El propósito de la RICYT
Seminario Internacional sobre Nuevos Indicadores
de Ciencia, Tecnología e Innovación
- México, 5 al 7 de noviembre de 2008 -
La respuesta a una demanda…

La Red Iberoamericana de Indicadores de Ciencia y Tecnología (RICYT) fue
creada por el Programa CYTED en abril de 1995 como un emprendimiento
colectivo destinado a impulsar y facilitar la producción de indicadores para el
diagnóstico y la gestión de la ciencia y la tecnología en la región.

Fue la respuesta a una demanda formulada en noviembre 1994, en el I
Taller Iberoamericano de indicadores, en el que participaron numerosos
tomadores de decisión en los organismos públicos de ciencia y tecnología.

Como fruto del taller se registró consenso acerca de la necesidad de
desarrollar indicadores en forma regular, con una periodicidad que
permitiera disponer de las series estadísticas necesarias para observar la
evolución de las variables.

El consenso se tradujo en la propuesta de que el Programa CYTED creara
una instancia capaz de responder a esa necesidad.
El contexto…

El contexto internacional registraba una revalorización de la I+D y la
explosión de nuevos paradigmas científicos y tecnológicos como las
TIC y la biotecnología.

Auge de las políticas de innovación.

América Latina vivía la crisis del paradigma del desarrollo, el
“consenso de Washington”, la distribución regresiva del ingreso y las
dificultades de inserción en la economía internacional.

En ciencia y tecnología, muy baja inversión y escasa vigencia de las
políticas de innovación.

Otro rasgo era el de la pervivencia de la dualidad:

Pensamiento desarrollista en tecnología

Pensamiento cientificista en sus instituciones académicas
Aires de cambio

La evidencia de la aceleración de procesos de desarrollo a
partir de la inversión en I+D en el mundo fue haciendo resurgir
en América Latina el interés por la política científica y
tecnológica.

Al mismo tiempo –y con muchas confusiones- se comenzaba
a prestar atención a las políticas de estímulo a la innovación.

En forma convergente, fue creciendo el interés en la
comprensión de lo relación entre ciencia, tecnología y
sociedad en Latinoamérica.

Este cambio de foco despertó la necesidad de cuantificar los
esfuerzos y los resultados de las acciones en esta área, así
como de realizar estudios con un enfoque regional.
La situación de los indicadores

A mediados de los noventa, la mayor parte de los países de
América Latina carecía de información científica y tecnológica
confiable e internacionalmente comparable.

Esto representaba un retroceso: en la década de los setenta
habían dado comienzo en la región los primeros ejercicios de
medir las actividades científicas y tecnológicas.

Sin embargo, durante la década de los ochenta aquel primer
impulso se detuvo y, excepto en algunos países, los datos
disponibles eran discontinuos y metodológicamente poco
rigurosos.

La heterogeneidad era un rasgo dominante de la región.
¿Cuál era el problema a resolver?

Producir información normalizada y comparable

Sobre fuentes confiables

Para una demanda incierta

En un conjunto heterogéneo de países

Con poca experiencia en producir información científica

En un contexto de debilidad institucional

En un marco de políticas muy retóricas pero poco sustentadas en
los hechos.
Peculiaridad de la RICYT

La estrategia elegida fue la de constituir una red con el propósito de
impulsar una estrategia común al conjunto de los países.

La RICYT reúne un conjunto diverso de actores:


organismos nacionales de ciencia y tecnología, que son a la vez
productores y usuarios de información;

expertos en indicadores y

una variada constelación de investigadores dedicados al estudio de las
relaciones entre ciencia, tecnología y sociedad.
Es una red de centros que eran originariamente débiles y se han ido
fortaleciendo al mismo tiempo que se consolidaba la propia red.
Heterogeneidad como rasgo
En resumen, la RICYT se caracteriza por una triple heterogeneidad:
a) heterogeneidad disciplinaria
b) heterogeneidad de los actores
c) heterogeneidad de capacidades.
La heterogeneidad nunca fue vista como una amenaza para la red, sino
como una riqueza que abre un conjunto de oportunidades.
Sin embargo, al mismo tiempo torna compleja la gestión, la conformación
de una cultura común y el logro de la eficiencia en sus propósitos.
Para hacer frente a la complejidad, la red debió resolver ciertos problemas
estructurales entre los que se cuentan los referidos a legitimidad,
institucionalidad y financiamiento.
Procuró hacerlo de manera abierta, buscando alianzas
permanentemente.
La RICYT

Hoy la RICYT es una red de cooperación internacional, que
involucra a entes públicos, centros académicos y expertos
individuales de casi todos los países de América, España y
Portugal.

