pendiente por lo que la
cimentación está hecha en escalones para salvar esta irregularidad del terreno. En este
caso, la tierra se fue depositando en la parte alta de la parcela que más tarde
convertiremos en huerto. La profundidad mínima de la cimentación fue de 60 cm.
Cuando acabamos con la excavación, ponemos el hormigón de limpieza, unos 10 cm.
de grosor. Éste consigue que la superficie en la que se pondrá el forjado de hierro esté
limpia facilitando el trabajo. Luego hay que poner varillas de rea y los estribos, mejor si
ya están doblados. Éstos se colocan perpendiculares a las varillas (se pueden
observar
en la fotografía), manteniéndolas unidas y evitando que la cimentación se raje.
El forjado del suelo se levantó con unos separadores de hormigón, de 10 cm., que
alejan el hierro del fondo para que a la hora de hormigonear quede envuelto el hierro,
una vez que el aparejador haya aprobado la obra. En esta casa se usó un argamasa
blanda de 250 Kg. por cm2 mezclado con grava de 20 mm.
Acabados los cimientos, se puede
empezar a levantar el muro que
sostendrá el forjado
sanitario de la planta baja de la casa.
La pared tiene 30 cm. de ancho y a
partir de ella
se hizo el sótano, pues al contar el
terreno con una pequeña inclinación,
no se podía
trabajar directamente sobre el
cimiento. En las paredes se
practicaron unos agujeros en
los que se introdujeron tubos de PVC
(se puede observar en la fotografía)
que airearán
la zona cuando esté cubierto por el
forjado. Para crear la escalera, del
fondo de la
cimentación sacamos unas varillas
conocidas como "arranque de la
escalera", del que
partirá el hierro que forme la
estructura.
Una vez puestas las varillas de los pilares, colocamos las vigas. Éstas han de ser
encargadas con anterioridad con la medida deseada, así nos las sirven cortadas y
preparadas para usar. Entre las vigas se colocan las bovedillas, en nuestro caso de
hormigón, pues el peso no era un inconveniente y resultan más económicas. Serán
huecas, pero están cerradas en los extremos. En el mercado las encuentras ya así,
para que el hormigón no se cuele en la planta baja a la hora de hormigonear.
En este momento es en el que se crea
el perímetro de la casa con zunchos de
varillas
sobre las vigas. Los desagües se unen
por debajo de la planta y se instalan los
tubos (en
rojo en la fotografía) por los que circula
la corriente eléctrica y el teléfono. Las
esquinas
del perímetro están solapadas con “L”
del mismo material. Las vigas llegan
hasta el
zuncho para que queden bien sujetas
pero entre las bovedillas y el perímetro
hay un
mahón.
Sobre las vigas, saliendo del perímetro,
se colocan los negativos, varillas que
impedirán
que cedan en el momento de darles
carga, y un mallazgo que cubre toda la
superficie.
Algunos términos
Bovedilla: bóveda pequeña que se forja entre viga y viga del techo de una
habitación, para cubrir el espacio comprendido entre ellas. Antiguamente se
hacían de yeso; hoy se hacen de ladrillo u hormigón.
• Cimentación: el elemento intermedio que permite transmitir las cargas que
soporta una estructura al suelo subyacente, de modo que no rebase la capacidad portante del suelo y que las deformaciones producidas por éste
sean admisibles para la estructura.
Dumper: la denominación de dumper comprende una determinada gama de vehículos
destinados al transporte de materiales ligeros, cuya característica principal consiste en
una caja, tolva o volquete basculante para su descarga
Estribo: macizo de fábrica que sirve para sostener una bóveda y contrarrestar su
empuje.
• Forjado: relleno con que se hacen las separaciones de los pisos de un edificio.
• Pilar: especie de pilastra, sin proporción fija entre su grueso y altura, que se
pone aislada en los edificios, o sirve para sostener otra fábrica o armazón
cualquiera.
• Viga: hierro de doble “T” destinado en la construcción moderna para formar los
techos en los edificios y sostener y asegurar las fábricas.
• Zuncho: refuerzo metálico, generalmente de acero, para juntar y atar elementos
constructivos de un edificio.
Con la cimentación y el forjado del sótano terminados, iniciamos la construcción de las dos plantas de la casa. Levantando las paredes y
terminando toda la estructura con las ventanas y los balcones la fachada exterior estará terminada.
Planta baja y paredes
Para crear los pilares de hormigón las varillas verticales se recubren de un armazón del
mismo material. La parte inferior es la zona que sufrirá más peso así que, para que no se
abra el pilar, se colocan más estribos por metro que en la parte más alta. El zuncho
perimetral del forjado de la planta baja atraviesa el pilar para que quede todo fijo al
hormigonear.
