LA COSECHA DEL AGUA en
las erosionadas laderas
de cajamarca – peru,
como fuente de agua
permanente y produccion
de alimentos
Presentada por: ING. PABLO SÁNCHEZ ZEVALLOS
PRESIDENTE DE ASPADERUC
INTRODUCCION
La vida de la sociedad humana, depende de los recursos naturales que le
proporcionan las materias primas para el sustento de la vida, como son:
Alimentos, vestido, vivienda, recreación, etc.
Dentro de estos recursos uno de los principales es el agua, que constituye uno
de los tres elementos más importantes de la vida.
Saint-Exupery celebré Escritor Francés, dijo del agua: ¿Qué eres agua?.
Líquido incoloro, inodoro e insípido, pero eres el elemento más importante de
la vida. ¡No!. Eres la vida misma.
ORIGEN DEL AGUA EN LAS AREAS CONTINENTALES DE
LA TIERRA
Toda el agua que vemos discurrir por arroyos y ríos, almacenada en lagos y
lagunas de agua dulce, y la que brota de los manantiales o puquíos, tienen su
origen en la lluvia que cae estacionalmente en la tierra, especialmente en las altas
montañas donde la precipitación es mayor, y que penetrando en el interior del
suelo discurre por su interior hasta salir a la superficie y discurrir por ella, en
arroyos y riachuelos, que se incrementa con el agua de escorrentía que arrastra el
suelo, cuando la precipitación es intensa.
LA COSECHA DEL AGUA DE LLUVIA
Desde hace algún tiempo empleamos esta frase en Cajamarca para proponer,
como podemos disponer de este valioso elemento en forma permanente o
sostenida.
Empleamos el término COSECHA en la acepción que nos proporciona la
Enciclopedia Box, que significa también recoger, y que referido al agua
debemos interpretar como COSECHA DEL AGUA DE LLUVIA, ligando las
acciones de cosechar a las que el hombre del campo realiza, recogiendo todo
lo que el medio ambiente le brinda para sustentar su vida.
¿COMO SE REALIZA LA COSECHA DEL AGUA?
Veamos el ejemplo de Cajamarca. La
precipitación pluvial en esta región es
de alrededor de 700 milímetros al año,
lo que significa que por cada m2 de
tierra o de una superficie cualquiera,
como pueden ser los techos de las
casas, podemos recoger teóricamente
700 litros en el año, lo que equivaldría a
7,000 cubos por há. al año; lo que
podría ser suficiente para asegurar
cualquier
cosecha
de
granos
o
tubérculos. Para ello, debemos recoger
el agua en las formas o sistemas más
convenientes, agua que no sólo cubriría
nuestras necesidades, si no generarían
manantiales,
arroyos
y
ríos
permanentes, para abastecer no sólo a
la sierra sino también a la costa.
La cosecha o captación del agua, pasa
por procesos físico-biológicos que
tenemos que construir o reconstruir, los
que debemos iniciar en el más corto
plazo.
Indudablemente que existen muchas interrogantes o preguntas que debemos responder.
La primera se referirá a la presencia
estacional e irregular de las lluvias, pues en
Cajamarca tenemos dos épocas de lluvia,
una corta de Setiembre a la primera
quincena de Noviembre y otra larga de fines
de Diciembre a Marzo, y en pocas
oportunidades hasta Abril, de donde surge
el dicho popular que afirma: “Abril aguas mil
o todas caben en un barril”.
La otra interrogante se refiere a la enorme
pérdida de agua que se produce por
evaporación debido a nuestra atmósfera
seca.
DESCRIPCION DE LA HIDROLOGIA DEL SUELO
En cuanto a este fenómeno, debemos indicar que el agua de lluvia que llega al suelo, va a estar sujeta a un
efecto inmediato de dos fuerzas: Una de absorción intensa desde la atmósfera, que mientras menor sea su
humedad relativa, actuaran como un verdadero secante; lo que podemos constatar cuando observamos que en
las pistas de Cajamarca después de una gran lluvia y pasado un corto tiempo se quedan totalmente secas.