Mantiene vínculos con organizaciones internacionales y centros de
fuera de la región.

De este modo, vincula funcionalmente actores individuales e
institucionales.
Instituciones participantes en la RICYT

Organismos Nacionales de Ciencia y Tecnología (ONCYT).

Universidades públicas y privadas.

Institutos Nacionales de Estadísticas.

Centros de Investigación.

Organismos Regionales (CCST, CTCAP, MERCOSUR).
Vinculación externa
En el plano regional:

Organización de los Estados Americanos (OEA)

Organización de los Estados Iberoamericanos (OEI)

UNESCO

Organización Panamericana de la Salud (OPS)

Secretaria Ejecutiva del Convenio Andrés Bello (SECAB)

Banco Interamericano de Desarrollo
En el plano extra-regional:

Organización para la cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)

Eurostat

INIST (Francia)
La respuesta a las demandas
La respuesta de la RICYT a las demandas
planteadas se orientó muy rápidamente en cuatro
líneas de trabajo:
a)
b)
c)
d)
Producción y difusión de información
Acuerdos metodológicos
Consolidación de capacidades
Desarrollo de nuevos indicadores.
a) Producción y difusión de información

Desde 1996 se realiza un relevamiento anual de indicadores de
ciencia y tecnología, dirigido a todos los países de América
Latina, el Caribe, América del Norte y la Península Ibérica.

La RICYT hoy difunde 46 indicadores comparativos, en base a
información producida por 28 países de Iberoamérica y el
Caribe. Para algunos indicadores se dispone de series
comprendidas entre 1990 y 2006.

Produce los indicadores bibliométricos de las principales bases
de datos bibliográficas.

Los resultados de este relevamiento integran la Base de Datos
de la RICYT y constituyen el insumo básico de la página web y
del informe anual “El Estado de la Ciencia”.
Número de países que producen indicadores (1)
30
25
20
Países
participantes
Información sobre
inversión en I+D
15
Información sobre
Recursos Humanos
19
96
19
97
19
98
19
99
20
00
20
01
20
02
20
03
20
04
20
05
20
06
10
Número de países que producen indicadores(2)
30
25
Países
participantes
20
15
Información
sobre innovación
10
5
Información
bibliométrica
06
20
04
20
02
20
00
20
98
19
19
96
0
b) Acuerdos metodológicos
Esta línea de trabajo apuntó a alcanzar acuerdos para:

Adecuación de las normas internacionales sobre indicadores a
las condiciones de la región.
La RICYT difundió en el ámbito latinoamericano los manuales
metodológicos de la OCDE, con el propósito de promover la
comparación internacional. Al mismo tiempo, promovió ciertos
ajustes con el fin de adaptarlos a los rasgos concretos que
caracterizan a la región.

Organización de ámbitos de discusión acerca de los
indicadores necesarios.
La discusión incluyó el desarrollo de metodologías adecuadas a la
realidad regional, sin resignar la comparación internacional.
El resultado se plasmó en manuales regionales.
Los manuales de la RICYT
Como fruto de los talleres se consiguió alcanzar normas latinoamericanas para la
medición de diferentes aspectos de la ciencia, tecnología e innovación.

Manual de Bogotá: Aborda el problema de la normalización de los indicadores de
innovación tecnológica en América Latina y el Caribe.

Manual de Lisboa: Remite a la elaboración de indicadores de la sociedad de la
información.

Norma iberoamericana para encuestas de percepción pública de la ciencia:
Tiene el propósito de guiar la realización de estas encuestas en los países de
Iberoamérica. Esta norma es también resultado de la subred correspondiente.