Alrededor de todo el zuncho se coloca un tabiquillo simple demahón hueco que marca
la altura hasta la que llegará el hormigón. Antes de verterlo, mojamos las bovedillas
para evitar que el hormigón se seque prematuramente al entrar en contacto con las
piezas y, por el contrario, vaya fraguando poco a poco, que es lo correcto.
Con el forjado de la planta baja ya hormigonado,
levantamos las paredes de la planta.
En la parte superior de las ventanas ya está el cajón
donde quedará el rollo de la
persiana. La casa va adquiriendo forma. A los lados de las
ventanas, al no tener por
arriba apoyo para las vigas, hacemos pilares con geros
sobre los que va a recaer el peso.
Para iniciar la construcción del piso superior colocamos
las semivigas que soportamos
con puntales sobre tablones. Los puntales se alquilan por
unidad y día, en este caso 300
metros durante dos meses.
Siguiendo los planos del arquitecto, montamos el
forjado de hierro con doble mallazo
de 15 x 15 cm. Y, con la aprobación del
aparejador, iniciamos el hormigoneo. Para que
quede todo liso, forramos las maderas con
planchas de melanina. Con el fin de
delimitar hasta donde llegará el hormigón, que
echaremos con un cubilote, en esta
ocasión pondremos tablones porque, al ser la
base de madera, el mahón está descartado.
El voladizo está hecho de melanina blanca y el
hueco de la escalera lo delimitamos con
tablones de madera en lo que se está
convirtiendo en el suelo de la primera planta. A
medida que la altura de la casa aumenta vamos
elevando los pilares, pues tienen que
acabar en el techo de la vivienda.
El hormigón lo extendemos con
rastrillos, pero, cuando esté casi
acabada la casa,
haremos un cubrimiento con
mortero para nivelar todo el piso y
poder colocar las
baldosas sin problemas. El voladizo
se soporta con maderas y con
ranas, piezas que
puestas a cada lado de la pared
ayudan a que todo quede bien
agarrado. El hormigón
debe estar apuntalado 27 días, que
es el tiempo que necesita para
fraguar
completamente. Durante este
tiempo prácticamente es imposible
pasar por dentro de la
vivienda porque está llena de
puntales.
Con los voladizos acabados podemos terminar también el tejado, siguiendo el mismo
procedimiento que para hacer la planta primera. Por dentro, en esta caso, hacemos
tabiques conejeros.
La estructura de la casa está acabada, es el momento de los detalles más importante de la fachada. Los
pilares del exterior los queremos lisos, así que nos ayudamos de un tubo de cartón plastificado por dentro
(en la foto se aprecia uno).
Lo colocamos por encima
de la armadura de hierro, como si fuera un forro, para que el tubo haga de molde. Lo
llenamos de hormigón y lo dejamos secar hasta el último día, cuando acabemos la obra,
en el que quitaremos el cartón.
 Para que las paredes agarren bien el mortero a la
hora de enfoscar la parte baja,
ponemos una pintura aislante y elástica. Lo que
usamos es poliuretano líquido, que
tiene una elasticidad del 700%. Tras una primera
capa, ponemos encima una rejilla de
fibra de vidrio sobre la que damos una nueva capa
de la pintura. Cuando está seca, le
damos la última capa sobre la que se tira arena
desílice que ayudará a que la superficie
quede granulada facilitando el agarre del mortero, al
que añadimos látex líquido para
asegurarnos de que ocurra.
Para cerciorarnos de que el mortero no se
caiga de las paredes, pusimos cemento
cuando ya estaba seco, aumentando así
la resistencia también a la humedad.
Acabaremos por fin con la obra de la
fachada al terminar el balcón. Para
protegerlo de
la humedad, lo cubrimos con tela asfáltica,
ayudándonos de un soplete, que
subiremos
hasta la pared para que no entre el agua.
Sobre la tela damos tres capas de
caucho,
poniendo entre la primera y la segunda
fibra de vidrio a modo de lona para evitar
las
grietas. Bajo la tela asfáltica primero se
coloca un aislante térmico. Para conseguir
que
la distancia entre las baldosas del exterior
de las terrazas sea la misma, se utilizan
unas
crucetas, en este caso de 10 mm.de
separación
La acera de la casa es el
último detalle del exterior. Para
que adquiera la altura
deseada,
utilizamos una mezcla de
hormigón y escombros y, por
encima, el mallazo. Las
baldosas serán lo último que
coloquemos, después de
nivelar el suelo con mortero
una
vez que el interior esté
acabado. Como aún queda
trabajo dentro de la casa, no
nos
arriesgamos a romper alguna.
Algunos términos:
• Enfoscar: revestir con mortero un muro.
• Fibra de vidrio: es un material obtenido al hacer fluir vidrio fundido a través de
una pieza de agujeros muy finos (espinerette). Al solidificarse tiene suficiente flexibilidad para
ser usado como fibra. Es un buen aislamiento térmico, inerte ante ácidos y soporta altas
temperaturas.
