Para cambiar cuesta, para no
cambiar cuesta más.
Hechos 3:19
“Por tanto, arrepentíos y convertíos,
para que vuestros pecados sean
borrados, a fin de que tiempos de
refrigerio vengan de la presencia del
Señor.”
A. Arrepentirnos - Cambiar la manera de
pensar, reconsiderar los caminos.
B. Convertirnos - Volverse a Dios otra
vez, moralmente de vuelta.
Si deseamos ver una nueva
generación con nuevos niveles
de éxito, tenemos que tomar el
riesgo de cambiar.
“Las cosas no cambian, cambiamos
nosotros.”
- Henry David Thoreau
Ni las religiones, gobiernos,
sistemas de economía y ni
organizaciones negóciales tienen
las únicas soluciones para irnos
hacia lo mejor.
1. Cambiar las influencias que nos
esta formando.
2. Combinando un estilo de vida
libre de vicios con pensamientos
saludables.
3. Cercanía a Dios en todos los
aspectos de la vida.
1 Juan 1:8-9
“Si decimos que no tenemos pecado,
nos engañamos a nosotros mismos y
la verdad no está en nosotros. Si
confesamos nuestros pecados, El es
fiel y justo para perdonarnos los
pecados y para limpiarnos de toda
maldad.
Existe para promover unidad entre
ministerios y proveer una amistad espiritual,
moral y si es necesario una cobertura legal.
Descargar

Document