Dt. 18,10-12
No ha de haber en ti nadie que haga
pasar a su hijo o a su hija por el fuego,
que practique adivinación, astrología,
hechicería
o
magia,
ningún
encantador ni consultor de espectros
o adivinos, ni evocador de muertos.
Porque todo el que hace estas cosas es
una abominación para YHWH tu Dios
y por causa de estas abominaciones
desaloja YHWH tu Dios a esas
naciones delante de ti.
LOS
SACERDOTES
Jue. 18,5-6
“Consulta, pues, a Dios,
para que sepamos si el viaje
que
estamos
haciendo
tendrá feliz término”. Les
respondió
el
sacerdote:
“Vayan en paz; el viaje que
hacen está bajo la mirada de
YHWH".
I Sam. 14,41-42
TEXTO HEBREO
TEXTO RECONSTRUIDO CON
OTROS MANUSCRITOS
41 Dijo entonces Saúl: “YHWH
Dijo entonces Saúl:
“YHWH Dios de Israel Dios de Israel
¿Por qué no respondes hoy a
tu siervo? Si el pecado es mío o
de mi hijo Jonatán, YHWH
Dios de Israel, da urîm; si el
pecado es de tu pueblo Israel
da tummîm”.
da tummîm”.
Fueron señalados Saúl Fueron señalados Saúl y
y Jonatán, quedando
Jonatán, quedando libre el
42
libre el pueblo. Saúl pueblo. 42 Saúl dijo: “Sorteen
dijo: “Sorteen entre mi entre mi hijo Jonatán y yo”; y
hijo Jonatán y yo”; y
fue señalado Jonatán.
fue señalado Jonatán.
41
I Sam. 23,9-12
Supo David que Saúl tramitaba su ruina, y
dijo al sacerdote Abiatar: “Acerca el efôd”.
Dijo David: “YHWH, Dios de Israel, tu
siervo ha oído que Saúl intenta venir a
Queilá para destruir la ciudad por mi
causa. ¿Descenderá de verdad Saúl como
tu siervo ha oído? YHWH, Dios de Israel,
hazlo saber por favor a tu siervo”. YHWH
respondió: “Bajará”. Preguntó David: “¿Me
entregarán los vecinos de Queilá, a mí y a
mis hombres, en manos de Saúl?”
Respondió YHWH: “Te entregarán”.
I Sam. 30,7-8
Dijo David al sacerdote Abiatar,
hijo de Ajimélek: “Acércame el
efôd”. Abiatar acercó el efôd a
David. Consultó David a YHWH
diciendo: “¿Debo perseguir a esta
banda? ¿Le daré alcance?” Le
contestó: “Persíguela, porque de
cierto la alcanzarás y librarás a
los cautivos”.
LOS
MEDIADORES
PROFÉTICOS
I Sam. 9,1-10
Había un hombre de Benjamín, llamado Quis, hijo de Abiel, hijo de Seror,
hijo de Bekorat, hijo de Afiaj. Era un benjaminita y hombre bien situado. 2
Tenía un hijo llamado Saúl, joven aventajado y apuesto. Nadie entre los
israelitas le superaba en gallardía; de los hombros arriba aventajaba a
todos. 3 Se habían extraviado unas asnas pertenecientes a su padre Quis.
Dijo Quis a su hijo Saúl: “Toma contigo uno de los criados y vete a buscar
las asnas”. 4 Atravesaron la montaña de Efraím y cruzaron el territorio de
Salisá sin encontrar nada; cruzaron el país de Saalim, pero no estaban allí,
atravesaron el país de Benjamín sin encontrar nada. 5 Cuando llegaron a la
comarca de Suf, dijo Saúl a su criado que le acompañaba: “Vamos a
volvernos, no sea que mi padre olvidando las asnas se inquiete por
nosotros”. 6 Pero él respondió: “Cabalmente hay en esta ciudad un hombre
de Dios (’îš hā’elohîm = ~yhil{a/h'-vyai). Es hombre acreditado: todo lo que dice
1
se cumple con seguridad. Vamos, pues, allá y acaso nos oriente acerca del
viaje que hemos emprendido”. 7 Saúl dijo a su criado: “Vamos a ir, pero
¿Qué ofreceremos a ese hombre? No queda pan en nuestras alforjas y no
tenemos ningún regalo que llevar al hombre de Dios (’îš hā’elohîm = ~yhil{a/h'-
vyai). ¿Qué le podemos dar?” 8 Replicó el criado y dijo a Saúl: “Es el caso que
tengo en mi poder un cuarto de siclo de plata; se lo daré al hombre de Dios
(’îš hā’elohîm = ~yhil{a/h'-vyai) y nos orientará sobre nuestro viaje”. 9 Antes, en
Israel, cuando alguien iba a consultar a Dios, decía: “Vayamos al vidente
(ro’è = ha,ro)” porque en vez de “profeta” (nābî’ = aybin") como hoy, antes se
decía “vidente (ro’è =
ha,ro)”.