La otra fuerza, es la que se genera al interior del
suelo desde su superficie hacia el interior de éste,
cuya intensidad será más fuerte en la medida en que
el suelo es más poroso y posee mayor cantidad de
materia orgánica, elemento de gran higroscopicidad;
esto ocurre cuando la superficie del suelo está
cubierto de vegetación, como se comprenderá el
sistema radicular de hierbas, arbustos y árboles es
muy grande, y la vida de la mayor parte de raíces y
raicillas es muy corta, ya que se van reemplazando
permanentemente por otras nuevas que no ocupan
el mismo lugar, generando una intrincada red de
canales y capilares, que constituyen una verdadera
esponja que además está llena de materia orgánica,
proveniente de los deshechos de las raicillas
muertas.
Este maravilloso fenómeno genera una intensa fuerza absorbente del agua desde la superficie hacia el interior
del suelo, agua que es luego drenada hasta los horizontes inferiores, hasta llegar a las napas impermeables,
originando posteriormente los manantiales que surgen en las partes inferiores de la montaña.
La circulación del agua dentro del suelo, va siendo cada vez más lenta conforme se va profundizando ésta, hasta
llegar a los horizontes fracturados de la corteza lítica del suelo, donde discurre en largos espacios de tiempo;
pues el agua que cayó en un lugar y en una fecha determinada, saldrá por un manantial después de meses, años,
décadas o siglos.
EL AGUA DE ESCORRENTIA
Cuando la intensidad de la lluvia es muy fuerte y el suelo y su esponja hídrica no es capaz
de retenerla, el agua discurre por la superficie generando el agua de escorrentía, la que
puede arrastrar materiales de la superficie del suelo; arrastre que será mayor cuando el
suelo está descubierto y removido, lo cual producirá al comienzo pequeños surcos, y si la
escorrentía es mayor se formarán grandes y profundas cárcavas.
Por lo tanto, será importante tener el
suelo siempre cubierto de bosques,
montes o praderas; y si se hace
agricultura en las laderas deberá
hacerse con las adecuadas prácticas
de conservación de aguas y suelos;
esto es usando andenes, terrazas de
formación
lenta,
acequias
de
infiltración y zanjas de infiltración
para acumular agua de lluvia.
LA GESTION DEL AGUA EN LAS MONTAÑAS ANDINAS
Analicemos históricamente como fueron las laderas
cajamarquinas y su relación con el agua; al respecto
existen muchos testimonios de viajeros y las
narraciones de nuestros antepasados, que nos dicen
que en los primeros años de la colonia las laderas
cajamarquinas estuvieron cubiertas de abundante
vegetación especialmente herbácea y de montes
bajos, por lo que se decía que Cajamarca era una
Sinfonía de Verdes.
Los Europeos introdujeron desde muy
temprano en Cajamarca, ovinos, vacunos,
caprinos, caballos, asnos y cerdos, que en
principio desplazaron a los camélidos, porque
el desarrollo de los rebaños de los animales
de castilla fue muy grande, debido a la
abundancia de pastos, a la poca altura de las
montañas y a la ausencia de plagas y
enfermedades,
así
como
abundantes
manantiales casi en todas las laderas que
proporcionaban agua a los pastores y a los
animales.
PROPUESTA DE REGENERACION DE LA COBERTURA VEGETAL Y
DEL CICLO DEL AGUA EXISTENTE ANTERIORMENTE
Nosotros afirmamos que es posible regenerar la cobertura vegetal y reconstruir el ciclo del agua.
Esta afirmación la hacemos en base a las siguientes consideraciones:
A.
Que los estudios climáticos en base a los ciclos de precipitación anual son las mismas de
hace 500 años, aceptando las variaciones de abundancia y sequía que ocurren en largos
periodos de tiempo.
B.
