ELEMENTOS TEOLÓGICOS
El Dios del Rey
El Dios del pueblo
La teología real
 El templo, como lugar
de la presencia divina.
 La elección de la
dinastía, como señal
de su protección.
 La
elección
(I Sam. 9-10).
de
Saúl
 La elección de David
(I Sam. 16,1-13).
 La elección de Salomón
(II Sam. 12,24-25).
►
Sal. 2,7: Haré público el decreto de YHWH: Él
me ha dicho: “Tú eres mi hijo, hoy te he
engendrado”.
►
Sal. 45,3: Eres la más hermosa de las
personas, la gracia se derrama por tus labios,
por eso Dios te bendice para siempre.
►
Sal. 110,1-3: Oráculo de YHWH a mi Señor:
"Siéntate a mi diestra, hasta que haga de tus
enemigos estrado de tus pies". El cetro de tu
poder extenderá YHWH desde Sión: ¡domina
entre tus enemigos! Ya te pertenecía el
principado el día de tu nacimiento; un
esplendor sagrado llevas desde el seno
materno, desde la aurora de tu juventud.
El templo: signo mayor de la elección de
Israel como pueblo privilegiado de YHWH.
Sal. 48
¡Grande es YHWH y muy digno de alabanza!
En la ciudad de nuestro Dios está su monte santo,
hermosa colina, alegría de toda la tierra.
El monte Sión, confín del Norte, la ciudad del Gran Rey:
Dios, desde sus palacios, se revela como baluarte.
De pronto los reyes se alían, irrumpen todos a una;
apenas lo ven, estupefactos, aterrados, huyen en tropel.
Allí un temblor los invadió, espasmos como de parturienta,
como el viento del este que destroza los navíos de Tarsis.
Lo que habíamos oído lo hemos visto en la ciudad de YHWH Sebaot,
en la ciudad misma de nuestro Dios, que Dios afirmó para siempre.
Tu amor, oh Dios, evocamos en medio de tu templo;
como tu fama, oh Dios, tu alabanza alcanza los confines de la tierra.
Tu diestra rebosa justicia, el monte Sión se regocija,
exultan las ciudades de Judá a causa de tus juicios.
Dad vueltas en torno a Sión, contad sus torres;
prestad atención a sus murallas, visitad sus palacios;
para decir a la próxima generación:
Este es Dios, nuestro Dios por los siglos, nuestro guía para siempre.
EL
CIELO
EL TEMPLO
LA
TIERRA
II Sam. 7,11b.16
YHWH te anuncia que YHWH te edificará una
casa. (…) Tu casa y tu reino permanecerán para
siempre ante ti; tu trono estará firme,
eternamente.
Descargar

Diapositiva 1