10
Saúl dijo a su criado: “Tienes razón; vamos,
pues”. Y se fueron a la ciudad donde se encontraba el hombre de Dios (’îš
hā’elohîm=~yhil{a/h"-vyai).
I Sam. 9,8-10
Replicó el criado y dijo a Saúl: “Es el caso
que tengo en mi poder un cuarto de siclo
de plata; se lo daré al hombre de Dios
(’îš hā’elohîm = ~yhil{a/h'-vyai) y nos orientará
sobre nuestro viaje”. 9 Antes, en Israel,
cuando alguien iba a consultar a Dios,
decía: “Vayamos al vidente (ro’è = ha,ro)”
porque en vez de “profeta” (nābî’ = aybin")
como hoy, antes se decía “vidente (ro’è =
ha,ro)”. 10 Saúl dijo a su criado: “Tienes
razón; vamos, pues”. Y se fueron a la
ciudad donde se encontraba el hombre de
Dios (’îš hā’elohîm = ~yhil{a/h"-vyai).
8
I Cró. 29,29
Los hechos del rey David, de
los primeros a los postreros,
están escritos en la historia
del vidente (ro’è = ha,ro)
Samuel, en la historia del
profeta (nābî’ = aybin") Natán y
en la historia del visionario
(jozè = hz<xo) Gad.
VIDENTE
ro’è (ha,ro)
de la raíz r’h (har)
I Sam. 9,11-19
Cuando subían por la cuesta de la ciudad, encontraron a unas
muchachas que salían a sacar agua y les preguntaron: "¿Está aquí el
vidente (ro’è = ha,ro)?" Ellas les respondieron con estas palabras: "Sí, ahí
delante está el vidente (ro’è = ha,ro). Cabalmente acaba de llegar ahora a la
ciudad, porque hay hoy un sacrificio por el pueblo en el alto. En cuanto
entréis en la ciudad, le encontraréis antes de que suba al alto para la
comida. El pueblo no comerá antes que él llegue, porque es él quien ha
de bendecir el sacrificio; y a continuación comerán los invitados. Subid
ahora y al momento le encontraréis". Subieron, pues, a la ciudad.
Entraban ellos por la puerta, cuando Samuel salía en dirección a ellos
para subir al alto. Ahora bien, la víspera de la venida de Saúl había hecho
YHWH está revelación a Samuel: "Mañana, a esta misma hora, te enviaré
un hombre de la tierra de Benjamín, le ungirás como jefe de mi pueblo
Israel y él librará a mi pueblo de la mano de los filisteos, porque he visto
la aflicción de mi pueblo y su clamor ha llegado hasta mí". Y cuando
Samuel vio a Saúl, YHWH le indicó: "Este es el hombre del que te he
hablado. El regirá a mi pueblo". Saúl se acercó a Samuel en medio de la
puerta, y le dijo: "Indícame, por favor, dónde está la casa del vidente (ro’è
= ha,ro)". Samuel respondió a Saúl: Yo soy el vidente (ro’è = ha,ro); sube
delante de mí al alto y comeréis hoy conmigo. Mañana por la mañana te
despediré y te descubriré todo lo que hay en tu corazón.