Que la temperatura de la tierra se ha elevado en alrededor de 2°, lo que facilitaría el
crecimiento de la vegetación herbácea, arbustiva y arbórea, aunque esta elevación de
temperatura está permitiendo la ampliación peligrosa del área de cultivo o agrícolas en las
zonas del Páramo Jalca, actualmente cubierta con extensas praderas de pajonales y
humedales. Si continúan los cultivos irracionales en estos frágiles y precarios suelos en
pocos años habrá desaparecido la pradera y los suelos, así como la esponja hídrica,
convirtiendo a estas áreas en grises y polvorientas laderas, como ya lo podemos observar en
las laderas del Cotopaxi en Ecuador.
C.
La existencia de una gran y valiosa biodiversidad que aunque debilitada puede volver y
recubrir exitosamente estas extensas laderas, como lo estamos demostrando en Cajamarca.
D.
E.
F.
La posibilidad de establecer bosques productivos y de protección en extensas zonas de las
laderas andinas, los que además de generar un importante recursos económico constituyen
un eficiente control de la erosión, siempre y cuando estos bosques se establezcan con
adecuadas especies y con apropiada tecnología.
Reducción de la actividad agrícola en las laderas a un área mínima productiva y competitiva.
Si bien es cierto debido a los bajos rendimientos de las cosechas, se ha producido una
disminución del área agrícola, siendo abandonadas dichas áreas y luego sobre pastoreadas.
El área agrícola, por lo tanto debe reducirse aún más en las laderas, por ser la causa principal
de la erosión; la actividad agraria debe realizarse por lo tanto donde se disponga de buen
suelo, clima, agua y acceso; pues estamos seguros que en una menor área se puede producir
mucho más alimentos que en la actualidad con el suficiente apoyo tecnológico.
Que contamos con una propuesta ya experimentada de regeneración de las praderas y el
establecimiento de bosques, mediante la aplicación del SISTEMA SILVOAGROPECUARIO,
que consiste en integrar las actividades forestales de praderas y de agricultura intensiva en
una relación de 6:3:1 en una unidad agrícola de 10 hás. en el Páramo Jalca.
Nuestra propuesta tiene dos mensajes fundamentales para el establecimiento del Poncho
Verde en la sierra peruana, con el que debemos cubrir las desnudas laderas andinas. Los
mensajes dicen así:
“Cubramos de Bosques y
Praderas los Andes, hasta
hacer posible y agradable la
Vida del Hombre”
Este mensaje se complementa
con otro que dice:
“Cosechemos el Agua de
Lluvia y Transformemos
Gotas de Agua en Granos
de Comida”
¿Cómo gestionar adecuadamente el agua de lluvia y la de
escorrentía en nuestras laderas?
En primer lugar estudiar y determinar en que partes del proceso del ciclo del agua se pierde más.
En el caso de Cajamarca tenemos una humedad relativa muy baja, que varía entre menos de 40 y
alrededor de 60% de humedad relativa, lo que significa que la atmósfera cajamarquina es un
verdadero secante, lo que facilita que el agua de la lluvia vuelva rápidamente a la atmósfera,
fenómeno que se hace más intenso si no existe ninguna estructura que capte, retenga o almacene
el agua, como es el caso por ejemplo de un suelo totalmente cubierto de vegetación, o en caso
contrario agravando la evaporación si el suelo está totalmente desnudo.
Veamos entonces las diferentes formas en las que podemos cosechar o recoger el agua de lluvia.
1.
Regeneración de la Cobertura Vegetal, construyendo una verdadera esponja biológica-hídrica
que capte o recoja el agua de la lluvia. Este proceso se logra si conseguimos que la mayor
parte del suelo esté cubierto de plantas o hierbas que crezcan en estas áreas. Así, el agua
que cae sobre el follaje discurre sobre la planta llegando rápidamente hasta el suelo, donde
existe una esponja hídrica-biológica formada por infinidad de galerías y microgalerías, que se
forman por los canalículos que dejan las raíces y raicillas que se mueren a cada instante y
cuyos despojos agregan materia orgánica higroscópica como lo hemos descrito
anteriormente.
Esta esponja es la que ha desaparecido y la que deberemos reconstruir, mediante el
establecimiento de bosques, montes y praderas de diferentes especies nativas y exóticas que
construyan una esponja cada vez más eficiente.