Manual de Indicadores de Internacionalización de la Ciencia: Aborda esta
temática desde una perspectiva complementaria a la de la OCDE, tomando en
cuenta las características particulares de esta región.
c. Consolidación de capacidades
Esta línea de trabajo, realizada en conjunto con la Cátedra UNESCO,
apunta a consolidar la capacidad técnica en los países, a través de tres
diferentes tipos de acciones:

Pasantías

Seminarios de capacitación

Asistencia técnica.
Cantidad acumulada de profesionales alcanzados por
actividades de capacitación
2007
2006
2005
2004
2003
2002
2001
2000
1999
1998
1997
1996
1600
1400
1200
1000
800
600
400
200
0
d. Desarrollo de nuevos indicadores

Realización de estudios e intercambio de experiencias en ciertos
campos o áreas problemáticas de importancia prioritaria para la
región, en los que se registran pocos antecedentes internacionales
apropiables o trasladables en forma directa a la realidad
latinoamericana.

En los últimos años, se ha avanzado en el desarrollo conceptual
de los siguientes temas:

Indicadores de la sociedad de la información.

Indicadores de percepción pública de la ciencia.

Indicadores de impacto social de la ciencia y tecnología.

Indicadores de internacionalización de la ciencia.
Los indicadores bibliométricos

Un caso particular ha sido la elaboración de indicadores bibliométricos.
Este tipo de indicadores requiere disponer de acceso a bases de datos y un
alto grado de capacidad técnica especializada. No todos los países poseen
ambas condiciones.

Por ese motivo, el cálculo de esta familia de indicadores a partir de bases de
datos internacionales está a cargo de centros académicos, usando una
metodología elaborada con apoyo del CINDOC de España.

La información obtenida de fuentes internacionales se complementa con
indicadores basados en fuentes regionales, que son aportados por el
CINDOC, UNAM y BIREME, de manera que hoy en día se cuenta con
información obtenida de trece bases de datos bibliométricas.
La nueva agenda de temas
Hoy el panorama es diferente. En la nueva agenda de temas, la
evaluación ocupa un lugar central.
Muchos países han hecho esfuerzos importantes en política científica,
tecnológica y de innovación.
Los resultados no están claros y la necesidad de evaluarlos es
urgente.




Es incierta la mejora de la conducta innovadora de las empresas.
Es incierto el impacto de la I+D a nivel productivo.
Es incierto que el aumento de la inversión privada en I+D sea genuino.
Los problemas sociales son acuciantes y los beneficios de la ciencia y la
tecnología en el plano social son inciertos.
Para evaluar los resultados de las políticas hacen falta
indicadores ad hoc
Los nuevos indicadores necesarios no implican la desaparición de
los ya existentes.
 Se nutren de ellos
 Se complementan
 Unos y otros configura una imagen de la realidad con múltiples
propósitos.
Tanto unos como otros demandan capacidades técnicas que es
necesario fortalecer.
Indicadores deseables y posibles
Hemos aprendido que hay dos preguntas distintas:


¿Cómo se construye un indicador?
¿Qué indicadores son necesarios?
Ambas cuestiones están interrelacionadas en la pregunta:

¿Qué indicadores son posibles?
La adecuación del proceso de toma de decisiones políticas y la
factibilidad técnica de disponer de la información necesaria hace a la
maduración de un sistema de gestión de la ciencia y la tecnología.
El diálogo entre actores heterogéneos y la formación de capacidades
técnicas siguen siendo necesarios.
Indicadores normalizados e indicadores ad-hoc
Hemos aprendido también que hay distintos tipos de indicadores:
a)
b)
c)
Indicadores de gestión de instituciones, programas, planes;
Indicadores de diagnóstico de campos disciplinarios o
problemáticos;
Indicadores de comparación nacional o internacional.
No todos ellos deben ser normalizados. Los indicadores de gestión
son ad-hoc. Los indicadores comparativos, en cambio, deben estar
ajustados a normas internacionales.
La RICYT ha sido capaz de reconocer y apoyar esta diversidad,
creando ámbitos adecuados para la comparación de las
experiencias.
La estrategia futura de la RICYT
La estrategia futura de la RICYT estará basada en su capacidad para crear
ámbitos de diálogo entre actores diversos.

Seguirá explorando nuevos ámbitos de indicadores.

Seguirá ofreciendo capacitación.

Seguirá atenta a las nuevas demandas que permanentemente seguirán
surgiendo.

Seguirá procurando sinergias con otras organizaciones.
El objetivo es seguir incrementando el conocimiento de la ciencia y la
tecnología en los países iberoamericanos.
Muchas gracias
Más información en:
www.ricyt.org
Descargar

Diapositiva 1