Is. 30,8-11
Ahora ven, escríbelo en una tablilla, grábalo
en un libro, y que dure hasta el último día,
para testimonio hasta siempre: Que es un
pueblo terco, criaturas hipócritas, hijos que
no aceptan escuchar la instrucción de YHWH;
que han dicho a los videntes (ro’îm = ~yairo):
“No vean”; y a los visionarios (jozîm = ~yzIxo):
“No vean para nosotros visiones verdaderas;
háblennos cosas halagüeñas, contemplen
ilusiones. Apártense del camino, desvíense de
la ruta, déjennos en paz del Santo de Israel”.
VISIONARIO
jozè (hz<xo)
de la raíz jzh (hzx)
Am. 7,10-13
El sacerdote de Betel, Amasías, mandó a decir a
Jeroboam, rey de Israel: "Amós conspira contra
ti en medio de la casa de Israel; ya no puede la
tierra soportar todas sus palabras. Porque Amós
anda diciendo: "A espada morirá Jeroboam, e
Israel será deportado de su suelo.“ Y Amasías
dijo a Amós: "Vete, visionario (jozè = hz<xo); huye
a la tierra de Judá; come allí tu pan y profetiza
allí. Pero en Betel no has de seguir
profetizando, porque es el santuario del rey y la
Casa del reino".
Miq. 3,5-7
Así dice YHWH contra los profetas (hanebî’îm =
~yaiybiN>h;) que extravían a mi pueblo, los que,
mientras mascan con sus dientes, gritan:
"¡Paz!", mas a quien no pone nada en su boca le
declaran guerra santa. Por eso tendrán noche
sin visión, oscuridad sin adivinación; ¡Se pone el
sol sobre los profetas, sobre ellos el día se
oscurece! Tendrán vergüenza los visionarios
(hajozîm = ~yzIxoh;), y confusión los adivinos; y se
taparán todos el
respuesta de Dios.
bigote,
por
no
haber
ya
II Sam. 24,11
Cuando David se levantó
por la mañana, le había
sido dirigida la palabra de
YHWH al profeta Gad,
visionario (jozè = hz<xo) de
David, diciendo:
II Re. 17,13
YHWH advertía a Israel y Judá por boca
de todos los profetas (kol nebî’ê =
yae’ybin>-lK') y de todos los visionarios (kol
hozè = hz<xo-lk') diciendo: “Vuélvanse de
sus malos caminos y guarden mis
mandamientos
y
mis
preceptos
conforme a la Ley que ordené a sus
padres y que les envié por mano de mis
siervos los profetas (nebî’îm = ~yai(ybin>)”.
Estela real descubierta en
1903 en Tell Afis, a 45
km. al sudeste de Alepo,
en el territorio del
antiguo reino de Hamat la estela del rey Zakkur-,
que
conmemora
la
ocupación del trono de
Hamat por parte del rey
Zakkur, testimonia la
existencia de visionarios
en el mundo arameo de
los primeros decenios
del siglo VIII a. C., poco
antes de la época de
Amós, Isaías y Miqueas.
Estela
de Zakkur
HOMBRE
DE DIOS
’îš
e
hā’ lohîm
(~yhil{a/h'-vyai)
I Re. 17,24
Ahora sí que he conocido
bien que eres un hombre
de Dios (’îš hā’elohîm =
~yhil{a/h'-vyai), y que es verdad
en tu boca la palabra de
YHWH.
Jue. 13,6-8
La mujer fue a decírselo a su marido: "Un hombre de
Dios (’îš hā’elohîm = ~yhil{a/h'-vyai) ha venido donde mí;
su aspecto era como el del ángel de Dios, muy
terrible. No le he preguntado de dónde venía ni él
me ha manifestado su nombre. Pero me ha dicho:
"Vas a concebir y a dar a luz un hijo. En adelante no
bebas vino ni bebida fermentada y no comas nada
impuro, porque el niño será nazir de Dios desde el
seno de su madre hasta el día de su muerte".
Manóaj invocó a YHWH y dijo: "Te ruego, Señor, que
el hombre de Dios que has enviado venga otra vez
donde nosotros y nos enseñe lo que hemos de hacer
con el niño cuando nazca”.