2.
3.
Cosecha o Captación del Agua de las
Áreas Rocosas. Estos lugares son de
por sí eficientes captadores de agua,
pues el agua que cae penetra fácilmente
en sus grietas, pero muchas veces se va
hasta niveles muy profundos del suelo;
por
lo
que,
será
necesario
impermeabilizar algunas de estas grietas
a fin de conseguir que el agua se recoja
mediante un sistema de acequias de
recolección, ubicadas en sus faldas y
desde donde se los conducirá a
estanques o cisternas apropiados.
Cosecha o Captación del Agua de Techos o
de superficies Impermeables. Los techos de
las casas, especialmente las rurales son
fuentes
abundantes
de
agua
que
adecuadamente recogida y almacenada nos
proporcionarán agua para uso doméstico y el
riego de pequeños huertos. Sobre esto existe
mucha
bibliografía,
pues
recordemos
solamente el uso de “aljibes” de los pueblos
árabes de África del norte y de muchos
lugares semidesérticos del mundo.
4.
Captación de Aguas mediante Galerías Filtrantes. En las laderas existen aún abundantes
humedales o huayllas que se podrán incrementar en el futuro, de donde se puede recoger
agua permanente mediante sistemas de galerías filtrantes, esta es una antigua experiencia de
la cultura cajamarquina mediante la cual construían en cierta forma sus propios manantiales.
Si bien es escasa el agua que se obtiene, ésta es siempre muy limpia y permanente.
5.
Captación del Agua de Quebradas, Arroyos o Manantiales.
Este es el sistema convencional mediante el cual se provee
de agua entubada para los diversos centros poblados que
habitan las laderas bajas de la sierra, si se establecen
sistemas adecuados de clorinación de agua, se puede
obtener agua potable, debiéndose además rehusar el agua
para el riego del huerto.
6.
Captación del Agua de Quebradas o Cárcavas Estacionales. Para la captación de esta agua se
han desarrollado apropiados sistemas de diques-filtros que permiten captar el agua de las
avenidas estacionales, recogiéndolas en estanques apropiados; mediante estos diques-filtros
se evita el ingreso de agua y barro (huaycos), que se producen en eventuales avenidas.
7.
Captación del Agua de Neblinas y Lluvias
Horizontales. En las zonas de las laderas altas y en
los páramos jalca, son frecuentes las neblinas y
lluvias horizontales, aún en las épocas de sequía
estas neblinas también pueden ser una fuente de
agua que se capta mediante atrapanieblas, que son
un tipo de redes que permiten la condensación del
agua de la neblina y su captación en la parte baja de
dichas redes.
Si bien es cierto el agua que se obtiene es escasa,
ésta es muy importante para el hombre y los
animales, si se cuenta con un apropiado sistema de
almacenaje.
8.
Cosecha o Captación del Agua en Cultivos
Eficientemente Productivos.
La mejor forma de
cosechar el agua será, si logramos inmediatamente
captarla por plantas que nos produzcan alimentos o
forraje abundante para los animales o de valiosa
madera. Para lograr este objetivo debemos afinar la
investigación, exigiendo a los investigadores generar
especies de plantas que produzcan con la menor
cantidad de agua y con el mayor rendimiento. La
biotecnología trabaja en este momento intensamente
para el logro de este objetivo, pues al escasear el
agua no será posible usar ésta en plantas ineficientes,
la misma eficiencia buscaremos en la ganadería, la
industria y la minería.
REHUSO DEL AGUA
El agua así cosechada deberá usarse con la mayor racionalidad y
eficiencia, para lo cual debemos de cumplir con la recomendación de
aplicar las “Tres Erres” de la conservación del medio ambiente, que para el
caso del agua será:
Reducir el uso del Agua para lograr la mayor productividad y
la seguridad social.
Rehusar el Agua para obtener el mayor beneficio de este
escaso elemento, que en el caso nuestro, hemos
desarrollado un sistema de rehúso del agua doméstica para
fines de riego de la huerta familiar.