• Fraguar: dicho de la cal, del yeso o de otras masas. Trabar y endurecerse
consistentemente en la obra fabricada con ellos.
• Mortero: conglomerado o masa constituida por arena, conglomerante y agua,
que puede contener además algún aditivo.
• Poliuretano: resina sintética obtenida por condensación de poliéster y
caracterizada por su baja densidad.
• Puntal: es una pieza cilíndrica alargada, de dimensión y material variables, cuya
parte inferior está arraigada a una estructura firme, que no se moverá.
• Tabique conejero: tabique que se construye apoyando los ladrillos parcialmente
sobre los inferiores, solamente por sus extremos, por lo que permite dejar huecos
abiertos regularmente repartidos.
• Tela asfáltica: material recubierto de asfalto que se usa como
impermeabilizante.
• Voladizo: saliente macizo de las paredes o edificios.
Con la fachada exterior terminada, el
interior de la vivienda centra todos
nuestros
esfuerzos. Colocar el cuadro de
mando, los sanitarios, los azulejos,
ventanas y puertas
serán los últimos detalles para
hacer la casa habitable.
Obra en el interior
Los marcos de madera para las
puertas tienen dos manos de
xilamón fondo, para
protegerlos de la humedad, y están
sujetos a la pared con yeso
mezclado con cemento.
El cuadro eléctrico de la casa
también está ya montado.
El inodoro se ha colgado a la pared
usando el sistema de cisterna
empotrada, que,
aunque resulta algo más caro que
uno normal, estéticamente merece
la pena. Las juntas
de los azulejos están hechas con
vorada epoxi para evitar que se
pongan grises.
En las paredes de la ducha colocamos poliuretano líquido para evitar
filtraciones de
agua y el sumidero, en el fondo, va unido a una lona de goma que
ocupa todo el suelo,
bajo las baldosas. Para evitar resbalones indeseados, se puso como
revestimiento gresite
rugoso antideslizante y en las juntas de las paredes se mantuvo vorada
epoxi como en el resto del cuarto.
Las ventanas son de
aluminio con rotura
del puente térmico y
con un aislante
dentro.
Con las baldosas del
suelo puestas, sólo
queda colocar el
mueble, el lavabo,
las
persianas eléctricas
y la puerta para que
el baño principal esté
terminado.
La escalera se forró de
granito (también parte de la
cocina). Primero se hizo la
escalera con hormigón y
con mortero se remata casi
al milímetro. Un marmolista
hizo plantillas en cartón
para servirnos más tarde las
piezas ya cortadas. Con
cuidado, para no partir
ninguna, se fueron pegando
cada una con cemento cola.
Para proteger la piedra, por
encima de cada pieza, se da
un producto
impermeabilizante para que,
si algún líquido cae, el
granito no lo chupe
En la cocina, además de
las conexiones para el
horno y la vitrocerámica,
colocamos un
sifón de superficie para
lavavajillas. Las luces que
decidimos colocar son
downlight con
dos bombillas (este
modelo se usa en toda la
casa). Para instalarlas se
hace un círculo
completo en el techo, con
una broca del 10 en
nuestro caso. En este
agujero
colocaremos la luz.
Los muebles
los instaló el
carpintero y
sobre ellos
colocamos las
piezas de
granito,
incrustándolas
en la pared,
también
revestidas en
parte por este
material.
Las piezas se solapan con
silicona incolora que
impermeabiliza la zona y
evita que el
agua corra por detrás de
los muebles.
Por toda la casa se puso
rodapiés y se sacaron
tubos de la pared, en cada
habitación, para la
calefacción. Como las
persianas llevarán motor,
no tenemos que poner
correa, pero sí
interruptores. La puerta del
garaje también está
motorizada.
Los últimos
detalles fueron
la valla exterior,
toda de
hormigón de 15
cm. de grueso,
y la barandilla
de la terraza
que,
obligatoriament
e, hubo que
colocar porque
el desnivel
superaba los 60
cm
A falta de la
decoración, la
casa es ya casi
un hogar.
Algunos términos
• Cemento cola: es un producto presentado normalmente en
polvo que una vez amasado en agua se utiliza
para adherir baldosas, azulejos, y otros elementos.
• Gresite: revestimiento utilizado por lo general en las bañeras
o en las piscinas.
El gresite es un elemento que brillará por su resistencia
(Facilisimo.com).
• Poliuretano líquido: resina sintética obtenida por
condensación de poliéster y caracterizada por su baja
densidad.
• Sifón: canal cerrado o tubo que sirve para hacer pasar el
agua por un punto inferior a sus dos extremos.
• Xilamón fondo: producto con fondo e imprimación incolora,
preventivo contra carcomas y hongos de pudrición
Descargar

construir casas paso a paso