II Cró. 25,7-9
Pero vino donde él un hombre de Dios (’îš
hā’elohîm = ~yhil{a/h'-vyai) que le dijo: "Oh rey, que
no salga contigo el ejército de Israel, porque
YHWH no está con Israel, ni con ninguno de los
efraimitas. Si vienen contigo, tú te portarás
esforzadamente en la batalla, pero Dios te hará
caer ante el enemigo, porque Dios tiene poder
para ayudar y para derribar". Respondió
Amasías al hombre de Dios: "¿Y qué hacer con
los cien talentos que he dado a la tropa de
Israel?" Contestó el hombre de Dios: "Tiene
YHWH poder para darte mucho más que eso".
PROFETA
nābî’ (aybin")
PROFETAS
e
n bî’îm
(~yaiybin>)
La palabra
nābî’ (aybin")
De la raíz hebrea
nb’ (abn)
“Ponerse frenético”
“Danzar ritualmente”
“Anunciar / profetizar”
“Cantar”
(en el ámbito litúrgico)
Am. 7,15-16
Pero YHWH me tomó de detrás
del rebaño, y YHWH me dijo:
“Ve y profetiza (abeÞN"hi) a mi
pueblo Israel.” Y ahora escucha
tú la palabra de YHWH. Tú
dices: “No profetices (abeN"ti al{)
contra
Israel,
no
vaticines
contra la casa de Isaac.”
I Cró. 25,1-3
David y los jefes del ejército separaron para el
servicio a los hijos de Asaf, Hemán y Yedutún,
profetas, que cantaban con cítaras, salterios y
címbalos. Este es el número de personas que se
encargaban de este servicio: De los hijos de Asaf:
Zakkur, José, Netanías, Asarelá, hijos de Asaf,
bajo la dirección de Asaf, que profetizaba (=
cantaba) según las órdenes del rey. De Yedutún:
los hijos de Yedutún: Guedalías, Serí, Isaías,
Jasabías y Mattitías, seis, bajo la dirección de su
padre Yedutún que profetizaba (= cantaba) al
son de la cítara para celebrar y alabar a YHWH.
La palabra
nābî’
(aybin")
abn
Del babilonio
nābiû
La palabra
nābî’ (aybin")
Del acádico
nābû
Empleo en la Biblia
Hebrea (BH)
Gn. 20,6-7
Y le dijo Dios en el sueño [a
Abimélek]: "Ya sé yo también que con
corazón íntegro has procedido, como
que yo mismo te he estorbado de
faltar contra mí. Por eso no te he
dejado tocarla. Pero ahora devuelve la
mujer a ese hombre, porque es un
profeta; él rogará por ti para que
vivas. Pero si no la devuelves, sábete
que morirás sin remedio, tú y todos los
tuyos".
Dt. 18,18-20
Yo les suscitaré, de en medio de sus
hermanos, un profeta semejante a ti,
pondré mis palabras en su boca, y él les
dirá todo lo que yo le mande. Si un
hombre no escucha mis palabras, las
que ese profeta pronuncie en mi
nombre, yo mismo le pediré cuentas de
ello.
Pero si el profeta tiene la presunción de decir en mi
nombre una palabra que yo no le he mandado decir, o
si habla en nombre de otros dioses, ese profeta morirá.
Lam. 2,20
Mira, YHWH, y considera:
¿A quién has tratado de esta
suerte? ¿Tenían las mujeres
que comer sus frutos, a sus
niños de pecho? ¿Tenían que
ser asesinados en el santuario
del Señor sacerdote y
profeta?
Lam. 4,13
¡Fue por los pecados
de sus profetas, por las
culpas de sus
sacerdotes, que en
medio de ella
derramaron sangre de
justos!
Neh. 6,7
[Se dice] que has
designado profetas
para proclamar
acerca de ti en
Jerusalén: ¡Judá
tiene rey!
Am. 7,14-15
Respondió Amós y dijo a
Amasías: "Yo no soy profeta
ni hijo de profeta, yo soy
vaquero y picador de
sicómoros. Pero YHWH me
tomó de detrás del rebaño, y
YHWH me dijo: "Ve y
profetiza a mi pueblo Israel."
Os. 12,11
Yo hablaré a los
profetas, multiplicaré
las visiones y por
medio de los profetas
hablaré en parábolas.
Os. 6,5
Por eso les he hecho
trizas por los
profetas, los he
matado por las
palabras de mi boca,
y mi juicio surgirá
como la luz.