Reciclar el Agua ya usada por la familia campesina, mediante
un sistema de reciclaje del agua y la energía que el agua
negra arrastra, para convertirla en agua de uso para riego
mediante el sistema denominado SIRAE.
EL DESARROLLO Y LA INVESTIGACION HIDROLOGICA
El Perú es uno de los países, donde el agua constituye uno de sus principales problemas.
En la sierra y en la costa principalmente por su escasez sobre todo en el desierto, y en la selva
por su abundancia.
Desafortunadamente poco se ha hecho en dar respuesta a las urgentes demandas de escasez de
agua, porque en esto radica la base de nuestro desarrollo sostenido sobretodo para el futuro de la
sociedad peruana.
1.
En el aspecto alimentario el Perú es un país que adolece de inseguridad alimentaria, pues
las escasas áreas agrícolas no cubren las necesidades alimentarias de nuestra población, si
dividimos el área agrícola entre la población peruana difícilmente alcanzamos los 2,000 m.
de área agrícola por habitante, lo que es muy escasa; estando el Perú entre los países más
inseguros alimentariamente en el mundo; lo que está íntimamente ligado a la disponibilidad
de agua, de allí la necesidad de ser más eficientes en la cosecha y gestión de este elemento.
2.
El Perú tiene escasas reservas petroleras, y por lo tanto la solución futura de sus
necesidades de energía estarán fundamentalmente en la energía hidroeléctrica, para lo que
debemos trabajar denodadamente en la gestión de nuestras cuencas hidrográficas para
asegurar el flujo continuo del agua, gestión de las cuencas íntimamente ligadas a la cosecha
del agua y al control de la erosión.
Por otro lado uno de los recursos que podemos vender a nuestros vecinos especialmente al
Brasil para evitar un desbalance económico, debe ser energía hidroeléctrica, por lo que este
aspecto deberá ser cuidadosamente estudiado y resuelto por nuestros investigadores
nacionales. Recordemos el potencial que tenemos en los diferentes pongos de los ríos de
la selva peruana: Marañón, Huallaga, Alto Hucayali, etc. así como los numerosos ríos que
descienden desde la sierra a la selva y a la costa.
3.
Son también problemas hidrológicos, los que tienen que ver con la gestión del agua para las
actividades mineras, industriales y de turismo.
4.
Igualmente es un problema hidráulico e hidrológico el establecimiento de adecuadas vías
fluviales principalmente en la selva, con lo cual se haría más accesible y económica esta
importante región del Perú; nos baste observar el desarrollo fluvial alcanzado por el Brasil
mediante el dragado de ríos, como es el caso del río Madera.
5.
Que el agua es el elemento fundamental para el desarrollo de la sociedad peruana,
sobretodo para uso doméstico; por lo que debemos de estudiar y solucionar propuestas de
rehúso y reciclaje de aguas servidas, y no como ocurre arrojarlas a ríos, lagunas y al mar en
forma cruda, generando una grave contaminación del medio ambiente.
6.
Un urgente problema que exige solución es el aprovechamiento del agua salada del mar
mediante procesos de desalinización, como ya está efectuándose en otros lugares del
mundo, recordemos que para ello tenemos además de la creatividad humana, la energía
solar, la energía eólica, la energía geotérmica, la energía del mismo mar y la energía
hidroeléctrica que será nuestra principal riqueza en el futuro. Debemos indicar que existen
valiosas experiencias de eliminación de sales del agua mediante sistemas de osmosis
inversa, que procesan económicamente volúmenes apreciables de agua que están en el
orden de 500 a 1000 m3/h.
7.
El agua es el elemento más maravilloso que forma las estructuras complejas de la vida y de
los diversos minerales de la tierra, que aún ha sido poco estudiada y es necesario para
conocer y usar sus efectos físicos, estructurales y biológicos en las diferentes formas de
vida. Este es un gran filón de investigación para las mentes lúcidas como la de nuestros
investigadores peruanos.
MUCHAS GRACIAS
POR SU ATENCION
Descargar

LA COSECHA DEL AGUA en las erosionadas laderas de