Jesús es como un
buen pastor que
quiere a sus ovejas. Si
alguna se pierde, la
busca hasta que la
encuentra y lleno de
Jesús
perdona
alegríanos
la pone
sobre
cuando
nos yhemos
sus
hombros
corre a
portado
malamigos
y le
contar a sus
que
ha encontrado
pedimos
perdón la
oveja perdida
Un día unos
hombres le
presentaron
a Jesús a un
paralítico
para que lo
curase
Jesús miró
con amor al
paralítico y
le dijo: “Tus
pecados te
son
perdonados”
Los fariseos
decían:
“¿Quién
puede
perdonar los
pecados sino
sólo Dios?”
Jesús para
demostrar
que tenía
poder para
perdonar los
pecados
curó al
paralítico.
En otra
ocasión, estaba
Jesús
descansando
junto a un
pozo mientras
los discípulos
iban a buscar
algo de comer
a la ciudad.
Estando allí vino
una mujer a sacar
agua. Jesús le pidió
que le diera de
beber. Ella le dijo:
“¿Cómo tú, siendo
judío, me pides de
beber a mí que soy
samaritana?”
Jesús habló con ella para enseñarle
que venía a salvarnos. La mujer
samaritana reconoció sus pecados y
corrió al pueblo a contar todo.
FIN
Así nos enseñó qué grande es la
Jesús perdonaba
a todo
que selos
misericordia
de Dios
coneltodos
acercaba a Él
con
arrepentimiento.
pecadores
Descargar

Jesús es como un buen pastor que quiere a sus ovejas