Is. 9,13-15
Por eso ha cercenado YHWH a
Israel cabeza y cola, palmera y
junco, en un mismo día. El
anciano y honorable es la
cabeza, y el profeta impostor es
la cola. Los directores de este
pueblo
han
resultado
desviadores, y sus dirigidos,
extraviados.
Miq. 3,5-7
Así dice YHWH contra los profetas que
extravían a mi pueblo, los que, mientras
mascan con sus dientes, gritan: "¡Paz!",
mas a quien no pone nada en su boca le
declaran guerra santa. Por eso tendrán
noche sin visión, oscuridad sin
adivinación; ¡Se pone el sol sobre los
profetas, sobre ellos el día se oscurece!
Tendrán vergüenza los visionarios y
confusión los adivinos; y se taparán
todos el bigote, por no haber ya
respuesta de Dios.
Miq. 3,11
Sus jefes juzgan por soborno,
sus sacerdotes enseñan por
salario, sus profetas vaticinan
por dinero, y se apoyan en
YHWH diciendo: "¿No está
YHWH en medio de
nosotros? ¡No vendrá sobre
nosotros ningún mal!"
Sof. 3,1-4
¡Ay de la rebelde, la impura, la ciudad
opresora! No ha escuchado la voz, no
ha aceptado la corrección; en YHWH
no ha confiado, no se ha acercado a su
Dios. Los príncipes que habitan en ella
son leones rugientes, sus jueces, como
lobos esteparios, no dejan un hueso
para la mañana. Sus profetas,
fanfarrones, hombres traicioneros; sus
sacerdotes profanan lo santo y violan
la Ley.
Hab. 1,1; 3,1
Oráculo que tuvo en
visión el profeta
Habacuc.
……………………………………………………………………..
Oración del profeta
Habacuc, en el tono de
las lamentaciones.
Jer. 1,5
Antes de haberte
formado yo en el seno
materno, te conocía, y
antes que nacieses, te
tenía consagrado: yo
profeta de las naciones te
constituí.
Jer. 28,1-2
Aconteció en aquel mismo año - al
principio del reinado de Sedecías, rey
de Judá, en el año cuarto, en el mes
quinto - que se dirigió a mí el profeta
Jananías, hijo de Azzur, que era de
Gabaón, en la Casa de YHWH, a
vista de los sacerdotes y de todo el pueblo diciendo:
“Así dice YHWH Sebaot, el Dios de Israel: He
quebrado el yugo del rey de Babilonia.”
Jer. 2,26-27
Cual se avergüenza el ladrón
cuando es sorprendido, así se ha
avergonzado la casa de Israel:
ellos, sus reyes, sus jefes, sus
sacerdotes y sus profetas, los que
dicen al madero: "Mi padre eres tú", y a la
piedra: "Tú me diste a luz". Tras de volverme
la espalda, que no la cara, al tiempo de su mal
dice: "¡Levántate y sálvanos!"
Jer. 26,7-8
Oyeron los sacerdotes y profetas y
todo el pueblo a Jeremías decir
estas palabras en la Casa de
YHWH, y luego que hubo acabado
Jeremías de hablar todo lo que le
había ordenado YHWH que hablase a todo el
pueblo, le prendieron los sacerdotes, los profetas
y todo el pueblo diciendo: “¡Vas a morir!”
Ez. 2,4-5
Los hijos tienen la cabeza dura
y el corazón empedernido;
hacia ellos te envío para
decirles: “Así dice el señor
YHWH”. Y ellos, escuchen o
no escuchen, ya que son una
casa de rebeldía, sabrán que
hay un profeta en medio de
ellos.
Ez. 22,23-25
La palabra de YHWH me fue
dirigida en estos términos: “Hijo de
hombre, dile: Eres una tierra que no
ha tenido lluvia ni inundación en el
día de la Ira; los príncipes que en ella
residen son como un león rugiente
que desgarra su presa. Han devorado
a la gente, se han apoderado de
haciendas y joyas, han multiplicado
las viudas en medio de ella”.
