Dos irlandeses, Shamus y Murphy, deciden salir a dar una vuelta por
las calles de Dublin, con ganas de tomarse unas pintas de cerveza.
El gran problema es que, entre los dos, sólo tienen un euro.
Murphy le dice a Shamus:
¡Tengo una gran idea! -y se va a la
carnicería de la esquina, de donde sale
con una salchicha enorme.
Shamus le comenta:
¿Estás loco?, ahora nos hemos quedado
sin dinero.
No te preocupes, ¡sígueme!
Entran en un pub y Murphy pide dos pintas de Guinness
y dos copas de Jameson Irish Whiskey. Shamus le
reclama:
Tú te has vuelto loco. ¿Te das cuenta del lío en que nos
has metido?. ¡No tenemos dinero para pagar!
Y Murphy le contesta sonriendo:
No te preocupes, que tengo un plan. ¡Salud!
Se terminan las pintas y las copas y Murphy dice:
Voy a meterme la salchicha en el pantalón y la sacaré
por la cremallera. Tú te arrodillas y te la metes en la
boca.
El barman los ve, se pone histérico y los echa
del pub.
Con el mismo plan van de pub en pub, bebiendo
y emborrachándose más y más y sin pagar un
céntimo.
En el enésimo pub, Shamus le dice a Murphy:
Ya no puedo más. Estoy borracho y no soporto
el dolor en las rodillas.
Y Murphy le replica:
¿Y cómo crees que me siento yo?... Ya no
recuerdo en qué pub perdí la salchicha..........
Descargar

Diapositiva 1