Calma, calma…
Es solo un árbol.
Vamos… contrólate.
Son nada más que dos
orejas, una contra
la otra.
¿A que puedo adivinar en qué
estás pensando?
¡Acertaste! Es un perro.
¡Serénate!
Son nada más que
cáscaras de
huevos apiladas…
Me parece que no
miraste bien.
Son malezas de largos
tallos.
Tus pensamientos
apestan. Tengo ganas de
no ayudarte para que tu
mente se retuerza de
impotencia.
¿Acaso no ves que es la
foto de un niño
durmiendo?
Calma, calma, no te
excites.
Es tan solo un tomate.
Míralo otra vez.
No, así no, papanatas.
Míralo de costado.
¡Claro!
Son los dos talones.
No me digas que
pensaste en…
Nada que ver.
Mirá bien.
Es solo una lámpara.
Ahora arrodíllate y reza
tres Padrenuestros y un
Ave María.
Descargar

Diapositiva 1 - segundaplenitud