Ez. 22,26-27
“Sus sacerdotes han violado mi ley y
profanado mis cosas sagradas; no han
hecho diferencia entre lo sagrado y lo
profano, ni han enseñado a distinguir
entre lo puro y lo impuro; se han
tapado los ojos para no ver mis
sábados, y yo he sido deshonrado en
medio de ellos. Sus jefes, en medio de
ella, son como lobos que desgarran su
presa, que derraman sangre, matando
a las personas para robar sus bienes”.
Ez. 22,28
“Sus profetas los han
recubierto de argamasa con
sus vanas visiones y sus
presagios
mentirosos,
diciendo: ‘Así dice el Señor
YHWH’, cuando YHWH no
había hablado”.
Ag. 1,1
El año segundo del rey Darío,
el día uno del sexto mes, fue
dirigida la palabra de YHWH,
por medio del profeta Ageo, a
Zorobabel, hijo de Sealtiel,
gobernador de Judá, ya a
Josué, hijo de Yehosadaq,
sumo sacerdote
Zac. 1,1-3
En el octavo mes del año segundo de
Darío fue dirigida la palabra de
YHWH al profeta Zacarías (hijo de
Berekías), hijo de Iddó, en estos
términos: "YHWH se ha irritado
mucho contra sus padres." Les
dirás: "Así dice YHWH Sebaot:
Vuélvanse a mí -oráculo de YHWH
Sebaot- y yo me volveré a ustedes”,
dice YHWH Sebaot.
Zac. 1,4-6
No sean como sus padres, a quienes los
antiguos
profetas
gritaban
así:
"¡Vuélvanse de sus malos caminos y de
sus malas obras!" Pero ellos no
escucharon ni me hicieron caso -oráculo
de YHWH-. Sus padres ¿Dónde están?
Y los profetas ¿Van a vivir por siempre?
Sin embargo, mis palabras y preceptos que yo había
prescrito a mis siervos los profetas ¿No alcanzaron a sus
padres? Por eso se volvieron ellos y dijeron: "Como
YHWH Sebaot había decidido tratarnos, según nuestros
caminos y nuestras obras, así nos ha tratado".
Zac. 13,1-2
Aquel día habrá una fuente abierta
para la casa de David y para los
habitantes de Jerusalén, para lavar
el pecado y la impureza. Aquel día
-oráculo de YHWH Sebaotextirparé yo de esta tierra los
nombres de los ídolos y no se
volverá a mentarlos; igualmente a
los profetas y el espíritu de
impureza los quitaré de esta tierra.
Zac. 13,3-5
Y, si todavía alguien se pone a profetizar, le
dirán su padre y su madre que le
engendraron: "¡No has de vivir tú, que dices
mentiras en nombre de YHWH!" Y su padre
y su madre que le engendraron le traspasarán
mientras esté profetizando. Aquel día se
avergonzarán los profetas, cada cual de su
visión, cuando profeticen, y no se vestirán el
manto de pelo con ánimos de mentir, sino que
dirán cada uno: "¡Yo no soy profeta; soy un
campesino, pues la tierra es mi ocupación
desde mi juventud!"
Mal. 3,23-24
He aquí que yo les envío al
profeta Elías antes que llegue
el Día de YHWH, grande y
terrible. El hará volver el
corazón de los padres a los
hijos, y el corazón de los hijos a
los padres; no sea que venga yo
a herir la tierra de anatema.
PROFETISA
e
n bî’â
(ha'ybin>)
Éx. 15,20-21
Miriam, la profetisa, hermana de
Aarón tomó en sus manos un
tamboril y todas la mujeres la
seguían
con
tamboriles
y
danzando.
Y
Miriam
les
entonaba: «Canten a YHWH,
espléndida es su gloria, caballo y
jinete arrojó en el mar.»
Miq. 6,4
“¿Qué te hice, pueblo mío, o en
qué te molesté? Respóndeme.
¿Será porque te hice subir de
Egipto, porque te rescaté de
un lugar de esclavitud y envié
delante de ti a Moisés, Aarón
y Miriam?”
Jue. 4,4-8
En aquel tiempo, Débora, una profetisa, mujer de
Lapidot, era juez en Israel. Se sentaba bajo la
palmera de Débora, entre Ramá y Betel, en la
montaña de Efraín; y los israelitas subían donde ella
en busca de justicia. Ésta mandó llamar a Barac, hijo
de Abinoán, de Cades de Neftalí, y le dijo: «¿No te ha
dado YHWH, Dios de Israel, esta orden: Vete, y
recluta y toma contigo en el monte Tabor a diez mil
hombres de los hijos de Neftalí y de los hijos de
Zabulón, que yo atraeré hacia ti al torrente Quisón a
Sísara, jefe del ejército de Yabín, con sus carros y sus
tropas, y los entregaré en tus manos?» Barac le
respondió: «Si vienes tú conmigo, voy. Pero si no
vienes conmigo, no voy, porque no sé en qué día me
dará la victoria el Ángel de YHWH.»
II Re. 22,14-16
El sacerdote Jilquías, Ajicán, Acbor, Safán
y Asayas fueron donde la profetisa Juldá,
mujer de Salún, hijo de Ticvá, hijo de
Jarjás, encargado del vestuario. Vivía en
Jerusalén, en el Barrio Nuevo. Ellos le
hablaron y ella respondió: «Así habla
YHWH, Dios de Israel: Decid al hombre
que os ha enviado a mí: Así habla YHWH:
Voy a traer el desastre sobre este lugar y
sus habitantes, todo lo dicho en el rollo
que ha leído el rey de Judá.
Is. 8,3-4
Me acerqué a la profetisa, que
concibió y dio a luz un hijo.
YHWH me dijo: «Llámale mahér
šālāl jāš baz, pues antes que sepa
el niño decir `papá' y `mamá', la
riqueza de Damasco y el botín de
Samaría serán llevados ante el
rey de Asiria.»
Neh. 6,14
Acuérdate, Dios mío, de
Tobías y de Sambalat por lo
que han hecho; y también
de la profetisa Noadías y de
los demás profetas que
trataron de asustarme.
Ez. 13,17
Y tú, hijo de hombre,
vuélvete hacia las hijas de
tu pueblo que profetizan
por su propia cuenta, y
profetiza contra ellas.
LA TRADUCCIÓN
AL GRIEGO Y AL
LATÍN
LA EXPRESIÓN
profh,thj (profétes)
La traducción que los LXX dio al
término nābî’ fue sistemática. Se
evita siempre el término mántis
(ma,ntij), “el poseído”, “el adivino”. Al
inspirado bíblico se le reserva el
nombre de profétes (profh,thj).
LA EXPRESIÓN
profh,thj (profétes)
De acuerdo con las fuentes más antiguas, el profh,thj es
el que interpreta las voces inconexas de la pitonisa
en el oráculo de Delfos. Lo que Zeus hace saber a
Apolo, y éste transmite a la pitonisa, la sacerdotisa lo
expresa de forma inarticulada. Es preciso un
intérprete, el “profeta”, que articula de forma lógica y
poética la revelación del dios. Por consiguiente, el
profh,thj es el que comunica, o proclama el mensaje de
la divinidad a los seres humanos. Sin embargo, como
este mensaje se refería muchas veces al futuro, profh,thj
terminó significando “el que habla del futuro”, “el que
predice”.
LA EXPRESIÓN
profh,thj (profétes)
La palabra profétes está formada por
un verbo
femi (fhmi,) que significa “dar a conocer”
“hablar” “comunicar”
una preposición
pro- (pro-) que puede ser temporal (pre-)
sustitutivo (en lugar de)
TRADUCCIONES
ho blépôn
VIDENTE
ro’è
(ha,ro)
(o` ble,pwn)
videns
TRADUCCIONES
VISIONARIO
jozè
(hz,xo)
to hórama
(to. o[rama)
ho horôn
o` o``rw/n
videns
qui vident
visiones
TRADUCCIONES
HOMBRE
DE DIOS
ho ánthrôpos
toû Theoû
(o` a;nqrwpoj tou/
qeou/)
’îš
e
hā’ lohîm
vir
(homo)
(~yhil{a/h'-vyai)
Dei
TRADUCCIONES
PROFETA
nābî’
(aybin")
profétes
(profh,thj)
propheta
TRADUCCIONES
PROFETISA
e
n bî’â
profétis
(profh,tij)
(ha'ybin>) prophetis
Descargar

I Sam. 14,41-42